R30 CÓMO REZAR EL ROSARIO


tumba Leon-XIII-f

Antes de iniciar, leamos esta enseñanza:

LOS DEMONIOS QUE SE EXORCIZAN CON EL ROSARIO

Análisis proféticos del papa León XIII.

El Papa León XIII escribió en 1893, en la Encíclica sobre el Santo Rosario titulada Laetitiae Sanctae Su preocupación sobre tres problemas de la Iglesia  y luego ofrece los misterios del Rosario como Remedio.

Echemos un vistazo sobre cómo el Papa describe los problemas:

PROBLEMA 1 – EL DISGUSTO POR UNA VIDA SENCILLA Y LABORIOSA 

Nos deploramos que la sociedad humana padezca de una espantosa llaga y es que se menosprecian los deberes y las virtudes que deben ser ornato de una vida oscura y ordinaria. De donde nace que en el hogar doméstico los hijos se desentiendan de la obediencia que deben a sus padres, no soportando ninguna disciplina, a menos que sea fácil y se preste a sus diversiones.

De ahí viene también que los obreros abandonen su oficio, huyan del trabajo y descontentos de su suerte; aspiren a más alto, deseando una quimérica igualdad de fortunas.

utopía

Movidos de idénticas aspiraciones, los habitantes de los campos dejan en tropel su tierra natal para venir en pos del tumulto y de los fáciles placeres de las ciudades. A esta causa debe atribuirse también la falta de equilibrio entre las diversas clases de la sociedad. Todo está desquiciado: los ánimos están comidos del odio y la envidia: engañados por falsas esperanzas, turban muchos la paz pública, ocasionando sediciones y resisten a los que tienen la misión de conservar el orden.

PROBLEMA 2 – REPUGNANCIA AL SUFRIMIENTO DE CUALQUIER TIPO

Otro mal funestísimo y que no deploraremos bastante, porque cada día penetra más profundamente en los ánimos y hace mayores estragos; es la resistencia al dolor y el lanzamiento violento de todo lo que parece molesto y contrario a nuestros gustos.

Pues la mayor parte de los hombres en vez de considerar como sería preciso, la tranquilidad y la libertad de las almas como recompensa preparada a los que han cumplido el gran deber de la vida, sin dejarse vencer por los peligros ni por los trabajos; se forjan la idea de un Estado donde no habría objeto alguno desagradable y donde se gozaría de todos los bienes que esta vida puede dar de sí.

suicidio1

Deseo tan violento y desenfrenado de una existencia feliz, es fuente de debilidad para las almas, que si no caen por completo; se enervan por lo mínimo, de suerte que huyen cobardemente de los males de la vida, dejándose abatir por ellos.

Sí, hoy más que nunca hay casi una intolerancia completa a cualquier tipo de sufrimiento. Esto ha sido impulsado por el hecho de que hemos tenido éxito en la eliminación de una gran cantidad de sufrimiento.

Tenemos muchas comodidades que nos protegen de los elementos, medicamentos que alivian el dolor físico y molestias corporales, aparatos y tecnología que proporcionan comodidad sin precedentes y crean expectativas irreales en muchos aspectos de la vida.

hedonismo4

PROBLEMA 3 – OLVIDO DE LA VIDA FUTURA 

La tercera especie de males a que es preciso poner remedio es sobre todo, propia de los hombres de nuestra época. Pues los de las edades pasadas, si bien estaban ligados de una manera a veces criminal a los bienes de la tierra, no desdeñaban enteramente sin embargo, los del cielo. Los más sabios de entre los mismos paganos enseñaron que esta vida era para nosotros una hospedería, no una morada permanente; que en ella debíamos alojarnos durante algún tiempo, pero no habitarla.

Mas los hombres de hoy, aunque instruidos en la fe cristiana; adhieren en su mayor parte a los bienes fugitivos de la vida presente, no sólo como si quisiesen borrar de su espíritu la idea de una patria mejor, de una bienaventuranza eterna; sino como si quisieran destruirla enteramente a fuerza de iniquidades. En vano San Pablo les hace esta advertencia: No tenemos aquí una morada estable, sino que buscamos una que hemos de poseer algún día (Hebr. 12, 14).

Nos sorprendemos cada vez más de la poca cantidad de gente moderna que piensa en la Vida Eterna y en los ‘Novísimos’: Muerte, Juicio, Infierno y Gloria.

novisimos

Incluso los creyentes que van a la iglesia hablan poco del Cielo y los sacerdotes predican poco sobre él. Nuestra principal preocupación parece ser hacer de este mundo un lugar más cómodo y agradable. Tenemos miedo de la vejez y ocultamos la muerte en nuestra cultura. También en este caso, nuestra prosperidad y comodidades tienden a engañarnos, aferrándonos a un amor por este mundo que no es saludable.

Un amigo del mundo es enemigo de Dios (Santiago 4:4). Estamos distraídos y demasiado fácil descartamos que este mundo pasa. El hecho es que vamos a morir. Sólo un anhelo adecuado por el cielo puede corregir el absurdo de que un amor obsesivo por este mundo se establezca en nuestra alma.

EL ROSARIO NOS AYUDA

He aquí tres diagnósticos. Y es interesante ver que las raíces de ellos ya eran evidentes en 1893 y que han avanzado totalmente sobre nosotros en este atribulado siglo XXI. La santidad del Papa le permitió ser un gran médico de las almas que nos ayuda a nombrar a los Demonios que nos aquejan y al conocer su nombre, adquirimos un total dominio sobre ellos y por la previsión del Papa León XIII, en su Encíclica sentenció:

Demonio, su nombre es “pereza” y “desagrado” por el trabajo duro. Por los Misterios Gozosos de la vida del Señor, se irá.

MISTERIOS GOZOSOS

Demonio, su nombre de “rechazo de cualquier sufrimiento” y un “resentimiento por la cruz.” Por los Misterios Dolorosos de la vida de nuestro Señor, se irá.

misterios dolorosos1

Demonio, su nombre es “olvido de los cielos” y “obsesión por el mundo pasajero”. Por los misterios Gloriosos de la vida del Señor y Nuestra Señora también se irá.

misterios_gloriosos

Nosotros sólo debemos orar el Rosario y los decretos papales siguen su vigencia. ¡Gloria a Dios! Por los Misterios Luminosos podemos alejar al Demonio de la Incredulidad y recuperar la Fe necesaria para sobrevivir en la Tremenda Jornada que nos espera en estos Últimos Días. Amén

Estampita-MisteriosLuminosos1

Si es la primera vez que vas a Orar el Rosario, es evidente que estás a punto de dar un salto de FE y si TU QUIERES; puedes hacer de ésta, una experiencia gloriosa. Estamos orando porque el Esposo de la Virgen: el Espíritu Santo te dé un baño de su Amor mientras oras. Y sientas el latir de los Corazones Unidos, en tu propio corazón.

Para que a partir de hoy disfrutes de esta Oración Contemplativa y experimentes el Infinito Amor de la Santísima Trinidad, que nos ha legado una Madre Viva y verdadera; para que llenemos todos los huecos afectivos de nuestra alma y aprendamos a vivir y constatar, su Poderosísima Protección e Intercesión.

Jesús conoce muy bien el Poder de Intercesión de María y por eso antes de ir al Getsemaní, fue a PEDIRLE a su Madre Santísima que orara por Él, pues Él sabía que estaba a punto de Iniciar su Pasión Dolorosísima y así fue. Aún con el Cielo Cerrado, María le consiguió al Ángel del Getsemaní.

Jesus-confortado-angel-Getsemani-470x563

¿QUÉ ES LO QUE SUCEDE CUANDO REZAMOS EL ROSARIO, MEDITÁNDOLO CON EL EVANGELIO?

No hay que olvidar que estamos viviendo una guerra espiritual encarnizada y mortal, por nuestra propia supervivencia eterna e inmortal y la de los que amamos. Y en esta terrible guerra, EL ROSARIO ES EL ARMA PERFECTA Y LETAL, porque cuando lo ORAS CON PERFECTA ENTREGA Y DEVOCIÓN; con el Rosario fortaleces las defensas de tu alma y la  de los que amas; superando todos los obstáculos que Satanás pone en nuestro camino, para impedir que nos reunamos con nuestro Padre Celestial.

Con el Amor y las Gracias que Dios derrama en nuestra alma, vamos sanando nuestras heridas del corazón y saltamos sobre las trampas puestas por el León Rugiente

Animales-en-video-Leon-rugiendo

para matarnos espiritualmente: tentaciones que tocan astutamente nuestro ‘ego’; no querer soltar las piedras y resentimientos de nuestra carga emocional; así como los apegos fortísimos, materiales y emocionales, por las cosas y las personas de este mundo.

Sabiendo todo esto; cuando te dispones a orar, hay una conmoción en el mundo espiritual que es verdaderamente impresionante.

Primero, todas las Huestes Infernales ponen en movimiento sus tácticas para que no lo hagas y te surgen interrupciones y obstáculos, que de no ser tan trágicos; serían casi cómicos.

Si les haces caso, ellos conseguirán su objetivo y tú, te pondrás a hacer otra cosa, en lugar de orar.

También el Cielo se alerta para actuar inmediatamente…

Desde que te arrodillas ante un Crucifijo, te persignas y haces la TRIPLE Invocación: AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA. AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA. AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA.

bf5b3-p_virgen_de_guadalupe_01

El Cuerpo Glorificado de la Virgen Santísima y que goza de las Mismas Potencias que el de Jesús o sea que es Omnipresente; ELLA viene con la velocidad del pensamiento y aunque tú no la veas, porque la FE es indispensable para agradar a Dios, Ella se arrodilla junto contigo.

Y ORA JUNTO CONTIGO, UNIÉNDOSE A LAS INTENCIONES por las que vas a rezar tú. Y al mismo tiempo, Ella se arrodilla en el Cielo ante el Trono Celestial, para Interceder ante la Trinidad Santísima por las intenciones de su hijo pequeño, (O sea TÚ) y obtener de Dios los milagros que estás pidiendo.

Y mientras estás arrodillado en la Tierra, San José te rodea y te protege como su pequeño hijo adoptivo; al igual que fue padre adoptivo y protegió a Jesús desde que supo de su existencia. Y el papá de Jesús en la tierra que se convirtió en el Terror de los Demonios por toda la eternidad; sigue protegiéndonos a nosotros, para que el Demonio no te dañe y te perturbe mientras oras.

13sjoseph

Si no lo sabías y no se lo habías agradecido, tal vez ahora entiendas que por eso nos cuesta tanto trabajo orar; pues Satanás ha lanzado su último cartucho, para hacernos rezar de prisa, sin concentración y sin FE. Impidiendo de esta manera, que el Rosario se convierta en un DIÁLOGO DE AMOR.

Y de esta forma neutraliza la Magnífica Arma que Dios nos ha entregado, pues con el Rosario también avanzamos de la retaguardia al Frente; porque cuando Oramos el Rosario con Amor y con el corazón dirigido a Dios; los misiles que lanzamos con nuestra oración, destruyen los baluartes del Enemigo y transforman la Maldad y las maldades de Satanás; en Bien y en bienes que son multiplicados por Dios y se derraman sobre toda la humanidad.

Y San Miguel y todas las Huestes Celestiales, se movilizan para hacer lo que pedimos, sometiendo a Lucifer y sus Huestes Infernales y auxiliando a las almas que lo están necesitando y por las que nosotros estamos pidiendo…

ARCANJO_FLUTUANDO-727113

Sobre todo en estos Últimos Tiempos, en que ya estamos viviendo la Purificación de la Gran Tribulación; cuando el Señor nos llama a que oremos, por Ejemplo por los cristianos perseguidos en Irak y que están sufriendo hambre y calamidades. O tantas otras cosas por las que Cielo siempre dice OREN, OREN, OREN…

SI ORAMOS CON FE y dejamos que Jesús actúe, como lo hacía en Palestina y que CON TRES PANES Y DOS PESCADOS le dio de comer a cinco mil personas; ¿Qué crees que es lo que Jesús haría por nuestros hermanitos padeciendo en Irak, en Venezuela, en China o en los países que están sufriendo por las guerras? ¿O en los que sufren sismos, tornados e inundaciones? ¡Que no haría nuestro Dios Benditísimo, con una FE verdadera que le urja a remediar lo que con nuestros deseos de bién anhelamos!…

Porque todos los Milagros que Jesús realizó tienen una significativa relevancia en nuestra época. Si reflexionas esto con mucho detenimiento y que con el Rosario puedes pedir y obtener los milagros ESPIRITUALES y materiales que quieras… 

ORACIÓN + FE = MILAGROS

ORACIÓN + FE = MILAGROS

Pues el Rosario es la Oración de Poder más efectiva en la Historia de la Humanidad. Y tal vez este conocimiento, nos ayude a comprender porque el Infierno se ha lanzado con todo, en la concentración de su Odio contra la Corredentora Santísima y en impedir que amemos la devoción y la práctica de esta Oración Maravillosa.

CONSEJOS IMPORTANTES

1. Escuchas la enunciación del Misterio y lees la Palabra de Dios:

Pide luces para que el Espíritu Santo ilumine tu alma.

mano_abierta_rosario

  1. Contemplas el misterio:

Te imaginas la escena del Evangelio y te metes dentro de ella como si fueras un personaje más: – un pastor que adora al Niño y le lleva una bota de vino; – un caminante que asiste al Bautismo de Jesús; – un invitado de las Bodas de Caná; – un discípulo que le mira desde lejos, cobarde, llorando al verle morir, sólo, junto a su Madre, en la Cruz, – uno que se asombra viendo a Pedro hablar muchas lenguas el día de Pentecostés,…

  1. Guardas unos segundos de silencio:

DIOS HABLA BAJITO. Déjale que te hable en el silencio de tu corazón. A lo mejor te quiere decir algo y si no lo dejas, ¿Cómo vas a escucharlo?

  1. Luego, en cada Misterio, mientras procuras seguir contemplando la escena, rezas:

Un Padrenuestro, la oración al Padre que nos enseñó Jesús. Diez Avemarías, con las palabras del Arcángel a Santa María y centradas en el nombre de Jesús. Un Gloria a la Trinidad: a Dios Padre, a Dios Hijo y a Dios Espíritu Santo. Es la oración cumbre de la contemplación.

walking_on_water_jesus

  1. Y al final del misterio, una oración, con una petición breve: (opcional)

Elige la oración que más te guste. Por ejemplo: María, Madre de Gracia, Madre de Misericordia, en la vida y en la muerte, defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos Gran Señora.

O

“De tus purísimos ojos penden nuestras felicidades. Míranos Señora y no nos desampares”

O si llegas a encontrar otra que nazca del amor en tu corazón…

ESTRUCTURA BÁSICA DEL SANTO ROSARIO

Acto de Contrición, Credo, Enunciado de los Cinco Misterios. (Gozosos, Dolorosos. Gloriosos y Luminosos) y su respectiva meditación con la Lectura de la Santa Biblia.

Mistérios

También puede irse meditando mientras se van repitiendo las Ave Marías.

Después de la Meditación del Misterio, se reza consecutivamente: Un Padre Nuestro Diez Ave Marías Un Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo.

Una Jaculatoria que se desee especialmente

Culminación

1 Padrenuestro 3 Avemarías 1 Gloria.

  1. Salve Regina (la Salve).

Las Letanías Lauretanas.

DSCN9464

LOS MISTERIOS DEL ROSARIO que se enuncian antes de cada sección de un Padre Nuestro, diez Ave Marías y un Gloria son escenas bíblicas; salvo la Asunción y la Coronación de la Santísima Virgen, cuya fundamentación se puede explicar bíblicamente, profundizando en Oración con el Espíritu Santo y su ayuda con las citas bíblicas correspondientes. Además de que son Dogmas de FE decretados por el Santo Magisterio de la Iglesia y fácilmente comprobables con el ejercicio de nuestra comunión con el Cielo.

Los Misterios Gozosos (Se rezan los lunes y los sábados, con su cita bíblica) son los siguientes: 1. La Anunciación (Lc. 1, 26-38). 2. La Visita de María a su prima Santa Isabel (Lc. 1, 40-56). 3. El Nacimiento del Niño Jesús (Lc. 2, 6-20). 4. La Presentación del Niño Jesús en el Templo (Lc. 2, 21-39). 5. El Niño perdido y hallado en el Templo (Lc. 2, 4[-51).

Los Misterios Dolorosos (Se rezan los martes y los viernes, con su cita bíblica) son los siguientes: 1. La Oración de Jesús en el Huerto (Mt. 26, 36-46). 2. La Flagelación de Jesús atado a al columna (Mt. 27, 26). 3. La Coronación de Espinas (Mt. 27, 29). 4. La Cruz a cuestas por el camino del Calvario (Lc. 23, 26-32). 5. La Crucifixión y Muerte de Jesús (Lc. 23, 33-46).

Estampita-MisteriosLuminosos1

Los Misterios Luminosos (Se rezan los jueves, con su cita bíblica) son los siguientes: 1. El Bautismo de Jesús en el Jordán (Mt. 3. 13-17) 2. La auto-revelación del Señor en las Bodas de Caná (Jn. 2, 1-12) 3. Anuncio del Reino de Dios, invitando a la conversión (Mc.1, 15) 4. La Transfiguración del Señor (Lc. 9, 28-35) 5. La institución de la Eucaristía (Lc. 22, 19-20)

Los Misterios Gloriosos (Se rezan los miércoles y los domingos, con su cita bíblica) son los siguientes: 1. La Resurrección del Señor (Lc. 24, 1-12). 2. La Ascensión del Señor (Lc. 24, 50-51). 3. La Venida del Espíritu Santo (Hch. 2, 1-4). 4. La Asunción de la Santísima Virgen María al Cielo (Ap. 12). 5. La Coronación de la Santísima Virgen María (Ap. 12, 1).

El enunciado de cada Misterio no debe ser un simple anuncio, sino que esa escena de la vida de Jesús y/o de la Sagrada Familia y/o de la Virgen, debe servir para meditar sobre ese hecho que nos relata la Biblia, sacando enseñanzas de cada una de ellos para nuestra propia vida espiritual. Esa meditación puede hacerse en silencio antes de comenzar las oraciones de cada decena, o -si se reza en rosario en grupo- puede hacerse en voz alta. También puede irse meditando mientras se van repitiendo las Ave Marías.

rezo-rosario

CÓMO SE REZA EL ROSARIO

De rodillas ante el crucifijo de la pared, tomando el Rosario con nuestras manos, das un beso con devoción a la cruz de tu rosario y EN LA CRUZ:

PERSIGNARSE: Por la señal de la santa Cruz †, de nuestros enemigos líbranos Señor, Dios nuestro †. En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo †.

Invocación Triple: AVE MARÍA PURÍSIMA, SIN PECADO CONCEBIDA. (3 veces)

ACTO DE CONTRICIÓN

Pésame, Dios mío y me arrepiento de todo corazón de haberos ofendido. Pésame por el Infierno que merecí y por el Cielo que perdí; pero mucho más me pesa, porque pecando ofendí a un Dios tan bueno y tan grande como Vos. Antes querría haber muerto que haberos ofendido y propongo firmemente no pecar más y evitar todas las ocasiones próximas de pecado. Amén

EL CREDO: Profesión de Fe

Creo en Dios Padre todopoderoso, creador del cielo y de la tierra. Creo en Jesucristo su único Hijo, Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, nació de Santa María Virgen, padeció bajo el poder de Poncio Pilato, fue crucificado, muerto y sepultado, descendió a los infiernos, al tercer día resucitó de entre los muertos, subió al cielo y está sentado a la derecha de Dios Padre todopoderoso. Desde allí ha de venir a juzgar a vivos y muertos. Creo en el Espíritu Santo, la Santa Iglesia Católica, la Comunión de los Santos, el perdón de los pecados, la resurrección de la carne y la vida eterna, Amén.

credo de los apostoles

LAS TRES ORACIONES

I

NOVENA DE CONFIANZA AL SAGRADO CORAZÓN DE JESÚS Oh Señor Jesucristo, yo confío… (Hacer la petición)

Mírame solamente Jesús, y luego haz lo que Tu Sacratísimo Corazón te inspire. Que tu Sagrado Corazón decida. ¡Yo cuento con Él! ¡Yo confío en él! ¡Yo me entrego a Su Misericordia! Señor Jesús, Tu no me defraudarás. Sagrado Corazón de Jesús, yo confío en Ti. Sagrado Corazón de Jesús, yo creo en Tu Amor por mí. Sagrado Corazón de Jesús, que venga tu reino. ¡Oh! Sagrado Corazón de Jesús, yo te he pedido muchas gracias, pero imploro ardientemente esta. Tómala, ponla en Tu Sagrado Corazón. Cuando El Padre Eterno la vea, cubierta con Tu Preciosa Sangre, no la rechazará. Ya no será mi plegaria, sino la tuya, oh Jesús. Oh Sagrado Corazón de Jesús, yo pongo mi confianza en Tí. Que jamás sea confundido. Amén.

II

ACORDAOS (De San Bernardo)

Acordaos, oh piadosísima Virgen María, que jamás se ha oído decir que ninguno de los que han acudido a vuestra protección, implorando vuestro auxilio y reclamando vuestro socorro, haya sido abandonado de Vos. Animado por esa confianza a Vos también acudo, oh Madre, Virgen de las vírgenes y aunque gimiendo bajo el peso de mis pecados, me atrevo a comparecer ante vuestra presencia soberana. No desechéis, oh Madre de Dios, mis humildes súplicas, antes bien escuchadlas y acogedlas benignamente. Amén.

miguel-vence-a-satan2

III

INVOCACIÓN A SAN MIGUEL ARCÁNGEL

San Miguel Arcángel, defiéndenos en el combate; sé nuestro auxilio contra la perversidad y las asechanzas del demonio. Reprímale Dios, pedimos suplicantes y Tú, Príncipe de la milicia Celestial, lanza al infierno con el divino Poder, a Satanás y a los demás espíritus malignos, que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.

ROSARIO DEL DIA…

Mencionar la intención con la que se reza el Rosario…

ANUNCIAR EL MISTERIO CORRESPONDIENTE…

MEDITARLO metiéndote en la escena correspondiente, mientras lees el pasaje del Evangelio y guardando después, unos veinte segundos de silencio, con el corazón dispuesto para escuchar a Jesús…

Luego:

En la unión o primera cuenta grande:

PADRE NUESTRO

No sólo es bíblico, sino que es la oración que Jesús mismo nos enseñó para decir al Padre Eterno

dios padre

Padre nuestro que estás en el cielo. Santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras deudas como también nosotros perdonamos a nuestros deudores, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del Maligno, Amén.

En las diez cuentas pequeñas:

AVE MARÍA

“Dios te salve, (María), llena eres de gracia, el Señor es contigo” (Lc. 1, 28), fue el saludo del Angel a María en el momento de la Anunciación. De allí que la primera mitad del Ave María se denominara “Salutación Angélica”. Sólo se agregó el nombre de María para dejar claro a quién se refería el saludo angélico.

“Bendita tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre, (Jesús)” (Lc. 1, 42), fue exactamente las palabras de Santa Isabel a María cuando la Virgen fue a visitarla. Se agregó el nombre de Jesús para saber a quién se refería Santa Isabel. Como vemos, la primera mitad del Ave María es textualmente bíblica.

santa isabel exulta

La segunda mitad no viene directamente de la Sagrada Escritura, pero su significado es enteramente bíblico: “Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte”. 

“Santa María”. Si San Pablo llama a los cristianos “santos” (cf. Ef. 1,1; Flp. 1,1 y Col. 1, 2) María es la más santa de entre todos los santos, pues además de ser la primera cristiana, según lo proclama Santa Isabel al decirle “Dichosa tú porque has creído” (Lc. 1, 45), es ¡Nada menos! que la Madre de Jesucristo, Dios y Hombre Verdadero. Y además de haberlo llevado en su vientre, lo siguió en todo.

“Madre de Dios”. Ya hemos explicado esto anteriormente. Baste recordar que este título es bíblico, pues así la saludó su prima: “Isabel, llena del Espíritu Santo, exclamó: ‘… ¿Cómo he merecido que venga a mí la Madre de mi Señor?’” (Lc. 1, 42).

“Ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte”.

La primera parte de esta oración llamada salutación angelical, está formada de dos versículos de la Sagrada Escritura y son las palabras que dijeron a María el ángel y Santa Isabel. La segunda parte es de la Iglesia y constituye un acto de fe en la Divina Maternidad de María y una súplica dirigida a la misma celestial Señora por el pueblo cristiano.

39-thickbox_default

Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén. (10 veces)

GLORIA

Son estas breves palabras un himno de gloria y alabanza que entona continuamente la Iglesia a la Santísima Trinidad. Bueno sería inclinar un poco la cabeza al pronunciarlas.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en un Principio ahora y siempre y por los siglos de los siglos, Amén.

JACULATORIA

Oh María Madre mía, sé nuestro amparo y protección en estos días de Purificación. Corazones de Jesús, María y José, dadnos la salvación y llevadnos a la gloria del Padre. Amén.

Sagrados Corazones de Jesús, María y José

INVOCACIÓN DE FÁTIMA

Jesús, es por tu amor, por la conversión de los pecadores, por el Santo Padre y en reparación de las injurias hechas al Inmaculado Corazón de maría. Jesús, perdónanos nuestras culpas, presérvanos del fuego del infierno. Lleva al cielo a todas las almas y socorre especialmente a las más necesitadas de tu misericordia. Amén

Dios mío yo creo, adoro, espero y os amo y os pido perdón por los que no creen, no adoran, no esperan y no os aman. Santísima Trinidad: Padre, Hijo y Espíritu Santo, os adoro profundamente, os ofrezco el Preciosísimo Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad de Nuestro Señor Jesucristo presente en todos los Tabernáculos del mundo, en reparación de los ultrajes, de los sacrilegios y de las indiferencias con los cuales es ofendido; por los méritos infinitos del Sagrado Corazón de Jesús y del Corazón Inmaculado de María os pido por la conversión de los pobres pecadores.

En la siguiente Cuenta Grande, volver a repetir el proceso

como-rezar-o-rosario

ANUNCIAR EL MISTERIO CORRESPONDIENTE…

MEDITARLO metiéndote en la escena correspondiente, mientras lees el pasaje del Evangelio y guardando después, unos veinte segundos de silencio, con el corazón dispuesto para escuchar a Jesús…

  1. Luego en cada Misterio, mientras procuras seguir contemplando la escena, rezas:
  2. Un Padrenuestro, la oración al Padre que nos enseñó Jesús. Diez Avemarías, con las palabras del Arcángel a Santa María y centradas en el nombre de Jesús. Un Gloria a la Trinidad: a Dios Padre, a Dios Hijo y a Dios Espíritu Santo. Es la oración cumbre de la contemplación.

Y continúas así, hasta recorrer todas las cuentas del Rosario y llegar nuevamente a la unión donde  seguirás con

reino de los corazones unidos

 

FINAL

En la primera cuenta grande de la hilera que remata la Cruz…

PADRE NUESTRO

Padre nuestro que estás en el cielo. Santificado sea tu nombre, venga a nosotros tu Reino, hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. Danos hoy nuestro pan de cada día, perdona nuestras deudas como también nosotros perdonamos a nuestros deudores, no nos dejes caer en la tentación y líbranos del Maligno, Amén.

En las últimas tres cuentas pequeñas:

Dios te salve María Santísima, Hija de Dios Padre, virgen purísima antes del Parto, en tus manos encomendamos nuestra Fe, para que la ilumines… Llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

La Coronación de Maria Santisima_

Dios te salve María Santísima, Madre de Dios Hijo, virgen purísima en el Parto; en tus manos encomendamos nuestra Caridad, para que la inflames… Llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén.

Dios te salve María Santísima, Esposa de Dios Espíritu Santo, virgen purísima después del Parto; en tus manos encomendamos nuestra Esperanza para que la alientes… Llena eres de gracia, el Señor es contigo, bendita Tú eres entre todas las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre Jesús. Santa María, Madre de Dios y Madre nuestra ruega por nosotros pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén. 

GLORIA

Son estas breves palabras un himno de gloria y alabanza que entona continuamente la Iglesia a la Santísima Trinidad. Bueno sería inclinar un poco la cabeza al pronunciarlas.

Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. Como era en un Principio ahora y siempre y por los siglos de los siglos, Amén.

En la última cuenta grande anterior a la Cruz..

Assuncao[1][1]

Dios te salve María Santísima, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad. Virgen Concebida sin la Culpa Original. Dios te salve, Reina y Madre de misericordia; vida, dulzura y esperanza nuestra, Dios te salve. A ti clamamos los desterrados hijos de Eva. A ti suspiramos gimiendo y llorando, en este Valle de Lágrimas. ¡Ea! pues Señora, Abogada nuestra, vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos y muéstranos a Jesús, Fruto Bendito de tu Vientre, ¡Oh Clemente, oh Piadosa, Oh Dulce Virgen María!¡Ruega por nosotros Santa Madre de Dios, para que seamos dignos de alcanzar las Divinas Gracias y Promesas de Nuestro señor Jesucristo. Amén

SALVE Regina, mater misericordiae, vita, dulcedo, et spes nostra, salve. Ad te clamamus exsules filii Hevae. Ad te suspiramus, gementes et flentes in hac lacrimarum valle. Eia, ergo, advocata nostra, illos tuos misericordes oculos ad nos converte. Et Iesus, benedictum fructum ventris tui, nobis post hoc exsilium ostende. O clemens, O pia, O dulcis Virgo Maria. Amen.

 Oración

¡Oh Soberano Santuario! Madre del Verbo Eterno, libra Virgen del Infierno a los que rezan tu Rosario. Emperatriz Poderosa, de los mortales Consuelo; ¡Ábrenos Virgen el Cielo, con una muerte dichosa y dános pureza de alma; ya que eres tan Poderosa. Mi corazón en amarte, eternamente se ocupe y mi lengua en alabarte Madre mía de Guadalupe.

1rosa-guadalupana1

LETANÍAS LAURETANAS  (En las letanías podemos encontrar alguna Advocación especial según nuestra necesidad particular, por ejemplo Consoladora de los Afligidos y pedirle que nos ayude con el Dolor o la pena que está abrumando nuestro corazón. Y así sucesivamente…)

Señor, ten piedad R. Ten piedad de nosotros

Cristo, ten piedad

Señor, ten piedad.

Cristo, óyenos. R. Ten piedad de nosotros.

Cristo, escúchanos.

Dios, Padre celestial,  R. Ten piedad de nosotros.

Dios, Hijo, Redentor del mundo,

Dios, Espíritu Santo,

Santísima Trinidad, un solo Dios, R. Ten piedad de nosotros.

1Holy Trinity

Santa María,  R. Ruega por nosotros.

Santa Madre de Dios,

Santa Virgen de las Vírgenes,

Madre de Cristo,

R. Ruega por nosotros.m84marc3adamadredelaiglesia

Madre de la Iglesia,

Madre de la divina gracia,

Madre purísima,

Madre castísima,

Madre siempre virgen,

Madre inmaculada,

Madre amable,

Madre admirable,

Madre del buen consejo,

Madre del Creador,

R. Ruega por nosotros.MADRE DE DIOS

Madre del Salvador,

Madre de misericordia,

Virgen prudentísima,

Virgen digna de veneración,

Virgen digna de alabanza,

Virgen poderosa,

Virgen clemente,  R. Ruega por nosotros.

Virgen fiel,

Espejo de justicia,

Trono de la sabiduría,  13Madre de DiosR. Ruega por nosotros.

Causa de nuestra alegría,

Vaso espiritual,

Vaso digno de honor,

Vaso de insigne devoción,

Rosa mística,

Torre de David,

Torre de marfil,

Casa de oro,

Arca de la Alianza,

puerta del Cielo

Puerta del cielo,  R. Ruega por nosotros.

Estrella de la mañana,

Salud de los enfermos,

Refugio de los pecadores,

Consoladora de los afligidos,

Auxilio de los cristianos,

Reina de los Ángeles,

virgen-maria-madre-de-Dios-reina-del-cielo_g

Reina de los Patriarcas, R. Ruega por nosotros.

Reina de los Profetas,

Reina de los Apóstoles,

Reina de los Mártires,

Reina de los Confesores,

Reina de las Vírgenes,

Reina de todos los Santos,

Reina concebida sin pecado original,

Reina asunta a los Cielos,

Reina del Santísimo Rosario,

R. Ruega por nosotros.reinadlcielo

Reina de la familia,

Reina de la paz.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,  perdónanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,  escúchanos, Señor.

Cordero de Dios, que quitas el pecado del mundo,  ten misericordia de nosotros.

Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.  Para que seamos dignos de las promesas de Cristo.

ORACIÓN FINAL  Te rogamos nos concedas, Señor Dios nuestro, gozar de continua salud de alma y cuerpo,  y por la gloriosa intercesión de la bienaventurada siempre Virgen María, vernos libres de las tristezas de la vida presente y disfrutar de las alegrías eternas. Por Cristo nuestro Señor.  Amén.

Virgen Reina

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: