N174 EL DIOS OLVIDADO


PADRE CREADORHijitos Míos, ya os he hablado de las obligaciones de estado que cada uno de vosotros debéis tener, ya sea en vuestra familia, en vuestro trabajo, con vuestros hermanos, con los ancianos, con los más pequeños. Todos vosotros tenéis obligaciones tanto dentro de vuestra familia como con vuestros hermanos a vuestro alrededor.

Todos vosotros sois hermanos y os debéis de ayudar, tanto en lo económico, pero también de lo espiritual. Estos tiempos son de gran lucha espiritual Mis pequeños, en donde se os tratará de quitar lo que Yo os he enseñado, lo que se os ha enseñado a través de la Vida de Mi Hijo sobre la Tierra y de todo lo que tenéis en las Sagradas Escrituras.

Mis pequeños, una gran mayoría de vosotros no estáis atentos a lo que realmente está sucediendo a vuestro alrededor. Se os está atacando fuertemente en lo espiritual, se está haciendo a un lado todo aquello que realmente os va a hacer crecer espiritualmente y que os va a asegurar la entrada al Reino de los Cielos.

Pero vosotros estáis tan distraídos en las cosas del Mundo, que NO os dais cuenta de ésta realidad y la pasáis como si nada estuviera sucediendo a vuestro alrededor.

No Oráis, NO vivís de cerca Mis Sacramentos, NO estáis ayudándoos vosotros mismos con la Oración, con Mi Alimento Divino, NO estáis en ésa vida espiritual Mis pequeños, que Yo quisiera que cada uno de vosotros tuviera Conmigo, una vida íntima, de amigos, de hermanos, de Padre a hijo.

NO lo estáis haciendo, Mis pequeños y NO os estáis protegiendo contra todo el ataque que estáis teniendo y el que vais a tener en breve de parte de Satanás. Acordaos Mis pequeños, que él es el Gran Engañador…

Y él os tratará de engañar de una forma muy sutil para que os alejéis de Mis Enseñanzas y de todo lo que Yo os he dado para que crecierais y que pudierais alimentar nuevamente al Mundo con el Amor y con las Virtudes que Yo os enseñé.

Vosotros debéis reflexionar en lo íntimo y ayudados por Mí por vuestro Dios, para que realmente os deis cuenta si estáis llevando a cabo vuestra misión en una forma correcta. Y veréis que si realmente hacéis esta meditación interior, sincera y honesta, os daréis cuenta que NO estáis haciendo lo correcto.

Satanás os repito, es muy Astuto. Os tratará de quitar lo más bello que tenéis en vuestra alma, que es Mi Presencia, Mi ayuda, Mi Amor.

Mis pequeños, Orad. ORAD INTENSAMENTE.

DejadMe que Yo esté con vosotros en vuestra Oración, para que os Guíe y os haga ver en dónde os está atacando Satanás, para que NO caigáis en sus Mentiras, en sus trampas y de esta manera, os pueda llevar a la condenación eterna.

EL ACTIVISMO RELIGIOSO ES UNA TENTACIÓN….

No os imagináis Mis pequeños, de dónde os va a venir ésa falsedad, vendrá de donde menos os imagináis, por eso os pido que Oréis y que seáis honestos con vosotros mismos; para que os deis cuenta os repito, que NO estáis haciendo bien vuestra tarea aquí en la Tierra.

Hijitos Míos, vosotros los que estáis en el Mundo, pero tenéis buen corazón, os dais cuenta que debéis proteger a los indefensos, a los débiles, a los enfermos. Esto se ha hecho como una regla general entre los seres humanos.

Y es bueno Mis pequeños, que lo hagáis así. Pero también lo debéis hacer en lo espiritual. Y os puedo asegurar Mis pequeños que si en lo humano veis debilidad, enfermedad, pobreza; en lo espiritual estáis peor, Mis pequeños.

Hay mucha DEBILIDAD espiritual, NO estáis protegidos espiritualmente, Mis pequeños. Os he dicho que todos vosotros estáis enfermos y por eso lo dije así, que Yo vine a sanar a los enfermos, NO a los que se creen sanos.

Pero a lo que voy, Mis pequeños. Y os lo quiero repetir: es que es una gran mayoría en el Mundo entero, los que estáis MUY enfermos, espiritualmente hablando.

Habéis hecho a un lado de vuestra vida todo lo espiritual, dais lo menos posible, lo mínimo que podéis dar en lo espiritual; cuando realmente vinisteis a la Tierra a servirMe a Mí vuestro Dios y vuestra tarea debiera ser de veinticuatro horas de vida espiritual, de ayuda espiritual, de sanación espiritual, tanto para vosotros como para vuestros hermanos.

Y os digo veinticuatro horas, porque aún en la Noche podéis seguir Orando, si venís a Mí para que Yo os Ayude.

 Pero realmente, ¿Cuánto dais de todo ese tiempo para una intimidad espiritual para una vida espiritual, para una ayuda espiritual para vuestros hermanos, que están TAN necesitados de Mi ayuda?

LA SOMBRA DE PEDRO SANABA…

Yo Soy vuestro Dios y Yo Soy el Único que os puede ayudar a que podáis dar lo que debéis dar, en vuestra misión. Tanto para vuestro crecimiento, como para vuestra ayuda en conversión y salvación, para tantas y tantas almas que lo necesitan.

Sí, Mis pequeños, son muchísimas las almas que necesitan de vuestra oración, de vuestra intercesión para que no se pierdan.

No os podéis imaginar cuántas almas se pierden. Mi Hija, la Siempre Virgen María en Fátima lo decía: que eran como las hojas que caen de los árboles en Otoño, las almas que se condenan… 

Y vosotros conocéis ésa analogía, porque habéis visto cómo caen las hojas de los árboles en Otoño…

Son muchísimas y así, van cayendo almas al Infierno y muchas más también al Purgatorio y tardan mucho tiempo para salir del Purgatorio también, porque NO hay suficiente Oración de todos vosotros.

Mis pequeños, NO estáis haciendo bien vuestra tarea. Estáis en el Mundo perdiendo el tiempo que Yo os concedí de vida para servirMe. NO estáis actuando como verdaderos enviados Míos, NO sois ejemplo de vida, NO sois ejemplo de Mi Amor.

Ciertamente, también de muchos de vosotros Me avergüenza vuestra actuación en la Tierra. Tened en cuenta Mis pequeños, que Yo Soy vuestro Padre y Creador, que Yo he confiado en vosotros, que os envié a la Tierra y os di TODO lo necesario para que cumplierais con vuestra misión.

Confié en vosotros y vosotros debierais estar dando en la Tierra un ejemplo santo, un ejemplo de vida en Dios. Y ¿Cuántos de vosotros realmente lo estáis haciendo?

Tampoco estáis viviendo en Familia, ayudándoos los unos a los otros en todo lo que necesitáis. Son tantas las necesidades del hombre y el hombre necesita de otros más, para tener un apoyo espiritual; un apoyo humano, un apoyo económico, un apoyo a veces de compañía y NO lo estáis haciendo, Mis pequeños.

Vivís con Temores. Vivís destruyéndoos los unos a los otros… Aprovechándoos de vuestros hermanos.

Muy pocos de vosotros realmente vivís una vida de ejemplo espiritual y humano.

Ciertamente, si NO lleváis una vida espiritual bella en vuestro interior, vuestras acciones NO serán buenas. Debéis vivir primeramente una vida espiritual santa; para que todos vuestros movimientos, palabras, acciones, sean de ejemplo…

Os lo vuelvo a repetir: y NO sois ejemplo de vida, NO os estáis ayudando. Entonces ¿Cómo queréis cambiar a éste Mundo de Maldad, en un mundo de Bien?

Desgraciadamente, os habéis acostumbrado a la Maldad que os rodea…

Os enojáis, criticáis, señaláis a aquellos que están obrando en el Mal, pero NO os dais cuenta que vosotros estáis igual.

Si queréis realmente un cambio, debéis empezar por vosotros mismos. Tanto os lo he explicado y pedido, Mis pequeños, pero NO QUERÉIS cambiar. Se os hace tan difícil ése cambio personal. Preferís solamente señalar a los demás criticándoles, hablando mal de vuestros hermanos.

Pero vuestras acciones y vuestra forma de ser, NO la cambiáis en absoluto.

Debéis poner un “hasta aquí” a todo lo malo que veis a vuestro alrededor y de lo que sale de vosotros mismos, para que éste mundo vaya cambiando y para que Yo pueda bajar a la Tierra a reinar entre vosotros.

Ese es el gran regalo que tendréis, Mis pequeños, pero debéis luchar contra vosotros mismos, quitando de vosotros todo aquello que NO Me gusta.

Hijitos Míos, os he dicho varias veces que vosotros deberéis reconstruir Mi Cuerpo Místico.

Vosotros, siendo una celulita independiente cada uno de vosotros, porque cada uno de vosotros tenéis diferente misión. Pero esa misión va cumpliendo con las necesidades de Mi Cuerpo Místico.

Al vosotros cumplir con vuestra misión, vais dando vida a la humanidad. Vais dando vida en Mi Cuerpo Místico, vais dando la Verdadera Vida que Yo quiero que viva en cada uno de vosotros.

Sois independientes, ciertamente. Pero NO deberéis de ser diferentes a lo que necesita Mi Cuerpo Místico.

La savia que debéis tomar, son Mis Enseñanzas y Mi Amor… Y así, aunque sois independientes, NO debéis ser diferentes a vuestros hermanos que también son celulitas de Mi Cuerpo Místico.

Porque al momento en que vosotros empezáis a tener otro tipo de pensamiento, otra meta diferente en vuestra vida, meta diferente a la que Yo he puesto en vuestro corazón, ya no seréis una celulita que vaya haciendo que Mi Cuerpo Místico se vaya uniendo…

Sino vosotros seréis extraños a Mi Cuerpo Místico, seréis traidores, seréis celulitas enfermas, cancerosas, que estaréis destruyendo a Mi Cuerpo Místico.

Todos vosotros os deberéis unir en un solo pensamiento y en un solo amor. Y así iréis reconstruyendo lo que se ha perdido desde el Principio.

Mis pequeños, así como el hogar vosotros lo pintáis en el exterior para que sea bello y limpiáis el pedacito que os toca de la calle, para que todo esté limpio…

Así deberéis ir reconstruyendo como celulitas, la Venida de Mi Reino. NO os estoy pidiendo demasiado, simplemente lo propio. Que vuestro corazón esté siempre dispuesto al Cambio, al crecimiento espiritual, a una vida nueva en Mí, vuestro Dios.

 OS he dicho que vuestra Oración es buena, pero es mejor cuando la unís a Mis Oraciones. Yo, cuando estuve en la Tierra, le enseñé a orar a Mis discípulos, no solamente el Padre Nuestro. LA ORACIÓN ES EL PLATICAR CONMIGO y ellos lo hacían.

Y es algo que os pido a cada uno de vosotros: platicar, tomarMe en cuenta en todas vuestras acciones, llevarMe siempre en vuestro corazón. NO platicarMe solamente cosas malas o innecesarias para vosotros.

CompartidMe también lo bueno que hacéis. DadMe también las alegrías que vosotros recibís. LlevadMe todo el tiempo en vuestro corazón, para que Mi Vida también sea la vuestra.

Yo habito en vuestro ser, pero os olvidáis rápidamente que Yo estoy ahí con vosotros. Soy vuestro Huésped, pero NO Me hacéis caso. ¿Qué sentiríais vosotros, si os invitaran a casa de un amigo vuestro o de una amiga de vosotras, pero NO os hicieran caso?

¿Que nada más a la hora de reunirse a desayunar o a comer, platicaran por un momento. Pero después se levantaran de la mesa y el resto del día, ni siquiera platicaran con vosotros? Os sentiríais mal. O ¿NO? Diríais, “¿Para qué me invitaron si no me hacen caso? Mejor me regreso a mi casa, a estar con los Míos”.

Y así estoy Yo en vuestro corazón. Vosotros Me habéis invitado: estáis bautizados, confirmados, hicisteis la Primera Comunión, algunos, ya hasta os casasteis. En todos ésos momentos, vosotros Me invitasteis a estar en vuestro corazón.

A veces oráis un momentito en la mañana, pero el resto del día Soy ése Invitado al que NO Le hacéis caso y Sufro porque estoy Solo. Estoy Solo en vuestro corazón y es como si vosotros estuvierais en casa de esa amistad que os invitó: una casa grande, pero estáis solos. La casa estará muy bonita, pero nadie os platica nada y os sentís solos.

Así estoy Yo vuestro Dios, en muchísimos corazones: SOLO. No Me invitan para nada, NO Me preguntan qué hacer, NO Me convidan de sus acciones, Soy el Dios Olvidado, Soy el Dios que está en los corazones Solo.

DadMe pues, alegría, Mis pequeños, compartideMe de lo vuestro. Si Yo, os alegro con tantas cosas que os doy y tenéis Mis cuidados en todo momento, dadMe la alegría de convidarMe de vuestro tiempo, quiero que también sea Mi tiempo.

Yo, siendo el más Rico, el Creador del Universo, el que tiene todo, en grandes momentos de vuestra vida NO os tengo Mis pequeños, porque estáis embebidos en las cosas del Mundo. Estáis embebidos en vuestros placeres, en vuestros gustos, en vuestros problemas.

Pero eso nada más lo dejáis para vosotros mismos o para los vuestros, pero NO acudís a Mí a compartir y Me dejáis Abandonado, como ésos hermanos vuestros que están abandonados.

Sí, Yo Soy el Abandonado, el que NO tiene lugar en vuestras almas. NO tengo lugar en vuestra vida, NO tengo lugar en vuestros gustos, solamente cuando estáis en problemas quizá os acordéis de Mí. Pero cuando estáis bien, cuando tenéis todo que Yo Mismo os lo estoy dando, NO venís a Mí a agradecer y sigo siendo el Abandonado.

Acordaos de Mí Mis pequeños, Yo Soy vuestro Padre y vuestro Dios, Me merezco todo y aún así Me tenéis Abandonado. DadMe vuestra nada, dadMe aunque sea ésos cinco minutos en que os acordéis de Mí.

Que Me tengáis presente en vuestro corazón y en vuestra mente, que Me deis las gracias de tanto, TANTO que os he dado. Que compartáis Conmigo vuestros problemas, vuestros éxitos, vuestros gozos, vuestra vida diaria.

No Me dejéis abandonado, Mis pequeños. Yo Soy el Amor y sufro, SUFRO MUCHO cuando NO tengo ése amor que venga de vuestro corazón.

Porque cuando vosotros oráis, oráis tan de prisa, que decís que NO tenéis mucho por qué orar y es porque realmente NO habéis aprendido a amar.

Sí, Mis pequeños, si vosotros os dierais realmente cuenta de cuánto se necesita orar por todos vosotros, por el Mundo entero, por vuestras necesidades, por lo que Yo os pido, por las almas que ya pasaron y que necesitan también de vuestra Oración.

Cuando realmente os dais cuenta de todo ello, es cuando vuestra Oración se va haciendo más profunda y se alarga más, porque os dais cuenta de las necesidades de vuestros hermanos alrededor del Mundo, de las necesidades de vuestros hermanos en el Purgatorio, de vuestros hermanos que sufren espiritualmente, moralmente, físicamente.

Por los problemas en los gobiernos de la Tierra, por las guerras, enfermedades, por la falta de espiritualidad, los ataques que hay dentro de la Iglesia y hacia la Iglesia, por la falta de unidad entre vosotros, por tantos y tantos males humanos y espirituales que existen.

Cuando vosotros os vais haciendo más conscientes de todo ello, es cuando vuestra Oración se va volviendo más amorosa, más larga, vais viviendo realmente las necesidades de vuestro Mundo y de vuestros hermanos y así, vais tomando Mi posición en la Tierra.

Vais intercediendo por todas las necesidades para que vuestro Mundo vaya cambiando a lo que Yo necesito. Mis pequeños, vuestra Oración es importantísima para Mí, vuestro Dios.

Ciertamente Yo podría cambiar todo, pero necesito de vosotros, es el amor de cada uno de vosotros, es ése deseo del cambio lo que va llegando a Mí y por vuestra Oración, Yo voy derramando Mis Bendiciones sobre vosotros y así el cambio se va dando, tanto en el hombre, como en vuestro ambiente.

Por eso os pido Mis pequeños, que os concienticéis realmente de todo lo que se necesita en el Mundo, en las almas, el cambio que se tiene que dar. Que vuestra Oración vaya a esa función positiva que llevó Mi Hijo, que a través de la Oración se vaya dando el cambio que tanto necesitáis todos vosotros.

Orad, orad profundamente y dejad que Mi Santo Espíritu os guíe.

Hijitos Míos, los ataques satánicos siempre los vais a tener a lo largo de vuestra vida. Como os he dicho, el Príncipe de éste Mundo es Satanás, él sabe que cada alma trae una misión, una misión de cambio, una misión de restitución, una misión de amor.

Él, a lo largo de vuestra vida que os va siguiendo, os va conociendo, va dándose cuenta de la misión que cada uno de vosotros debiera desarrollar aquí en la Tierra y digo debiera, porque él va poniendo también los medios para impedir vuestra obra en la Tierra.

Ciertamente NO conoce vuestro pensamiento NI vuestro corazón. Os he dicho, él no puede entrar en vosotros a conocer vuestro pensamiento. Solamente Yo vuestro Dios, lo puedo saber. Pero por vuestros actos, él os va conociendo, de esta forma él va destruyendo vuestro caminar aquí en la Tierra.

Él os va poniendo obstáculos, os va poniendo otros intereses y de esta forma os va desviando para que vosotros NO deis lo que debéis dar.

Por eso la Oración es tan importante Mis pequeños, para que os pongáis en contacto Conmigo. La Oración es eso, Mis pequeños. Es el buscar la vida íntima Conmigo, es el Diálogo Conmigo, con vuestro Dios, para que Me pidáis lo que necesitéis, para que cumpláis con vuestra misión, para que pidáis Mis Consejos, para que pidáis Mi protección y ayuda.

Si vosotros estáis buscándoMe, Yo Me dejo encontrar, ¿Cuándo os daréis cuenta Mis pequeños, lo importante que vosotros sois para Mí? Yo cuento con vosotros, vosotros sois Mis emisarios en la Tierra, Mi Poder es Inmenso, es infinito; pero respeto vuestra libertad, vuestro libre albedrío, como un regalo muy grande a las almas.

Os he dado éste libre albedrío, NO quiero Yo pasar por vuestra voluntad, la respeto y por ése libre albedrío también, por otro lado, vosotros os estaréis ganando libremente el Reino de los Cielos o también estaréis rechazando libremente al Reino de los Cielos.

Esto también es fuerte para las almas, es un compromiso y una responsabilidad muy fuertes para vosotros.

Así como Yo NO os presiono para vuestra salvación o para vuestra perdición, os doy la libertad de que vosotros mismos escojáis vuestro futuro eterno de acuerdo a vuestros actos, de acuerdo al amor que pongáis en vuestra misión.

DadMe pues Mis pequeños, lo que más podáis, que Yo os lo engrandeceré al ciento por uno.

Pero dadMe, DADME ALMAS Mis pequeños, por el bien de vuestros hermanos y por vuestro futuro eterno.

Os Bendigo entrañablemente hijitos Míos de Mi Corazón.

Os Amo y Os espero al final del camino, a las puertas de Mí Reino Celestial, ya de Nuevo en Nuestro Mundo. Ahí estaré como Padre Amoroso os estrecharé junto a Mí Corazón, para gozar en vosotros Mí Amor.

Os amo y deseo sólo vuestro bien.

Yo os Bendigo en Mi Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: