Archivos diarios: 1/04/17

F70 EL DECÁLOGO


Hijitos Míos, ¿Hasta dónde queréis llegar? ¿Cuánto Daño queréis hacerle más a Mi Corazón? ¿Acaso NO os dais cuenta hasta donde os ha llevado el Enemigo, Satanás? ¿Realmente le llamáis verdadera vida a lo que estáis viviendo?

¡No os hagáis tontos, Mis pequeños! Lo que estáis viviendo NO se puede llamar vida verdadera, porque NO estáis viviendo según Mis Mandamientos, según Mis Planes de Salvación, según Mis deseos para que alcancéis vuestra Purificación y perfección espiritual.

El Demonio os ha llevado a través de su Mentira, a una depravación moral y espiritual. Y el amor del que os habla a través de los medios de comunicación, es un amor puramente carnal, enfermo, sin vida, sin futuro, pasional, irracional.

Ha logrado conquistar las altas esferas de la sociedad y os envenena desde ahí. Y vosotros por conveniencia pecaminosa, habéis tomado todo lo malo que os enseña a través del cine, televisión, revistas, etc.

Os di el placer sexual, como premio al acto de Procreación y así gozando, Me regalaríais con muchos bebés para que a través de ellos Mi Amor, que debiera existir en vuestro corazón, se siguiera difundiendo entre los hombres y de ésa forma se fuera combatiendo al Mal, sembrado en el Mundo por Mi Enemigo, Satanás.

Pero en lugar de atacarlo con la vida en la virtud y en el Amor verdaderos, os dejasteis morder por él… Y su Ponzoña os ha envilecido, os ha rebajado peores que a bestias.

Os habéis vuelto irresponsables con vuestra vida y con vuestros actos. Ahora vivís para vosotros mismos, para llenar vuestras necesidades sexuales y vuestros deseos desenfrenados.

 Me habéis apartado de vuestra vida y tratáis de acallar vuestra conciencia con drogas y vicios. NO tenéis ya un deseo sano para un futuro digno. Vuestra vida se ha vuelto una porquería…

El primer burdel de muñecas sexuales de Europa abre sus puertas en Barcelona
Publicado: 02 mar 2017 07:11 GMT | Última actualización: 15 mar 2017 13:53 GMT

Katy, Leiza, Lily y Aki no son mujeres reales, pero prometen hacer realidad todas las fantasías de sus clientes.

Sed honestos y analizad vuestra vida actual. Empecemos con vuestra vida espiritual. Fuisteis creados a imagen y semejanza Mía, ¡DE TODO UN DIOS! Y eso conlleva un compromiso: ¡Comportarse con la Dignidad de un hijo de Dios!

Y esto es, vivir una vida virtuosa y plena en Mi Amor. Una vida virtuosa significa principalmente, el ver por el bienestar del hermano en lo físico, en lo material y en lo espiritual. ¿Estáis viviendo de acuerdo a esto?

Un cadáver es un cuerpo sin vida, ¿No es así? Por lo tanto tenemos dos entidades, el cuerpo y la vida. Si NO hay ésa vida, NO se mueve el cuerpo…

Entonces, de aquí se desprende  que hay algo más que cuerpo en cada uno de vosotros y eso es la vida, o sea el Alma. Un cuerpo sin alma NO VIVE y vuestra alma fue creada a Imagen y Semejanza Mía…

Y el alma vive por el Amor y para el Amor… Y YO SOY EL AMOR. Así que si NO estáis viviendo en Mí y para Mí, NO estáis cumpliendo vuestra función como seres humanos.

El Demonio os ha llevado a ver en vuestros hermanos solamente el cuerpo, ‘la envoltura’, el cadáver que se va a quedar en la Tierra cuando vuestra alma sea llamada por Mí, a regresar de donde partisteis y a dar cuenta de vuestros actos.

Esto es una realidad que nadie puede negar… Y aunque quieran rechazar ésta Verdad, NO podrán, porque éste es Mi Plan Divino y NI el mismo Satanás con su poder limitado, lo puede alterar.

Él mismo os ha hecho creer que vuestro gozo está en la Tierra, que NO HAY una vida posterior, que NO hay un Juicio de las almas, que NO EXISTO YO, vuestro Dios.

EL MOMENTO GLORIOSO Y TERRIBLE DE NUESTRO ENFRENTAMIENTO CON ÉL…

Meditad con sabiduría, Mis pequeños. Aún por más malo o más perverso aparente ser un hombre, SIEMPRE habrá algo de Bondad en su corazón.

Yo habito en todos los corazones de los hombres. Cuando el Maligno os aconseja vivir en el Error y con el Pecado… Y le hacéis caso, os vais sintiendo poco a poco como en un callejón sin salida, porque la Maldad que estáis obrando os va encarcelando, os va quitando libertad.

Aún por más goce que tengáis, “sin compromiso” de ambas partes, como decís. Viviendo en un Libertinaje total, llega un momento en que os sentís agobiados por la carga… Y sabéis que estáis obrando Mal, porque estáis tratando a vuestra “pareja” como una cosa más… Sin ver sus sentimientos. Sin recapacitar en lo que siente su corazón.

Al llegar a éste Callejón sin Salida, entonces entro Yo en acción. Desde vuestro interior os instruyo, os proveo de alguna luz que os indique un camino bueno que debéis seguir. Os ayudo a que encontréis una salida digna a vuestros problemas y os llamo amorosamente para que regreséis a Mí, vuestro Padre y vuestro Dios.

tocando fondo

¿Por qué NO escucháis Mi llamado sino hasta que ya se os hace indigno vuestro caminar y vuestro estar sobre la Tierra?

Cómo el hombre por su naturaleza afectada por el Pecado original, tiende a vivir en la bajeza y en la suciedad espiritual, Yo os di los Mandamientos y NO PARA LIMITAROS, NO para esclavizaros, ni para coartar vuestra libertad…

Sino que para que al seguirlos y hacerlos vida, os perfeccionarais. Yo, conociendo al Demonio y sus ardides, os di en los Mandamientos los puntos clave para protegeros. Meditad los Mandamientos y meditad los Pecados que el hombre ha cometido a lo largo de la Historia…

Y veréis claramente como, cuando ha habido algo grave que ha afectado a pueblos y naciones o a familias y sociedades, fue causado por haber fallado en uno o en varios de los Mandamientos de Mi Ley Divina.

En cambio aquellos que han sido virtuosos, hombres y mujeres de bien a lo largo de la Historia, supieron vivir en la virtud, dejándose guiar por la Sabiduría Divina que Yo puse en los Mandamientos.

Cuando estáis Conmigo cumpliendo Mi Ley, obtenéis una Fuerza Descomunal. Ciertamente mucho ataque de parte del Enemigo tendréis, porque NO le gusta que su reino que es éste Mundo, se vea afectado por la vida en la virtud y en el amor que transmita el hombre.

Por eso, mientras más vida de Pecado tengáis y más alejados estéis de Mis Leyes y de Mi Amor, menos ataque tendréis, porque ya no lo necesitáis. Ya NO necesitáis el ser atacados por vuestro Enemigo, puesto que ya os venció.

Pero su Maldad no queda ahí. Como os dije antes, en lugar de agradeceros ser parte de él, de su Pecado, de su Maldad… Os hunde, se burla de vosotros, os hace revolveros en el Fango y os deja ahí acabados, sin buenos deseos, sin futuro, haciéndoos creer que ya NO obtendréis de ninguna forma, Mi Perdón.

¡Alegraos, Mis pequeños, ALEGRAOS! Porque Yo siempre velo por cada uno de vosotros y os doy la oportunidad de levantaros y volver a ésa dignidad en la que fuisteis creados, con un sencillo arrepentimiento de corazón, con un deseo profundo de regresar a la perfección, al tomar para vuestra vida Mis Mandamientos de Amor.

NO esperéis caer en la Desesperación a la que os lleva Satanás. NO esperéis sentiros en un callejón sin salida, llenos de problemas aparentemente sin solución y que os lleve quizá, hasta atentar contra vuestra propia vida…

 ¡Regresad a Mí! Yo habito en vuestro corazón. PlaticadMe con confianza vuestro problema, el mal en el que estáis. PedidMe de corazón Mi ayuda, prometiéndoMe vuestro cambio de vida hacia el Verdadero Amor virtuoso y estad seguros que obtendréis Mi ayuda inmediata.

¿Acaso podríais pasar junto a alguien que se esté ahogando y NO haríais algo por él?, Os estáis ahogando, Mis pequeños. Estáis a momentos de morir y Yo voy pasando… ¡PedidMe ayuda por favor, que NO os la voy a negar!

Os amo y os quiero a TODOS de regreso al Reino al cual pertenecéis. NO dejéis más que Satanás siga jugando con vuestra vida. Burlándose de vuestra desgracia a la que os lleva al vivir en el Pecado y en la Depravación. Tenéis una Dignidad Real, más alta que la que él tiene y por eso os Envidia. NO quiere que recuperéis lo que él perdió eternamente.

Hijitos Míos, ¿Qué es hacer Mi Voluntad? Mis pequeños, vosotros habéis nacido cada uno en una familia. Ciertamente hay algunos que NO han tenido ésa bendición. Pero aquellos que habéis nacido en una familia, tenéis las reglas de familia, la educación que vuestros padres os han dado.

Ellos han puesto sus reglas que ciertamente, todas debieran estar basadas en el Amor. Pero en sí, la voluntad en una familia, primeramente la ponen los padres y ésta se derrama sobre los hijos. Vosotros habéis absorbido la voluntad de vuestros padres, sus reglas, su educación, sus enseñanzas…

Eso va marcando vuestra vida para mantener en paz, en armonía vuestro hogar. Vosotros aceptasteis la voluntad de vuestros padres. Cuando se rompe ésa armonía, ésa paz; es cuando queréis hacer vuestra voluntad e introducís dentro de vuestro hogar, otras enseñanzas que son adversas a lo que vuestros padres quieren en él.

Vosotros, aunque habéis nacido en un hogar terreno, pertenecéis a Mi Familia, la Familia Celestial.

Yo, vuestro Padre y vuestro Dios, os he dado también Mis Reglas, para que podáis seguir Mi Voluntad y éstas están basadas en los Diez Mandamientos que le di a vuestro hermano Moisés.

Luego Mi Hijo os dio las Enseñanzas que se viven en Mi Hogar. Vosotros, al seguir éstas Reglas y Enseñanzas en el Amor, estáis haciendo Mi Voluntad si las siguierais y SI NO estuvierais amando, estaríais haciendo Mi Voluntad, pero Yo que Soy todo Amor, Yo NO os he impuesto algo que vaya en contra del Amor.

Mis Reglas, Mis Decretos, las Enseñanzas de Mi Hijo… TODO ESTÁ ENVUELTO EN EL AMOR. Vuestro Hogar Celestial se rige en el Amor. Ciertamente aquí en el Cielo ya NO se vivirá según los Diez Mandamientos, TODO se rige en el Amor, en el respeto, en la virtud. El Amor lo abarca todo.

Si vosotros empezáis a vivir en el Amor, ya NO necesitaréis los Diez Mandamientos, porque ellos os deben llevar hacia el Amor.

Todo lo que Yo os he dado es Amor, Mis pequeños. Todo lo que os pido es Amor. Si realmente en vuestro corazón pensarais en el Amor, vivierais en vuestra vida el Amor, transmitierais el Amor, ya sería un Cielo tanto para vosotros, como para aquellos que os rodearan. Eso es lo que necesito de cada uno de vosotros, que viváis el Amor para hacer Mi Voluntad.

Todos estáis llamados a ello. NO es obligación, ES UNA NECESIDAD IMPERIOSA para que podáis vivir Mi Hogar. Mis Leyes y Decretos aquí en la Tierra, para que podáis regresar triunfantes y en familia aquí, a vuestra Familia Celestial.
Mis pequeños, Mi Hijo bajó a la Tierra a aceptar Mi Voluntad y a dejarla en vosotros, pero Él también bajó como Médico de cuerpos y almas.

Sí, en las Sagradas Escrituras vosotros podéis leer tantas y tantas curaciones que hizo en el cuerpo, pero siempre deseando que ésas curaciones también afectaran al alma. Pero a muchos de ellos NO llegó ésa curación al alma. Muchos de los que gritaron ¡Crucifícale! habían recibido curación de cuerpo, pero NO QUISIERON  aceptar una curación de alma.

Pedid Mis pequeños, para que vuestros hermanos los que conocéis y los que NO conocéis, pero que necesitan curación de alma; se abran a ésa necesidad, que en humildad puedan ellos acercarse a Mi Hijo, que se acerquen a Mí, que se acerquen al Cielo a pedir ésa curación de alma que todos necesitáis para poder salvaros.

Mis pequeños, ¡Cuán distraídos estáis en el Mundo, que buscáis solamente las cosas del Mundo! Y NO buscáis la sanación de vuestra alma. Hay tantas almas enfermas y de tantas enfermedades: Envidia, Mentira, Lujuria, Desamor …

Y tantas, tantas otras causas que hace que vuestra alma se enferme y que NO crezca, que dé fruto, que NO viva en el Verdadero Amor. Para todas ésas almas Mis pequeños ORAD, pedidMe de corazón.

Son tantos los vicios, son tantos los pecados que pueden afectar al alma, que si vosotros NO estáis atentos, podéis caer en cualquier enfermedad. Pero LA PEOR DE TODAS Mis pequeños, es la SOBERBIA.

 Porque podéis sentiros grandes, os podéis sentir que ya estáis prácticamente salvados, porque estáis Conmigo, porque oráis, porque venís a Misa… Por tantas situaciones que en vuestra devoción creéis que ya estáis salvados y Mis pequeños debéis tener cuidado…

Porque si vuestras obras NO están llenas de Amor y si realmente NO estáis siguiendo lo que se os ha enseñado, en humildad y con amor; podéis caer fácilmente en la Soberbia y de NADA sirve vuestra vida de devoción, si todo NO está envuelto en el Amor y en la Donación, Mis pequeños.

Orad. Orad, para que todas las enfermedades del alma NO lleguen a vosotros NI a vuestros hermanos. Pedidle al Médico de cuerpos y almas que es Mi Hijo, que os asista en todo momento. Pedid continuamente por vuestros hermanos alrededor de la Tierra, porque la enfermedad es mucha y vosotros NO pedís por vuestra curación.

La sabiduría masónica en acción… Porque NO RESPETÓ a la Iglesia Católica…

Hijitos Míos, el respeto es importantísimo en la vida del cristiano. Si Yo Mismo os he respetado en vuestra individualidad, vosotros debéis hacer lo vuestro con vuestros hermanos.

Sí, con respeto y con libertad, se tienen que dar las reglas dentro de la familia. Se tienen que respetar, porque en la imposición siempre va a haber lucha. Se deben de respetar, porque eso trae paz y armonía en el hogar, pero todo se debe de explicar a los hijos.

Así como en el hogar se explica y se trata de mantener ésa vida íntima con cada uno de los miembros de la familia, también Yo trato de tener una vida íntima con cada uno de Mis hijos, que sois todos vosotros.

Con respeto os voy guiando, os voy dando hasta en exceso se podría decir. Desperdiciáis mucho, pero con paciencia y con amor os voy llevando hacia vuestro crecimiento espiritual.

Ciertamente llegará un día en que vosotros seréis tomados por Mi Santo Espíritu de Amor. Se os abrirán vuestras capacidades intelectivas y espirituales y entonces se os dará mucho de lo que habéis estado recibiendo en exceso. Lo apreciaréis y lo tomaréis…

Y vuestro crecimiento será grande, será excelso, sabréis apreciar lo que viene de Mí vuestro Dios y lo tomaréis con mucho amor y con más deseos de crecer.

El pobre, cuando está necesitado y de repente tiene alguna fuente de riqueza, quiere más y quiere más… Porque NO lo ha tenido. Así será con vosotros en lo espiritual. Sois pobres espiritualmente, porque NO os habéis dado a Mí. Porque NO habéis abierto vuestro corazón de par en par, a lo que Yo quiero de cada uno de vosotros.

Pero cuando os deis a Mí, cuando Mi Santo Espíritu os dé ésa capacidad y vosotros en humildad os reconozcáis pobres y necesitados, entonces Me pediréis más, más y más. Porque conoceréis las riquezas de Mi Corazón y os querréis llenar de todas ellas…

Y Yo os las daré también con medida, hasta que vea que realmente vosotros estáis dispuestos a recibir los Caudales de Mi Corazón.

Tenéis que iros preparando Mis pequeños, porque quiero derramar grandes Bendiciones sobre cada uno de vosotros. NO estáis preparados, porque el Amor NO queréis recibirlo en plenitud. PedídMelo, pedídMelo, Mis pequeños, porque las riquezas ahí están, son infinitas y las quiero para cada uno de vosotros.

Os tenéis que preparar en pureza y en santidad, para que podáis recibir ésas capacidades santas de Mi Corazón, que os van a hacer grandes a Mis Ojos y a los de vuestros hermanos.

Porque Yo como Padre vuestro que Soy, os voy tratando de guiar siempre en el Amor.

Os pedimos Mis hijos, que deis a vuestros hijos lo mejor de vosotros. Hay dos cosas que impactan al corazón del hombre: lo bueno, lo amoroso que va marcando la vida del hombre. Pero también lo malo, el Pecado y todo lo que ello conlleva.

Así como Yo deseo de vosotros lo mejor para que crezcáis en el amor y tengáis una vida placentera, aún a pesar de todo lo negativo que rodea a las almas durante su vida de misión en la Tierra, vosotros debéis hacer lo mismo con vuestros hijos.

Procurarles un ambiente de amor, de paz, de crecimiento espiritual, porque eso es lo que les va a dar seguridad en su estadía sobre la Tierra y lo que ellos van a poder transmitir a sus hermanos mediante su Evangelización con su propia vida.

El Mal siempre os va a estar acechando, el Mal siempre va a querer destruir la espiritualidad buena y santa que Yo quiero dejar en cada una de las almas. Vosotros debéis darles ése soporte espiritual, para que aún a pesar de las caídas, se puedan levantar.

Aquellos que NO tienen una espiritualidad buena, que se haya cultivado; que haya crecido a pesar de las luchas que hay en vuestro alrededor y que se han dejado vencer por los primeros ataques de Satanás, ésas almas están destinadas a perderse.

Luchad pues y dad lo mejor de vosotros a vuestros hijos, a vuestros hermanos, a todas aquellas almas que entran en contacto con vosotros. Debéis darles ése soporte, hacer que su alma tenga un gran soporte espiritual con el cual defenderse contra todas las asechanzas de Satanás durante la vida del hombre sobre la Tierra.

De vosotros dependen muchas almas. Llegad a ellas a través del Ejemplo, llegad a ellas a través de la Oración, llegad a ellas a través del buen deseo de mejora hacia ellas.

Sois hermanos todos vosotros, pero también tratadlas como padres, en ése amor que los padres tienen a los hijos.

Confiad en Mí, que Yo solo quiero vuestro bien.
Os amo, Yo, vuestro Padre y vuestro Dios.

No temáis y confiad plenamente en Mi Poder, el mismo Poder que hizo a Mi Hijo vencer y levantarse de la muerte y así como El no fue vencido por la muerte, tampoco lo serán aquellos que en Mí confíen.

Yo Soy el dueño de la vida y de la Muerte y Yo puedo dar la vida y vida en abundancia, a todo aquél que en Mi ponga su confianza.

Yo os Bendigo en Mi Santo y Poderoso Nombre, en el de Mi Hijo, ejemplo de Amor y donación a Mi Voluntad y en el de Mi Santo Espíritu, Luz y Vida en Mi Amor.

http://diospadresemanifiesta.com/