P222 CRISTOS VIVIENTES


O3  de MARZO, del 2017 

Amado Pueblo Mío:

¡Cuánto Amor Divino por Mi Pueblo Fiel!

¡Con cuánto Anhelo espero a la nueva criatura mía que deja los harapos de la antigua vida, al haberse decidido a ser parte de Mi Pueblo que Camina!

He venido continuamente a Disciplinarles y se han negado a escucharMe, sumergiéndose más y más en un Caos de toda índole.

Niegan la Maldad que les rodea, la Irreverencia hacia los Mandatos de Mi Padre y a Nuestra Voluntad Divina; para estos Instantes Desoladores hacia los que se encaminan con mayor rapidez…

PUEBLO MÍO, PERMANECE ALERTA ANTE LA PROGRESIVA INCURSIÓN DE LA FUERZA DE LA MASONERÍA

DENTRO DE MI IGLESIA,

EN MI RECINTO,

CONTRASTANDO CON MI SANTIDAD

La Masonería mantiene el objetivo de alejar a Mi Pueblo de Nuestra Ley Divina y sumergir a la Humanidad en la basura de las novedades del anticristo, anteponiendo la novedad del anticristo a Mi Verdad.

Pueblo Mío, les llamo enfáticamente a continuar renovando el compromiso de ser cada Instante un Testimonio de Mi Amor, VIVO Y PALPITANTE…

En medio de las criaturas humanas que en este Instante DESCONOCEN Mi Palabra.

Y ante esa Ignorancia, se sumergen en la inhóspita calle de las falsas y atractivas pero desviadas ideologías, en las que desaparece el Hijo de Dios y emerge el Hijo del Mal, con todo el Libertinaje existente…

Para transformar, como lo hace en este Instante, la Tierra de Bendición en tierra de perdición para el alma.  

Amado Pueblo Mío, ¡Cuántos de los que dicen amarMe y llevar Mi Palabra a sus hermanos, ANHELAN el reconocimiento de los hombres y se toman la atribución de enjuiciar a su antojo a quienes desean alejar de su entorno! (Cfr. Gal. 1,14.)

¡Cuántos de los que escriben sobre Mí, emitiendo opiniones sobre los acontecimientos venideros, mantienen un verdadero y escondido interés para continuar ejerciendo influencia dentro de Mis hijos y sectorizar y dividir a Mi Pueblo! ¡Y con este comportamiento, aventajarse para mantener un estatus dentro de la IGNORANCIA de Mi Pueblo!

Los seguidores de quienes en este Instante aventajan a Mis hijos con la elocuencia con que escriben o publican grandes y afamados libros sobre Mi Madre y sobre Mi Voluntad, se sujetan a la mala interpretación de Mi Verdad y del Despertar en que nuestra Casa desea mantener al Pueblo Fiel, para que logre salvarse de las garras de Satanás.

Sobreabundan los libros, pero pocos son los que plasman la Verdad de la Palabra Divina, de Nuestra Voluntad y de la TRANSPARENCIA con que Mi Madre en todo Instante, ha hablado a mis hijos e hijos de Ella.  

¡Cuántos son coronados con grandes títulos intelectuales y ante Nuestra Palabra se enardecen y la niegan!

Pueblo Mío, se encuentran en el Instante en que escucharán a sus hermanos decir:

Escribo esto, hablo de esto por celo a la Casa del Padre, escondiendo la verdad de sus intereses, beneficios personales que se resumen en la soberbia. (Cfr. Flp. 3,6.)

Este Instante NO es diferente.

“…SI ALGUNO QUIERE VENIR EN POS DE MÍ

NIÉGUESE A SÍ MISMO, TOME SU CRUZ Y SÍGAME.

PORQUE TODO EL QUE QUIERA SALVAR SU VIDA, LA PERDERÁ…

Y TODO EL QUE PIERDA SU VIDA POR MI CAUSA, LA HALLARÁ.” (Mt. 16,24-25)

El que de ustedes me siga, NO haga acepción de personas, Cargue su Cruz y Sígame.

Ninguna criatura humana sobre la Tierra, puede proclamar que tiene la Verdad absoluta sobre todas las cosas…
Ninguna criatura humana sobre la Tierra, puede seguirMe sin negarse a sí misma, sin transformar su vida en un constante cumplimiento de Nuestra Palabra Divina…
Ninguna criatura humana en la Tierra que mencione Mi Verdad y sea elegida como Mi Instrumento, puede Anunciar que conoce Mi Verdad, Mi Juicio, Mi Tiempo; porque si fuese esto cierto, NO viviría en la Tierra…

Anatema es quien se proclame a sí mismo omnipotente.

El hombre, hombre es y Dios, Dios ES.

En este Instante la Humanidad mantiene tanta violencia en su corazón, porque ha cedido a sus debilidades y el Astuto Demonio se las presenta instante a instante, para que caigan. Me duelo por ustedes hijos Míos, Me duelo ante el rumbo que tomaron y que NO DESEAN dejar de lado.

El Pecado es cómodo, la Salvación es incómoda para ustedes; porque les llama a dejar lo que les gusta, a negarse a lo que les gusta, a dar lo que les incomoda dar.

Les incomoda ofrecer lo que NO poseen: Mi Amor, ya que continúan prefiriendo el Error.

Me Lamento al mirar cómo se corrompen unos a otros. Preparando más a quienes se encuentran lejos de Mí, han decidido llevar consigo a Mis hijos a la Perdición.

Hijos, como en el pasado, son libres y dentro de esa Libertad, han acogido el Libertinaje, que ustedes mismos han bebido de la Copa de la Corrupción en manos del Enemigo del alma.

No pueden ocultar la permanencia del Anticristo dentro de la Humanidad girando órdenes a su séquito. Cada Negación de Mis hijos, es un reconocimiento que ofrecen al Anticristo y su élite, que será la misma que les oprime y les llevará a dolerse hasta desear la muerte.

Pueblo Mío: Te Llamo, te busco y encuentro tan pocas respuestas a mi Llamado

¡Son tan pocos los que Me reconocen! Mi Dolor es grande, Mi Pueblo Me mantiene en una gaveta, NO de un mueble sino en la Gaveta del Olvido de la Desobediencia, de la Deshonestidad, de la Degeneración, de la Infidelidad, de la Corrupción, de la Negación, de la Injusticia, de la Muerte de la virtud de la Pureza…

¡Poseo tan pocos siervos fieles que Me den Gozo!… (CfrMt. 25,23.)

La Locura del Mal se desborda a raudales sobre la Humanidad.

Unos caminan de un lado para otro. Otros NO escuchan sino deambulan… ¡Tantos son los que NO utilizan el pensamiento y han cerrado el corazón a Mi Palabra y la adulteran! ¡Cuántos los que se han anulado a sí mismos, para seguir a hombres que les conducen por el mal camino!

Pueblo Mío, profundiza en Mi Palabra. Ámense como hermanos, NO desprecien nuestra Ley Divina.

La Oscuridad ha nublado a hombres que se llamaban a sí mismos espirituales y les ha llevado a ser seguidores del Principio del Mal:

a amarse a sí mismos, a amar su bienestar y amar la codicia. A guiar a los hombres hacia ellos y su aparente poder, para alejarles de Mí y con ellos llevar almas hacia las garras del Mal.

El pensamiento del hombre NO se mantiene en lo Divino sino en lo terreno. Han olvidado que el atesorar en la Tierra hace del hombre esclavo de sus pasiones, mezquino y le lleva a dar el primer lugar a lo que NO Soy Yo.

PUEBLO MÍO, SI EN ESTE INSTANTE TE LLAMARA Y TE PIDIERA QUE DEJES TODO PARA SEGUIRME…

¿CUÁNTOS DE LOS QUE DICEN SEGUIRME ME SEGUIRÍAN?

NO A HOMBRES, SINO A MÍ

Y Yo Soy la Voluntad Divina que se encuentra en la Escritura, en la Ley Divina, en las Bienaventuranzas, en el Sacramento del Amor Divino.

La Conversión NO es asunto de palabra sino de ¡YA! El hombre que espera para convertirse NO sabe si vivirá ese instante para convertirse. Yo Soy Misericordia y el hombre Me relega a su tiempo, a su querer, Me pospone.

NO ESPEREN, NO ME RELEGUEN.

¡EXISTE TANTO QUE YO LES EXPLICITARÉ POR AMOR A USTEDES QUE SON MIS HIJOS!

Oren hijos Míos, la profundidad de la Tierra se ha abierto y de ella emanará lo que el hombre de esta generación NO ha probado: PURIFICACIÓN.

Oren hijos Míos, oren la crueldad continúa causando estragos por toda la Tierra, asombrando a los que se mantienen en Mí.

Oren hijos, oren, beberán del Dolor. Mi Pueblo llegará a Mí, severamente purificado por las hordas del Mal que el mismo hombre ha levantado y de lo cual algunos se arrepentirán.

Oren hijos Míos, la Tierra estremece al hombre para que reaccione. El Agua se levantará y el Fuego continuará azotando con dureza.

Oren hijos Míos, oren por Mi Segunda Venida junto a Mis Legiones y a Mis Bienaventurados y la Creación que Me reconoce, emitirá su voz, la que el hombre jamás ha escuchado.

Oren hijos Míos, oren por Argentina.

Mi Madre les ha llamado a mantenerse alerta ante el COMUNISMO sigiloso y ustedes hacen caso omiso, creen saberlo todo y NO saben nada. El Comunismo reúne poder, aliados… Y ustedes serán sorprendidos.

Los que les llaman a ustedes hacia Mí y permanecen aliados al Comunismo, son ignorantes a los que NO deben seguir. El Comunismo es uno de los grandes Flagelos de la Humanidad. No sean necios, obstinados, “Yo Soy el que Soy” (EX. 3,14).

Hijos, NO continúen apegados a lo que es terreno, remonten las alturas del que vive en Mí, permítanse ser criaturas de Dios y NO de la carne, de Dios y NO de lo mundano.

Vengan a Mí, adéntrense en Mi Amor, cumplan Mi Voluntad y amen el silencio PARA QUE EN EL SILENCIO ESCUCHEN MI VOZ, la voz del silencio de Mi Amor.

Quien acoge a uno de los míos, Me acoge a Mí. Ustedes Pueblo Mío, son el orgullo de Mi Casa.

Les Bendigo y Mi Bendición se expande a sus seres amados por los que interceden ustedes y por los que aún no conocen y son Mis hijos.

Su Jesús.

Comentario del Instrumento

Hermanos:

En este instante nuestro amado Señor nos lleva a dar un gran recorrido por el estado espiritual de cada uno de nosotros.  Puedo palpar el deseo de Cristo para llevarnos a una confrontación libre, de cada uno de nosotros hacia nosotros mismos, mediante varias preguntas que solo tienen respuesta en nuestra conciencia y con nuestros sentidos espirituales, a la luz del Espíritu Santo.

Nos dice que algunos hombres escriben de Él pero con intereses contrarios a ser una guía apegada a la Voluntad de Dios, sino para alimentar el ego humano mediante la fama y el reconocimiento del mundo. A la vez, nos deja ver claramente que estos aspectos del ‘yo’ humano pueden llegar a tener más peso en el obrar y actuar cristiano que en lo que verdaderamente se necesita para acercarse más a Dios. En realidad hermanos, estas alternativas humanas llegan a ser para el hijo de Dios algo obsoleto ante la Verdad del Mensaje de Cristo.

Tenemos que amar a Dios para que la transformación de cada uno de nosotros nos lleve a potenciar las virtudes que poseemos y a saber llevarlas hacia Cristo y hacia Nuestra Madre, para que las empleemos correctamente al servicio del Reino de Dios. Todo tiene que ser para la Gloria Divina, nada para la gloria de los hombres. Amén.

http://www.revelacionesmarianas.com/

Marzo 14 de 2017

Hijitos Míos, cuando vosotros escucháis que Yo Me di por cada uno de vosotros, Me di por vuestra purificación; cada pecado que vosotros cometéis, Me daña.

Tomé todos los pecados del Mundo, del Universo entero, los presentes, pasados y futuros en ese momento y Me hice Pecado por vosotros y así Me vio Mi Padre, como un pecador; porque tomé todos vuestros pecados para purificarlos con Mi Divinidad.

Poco os acordáis Mis pequeños, de reparar el daño que Me hicisteis y Me hacéis, todavía. Ciertamente en aquél momento, tomé los pecados que hoy mismo cometisteis, que cometisteis en vuestro pasado, que cometeréis mañana y pasado y los demás días de vuestra existencia.

En aquél momento Yo los tomé todos, pero esto no quiere decir que ya estáis libres de pecado, que estáis purificados.

Con esto os quiero decir que con Mi Donación, abrí las Puertas del Cielo para que pudierais entrar, siempre y cuando, vosotros os arrepintierais de esos pecados cometidos y que Me han dañado a Mí, en una forma tremenda.

Reparación os pido, Mis pequeños. Yo, el Santo de los Santos, NO tenía por qué sufrir por vuestros pecados. Yo que NO Soy pecado tomé los vuestros, para que con Mi Divinidad pudieran ser perdonados, siempre y cuando vosotros os arrepintierais de ellos.

 Sí, Yo os abrí las Puertas del Cielo. Pero NO podéis pasar a través de ellas, si NO OS ARREPENTÍS primero, de vuestro mal proceder.

Yo Me di, para que pudierais vivir eternamente en el Reino de los Cielos. Con Mi Muerte, os he dado Vida. Pero vosotros mismos podéis escoger el seguir viviendo por Mí… O morir, al seguir pecando y NO tomar en cuenta NI agradecer, lo que Yo hice por vosotros.

El hombre tiene que arrepentirse de su mal proceder. NO se os puede obligar a entrar al Reino de los Cielos, si vosotros NO lo queréis. Suena raro esto, pero hay almas que prefieren vivir en la maldad, que prefieren seguir dándoMe la espalda y prefieren seguir a Satanás y vivir con él.

Parece una locura, para los que estáis Conmigo y sabéis distinguir entre el Bien y el Mal. Pero es así Mis pequeños, hay almas que buscan el Mal y que quieren vivir eternamente, en el Mal.

Cada quien tiene su libre albedrío, cada quien cuida su alma, como mejor le parece. Ciertamente viven en el error, porque NO tienen idea de lo que la Palabra ‘ETERNAMENTE’ significa. Cuando ellos escogen vivir eternamente fuera de Mi Amor, de Mi Gracia, de Mis Bendiciones, NO hay vuelta atrás. Vivirán sufriendo y padeciendo su error, eternamente.

Reparad pues Mis pequeños, por vuestras faltas y por la de muchos de vuestros hermanos, que NO se acuerdan de Mí. Ciertamente a vosotras las almas escogidas, os pido más y Me aprovecho de vuestro amor, para que reparéis por los dolores que Me causáis vosotros y los que Me causan muchos hermanos vuestros.

Prácticamente todas las almas Me causan dolor, en mayor o en menor grado. Pero también hay muchas que Me producen Alivio y quiero que vosotros seáis de ésas almas. Que Me ofrezcáis vuestros dolores, vuestras penas. Pero sobre todo, que Me ofrezcáis vuestro amor.

Habéis sido guiados por muchos años ya, para que entendáis mejor lo que la palabra “Amor” significa.

PedidMe que sea Mi Amor el que viva en vosotros y así Me podáis ofrecer Mi Mismo Amor, para quitarMe todos estos dolores y penas que a diario Me provocan vuestros actos negativos y pecaminosos.

Me dais gran alivio, cuando vosotros pensáis en Mí, cuando Me amáis, cuando Me agradecéis, cuando Me Bendecís.

Mi Amor es grande por vosotros y os cuido más, porque sois almas que Me producís bienestar y Me hacéis descansar de tanto Dolor, de tanta Maldad, de tantas Blasfemias.

AmadMe Mis pequeños, con Mi Amor. AmadMe, desde lo más profundo de vuestro corazón. OfrecedMe vuestros grandes dolores o pequeños dolores, pero NO desperdiciéis nada. Lo que quiero es vuestra compañía, lo que quiero es vuestro amor, lo que quiero es vuestra comprensión.

Que entendáis el ‘cómo y el por qué’ Me di por vosotros, por vuestra salvación. Y sobre todo, para levantaros de la situación de la que estabais antes de que Yo viniera a salvaros.

Llegará un tiempo en que os daréis cuenta de ello, cómo estaban las almas antes de que Yo viniera a la Tierra y cómo quedaron después de Mi Resurrección. Veréis palpablemente la obscuridad, antes de que Yo llegara, y la Luz, después de Mi Donación.

Soy Luz para cada uno de vosotros, Soy Luz para las naciones, Soy Luz, para el Universo entero. Mantened en vosotros la Luz que os dio la salvación y ofrecedMe esa Luz, que es Mía, por la salvación de vuestros hermanos. La necesitan, Mis pequeños, la necesitan.

J V. dice: Papá Dios me deja ver infinidad de almas que van subiendo al Cielo, pero me causa rareza que algunas de ellas, de estas almas que van subiendo, están clavadas a una cruz. Las otras suben libremente, pero estas suben con su cruz.

Hijitos Míos, cada uno de vosotros lleváis una misión que cumplir. Venís a la Tierra a servirMe, para servir a vuestros hermanos siendo otros Cristos para la salvación de sus almas y de la propia vuestra.

Esas almas que viste subiendo libremente, son almas buenas que se han ganado el Reino de los Cielos. Pero esas almas, que has visto clavadas todavía en una Cruz, son las que más se han parecido a Mí.

 Son las almas que van a tener un distintivo especial en el Reino de los Cielos. Son las almas a las que se les puede decir hijas de Dios, Cristos vivientes en la Tierra. Son las almas que abrieron su corazón, se humillaron, pero hubo Sabiduría en ellas y Me permitieron Vivir en ellas, a Mí, vuestro Salvador, Cristo Jesús.

Estas almas llevarán un distintivo especial, eternamente, en el Reino de los Cielos. Serán almas que brillen más entre todas las almas, son almas que se distinguen por su amor y por su donación.

Son almas que primero vieron por el bien de sus hermanos, antes que por su propio bien. Son almas que se han santificado y que fueron acrisoladas y aceptaron ese acrisolamiento con paciencia, con amor, con abnegación. Y  siempre, aceptando Mi Voluntad.

Os he pedido tanto que seáis como Yo Mis pequeños, ser otros Cristos. Os hace brillar, os hace tener una dulzura especial en el Reino de los Cielos, porque ellos tuvieron esa dulzura para con sus hermanos aquí en la Tierra.

Recordad lo que os he dicho, que lo que le hagáis a uno de vuestros hermanos aquí en la Tierra, Me lo estáis haciendo a Mí, vuestro Dios. Si disteis amor, dulzura, cariño, cuidados a vuestros hermanos aquí en la Tierra, lo tendréis multiplicado al ciento por uno en el Reino de los Cielos.

Y por eso brillaréis más y llevaréis ese distintivo porque os lo ganasteis. Vuestro dolor, vuestra donación, se vuelve un Amor Divino hacia vosotros en el Reino de los Cielos y gozaréis también mucho más, que la gran mayoría de las almas salvadas.

Por eso Mis pequeños, cuanto más os pida en vuestra vida en dolores, en pruebas, en vuestro acrisolamiento, en vuestra donación hacia vuestros hermanos, agradecédMelo.

 Quizá NO lo entendáis en el momento, pero os digo, seréis almas muy especiales en el Reino de los Cielos, porque quisisteis ser otro Cristo. Os disteis por vuestros hermanos, como Yo Me di por vosotros… Y NO puedo menos, que regalaros Mi Reino, pero en una forma especial y mejor, que para la gran mayoría de vuestros hermanos, que NO quisieron aceptar ese acrisolamiento. Y porque NO quisieron darse tanto, como vosotros lo hicisteis.

Recordad que Yo lo veo todo, lo sé todo y hasta lo más mínimo que hayáis hecho por alguno de vuestros hermanos, quedará recompensando grandemente en el Reino de los Cielos.

Soy vuestro Dios y sé pagar Mis pequeños, sé pagar el amor que vosotros deis aquí en la Tierra a vuestros hermanos y el que Me hayáis dado también a Mí vuestro Dios, al reparar por vuestros pecados, por los pecados del Mundo, por los Dolores que Yo voy cargando y que todos vosotros Me causáis.

Hijitos Míos, tened una gran devoción por las Benditas Almas del Purgatorio, en estos tiempos muy necesitadas están, porque NO hay suficientes Misas y oraciones para poderlas sacar del Purgatorio lo más pronto posible… Y sufren, SUFREN MUCHO…

Que vuestras oraciones, vuestras Misas, el rezo del Santo Rosario y todo lo que podáis hacer por ellas, les alcance un alivio pronto en el Reino de los Cielos, para que puedan salir rápidamente, porque su sufrimiento es muy grande.

Ciertamente un alma en el Purgatorio, saldrá en un determinado tiempo, pero también, dependiendo del nivel en el que se encuentre. Hay niveles muy bajos y dolorosos, todavía cercanos al Infierno, en donde el alma sufre mucho. Porque está también atormentada, no por demonios, pero sí por su propio Dolor.

El Purgatorio es un lugar de purificación y arrepentimiento. Un tiempo de meditación en el cual, el alma se da cuenta de todo el mal que sus pecados causaron. Hay pecados que pueden hacer solamente daño a la persona que los comete. Pero hay pecados que causan mucho mal, porque muchas almas los toman como propios y los repiten.

Por eso, cuando os he pedido ser otros Cristos, debéis ser almas de ejemplo, para que otras almas tomen el buen ejemplo que vosotros deis y ese buen ejemplo les alcance su salvación eterna. Pero si sois almas malas, que en lugar de dar un buen ejemplo, dais un mal ejemplo, vais a causar mucho daño en muchos de vuestros hermanos.

Por eso, hay almas que pasan tanto tiempo en el Purgatorio, porque afectaron a muchas almas que las vieron hacer tal o cual cosa que era pecaminosa y que ellos repitieron, causándoles quizá hasta una muerte eterna o causándoles también, una estancia larga en el Purgatorio.

Tenéis que pensar en vuestro futuro Mis pequeños, pero en vuestro futuro eterno, porque debéis cuidar vuestros actos, vuestras palabras, el ejemplo que deis a los demás. Porque tendréis que pagar también por lo malo que hagan otras almas, por el mal ejemplo que disteis y que tomaron como propio y repitieron y que dañaron a otros y quizá a muchos más.

Mientras estéis en la Tierra, reparad. Haced penitencias, ayunos, por el bien de vuestra alma. Porque si por algún tiempo en vuestra vida disteis mal ejemplo y muchos os vieron y repitieron ese mal ejemplo, tendréis que padecer por vuestros propios pecados y por el mal que hicieron esas almas por causa vuestra.

En cambio, os ganaréis más Gloria, más Amor, más cuidados Divinos, cuando vuestros actos o vuestras palabras, fueron buenos, disteis un buen ejemplo y ese buen ejemplo fue tomado también por hermanos vuestros y lo repitieron y a la vez, otras y muchas almas más lo volvieron a repetir.

Tendréis una corona de Gloria, porque fuisteis verdaderos Cristos, enseñando el Bien. Fuisteis apóstoles Míos, porque eso es ser un apóstol, es ser otra imagen Mía entre vuestros hermanos. Seréis muy recompensados por todo ese bien que causáis en otras almas.

Tened pues cuidado Mis pequeños, con lo que decís y hacéis, que puede ser bueno o malo, para las almas que estén a vuestro alrededor. Todo será Juzgado, nada se escapa a Mis Ojos. Os repito, cuidad vuestro futuro eterno.

Yo, el Hijo del Hombre y vosotros, Mis pequeños, Mis hermanos, os Bendigo: que la Luz del Espíritu Santo, descienda sobre vosotros, os transforme y os lleve a la Perfección de Mi Padre, a la que estáis llamados todos vosotros.

Gracias, Mis pequeños.

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: