A60 AMOR, DESEOS Y MILAGROS


1CRISTO REYYo Soy vuestro Dios, el Dios Encarnado, el Dios al que se refieren las Escrituras y a quién muchos profetas se refirieron y esperaron.

Mi Misericordia se dio por fin, al Encarnarme y al realizarse todo lo que de Mí se dijo en la Antigüedad. Yo Me presenté al pueblo judío, al pueblo de Mi Heredad y NO Me respondió  como el hijo consentido debiera hacerlo, Me negó y Me Crucificó…

Pero gracias a ello, Mi Promesa y Mi Liberación llegó a TODOS los pueblos de la Tierra y a todo tipo de hombres. NO solo a los que pertenecían a Mi Pueblo Escogido, sino a todos los que posteriormente  escogieron Mis Enseñanzas dadas por Mis Apóstoles.

La Sangre Derramada fue la de vuestro Dios. Los dolores intensos fueron de vuestro Dios… Y la Salvación se logró por Mí vuestro Dios. Mis dolores, Mi Pasión, la Traición de los Míos, fue real y muy dolorosa. TODO lo dí por amor a vosotros, por vuestra salvación. Pero qué poco eco encuentro en vuestros corazones. ¡Cuánto menosprecio, cuánta infidelidad, cuánta falta de agradecimiento…!

Sí Hijitos Míos, la Sangre Preciosa de vuestro Dios Encarnado  se dio hasta Su última Gota y con la finalidad de salvaros a TODOS vosotros. Cuánto dolor hay en Mi Corazón porque veo en muchos corazones que todo lo que Yo hice NO sirvió para nada, YO NO Existo en muchos corazones.

El que Yo haya muerto por ellos no les afecta ni para bien ni para mal, simplemente NO EXISTO en su vida. Cuanta falta de amor y de agradecimiento existen en la mayoría de los corazones. NO alcanzáis a comprender lo que es éste Misterio. Que vuestro Dios se haya Encarnado y haya bajado a romper las Ataduras del Pecado con las que Satanás os tenía inmóviles.

Yo vine a daros Vda, a daros un respiro, a cumplir las Escrituras que prometían al Salvador. Me quise hacer hombre como vosotros, para que pudiera  acompañaros en vuestros Dolores, en vuestra Misión, en el Dolor que causa el Pecado por separarse de su Dios.

Yo, con Mi Vida y Enseñanzas os vine a dar la forma de vencer al Mal. Mal que todos vosotros padecéis, pero que los que Me pertenecen al  tomarlas para Sí, NO permiten que el Mal les venza y les evite gozar del Premio Eterno.

Mi Sangre Preciosa se dio por cada uno de vosotros. Bajé para que NO pudiérais decir: Tenemos un Dios Magnífico, pero estando allá arriba, nunca se  acuerda de nosotros. Ofrecí por vosotros Mis penas, dolores, persecuciones.

Fui uno más entre vosotros, por amor, pero NO Me manché con el Pecado, a  pesar de que el mismo Satanás me atacaba constantemente, al igual que a cada uno de vosotros ataca. ¡Yo los vencí y Os dejé Mis Enseñanzas para que vosotros también lo vencierais!

Yo os di hasta Mi última Gota de Sangre para que os alcanzara vuestra Salvación en todos los siglos, pasados y futuros. Yo NO Soy un Dios de un momento, Mi Pasión, Mis Enseñanzas, Mi Resurrección ES, fue y será para siempre.

Mi Sangre Preciosa sigue derramándose a diario en todos los pueblos de la Tierra, a través de cada Misa y es tan valedera como aquellos que Me vieron en el Gólgota.

Aunque ahora Mi Sacrificio es incruento, Yo, verdaderamente, estoy en cada Misa. ¡Yo aún estoy Vivo entre vosotros!

Por la falta de Fe y de Amor a vuestro Dios, NO alcanzáis a ver NI agradecer este Misterio tan grande y tan bello, puesto que con él YO sigo estando entre vosotros, levantando muertos a la Vida, curando enfermos, enseñando a través de Mis Palabras, compartiendo con vosotros alegrías y tristezas.

Yo NO me aparto de los Míos, Yo velo por Mi pueblo y Yo sigo suscitando salvación entre las almas, que con humildad reconocen su Pecado y se acercan a Mí, arrepentidos.

Llegaréis a comprender en breve, lo que Mi Regalo fue para vosotros. El haberMe dado por vosotros, es algo que NO comprenderéis bien, sino hasta que Mi Santo espíritu os lo explique.

A muy pocos se les ha dado a comprender y sentir Mi Sufrimiento y el gozo de Mi Pasión. Sí, realmente Sufría como Hombre, pero también Gozaba como Dios, porque con ello Yo estaba rompiendo las ataduras del Pecado que os agobiaba y os estaba dando la Luz a seguir.

Yo fui, para los que me aceptaron, Luz en su camino, Luz en su vida. Les di la dirección correcta a donde dirigirse, ya no iban a deambular en las sombras con las que el pecado los cubría. Yo vine a disipar esas tinieblas, ¡Mi Sangre poderosa lo logró! Con Mi Sangre Sellé el Pacto con vosotros para vuestra salvación.

Ya NO era una Promesa antigua, de palabra o sellada con sangre de animales, fue ahora con Mi propia Sangre, Sangre de un Dios que os ama como nadie os puede amar.

Yo os dije: “No hay mejor amigo que el que da su propia sangre por él”.

El verdadero amigo puede llegar a dar su propia vida para salvarlo de un peligro.

Yo os libré del peligro perenne que tenéis en la Tierra, Satanás.

Mi Sangre Preciosa lo venció y lo sigue venciendo…

Y lo sigue venciendo en todos aquellos que siguen a su Dios, a Mí, el Salvador.

Aquellos que se protegen y se revisten con Mi Sangre Preciosa NO pueden ser afectados por los poderes del Infierno. El Poder de Mi Sangre puede vencer TODO LO MALO con lo que el Demonio os pueda atacar…

Y así, para NO separarMe de vosotros, Me quise quedar entre vosotros, Os dejé la  Fuente de Vida para permitiros crecer, fortaleceros y protegeros de los ataques del Mal.

Me sigo dando a diario en la Santa Eucaristía y quien a Ella acude, se llena de Mi Vida, de Mi gozo, de Mi Salvación. NO hay mejor Alimento NI medicina para el alma, que el recibirMe en estado de Gracia en la Sagrada Eucaristía.

Mi Presencia en un alma lo es todo. No hay nada en el Universo entero que pueda darle más gozo a un alma que el estar con su Dios. La gran mayoría de vosotros NO le permitís al alma alcanzar este gozo eterno, este gozo infinito,  por estar tan embebidos en las cosas del Mundo.

Pronto sabréis el Regalo que tuvisteis y cómo lo desperdiciasteis y NO sólo con vuestra alma, sino también el bien que dejasteis de dar a vuestros hermanos.

Las almas que están Conmigo y en Mí, al recibirMe su gozo es tan grande que NO pueden contener todo Mi Poder de Amor. E inmediatamente lo empiezan a transmitir, primeramente con el deseo, pidiendo por todos sus hermanos de la Tierra y del Purgatorio y posteriormente con el ejemplo de vida.

Así las almas que están Conmigo, se vuelven administradoras de Mis Bienes, se vuelven almas ricas, deseosas de compartir su riqueza.

Cuando un alma actúa así, está haciendo que Mis Gracias y Bendiciones cubran a todas las almas del Cielo, del Purgatorio y de la Tierra completando Mi Obra de Redención.

¡Gracias, Mis almas agradecidas y compartidas, porque con vosotras muchas almas de hermanos vuestros están alcanzando su salvación, Gracias!

También Mis pequeños,  os quiero enseñar a uniros en un solo cuerpo y en un solo corazón.

Mis Enseñanzas siempre fueron de Amor con una total Donación. Donación plena, hasta dar todo lo que Yo tenía.

Mucha gente Me ayudaba económicamente y éso mismo se repartía entre los pobres. Os enseñé a NO atesorar con fines egoístas, con fines de avaricia terrena; sino os enseñé a atesorar, pero para fines eternos.

Os enseñé a dar al pobre y al necesitado de lo que teníais de sobra, pero también os enseñé que vale más cuando compartís de lo que NO os sobra.

Yo Me dí en totalidad por vosotros y os dí de lo más valioso que tenía, Mi Vida y Mi Amor de Dios, Mi Vida Misma y la de Mi Padre. Yo os transmití a Mi Padre. Yo os transmití los deseos de Mi Padre.

Yo os dejé ver en Mí a Mi Padre y ése es Mi deseo vehemente, que aquél que esté con Nosotros, Nos deje transmitirNos a través vuestro.

Yo también os dejé lo más valioso con lo que contáis sobre la Tierra, la Sagrada Eucaristía.

Os sigo compartiendo todo lo Mío, todo Mi Ser, todo Mi Poder.

Y así como Yo Me Doy a todos los Míos, Yo vuestro Dios Redentor, deseo que Me transmitáis a todos aquellos que NO pueden tomarMe en Ella.

Mi Redención fue para todas las almas, para todas las existentes en el Mundo, para las que Me iban a seguir y para las que NO Me iban a seguir.

Gracias Señor Jesús por Tu Amor tan excelso, al entrar en mí tómame como canal, para que nos sanes y nos salves a TODAS las almas que necesitamos de tu Gracia y tu Misericordia. Amén

Vosotros, los que os sentís Mis hijos y que recibís Mi Sacratísimo Cuerpo en la Sagrada Eucaristía, os pido que así como vosotros en acción Me tomáis y Me tenéis palpablemente, por deseo profundo de vuestro corazón Me transmitáis a todos vuestros hermanos, de todo el Mundo y a los vivos y difuntos.

Vosotros, al recibirMe en la Sagrada Eucaristía, estáis recibiendo todo Mi  Ser y ésto quiere decir también, que estáis compartiendo los deseos de vuestro Dios Redentor, los cuáles son de salvación para todas las almas.

Al tomarMe debéis por Amor, compartir las maravillas que vuestro Dios hace en vuestro ser y ésto debéis llevarlo a todas las almas.

Cuando alguno de vosotros recibe un regalo o un premio muy ostentoso, desea compartir ésa alegría con todos sus conocidos, se alegra en su regalo y se alegra al compartirlo. Así debe ser vuestra forma de actuar cuando Me recibís en la Sagrada Eucaristía.

Amadísimo Padre Celestial, permite que al recibir a N. S. Jesucristo en esta Sagrada Eucaristía, la reciban también todas las almas en el Círculo de la Perfección y en el Universo entero. Gracias por tu Bondad y por Fusionarnos en tu Amor Trino. Bendito y alabado Seas eternamente por todas tus creaturas. Amén

Os debéis de alegrar en la grandiosidad del Regalo que estáis recibiendo, sabiendo que NO hay nada sobre la Tierra que se le parezca a lo que vuestro Dios os está regalando. Y os debéis de alegrar al compartir Mi Ser ya en vosotros, a TODAS las almas, vivas y difuntas y de cualquier raza o credo.

Como os dije, Mi Redención fue para todos. Yo vine a salvar a todos, por lo tanto Mi Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad, FUE, ES Y SERÁ PARA TODOS. Pero esto debe llegar a través vuestro, a través del deseo amoroso de vuestro corazón. Vuestro deseo valdrá cuando éste sea sincero, cuando vuestro deseo salga de lo más profundo de vuestro corazón, en donde Yo habito.

Vuestro deseo debe unirse perfectamente, a Mi deseo de Salvación. Debéis ser otros Cristos. Debéis salir de vosotros mismos con el deseo de buscar almas por todo el Mundo, para alimentarlas con Mi Cuerpo, a alimentarlas con Mi Sangre, a fortalecerlas con Mis Palabras. ¡Podéis hacer tanto desde un rinconcito de vuestro hogar!

Yo os dí la capacidad de tener imaginación y el de poder hacerla volar por toda la Tierra y en todos los tiempos: pasado, presente y futuro.

A través de vuestra mente Yo puedo llegar a todas las almas y a todos los Pueblos. Yo os pido que a través de vuestros sinceros y amorosos deseos Me ayudéis a alimentar a todos vuestros hermanos.

Yo tomaré vuestros deseos como si fueran Míos e iré Personalmente, a llevar a cabo lo que estáis deseando de corazón para salvar, alimentar e instruir a las almas de vuestros hermanos. YO todo lo puedo hacer a través de vuestros deseos.

Así como alguna vez os dije que aquél que tuviera un mal deseo hacia alguien, estaba pecando realmente en su corazón; también ahora os digo que aquél que tenga un buen deseo en su corazón, será Bendecido.

Mientras más trabajéis con el amor de vuestros deseos, Yo más pronto cambiaré la faz de la Tierra. La Fé en vuestros deseos unirá a todos los pueblos de la Tierra.

Padre, por tu Infinita Bondad te ruego que les des pan para su cuerpo y para su alma, a mis hermanitos que lo están necesitando. Y dáselos junto con el Don del Espíritu Santo, para que se unan a nosotros en el Círculo de la Perfección. Amén.

El Amor NO tiene límites NI fronteras y los deseos sinceros y amorosos de vuestro corazón, tampoco. Usad de éste instrumento de amor que os doy para que Me ayudéis a levantar al género humano a la condición de hijos de Dios, para que todos como hermanos podáis, por fin, ser Mi Rebaño y Mi Pueblo Bendito.

Porque YO Jesucristo vuestro Salvador, he abierto Mis Carnes por vosotros, he donado Mi Corazón. Dí hasta la última Gota de Mi Sangre por vosotros. Me di por completo para que pudierais tener paso a la Gloria.

Mis pequeños, Me duele mucho el pecado del hombre, pero más, el Abandono en el que Me tenéis.

Mientras estuve sobre la Tierra, cada segundo era para vosotros, para vuestra salvación, para vuestra vida, para la misión de cada uno de vosotros. Mi Oración NO cesaba de día y noche, Mi Donación era completa por vosotros, Mi Vida, desde antes de venir, ya estaba donada a Mi Padre por vosotros.

Os conozco perfectamente a cada uno de vosotros, a cada uno de vuestros hermanos en todos los tiempos. Ya estabais en Mi Pensamiento, ya estabais en Mi Corazón en todo momento. Sabiendo Yo las necesidades del hombre, vuestras imperfecciones, vuestra pequeñez, vuestro pecado,

Me donaba en cada segundo de Mi Vida por vuestra salvación, pero sobre todo para que regresarais a Mí, que rompierais ése vínculo maligno en el cual vuestros Primeros Padres se introdujeron, al negar la Divina Voluntad de Mi Padre en su vida.

Ellos se alejaron de Él, NO quisieron obedecerle más, prefirieron otros caminos creyéndose autosuficientes, y cometieron el gran error de romper ésa relación Divina y cayeron.

Vosotros estáis padeciendo ése error humano y debéis regresar a ésa unión Divina con Mi Padre y para eso fui enviado Mis pequeños, para que aprendierais cómo hacerlo.

Os he dejado Mis Enseñanzas, las tenéis al alcance de vuestra mano, pero solamente debéis poner vuestra voluntad en buscar y en hacer lo que os he dejado, con amor y con mucho gusto, NO obligados.

Debéis poner vuestro empeño en apartaros de todo aquello que rompe el vínculo Divino con vuestro Dios.

Yo he venido a ayudaros a que os acerquéis a Mi Padre, que es vuestro Padre. Pero tenéis que poner todo vuestro empeño para apartar de vuestra vida todo aquello que daña ése acercamiento del hombre para con su Padre, que es vuestro Dios. NO os podéis acercar a Él con vuestras vestiduras rotas y sucias, que así es como os deja el Pecado.

Cuando ponéis de vuestra parte para luchar contra vuestro propio “yo”, que es vuestra propia maldad, negligencia, cobardía, flojera y tantos otros vicios y maldades que tenéis, a los cuales debéis eliminar de vuestra vida. Cuando empezáis a hacerlo y Me pedís ayuda para que lo logréis, ahí estaré Yo vuestro Hermano y vuestro Salvador.

Ciertamente NO podéis solos en ésta tarea tan fuerte que es la de eliminar lo malo de vuestra vida, porque Satanás continuamente os está acechando y quiere vuestra destrucción eterna.

Cuando ve un alma que trata de buscar la Luz, seguirla y NO dejarla, los ataques son más fuertes y por eso es que debéis pedir la Perseverancia, Virtud grande para aquellos que buscan la perfección.

No debéis claudicar en el camino, aún a pesar de los ataques de Satanás, que se verán acentuados cuando tratéis de buscar ésa Luz que os asegurará vuestro futuro Divino y el de muchos de vuestros hermanos. Estáis llamados a la Divinidad en el Reino de los Cielos.

NO sois Divinos, estáis buscando la Divinidad que os santificará. Estáis Conmigo, tenéis Mi Vida, tenéis Mi Ejemplo, tenéis Mi Fuerza para vencer los ataques de Satanás. NO os apartéis de Mí, NO os apartéis de Mi Madre, éstos son los momentos del Triunfo de los Sagrados Corazones, de la Verdadera Vida que se va a dar sobre la Tierra.

 Es el Amor de Mi Madre que tanto ha Intercedido por vosotros, que ha detenido Mi Mano Justiciera para que NO caiga ya sobre vosotros. Ella ha detenido el tiempo de la Gran Prueba agradecédselo, pero NO puede pasar más tiempo… HA LLEGADO el Instante en que Mi Mano Justiciera caerá sobre la Tierra…

Pero vosotros los que estáis Conmigo, que ya habéis logrado vencer en vosotros la maldad satánica, SERÉIS PROTEGIDOS. Eso tenedlo por seguro, NO se puede dejar de tomar en cuenta tanta lucha que hicisteis en lo particular, para salir adelante

Y además para ayudar a tantos hermanos vuestros que están en el Mal y que les ayudasteis con vuestra Oración, con vuestra Donación, sacrificios y penitencias, como Yo Mismo las llevé a cabo para ayudaros a vosotros en vuestra salvación.

Yo os lo dije: el que quiera venir en pos de Mí, que tome su cruz y tendrá que padecer lo mismo que Yo, vuestro Maestro, padecí por vosotros.

Ahora estáis ayudando a vuestros hermanos y estaréis sufriendo lo mismo, ciertamente en menor grado de lo que Yo sufrí, pero también tendréis el gozo de regresar al Padre, a vuestro Padre, a vuestro Dios y Creador.

Y ése será vuestro regalo y Me lo agradeceréis Mis pequeños, porque tomasteis Mis enseñanzas y las hicisteis vuestras.

Venid pues y caminaremos juntos. NO estáis solos, NO estáis abandonados, tenéis la Protección del Cielo en estos momentos fuertes de Tribulación. Haced lo que tenéis qué hacer, como Yo lo hice por vosotros.

 Yo os he dicho que aquél que quiera venir en pos de Mí, tome su cruz y Me siga. Sí, Mis pequeños, Yo el Hijo de Dios Eterno, Jesucristo el Salvador, tomé presencia humana para poder enseñaros todo lo que debías vosotros seguir.

Os dije que aquellos que vinieran en pos de Mí, sufrirían. Sufrirían porque NO sois del Mundo. Porque todos aquellos que son del Mundo, están con Satanás. Pero los que Me siguen NO son del Mundo, vienen a Mí y son atacados por el Mundo.

Ciertamente os volvéis raros, diferentes al pensamiento del Mundo, porque Me estáis viendo a Mí vuestro Dios. Porque estáis siguiendo Mis Enseñanzas, Mi Vida y esto NO le gusta al Mundo, NO le gusta a Satanás.

Tomaréis una cruz pesada. Pero estando Conmigo, YO os la voy aligerar. Sufriréis escarnios, blasfemias, ataques… Sufriréis por Mí, por vuestro Dios y por dejar Mi Amor, como Yo también lo dejé en la Tierra. Sufriréis por vuestros mismos hermanos que han preferido el Mundo o se han dejado tomar por Satanás.

Sufriréis porque sois buenos, porque sois ejemplo bueno para el Cielo y sois ejemplo vivo de que Yo Vivo en vosotros. Pero vuestra sola presencia moverá a otras almas a la conversión. Satanás NO quiere éstas almas en su Mundo, en su reino, porque él es el Príncipe de éste Mundo y ataca todo aquello y a TODOS aquellos que siguen Mi Doctrina y Mi Amor.

Cuando seáis atacados, cuando se os blasfeme en Mi Nombre, seréis benditos. Recibiréis lo mismo que Yo recibí, ataque, dolor, quizá hasta muerte, pero también recibiréis la Gloria Eterna y estad alegres por ello Mis pequeños, porque vosotros sí estaréis seguros de lo que recibiréis por el Dolor que estaréis recibiendo en el Mundo.

Recibiréis Mi Reino por el dolor tan grande de dejar Amor en la Tierra y así como Yo fui glorificado por Mi Padre, vosotros también seréis glorificados por Mí, vuestro Hermano y vuestro Dios.

ORAD, orad por aquellos que os atacan, por aquellos que NO quieren ver virtud y amor entre ellos, especialmente en vosotros y los que están con vosotros. Ellos viven en el Pecado y se sienten señalados por vuestra virtud y vuestro amor. Y por eso se sienten mal y os atacan y os quieren hacer a un lado.

Orad por ellos, porque ellos son los que realmente necesitan más de Mí, de vuestra Oración y de vuestra Donación. Vosotros estáis Conmigo, vosotros sois los hijos consentidos. Yo quiero que vosotros pidáis por ellos, que NO son todavía hijos consentidos.

Que NO son ésos hijos en los cuales Yo puedo confiar y que muchas veces son traidores a Mi causa, a la causa de la salvación de la humanidad.

Alegraos, Mis pequeños los que estáis Conmigo, porque grande será el premio en el Reino de los Cielos, pero os vuelvo a repetir: ORAD, ORAD, ORAD por vuestros hermanos que os atacan, porque todavía NO saben lo que es realmente vivir el verdadero Amor que Yo os he enseñado. Gracias, Mis pequeños. Yo os Bendigo y os pido que llevéis Mí Amor a todos los vuestros.

Yo os Bendigo, como Padre, como Hermano, como Amor y Vida y os dejo Mi Paz y Fé profundas en vuestro corazón

Yo os amo infinitamente y os Bendigo, en el Nombre de Mí Padre Eterno, en Mí Nombre, Vuestro Salvador Glorioso y en el del Amor Derramado y Purificador del Espíritu Santo.

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: