A61 PESCADORES DE ALMAS


¡Oh!, Pequeños Míos. ¡Oh!, Dirigentes de Mi Iglesia. ¡Oh!, Responsables del Rebaño mucho se os ha dado, poco voy recogiendo ya. ¡Cuánta Maldad hay en vuestros corazones!, ¡Cuánta irresponsabilidad veo hoy!

Os habéis llenado de Mundo, NO estáis cuidando el Rebaño, ¡Cuánta distracción!,

Se os ha dado tanto. Sois especiales ante vuestros hermanos, Sois los Encargados de traerMe a la Tierra. Tenéis manos bendecidas por el Sacramento Sacerdotal.

¡Oh!, Mis pequeños. Y ATACÁIS A LOS QUE ESTÁN OBRANDO CORRECTAMENTE. Confundidos estáis con teologías falsas, os habéis creado ahora vuestras propias leyes y conocimiento satanizado. Os conviene para NO trabajar para vuestro Dios y para llenaros de Mundo y de  sus bienes…

EL OBISPO DERROCHADOR

Os ha Engañado Satanás con su ponzoña maldita. Habéis vuelto un MULADAR Mi Iglesia, habéis ensuciado lo que Yo os di Purísima y Santísima: Mi Iglesia, los Sacramentos, Mi Presencia Divina entre vosotros.

No hay NADA más grande que podáis tener en la Tierra, que Mi Presencia Real, como Yo os dejé en la Iglesia, la que debisteis haber cuidado, aún a costa de vuestra propia vida.

La habéis descuidado, se os tomará en cuenta todo esto Mis pequeños, ministros de Mi Iglesia. En todos los puestos, a todos niveles, la habéis DESCUIDADO, YA NO es Mi Presencia Real y Verdadera, la que ahí está.

Habéis dejado entrar a Satanás y a su Ponzoña y ahora, ¿Quién es el que está reinando?

¿Quién es el que está moviendo a Mi Iglesia? y NO queréis sacar del Error a vuestros hermanos. Mantenéis esta podredumbre porque os atacan, tembláis, os callan…

Si alguien os llama la atención, porque estáis haciendo el Mal; NO hay humildad para reconocer ése error y atacáis. NO aceptáis que alguien os diga de vuestro error, porque la Soberbia os hace sentir superiores y que vuestra verdad es contradicción… ES una verdad falsa a la que os ha llevado Satanás.

NO vivís para Mi bien, vivís para vuestro bien y para llenar vuestros bolsillos, que va a ser vuestro LASTRE al final de vuestro tiempo y que NO os va a dejar subir libremente al Reino de los Cielos; sino que os va a llevar a la Perdición.

Se os ha llamado la atención múltiples veces y NO entendéis, Mis pequeños. Ministros de Mi Iglesia, abristeis las puertas de par en par, para que entrara el Error en ella y en lugar de cuidar lo que es Mío, cuestionan Mi Presenci. Y los dirigentes, ellos en lugar de cuidar lo Mío preguntaron a los hombres, dejaron sabiduría falsa, la corrompieron.

¿Qué habéis hecho de Mi Iglesia?…  La Confusión de ahora está causando que muchos, MUCHOS fieles salgan de Ella, porque YA NO encuentran seguridad, valor, vida real de Mí vuestro Dios, en Ella.

Es Confusión lo que causa Satanás en donde estáis vosotros, porque YA NO queréis entrar en vuestro corazón para encontrar la Verdad a través de la Oración. Os llamo y NO respondéis, ministros de Mi Iglesia. Vuestra Soberbia se ha vuelto tan grande, os sentís ahora los todopoderosos, que Me hacéis ya a un lado.

Tan bajo habéis caído, que YA NO aceptáis Mi Esencia real y Santa porque os falta Fe. Os habéis vuelto dioses y vuestra palabra, ley. Veis ahora extraño lo que Yo Creo Santísimo a través de Mi Hijo.
El Lugar Santo, NO LO ES.

Cuidáos, CUIDÁOS Mis pequeños, porque lo que de ahí salga, ya es Ponzoña, YA NO ES VIDA. CUIDÁOS, cuidáos de Satanás; porque os engañará con Mentiras. Porque YA NO HAY completa verdad en Mi Recinto Santo…

¡CUIDÁOS, cuidáos de sus miembros, NO todos están Conmigo! Cuidáos, cuidáos de aquéllos que OS están llevando a lo Turbio… Enturbian vuestra mente y vuestro corazón.

Y ORAD, orad por aquéllos que están siendo encarnizados, que están siendo azotados, que están siendo sacrificados… Porque se han mantenido, porque quieren mantener la Santidad de Mi Iglesia pero NO se los permiten.

Amad, amad con el corazón unido al Mío por Mi Iglesia, por la Institución Divina… Y ORAD con todo vuestro corazón por su Reforma y su Purificación.

Profetizado estaba y así será, que regresará a su Pureza y Santidad. Esperad el momento con ansia, que viene en cualquier momento ¡YA! Y entonces veréis lo que Yo Creé desde el Principio y veréis la Grandiosidad de lo que se os dio, para que vivierais el Cielo en la Tierra al estar con Mi Iglesia real y Verdadera, por Donación del Cielo entre vosotros.

Pedid por vuestros ministros santos que están llevando una Cruz pesada y difícil de cargar… Que vuestras Oraciones les den Fortaleza para que se mantengan en la Lucha. Que os den un ejemplo santo para que podáis vivir todavía éstos momentos difíciles, pero necesarios para toda la Humanidad y para Mi Iglesia misma.

Mi Sangre y Mis fieles Purificarán al Mundo, a la Iglesia y a la Humanidad entera. Unidos estaréis a Mi Sangre Preciosa y así se logrará que todo renazca en Mí, vuestro Dios.

La tarea de todo Cristiano, sigue siendo la que encomendé a los primeros que se acercaron a Mí, SER PESCADORES DE ALMAS.

Se acercaron a Mí, los que fueron los Primeros Apóstoles. Ésa fue la tarea que les encomendé, traerMe almas hacia la salvación, levantar las almas hacia la Nueva Vida que Yo traía a la Tierra por orden de Mi Padre.

Una nueva Evangelización en el Amor, una Nueva Vida que NO se conocía aquí en la Tierra… Un recreo para las almas, un oasis de amor, de vida de esperanza que NO se tenía hasta ése momento. Ser Pescadores de Almas, Bella Misión para todos aquéllos que están en la Iglesia.

Los Apóstoles, a ellos se les encomendó la Iglesia Primitiva, se les dieron las bases. A través de ellos empezó el crecimiento y la finalidad era ésa: el RESCATAR ALMAS. TraerMe almas para llevárselas a Mi Padre y NO solamente eso; en el Rescate también viene el cuidado, la alimentación, el crecimiento, la santidad.

A eso estáis llamados todos vosotros, Mis pequeños; a crecer, para llegar a la santidad. La santidad Mis pequeños, aún NO la entendéis, NI todas las Gracias y Bendiciones que obtenéis con Ella, la vida real  que obtenéis en ella.

LA SANTIDAD ES LA VIDA ÍNTIMA CON NOSOTROS…

LA SANTÍSIMA TRINIDAD…

   La Familia Celestial. A eso estáis llamados todos vosotros….  Al Rescate, a la vida en Familia con el Cielo.

Esa es Mi Evangelización, ésa fue la causa de Mi Venida a la Tierra, levantaros, daros Nueva Vida, abrir nuevamente las compuertas de la Gracia para todos vosotros. Ciertamente, también os dije, “muchos son los llamados, pocos los escogidos”, muchos todavía tienen sus oídos sordos, sus corazones cerrados.

Recordad que también os di las armas para romper ésos corazones duros, tenéis la Oración. La Oración de corazón, porque un corazón lleno de Mi Amor puede hacer grandes Milagros, para romper ésa roca durísima de algunos corazones, ¡Podéis hacer tanto por vuestro Dios!.

Que vuestra Oración sea continua, unida a la Mía, como lo fue durante toda Mi Vida sobre la Tierra. Oración íntima con El Padre. Sobre todo oración confiada, vivida en el Amor.

Viviendo en el Amor todo se obtiene, porque ya NO veréis vuestros intereses; veréis Nuestros intereses y así estaréis actuando con Nosotros, para Nosotros y para vuestros hermanos. Vuestra persona queda olvidada y ése es el Verdadero Amor, darse por los demás, olvidarse de sí mismo para dar vida a otros.

Hijitos Míos, cuando os di las Bienaventuranzas, os estaba dando Yo la parte virtuosa del Cristianismo, os estaba llevando a la perfección de vuestros actos, vuestros actos comprometiéndose a los Míos.

Yo, como Hijo de Dios Verdadero, vine a mostrarMe al mundo, pero sobre todo, enseñé a través de Mi Vida. Ahí podéis ver la negación en Mi Deidad para serviros a todos vosotros, Me rebajé de condición de Señor a siervo y es la posición que debéis tomar cada uno de vosotros si realmente Me seguís.

Por eso os decía que habríais de tomar vuestra cruz y seguirMe, seguir Mis pasos, primero con la Negación a vosotros mismos, segundo con la Donación de vuestra persona y tercero, enseñando Mis enseñanzas y NO las que vosotros os podáis imaginar o las que vosotros mismos creáis en vuestra mente.

Por favor, NO INTERPRETES LA BIBLIA. NI EXPLIQUES EL EVANGELIO A TU MANERA. Sólo dile a Jesús: “Señor TómaMe y enséñanos a TODOS, LO QUE QUIERES QUE APRENDAMOS...

La Evangelización que Yo os di es Divina, es Conocimiento Divino, es Sabiduría Divina, es la Sabiduría del Padre y vuestro Padre Dios, es el Único Dios Verdadero, el Creador de todo cuanto existe.

¿Por qué NO abrís vuestros ojos? ¿Por qué NO abrís vuestra mente, Mis pequeños? Sois pequeñitos, aún vuestros grandes sabios y científicos NO pueden llegar a conocer infinidad de cosas que tenéis a vuestro alrededor, que fueron creadas por Mi Padre en Su Sabiduría Infinita…

Y preferís vosotros, hacer vuestras propias teorías y deducciones y enseñarlas a los hombres, ¡Qué tontería, Mis pequeños! Querer hacer crecer al hombre con sabiduría humana,

¿Cuándo llegaréis a la perfección de ésta forma?, ¡NUNCA Mis pequeños! Por eso Yo os traje la Sabiduría Divina, la Sabiduría Infinita; para que aquél que la siguiera, pudiera llegar a la perfección a la que sois llamados todos vosotros.

Cuando estáis Conmigo no solamente conocéis las Verdades del Amor, sino también las Verdades de la Creación, se os da todo, pero como se os ha dicho, la Sabiduría se le da a aquellos que realmente son verdaderos hijos de Dios, a aquellos en los cuales se les puede confiar,

aquellos que ya son maduros en el Amor, en la donación, en el servicio, que no buscan ser servidos, sino servir, que no buscan ser endiosados, sino rebajarse a condición de siervos. Allí es donde tendréis realmente el conocimiento absoluto, en la sencillez, en la humildad.

Seguid Mis pasos, Mis pequeños y seréis otros Cristos y conoceréis las profundidades del Amor. Nada secreto hay en Dios, todo está a disposición de todos vosotros, porque sois hijos y al hijo NO se le esconde nada. Pero el hijo también tiene que mostrar fidelidad al Padre, a la familia, a los hermanos.

Os amo, Mis pequeños, estoy con vosotros, NO detengáis vuestro paso. NADIE os detiene, vosotros mismos os detenéis.

Sí, Mis pequeños, en las Bodas de Caná, Yo ayudé a los novios. Cuando os casáis, sois todavía adolescentes, pequeños, inexpertos y se necesita aún la guía adulta para poder hacer bien las cosas.

Mi Madre intercedió por ellos. Ésa época, en la que sabéis, eran muy pequeños cuando se casaban, intercedió por ellos, porque es muy penoso ver que se acaba el vino, las viandas, que es la atención que tienen los novios hacia los invitados.

NO permitió Ella que se pusiera en evidencia ésa falta, ése deseo de halagar a los invitados, con la falta del vino. Me insistió, Me pidió que les ayudara, lo hice por Amor a Mi Madre.

Mis pequeños, de Mi Madre obtenéis grandes cosas, acercaos a Ella, Ella es todo Amor. Me ha tenido a Mí, que Soy el Amor Increado.

Ella vivió el Amor desde Su Nacimiento, pero de ésos nueve meses que Me tuvo en Su Seno, vivió Mi Amor, vivió el Cielo y eso marca a un alma tremendamente.

Cuando Me tenéis a Mí en vuestro corazón, en las almas queda una marca indeleble para toda vuestra vida.

Un encuentro Conmigo, una experiencia mística, una experiencia de vida Conmigo con vuestro Dios, marca vuestra existencia para siempre; porque al tener una experiencia del Amor Puro, del Amor Santo, del Amor Divino, las almas gozan infinitamente.

Os he dicho que el potencial de un alma es infinita y cuando Yo permito ésa Gracia, de tener el Encuentro Conmigo, el alma goza infinitamente.

En vosotros queda el buscarMe y aprovechar ésas ocasiones y ésas ocasiones se pueden multiplicar si Me buscáis o también queda en vosotros hacerMe a un lado de vuestra vida, rechazarMe, NO querer estar Conmigo.

Yo Soy vuestro Dios, Yo tengo el mejor vino para cada uno de vosotros, Yo puedo hacer en vuestra vida ésas bodas Divinas en las cuales vuestra alma se despose Conmigo, con vuestro Dios. Pero en vosotros queda el buscarMe, el querer estar Conmigo eternamente, el llenarse de Mí, el dejarse amar por Mí, vuestro Dios.

Yo os doy la libertad y en ésa libertad es como vosotros gozáis más, porque todo lo que se impone NO se goza, todo aquello que se acepta en libertad y por amor se goza, se vive, se transmite y se recuerda eternamente.

A eso os invito, Mis pequeños, a que os dejéis marcar por Mí, con ésos actos Divinos, ésos encuentros Divinos de Mi Corazón hacia el vuestro.

AbridMe vuestro corazón con vuestra confianza y con ése deseo de estar Conmigo y Yo os prometo grandes encuentros que gozaréis infinitamente.

 Yo os he dicho: “el que quiera seguir en pos de Mí, que tome su cruz y Me siga”. ¿Queréis vosotros seguirMe, Mis pequeños? ¿Estáis seguros que queréis hacerlo?

Si asintiérais, ciertamente os deberéis dejar cubrir por Mi Santo Espíritu. Y pedidlo así, Mis pequeños. Porque Mi Cruz ha de llegar a todos aquellos que Me seguirán en estos Tiempos de Tribulación. Serán tiempos difíciles, pero os apoyaréis en Mí.

Yo he venido a la Tierra a serviros, aceptando lo que Mi Padre Me ha pedido para ayudaros. Tomaréis también vuestra cruz, pero NO la deberéis tomar como una obligación, sino con amor, como Yo Me abracé a Ella.

Sabiendo que al tomar Mi Cruz, al aceptar lo que Mi Padre Me pedía para todos vosotros, os iba a hacer felices; porque os iba con esto, a abrir las Puertas del Cielo.

Vuestra posición ahora Mis pequeños, es que al uniros Conmigo, con vuestro Hermano Jesucristo, también les ayudaréis a muchas almas a que puedan entrar al Reino de los Cielos.

NO es necesario que os explique cómo está la situación Mundial, vosotros mismos la estáis viendo: tantas almas alejadas de Mí, tantas almas que NO viven realmente el Verdadero Amor Divino, Puro, Santo, que os hace crecer espiritualmente.

Sino ésos amoríos que os desvían y os destruyen completamente, que es a donde os quiere llevar Satanás y que lo está logrando.

Damos la Adoración que le pertenece a Dios, a un pobre ser humano lleno de defectos igual que nosotros… Y en la DESILUSIÓN, pagamos las consecuencias…

¡Tantas almas que se están perdiendo por haber abierto mente y corazón a todo aquello con lo que Satanás os está Atacando y os está Destruyendo!

Por eso vuestra tarea Mis pequeños, también va a ser de salvación de almas. Uniréis vuestros dolores, uniréis vuestras penas, uniréis vuestras lágrimas también, a las Mías.

Sí, Mis pequeños, ya os he explicado que Yo lloraba mucho al ver a las almas. Cómo, a pesar de todo lo que Yo iba haciendo por ellas y todavía lo que iba a hacer, hasta derramar la última Gota de Mi Sangre, NO iba a servir para muchas de ellas, porque NO iban a abrir su corazón al Amor que Yo estaba derramando para su salvación.

Mis pequeños, vosotros los que entendéis todo esto que os he ido dando éstas lecciones de Amor, acompañadMe… Y dejadMe que Yo esté plenamente con vosotros en estos Tiempos de Salvación. Vosotros NO debéis tomar éstos Tiempos como Tribulación,

Tribulación será para aquellos que NO viven en Mí, que NO viven el Amor, que NO saben que todo esto que va a pasar será Purificación para un bien posterior. Se les quitará lo que ellos están buscando afanosamente, pero vosotros sabéis que todo esto que está sucediendo es para un bien grande para todos vosotros…

Y NO puede ser Tribulación para vosotros que estáis Conmigo, sabiendo que vuestra donación va a servir para salvación de muchas almas…

Y debéis vivir con una gran alegría, porque vosotros que os estáis Donando, recibiréis un lugar MUY, muy especial en el Reino de los Cielos

 Porque al estar unidos a Mí vuestro Hermano, vuestro Dios, también Me acompañaréis a ésos lugares en donde solamente los hermanos de un Dios, vosotros Mis hermanos Conmigo Cristo Jesús, Me acompañaréis a ésos lugares reservados por Nuestro Padre, porque fuisteis otros Cristos en este Tiempo.

En estos Tiempos de Salvación. Alegría para vosotros, Tribulación para aquellos que van a sufrir y que van a perder lo material, que para ellos es esencial para su vida; pero que serán vaciados de lo material y vosotros con vuestra Oración, los llenaréis de lo espiritual.

Manteneos pues Mis pequeños, unidos a Mí. Viene todavía el tiempo en que seréis doblegados por la Maldad como se Me quiso a Mí doblegar por los verdugos.

Se Me doblegó al quererMe crucificar como si fuera cualquier bandolero o criminal y así Me veían muchos en el pueblo: un Hombre Doblegado, pero NO estaban viendo al Dios que iba a Resucitar después.

Y así estaréis junto Conmigo, Mis pequeños. Seréis doblegados ante el Mundo, pero Resucitaréis Conmigo y tendréis un lugar muy especial en el Reino de los Cielos.

Alegraos pues, Mis pequeños. A pesar de que alrededor vuestro, todo sea Tribulación para los demás, porque vuestra alegría consistirá en la salvación de tantas y tantas almas que están muy alejadas del Verdadero Amor, el que Yo os vine a dar a toda la Tierra y para todos los Tiempos.

Venid pues a Mí, alegraos junto Conmigo, tomad con alegría vuestra cruz y seguidMe. Ya es corto el tiempo, ya es corto… Y después gozaréis.

 Prepárense para grandes pruebas que tendréis. Son pruebas que afectarán a los que Me aman, porque a muchos de vuestros  hermanos que NO Me aman, las tomarán sin importancia. Vosotros, los que estáis ya en Mi Corazón conocéis Mi Amor, conocéis Mis  Sentimientos de Dios, de Padre, de Amigo.

Así como eran Mis apóstoles en Aquél Tiempo, ahora sois vosotros los que Me entendéis. Porque habéis estado Conmigo ya por mucho tiempo y conocéis cómo actúa vuestro Salvador, cómo siente vuestro Salvador, cómo llora vuestro Salvador, cómo ama vuestro Salvador.

Para muchos, sigo siendo el Dios Desconocido. Para muchos, NO les importa el que Yo haya venido a salvarles, a abrir las Puertas del Cielo que estaban cerradas. NO les interesa Mi Vida Activa, en donde les enseñé a vivir de acuerdo a lo que se vive en el Cielo, a vivir el Amor que se vive en el Cielo.

Mis pequeños, vosotros estáis dentro de Mi Corazón y Sufrís cuando escucháis o veis cosas que NO van de acuerdo a lo que Yo os enseñé y por eso sufriréis, porque Me amáis.

Muchos hermanos vuestros Me rechazan, muchos hermanos vuestros Me atacan, muchos hermanos vuestros NO quieren saber nada sobre Mí. Todo esto Me Duele, Mis pequeños, porque Soy vuestro Dios.

NO entendéis todavía lo que es vuestra posición de creaturas y lo que es Mi posición de Dios… Por eso OS creéis a veces superiores a Mí, que podéis hacer lo que queráis Conmigo. La Soberbia, os ha Nublado la mente y el corazón.

Buscáis por muchos otros lados cosas en qué creer y qué seguir, cuando Yo vuestro Dios Soy el Único que tiene la Verdad Absoluta; porque Soy vuestro Creador, Soy vuestro Salvador, Soy la Vida de vuestra alma y Soy la Vida de cuanto existe.

Por eso, Mis pequeños, os pido lo mismo que les pedí a Mis apóstoles, momentos antes de que fuera Yo entregado a los soldados: uníos Conmigo en la oración. AcompañadMe Mis pequeños, en la Oración.

Os lo pido Mis pequeños, porque ciertamente NO Me veis, pero sabéis que Existo. Sabéis que estoy en vuestro corazón y vosotros estáis en el Mío.

Se volverá a dar el Sufrimiento, pero ahora vosotros también sufriréis. Sufriréis porque se os tratará de quitar a vuestro Dios, PONDRÁN EN DUDA MI DIVINIDAD, harán a un lado Mi Amor. Seré un Simple Hombre ante muchos ojos, YA NO seré el Dios que debo ser ante todos vosotros.

Hijitos Míos, NO os imagináis las multitudes de hermanos vuestros que están atrapados en las garras de Satanás. Ciertamente a vosotros os he escogido, os apoyo, os llevo, os cuido, os amo.

Porque a pesar de las adversidades del Mundo, de vuestra problemática particular; vosotros seguís adelante, habéis escogido la mejor parte, como María.

Pero hay tantos hermanos vuestros, que a pesar de que tuvieron la oportunidad de escogerMe, NO lo hicieron. Y tampoco tienen deseos de buscarMe para estar Conmigo y entrar en Mi Voluntad.

Tenéis que estar conscientes Mis pequeños, de que aunque vosotros vinisteis a la Tierra a servirMe, sois creaturitas muy pequeñas, sois Mis nadas, sois piedrecitas en el camino. Pero cuando vosotros estáis Conmigo, vuestro ser se llena de Mi Amor y Yo NO puedo rechazar Mi Amor cuando lo veo en otros.  

LOS PARAMÉDICOS CELESTIALES, SOMOS SÓLAMENTE ESO:    PARAMÉDICOS…

Por eso sois Mis consentidos. Pero NO por eso, vosotros os debéis sentir mejor que los demás. Ciertamente respondisteis a Mi Llamado… Pero hay muchos hermanos vuestros, que por innumerables causas NO están Conmigo NI quieren estar Conmigo.

Cuando vosotros tenéis algo bello, algo que os gusta, lo presumís o lo compartís a vuestros hermanos, porque os gusta mucho. Vosotros que estáis llenos de Mí, ¿Acaso NO tenéis el deseo de compartirMe con vuestros hermanos? Soy mejor que cualquier regalo o cualquier cosa que pueda haber en la Tierra, ¡Soy el Gran Tesoro!

¿Por qué NO Me compartís a vuestros hermanos? ¿Por qué NO Me lleváis a ellos y les enseñáis de lo que está lleno vuestro corazón y el porqué estáis alegres continuamente, a pesar de que todo  alrededor es Negativo?

Vosotros, orgullosos debierais estar de poseerMe. Ciertamente caéis. NO por el hecho de tenerMe estáis exentos de pecar. Os he dicho que vuestra naturaleza es débil y seguiréis cayendo, hasta que seáis tomados de regreso para el Reino de los Cielos… 

Pero mientras tanto Mis pequeños, seguís cayendo… Y eso os sirve también, para que os deis cuenta de que necesitáis de Mí en todo momento… Y sobre todo, para que NO caigáis en Soberbia, creyéndoos superiores a vuestros hermanos.

Sois igual que ellos, pero vosotros disteis vuestro FIAT y estáis Conmigo y os cuido, os levanto y os ayudo para que vuestro amor se potencialice y podáis darLo a vuestros hermanos; para que NO os quedéis vosotros con el Gran Regalo, sino que Lo compartáis.

Por tenerMe Mis pequeños, tenéis la gran Misión de compartirMe. Estos son los Tiempos en que deberéis dar a vuestros hermanos el ejemplo, como verdaderos Apóstoles que sois, de éstos tiempos.

Teméis, como temieron Mis primeros apóstoles, al sentir el peso de su Obligación, Yo nada más quiero vuestro FÍAT nuevamente… Y Mi Santo Espíritu os dará lo que necesitaréis para los tiempos venideros, para que seáis el ejemplo santo que Yo quiero que seáis ante vuestros hermanos.

NO os Atemoricéis. NO os imaginéis cosas que NO existen. Sois Míos, Yo consiento a los Míos. DejadMe a Mí vuestro Dios, que Me realice a través de vosotros. Que Me vean vuestros hermanos a través de vuestras palabras, de vuestros actos, del Amor que salga de vosotros.

Trabajaremos unidos Mis pequeños, apoyaos siempre en Mí, vuestro Dios. Y juntos trabajareMos para levantar innumerables almas que necesitan de Mí. Estos son Tiempos de Salvación de almas. Almas que han sido engañadas por Satanás y que Me las quiere quitar.

Dejaos cada uno de vosotros, ser Instrumentos de Mi Amor. DejadMe que Yo os tome y que Yo haga grandes maravillas a través de vosotros. Os asombraréis también vosotros mismos, de cómo Yo obraré a través de los Míos.

Humildad, Humildad necesitaréis para que NO os crezcáis en soberbia. DejadMe obrar Mis pequeños. Sed Instrumentos fieles de Mi Ser en vosotros.
Os amo Mis pequeños, porque vosotros Me amáis. AcompañadMe, para que NO Me sienta Solo. SUFRID Conmigo y eso Me alegrará… 

Os Bendigo, Mis pequeños. Bendigo a los vuestros y SONREÍD. Sonreíd Mis pequeños, porque estáis en Mi Corazón.

Acudid a Nuestra Fuente de Vida y Amor que os puede proveer de todo lo que podáis necesitar para ése cambio en vuestras vidas y en vuestro corazón. El Amor todo lo puede, acudid a Él y NO quedaréis defraudados.

Os amo con el Amor que Me concedió Dios Padre y con el Amor que Nos une el Espíritu Santo. Y os Bendigo con el Santo Deseo de que ésta Bendición sea la chispa que encienda vuestra luz interior, para producir vuestro verdadero y eterno cambio.

Yo os Amo infinitamente y os Bendigo, en el Nombre de Mí Padre Eterno. En Mí Nombre, Vuestro Salvador Glorioso y en el del Amor Derramado y Purificador del Espíritu Santo.

http://diospadresemanifiesta.com/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: