ENFRENTANDO A NERÓN

IMPERIO ROMANO 

27 de Octubre de 2016

ACLARACIÓN IMPORTANTE

 A todos nuestros hermanitos y lectores que nos alegran con sus visitas:

Ignoramos porqué desaparecieron muchas de nuestras primeras publicaciones  del Libro ENFRENTANDO A NERÓN. Pero estamos subiéndolas de nuevo para que las disfruten también, nuestros hermanitos que las desconocían. A partir de hoy (27 de Octubre de 2016) las publicaremos otra vez.

No nos habíamos dado cuenta y les ofrecemos una disculpa a quienes se les interrumpió su lectura; pero seguiremos también con el ritmo acostumbrado de las demás páginas. Les agradecemos muchísimo por la bondad de su comprensión y esperamos que las compartan y las gocen tanto como a nosotros cuando las escribimos por primera vez.

Gracias y que Dios los siga Bendiciendo y protegiendo con su Preciosísima Sangre. Amén

IMPERIUM ROMANUM en latín significa literalmente “El Dominio de Roma”.

Por el uso de la fuerza, Roma extendió su control en torno al Mar Mediterráneo conquistando los pueblos asentados a su alrededor y mediante numerosos conflictos bélicos adquirió los enormes territorios que fueron divididos en provincias gobernadas por procónsules. En el siglo I estaba en la cumbre de su gloria y fue durante este periodo que nació el cristianismo como religión.

En el verano del año 64 d.C. según los historiadores Tácito, Suetonio y Dion Casio; después del incendio de Roma causado por Nerón para construir la Domus Áurea; quiso escapar de la ira de los romanos, culpó de su delito a la nueva secta supersticiosa de los cristianos y por eso ordenó su exterminio con el edicto promulgado por él: “Christiani non sunt” (Que los cristianos no existan)

Y ordenó que fueran ajusticiados en medio del suplicio: unos fueron arrojados a los perros, otros fueron quemados vivos y otros crucificados.

Tácito describe los hechos como sigue:

“Sin embargo ni por industria humana, ni por larguezas del emperador, ni por sacrificios a los dioses; se lograba alejar la mala fama de que el incendio había sido mandado. Así pues, con el fin de extirpar el rumor; Nerón se inventó unos culpables y ejecutó con refinadísimos tormentos a los que aborrecidos por sus infamias, el vulgo llamaba cristianos.

El autor de este nombre Cristo, fue mandado ejecutar con el último suplicio por el procurador Poncio Pilatos durante el Imperio de Tiberio y reprimida por de pronto la perniciosa superstición, irrumpió de nuevo no solo por Judea origen de este mal; sino por la urbe misma a donde confluye y se celebra cuanto de atroz y vergonzoso hay por dondequiera.

Así pues, se empezó por detener a los que confesaban su fe; luego por las indicaciones que estos dieron, toda una ingente muchedumbre (multitudo ingens) quedaron convictos no tanto del crimen de incendio, cuanto de odio al género humano.

Su ejecución fue acompañada de escarnios y así unos, cubiertos de pieles de animales eran desgarrados por los dientes de los perros; otros, clavados en cruces eran quemados al caer el día a guisa de luminarias nocturnas. Para este espectáculo, Nerón había cedido sus propios jardines y celebró unos juegos en el circo, mezclado en atuendo de auriga entre la plebe o guiando él mismo su coche.

De ahí que, aun castigando a culpables y merecedores de los últimos suplicios se les tenía lástima, pues se tenía la impresión de que no se los eliminaba por motivo de pública utilidad, sino para satisfacer la crueldad de uno solo.” (Annales XV-XLIV)

Fue durante este período que fueron ejecutados San Pedro y San Pablo.

Posteriormente, entre los años 81 y 96 d.C. el emperador Tito Flavio Domiciano, ferviente adorador de la diosa Minerva; recrudeció la persecución de Nerón cuyo edicto no había sido derogado, con otro que confirmaba: “Christianus et iudicatis exceptum supplicium adductus est, si suae religionis non renunciat” (Ningún cristiano presentado ante un tribunal queda exento de castigo si no renuncia a su religión)

Y la sentencia fue aplicada en el monumental Anfiteatro Flavio terminado en el año 80 d.C. sobre los terrenos de la Domus Áurea.

Para su inauguración en el año 81d.C. evento que duró cien días; Domiciano celebró los juegos martirizando a los cristianos que se negaron a abjurar, ofreciéndolos como sacrificio a Minerva en unos festejos en los que participó todo el pueblo.

Con tan terrible castigo, lo más curioso y notable; fue que el cristianismo en lugar de ser erradicado y los cristianos exterminados; se expandió de tal manera que dos siglos más tarde, llegó a conquistar el propio trono imperial en la persona del emperador Constantino el Grande.

Aquí hay tres preguntas cruciales:

1.- ¿POR QUÉ FRACASÓ LA MÁQUINA DE MATAR MÁS EFECTIVA DE LA HISTORIA ANTIGUA, CONQUISTADORA DE UN IMPERIO FORMIDABLE; CON UNA SECTA TAN ODIADA Y DESPRECIABLE, QUE SOBREVIVE AUN DOS MIL AÑOS DESPUES?…

2.- ¿POR QUÉ EL EDICTO DE NERÓN NO PUDO EXTERMINARLOS?

3.- ¿CUÁL FUE LA VERDADERA MOTIVACIÓN, DETRÁS DE LA CRUELDAD DEL CÉSAR ROMANO?

Porque el edicto de Nerón y todas las persecuciones posteriores no solo NO EXTERMINARON A LOS CRISTIANOS…

Éstos proliferaron tanto, que actualmente es en la capital del imperio: ROMA; concretamente en la Ciudad del Vaticano donde no solo reina el sucesor de San Pedro, el Sumo Pontífice de la Iglesia Cristiana, Católica, Apostólica y Romana, en un estado independiente del italiano; sino que extiende su influencia sobre el 34% de la población mundial… Más de dos mil cien millones de cristianos en el mundo entero.

Para los patricios romanos del siglo I, convertirse en cristiano representaba perderlo todo: no solo una ciudadanía privilegiada, también eran los bienes, la integridad física en medio de torturas espeluznantes y la vida, con el peligro de terminar siendo el festín de las fieras en el monumental Coliseo Romano.

Y a pesar de todo esto, millares de romanos desafiaron estos peligros y pagaron el increíble precio de su nueva religión. Las Actas de los Mártires que han sobrevivido a infinidad de intentos por sofocar la Verdad, son la evidencia dramática de los hechos históricos que confirman la Persecución de la Iglesia de Jesús a lo largo de los siglos y en la Cronología de la historia de la Iglesia.

En la Iglesia Católica Romana los incrédulos modernos los han eliminado del santoral o los han relegado a simples figuras legendarias, argumentando que no es posible corroborar sus historias…

Y lo más patético: los mismos teólogos actuales en el interior de la iglesia, han reducido las actas y los gloriosos testimonios de los mártires más célebres… a una serie de hagiográficos relatos novelescos y fantásticos, ¡QUE JAMÁS SUCEDIERON!…

En la actual crisis de Fe es mejor fingir que algo increíblemente verídico no ocurrió; antes que aceptar lo que la lógica científica no puede racionalizar y someter a examen en un laboratorio.

Si debemos aceptar los testimonios de los historiadores en la vida de sus emperadores, los romanos de aquel tiempo; eran lujuriosos, ambiciosos, disolutos, crueles, escépticos, viciosos y tan corruptos, que no harían un mayor escándalo en los titulares periodísticos modernos, de lo que muchos políticos y personalidades actuales.

Entonces, ¿Qué fue lo que sucedió? ¿Cómo cambiaron tanto que algunos personajes no solo dejaron atrás vidas fastuosas y riquezas; sino que fueron capaces de escalar la santidad hasta llegar a los altares?

¿CÓMO SUCEDIÓ ESTO?…

Para comprenderlo necesitamos conocer el proceso espiritual que vivió otro protagonista histórico que existió en el círculo interior de la corte imperial de Nerón…

Nero Claudius Cæsar Augustus Germanicus, el último emperador de la dinastía Julio-Claudia es un hombre denostado por los historiadores de su tiempo; amado y odiado por su pueblo; defendido de una manera muy particular y curiosa por los eruditos actuales; etiquetado como un tirano excéntrico, obsesionado con que se reconociera su talento como artista y hambriento de la fama y de la popularidad, como cualquier estrella del espectáculo contemporáneo.

Tito Petronio Níger era consejero de Nerón… concretamente, el director artístico del estrafalario genio que se consideraba a sí mismo el propio emperador romano. Según palabras de Tácito, Tito Petronio era un patricio culto y sibarita; amante de los placeres y el lujo que no solo era refinado, sino un personaje tan influyente que lo apodaron: “Arbiter Elegantiarum”… (El Árbitro de la Elegancia) además de ser también un sagaz político y un extraordinario escritor que retrató magníficamente la sociedad de su tiempo en una obra literaria de la que solo sobrevive un fragmento: “El Satyricón”

Si tú que estás leyendo esto tienes curiosidad de saber cómo un sibarita que podría representar muy bien a la sociedad actual, estuvo dispuesto a sacrificarlo todo por convertirse en cristiano; te invitamos a seguir esta historia fascinante que a partir de este día, en capítulos numerados y consecutivos, publicaremos periódicamente en este sitio.

Si no te fastidias de seguirnos, encontrarás la odisea de Petronio tan interesante como ilustrativa y lo peor que te puede suceder, es que solo aumentes tu conocimiento sobre la época más gloriosa de la historia romana, respondiendo las Tres Preguntas con las que inauguramos este portal.

Aquí nos atrevemos a decirte que todo lo que aprendas mientras descubres la verdad, es como en la clase de ciencias de la Universidad: puedes rigurosamente ponerlo en práctica y comprobar por ti mismo(a) las aseveraciones hechas. Exactamente igual que un experimento de física o de química nos verifica las interrogantes que nos plantea nuestra inteligencia racional.

En esta narración basada en documentos históricos y las actas martiriales de auténticos cristianos cuyas biografías componen el santoral católico; en los primeros siete capítulos, todos los personajes presentados, tendrán un encuentro formidable con el temible emperador. Y ellos despejarán la incógnita planteada por las Tres Preguntas.

¡Bienvenidos sean todos los que nos visitan!

Haremos un viaje a través de la Historia y deseamos que lo disfruten tanto, como nosotros al escribirlo…

Nota:

Este relato fascinante, ha sido publicado en su primer capítulo: 1.- LA PROFECÍA  En el archivo de este blog, el 08 de Marzo de 2012. Y su conclusión en el capítulo 100.- UNA FAMILIA CRISTIANA, publicada el 18 de Agosto de 2012.

A %d blogueros les gusta esto: