¿QUÉ ES LA VERDAD?


Poncio Pilatos Me preguntó: “¿Y QUÉ ES LA VERDAD? ”

Hijitos Míos, todos vosotros creéis tener la Verdad y ésta dependerá de vuestra cultura, de vuestros principios, de vuestra propia historia, de vuestra propia experiencia, etc., En pocas palabras si os dais cuenta, estáis hablando de miles o millones de diferentes “verdades”, que solamente los beneficiarán a ellos mismos o a minorías que los sigan.

Pongamos unos ejemplos: Si hubierais nacido en los pueblos de Sodoma y Gomorra, donde prácticamente se vivía en todos los pecados más graves. Los niños ahí nacidos, podían considerar todo ello como normal y natural. Y por consiguiente, su verdad sería comportarse como lo que vivía.

Otro ejemplo: Si a través de engaños o de curiosidad os interesarais en estudiar Ciencias Ocultas, gnósticas, satánicas, de hechicería, etc., Al cabo de un tiempo vuestro pensar y vuestro actuar seria, el aprendido ahí… Y vuestra “verdad” sería muy diferente a la de la mayoría de vuestros hermanos.

Otro ejemplo: Si vuestra mentalidad fuera la de los líderes opresores que ahora gobiernan a vuestro Mundo y estudiarais de acuerdo con su forma de gobierno y su forma de denigrar al ser humano, buscando una supuesta igualdad económica y social… Vuestra “verdad”, también seria muy diferente a la de aquellos hermanos vuestros oprimidos.

Y así os puedo seguir dando infinidad de ejemplos en donde podréis ver como la “verdad” humana fácilmente puede ser manipulada según vuestras conveniencias. Por eso la pregunta de Poncio Pilatos: “¿Y qué es la verdad?”, porque él en su tiempo, también vivía  con multitud de maneras de pensar, tanto locales como extranjeras.

Mis pequeños, la verdadera Verdad, valga la redundancia, es aquella que NO tiene opositores, puesto que de ella de una forma u otra, todos se benefician.

Es aquélla a la que buscan los hombres virtuosos y con la cual crecen más y se perfeccionan.

Es aquella con la cual se van a guiar durante su vida y les evitará muchos problemas y caídas.

Es aquella con la cual traeréis paz y amor, primeramente a vuestro corazón y posteriormente a vuestro prójimo.

Es aquella que traerá paz a todos los pueblos y nacionesborrando las fronteras y reuniéndoos a todos vosotros como un solo pueblo y Yo como vuestro Pastor.

La verdadera Verdad sólo puede venir de Mi, vuestro Dios. Y Yo os la vine a compartir a la Tierra, para que todos vosotros la recibierais y la siguierais.

Ciertamente Mi Verdad sí tiene opositores, uno sólo: Satanás, con sus secuaces. Pero si realmente estudiáis su forma de ataque, hasta ellos mismos se benefician de Mi Verdad. SÍ, es paradójico. Pero para poder engañaros mejor, toman una buena parte de Mis Verdades e introducen su Mentira en puntos y momentos estratégicos…

Para que aquellos que NO están protegidos por el Don del Discernimiento, puedan caer fácilmente en su Engaño.

LA SAGRADA BIBLIA ES LUZ

Mis Verdades son las únicas que os pueden llevar a la Perfección como ser humanos y como seres espirituales, tal y como Yo Soy. Soy el Dios-Hombre, Perfecto como Dios y Perfecto como Hombre…

Y todos vosotros, por Mi donación a todos vosotros, estáis invitados a ello también, lo cual os va a llevar a vuestra santificación, que ES el poder ser otros Cristos para el bien de vuestros hermanos.

Observad que os dije: el poder ser otros Cristos para el bien de vuestros hermanos y NO os dije para vuestro propio bien. Y os digo esto porque Yo Cristo Jesús, vine a darMe a todos vosotros. NO VINE para ser alabado y que se Me hiciera un altar y todos Me alabaran y Me rindieran culto…

Mi Misión fue de servicio y por el SERVICIO que os di, Mi Padre Me glorificó y Yo os salvé. Os santificó SI seguís Mis pasos.

Os vuelvo a remarcar, la única y verdadera  Verdad sólo puede venir de Mí y fue para toda la humanidad y de todos los tiempos.

NO se la vine a dar a unas minorías que creyéndose los escogidos, cada uno con sus ideas, se sintieran mejores que los demás, ESO ES SOBERBIA Y MENTIRA y en ellas no puede desarrollarse la Verdad.

La Verdad es transparente y todos vosotros la podéis apreciar y gozar. El Error crece en lo oculto y en la Obscuridad y os lleva tarde o temprano a la Destrucción. Tened cuidado con lo que os traten de Tentar. Os amo Mis pequeños.

Hijo Mío, escribe ahora sobre LA VERDAD. Yo Soy desde el Principio de los Tiempos. Yo ya existía, Yo ya vivía, todo fue hecho por Mí. La Creación completa Me pertenece, nada de lo que véis o de lo que existe, se creó o apareció de repente.

Yo Soy la Luz, todo es obra de Mís Manos amorosas y poderosas. Todo se mueve según Mís Designios Divinos. NADA fue creado al azar. Todo había sido dispuesto por Mí desde antes de que apareciera.

Yo creé los Cielos y cuanto hay en ellos. Yo creé vuestro Mundo y cuanto hay en él. Yo creé a los seres sencillos y su manera de ser. Yo os creé a vosotros, a cada uno de vosotros para amarme y amar a Mí obra creadora.

Hijos Míos, la Verdad se da a la Luz, la Verdad NO se puede esconder, la Verdad es Transparente, nítida, clara. NO hay Tinieblas NI situaciones obscuras. La Verdad todo lo vé, la Verdad todo lo guía, la Verdad es dulce como la miel, la Verdad es la guía sincera de vuestras vidas.

NADA debiera moverse sino por ella. El Mal la ha contaminado y vosotros lo habéis permitido. La Verdad NO sufre, la Verdad se encuentra en Vuestro Creador.  Los corazones fueron constituídos en la Verdad. Fueron constituídos en Mí. Mí Amor es tan grande que la Verdad NO alcanza a vislumbrar sus límites, pero vive de él. La Verdad sólo vive en aquellos que son Míos.

¿Cuántos de vosotros La habéis rechazado? Vuestra soberbia y vuestra mentira NO la permite en vuestro ser. Camináis a ciegas, vivís en las Tinieblas. No os enfrentáis a Ella por NO veros reflejados tal cuál sóis, porque os encontraríais mimando a la Serpiente en vez de estar unidos a Vuestro Dios. NO os atrevéis a ver hacia vuestro interior, por miedo a una represalia, porque sabéis que os la merecéis.

La Verdad os inquieta, porque la Verdad es sincera, nada esconde, se os muestra tal cuál es y os quita el velo de vuestros ojos y así podéis ver la realidad en la que vivís.

La Verdad confunde aún a aquellos que se sienten muy cerca de Mí porque al enfrentarse con Su Verdadero Dios, NO con el que cómodamente han creado para vivir una vida de aparente verdad egoísta y racional, se dan cuenta de la vida real de Verdad que debieron haber llevado, según Mí Hijo Jesucristo os la mostró.

Rechazáis la Verdad porque os incomoda. Le ponéis velos en sus ojos y mordaza en su boca, para que NO os pueda ver NI la podáis oír y así, podáis seguir viviendo según vuestra carne y vuestro mal corazón os indican a proceder.

Mí Nombre es el de la Verdad. Yo Soy Vuestro Dios y Señor, Creador de todo cuanto existe y Soy el Creador de la Verdad Infinita. Mís Leyes y Preceptos fueron constituídos en la Verdad y NADA se sale de Mís Lineamientos, porque son correctos.

Vosotros negáis esa Verdad porque os habéis acostumbrados a vivir en vuestra Mentira… La Mentira que Mí Enemigo os ha propuesto y que habéis aceptado fácilmente, porque ella se puede conseguir fácilmente.

La vida en la Verdad es a veces más dura; pero dulce, os eleva, os inmuniza contra el Mal, os lleva a Mí. En cambio, la vida en la Mentira os lleva al Terror de saber que un día tendréis que presentaros ante Mí, que Soy el Amor.

La Mentira os hace ver en Mí, cosas o actitudes que NO existen y que Mí Enemigo os muestra para atormentaros aún desde aquí, en donde vivís.

El que vive en la Verdad, vive en la Paz y en la Confianza de saber que Su Dios es un Dios de Amor, Misericordioso y Benevolente, que TODO lo sabe perdonar para aquellos que se acerquen a Él con el deseo del Perdón verdadero.

Pero para aquellos que viven en la Mentira, todo lo ven obscuro, malo; los persiguen por todas partes, se sienten atacados por todo el mundo, se sienten señalados y consternados. NO hay Paz en sus vidas, puesto que ellos mismos NO SABEN  llevar la Paz.

Son INDIFERENTES a las necesidades de su prójimo y sólo buscan sus propios intereses. Viven en la zozobra y Me ven como a un Dios Vengador, un Dios Duro que sólo está esperando el momento de su muerte, para vengar tanto mal que se Le hizo.

NO, hijitos Míos. Si vosotros pedís y vivís en la Verdad, Me veréis con los ojos de vuestra alma, tal cuál Soy. Yo os amo a TODOS de modo indefinible. Os amo con un amor que todo lo dá, que todo Perdona. Que aún viendo vuestro pasado, lo olvida cuando el alma al enfrentarse a la Verdad, sabe aceptar el error y pedir perdón.

Hijos Míos, la Verdad os dá luz a vuestras vidas. La Verdad es camino seguro a veces difícil, cuando se Me tiene que defender; pero seguro para alcanzar la Vida Eterna. La Verdad NO es justiciera, sino misericordiosa y santa. NO tiene defectos, puesto que forma parte de Mí Ser.

La Verdad está en Mís Obras, la Verdad está en las Palabras de Mí Hijo, la Verdad está en todo lo que os rodea… Pero que sólo la podréis ver cuando Ella habite realmente en vuestros corazones.

Buscad la Verdad y Me hallaréis. Y cuando la halláreis y la viváis, seréis libres en Mí Amor. Y las Cadenas de la Mentira y del Mal, NO os podrán jamás volveros a detener de venir a Mí, porque en Mí hallaréis todo lo que vuestra alma ha anhelado por siempre.
Muchos de Mis hijos y NO sólo los de Mí Redil, sino de los apartados de el, NO les gusta ver Mí Presencia en la Cruz. Prefieren y así lo dicen… Recordar al Jesús haciendo milagros, al Jesús Victorioso o al Jesús Niño. O al Jesús Vivo entre los hombres. Se espantan de Mí Presencia en la Cruz.

Vuestros Primeros Padres, al aceptar las proposiciones del Enemigo y al ponerse en contra del Amor y Voluntad de Mi Padre aceptan actuar para él. Lo escuchan y caen en el Principio del Mal. De una sola vez caen hasta el Fondo del Pecado, porque TODO lo tuvieron y lo obtenían de la Fuente Preciosa del Amor.

Al aceptar lo que el Maligno les proponía, caen en las Tinieblas y a la Obscuridad del Pecado.

Es a través de ellos que el Pecado entra al Mundo, es a través de ellos que se cierran las Puertas del Cielo, es a través de ellos que el Mal se posesiona y ataca la Obra de Mí Padre en la Creación. Todas las fuerzas del Bien quedan atadas por las del Mal. El DOLOR entra en el Mundo. El Sufrimiento y el Hambre, las Pestes y la Guerra son consecuencia del Pecado Original.

Mí Padre NO creó éstos yugos para el hombre y Su Creación. El Demonio los impuso sobre los hombres a causa de la Traición que realizaron vuestros primeros Padres a Dios Amor, Dios Creador. La Maldad se adueñó de lo que era la Obra Santa de Mí Padre.

El pecado había sido gravísimo, fue la aceptación total del Mal, a la negación voluntaria del Bien. ¡Pobres de Mís hijos que habían sido creados para el Bien Eterno!

Pero Mí Padre, siempre buscando vuestra salvación y vuestro bien; promete al incipiente género humano en la figura de Adán y Eva, que la Salvación y Restauración vendrá en un tiempo futuro. Promete también a ellos, que la Serpiente del Mal será aplastada por La Mujer, Mí Madre.

El hombre tiene que pagar su Penitencia y así pasan muchos siglos en los que la Mano Amorosa de Mí Padre nunca se apartó de ellos, NI de sus descendientes. Pero por causa del Pecado y sus consecuencias, ellos mismos las sufrirán en carne propia a través de los siglos y vendrán guerras, hambre, muerte, destrucción, enfermedades…

Y lo peor: injusticias contra los que Mí Padre enviaba para guiarlos en el camino de la Luz y la Verdad. Obviamente el que se había adueñado de éste Mundo, reconocía en aquéllos Profetas, las bondades de Mí Eterno Padre…

Y moviendo las voluntades humanas tan apartadas de la virtud, conseguía deshacerse de los enviados del Cielo… Pero aún así Sus Palabras a través de Sus Profetas, lograban ir guiando a Su Pueblo por el buen camino.

Por fin llego Yo a la historia del hombre. Mí Presencia Viva anunciada por los Profetas por fin se realizaba y así llegaba Yo para guiar personalmente a Mí Pueblo a la Salvación Eterna. Pero, ¿Qué sucede?

Mi Enemigo percatándose de Mí Presencia sobre la Tierra, consigue deshacerse de Mí, a través de convencer a los mismos Míos, A MIS SACERDOTES, a los de Mí Pueblo, a que me claven en una Cruz. Muerte que se destinaba a los peores criminales de ése tiempo.

Pero, ¿Qué significa en el transfondo ésa Cruz? Esa Cruz, que para los habitantes de ése tiempo significaba la peor muerte, se vuelve Vida para todos. Se vuelve nuevamente Luz en el Camino, se vuelve Llave Sagrada que abre las Puertas del Cielo, se vuelve la Donación del Amor de Vuestro Dios para los hombres.

¿Por qué? Os preguntaréis… Yo tenía que vencer al Mal con sus mismas armas. Por él entra la Muerte al Mundo y Yo con Mí Resurrección, vuelvo vida ése aparente Crimen en la Cruz.

Se vuelve símbolo de Vida, al donar toda Mí Sangre para la Salvación del Género Humano, porque es gracias a Mí Sangre Preciosa derramada hasta la última gota, que se alcanza la sanación de las almas y de los cuerpos. Es a través de Mís Sufrimientos atroces, que Restauro el Sufrimiento infringido en el Paraíso, a Mí Padre Celestial.

Es a través de la Humillación a todo un Dios, que Destruyo la soberbia de Mí Enemigo. Es a través de Mí Pobreza aparente y humana, que destruyo el poder y las riquezas de Maldad con las que Mí Enemigo había contaminado al Mundo.

Es a través de Mí Sufrimiento en la Pasión, en donde tomo cada paso pecador del hombre sobre el Mundo, para ir derramando Mí Sangre gota a gota, sobre ésas huellas del Mal y levantando al hombre y restaurando su alma ante la Presencia de Mí Padre.

Es, en sí, la Cruz la que marca Mí Triunfo sobre las fuerzas del mal, que se habían posesionado de cuerpos y almas y de la Creación de Mí Padre.

Al ser levantado, quedo Yo como el Triunfador sobre todo el mundo y sus pecados. Es Mí Triunfo Divino en donde las fuerzas del mal ya no podrán, en lo futuro, tener injerencia sobre los que serán Míos y para el Reino Eterno.

Es a través de Mí Presencia Sufriente en la Cruz, en donde Yo voy a enjugar las lágrimas y sufrimientos de Mís Hijos. Es en la Cruz, Fuente de Mí Gracia y de Mí Amor hacia vosotros, a la que se acercarán todos aquellos que desearán en lo futuro, unirse a Mí Vida de Salvación, para todos sus hermanos.

Como véis hijitos Míos, Mí Sufrimiento en la Cruz se vuelve Vida y Alegría para Mí Padre y para vosotros. NO es un Cristo Sufriente, es un Triunfo Alegre. Mí Corazón, por fín lograba el anhelo de Mí Padre, por fin se restauraba el Reino sobre la Tierra, por fín podía Vuestro Dios, vivir nuevamente entre vosotros.

Mí Cuerpo sufría un Sufrimiento Divino y Restaurador, Mí Alma y Mí Espíritu os daban nueva Vida en el Amor.

NO es la Cruz la representación de Mí fracaso, como así Me quisieran ver Mís enemigos… ES y debe ser para los Míos, la representación de vuestro Triunfo, del Amor Excelso de Vuestro Dios al darse a Sí Mismo en Mí Presencia Divina, para restauraros la Vida Divina que vive en vosotros.

Es Mí Cruz, el símbolo excelso del Amor Donado y Triunfante sobre las fuerzas del Mal.

En resumen, es Mí Cruz la Puerta de Entrada al Paraíso. Ved hijos Míos, es Mí Cruz vuestra salvación y el Amor de Mí Padre hacia vosotros. Ved el Triunfo de Vuestro Dios sobre las Fuerzas del Mal, a la cuál YA NO PODRÁ VENCER JAMÁS.

Unid vuestras vidas, vuestras alegrías y sufrimientos a Mís Alegrías y Sufrimientos que tuve en la Cruz y salvemos juntos muchas almas.

DevolvaMos vida nueva a aquellos que han muerto por el Pecado y sus Pasiones. DevolvaMos amor y confianza a aquellos que ven en Mí Cruz, sólo el fin de Mí Presencia sobre la Tierra y NO el Principio del Reino Eterno.

VivaMos unidos a la Alegría de Mí Padre porque así con Mí Cruz, le he devuelto a Sus hijos amantísimos, que sóis todos vosotros.

¡Regocíjanse Conmigo, con Mí Triunfo y Mí Alegría en Nuestro Padre Dios!

También  os quiero hablar sobre la Traición. Es un tema fuerte pero real. Es un hecho que se ha venido dando desde antes de la Creación, con el primero que Me traicionó, el Arcángel más bello que Yo había creado, hasta éstos días.

 ¿En qué consiste una traición? Es la negación y ataque a la persona que se ha dado en la totalidad de su amor y confianza por alguien a quién consideraba un verdadero amigo… O aun más, alguien que ocupaba un lugar muy profundo dentro de su corazón.

El primer traicionado fui Yo Vuestro Padre, por el Arcángel Luzbell, quién traicionó Mí Confianza y Mí Amor puestos en él.

Posteriormente fueron vuestros primeros Padres, Adán y Eva, a quienes creé en total santidad y a quienes les dí la soberanía sobre todo lo creado… Y Mí Corazón y Todo Mí Ser estaban volcados en ellos y aún así, Me traicionaron.

Inmediatamente después su hijo Caín Me traiciona y empieza a traicionar a sus hermanos, al género humano incipiente… Y su descendencia sigue traicionando a sus semejantes y sobretodo a Mí, Vuestro Dios.

Traición al Amor, que se ha venido dando a través de los siglos. Traición a la Donación eterna de un Padre que os ama infinitamente y que sólo busca vuestro bien y vuestra Gloria. Traición a Sus Enseñanzas y a Su Vida, en cada uno de vosotros.

Traicionan Mí Palabra dada a través de los Profetas, despreciando Mis Consejos dados a través de ellos, eliminándolos y aún asesinándolos, al mostrarles abiertamente sus errores.

Prefieren vivir en la mentira que el primero que Me traicionó, os inculca en vuestros corazones. Se os hace más fácil traicionarMe que protegerMe. Preferís negarMe como Pedro lo hizo y que luego se arrepintió, a seguirMe hasta el patíbulo como Mí Madre y Juan.

El Amor es atacado por muchos de vuestros hermanos a los que se les hace más fácil seguir nuevas ideologías propuestas por el Demonio, el Gran Traicionero y así llevaros a una vida, aparentemente sin grandes responsabilidades ni compromisos.

A una vida fácil y regalada, traicionando así las Enseñanzas que Mí Hijo Jesucristo os compartió para vuestro seguro crecimiento espiritual y segura salvación de vuestras almas.

Envío a la Tierra Mí Hijo Jesucristo y Sus Palabras y Sus Enseñanzas también son traicionadas. Y como ya sabéis, hasta uno de Sus discípulos Lo traiciona a muerte, vendiéndolo con un beso y otro lo traiciona con la negación por tres veces dolorosa, a Su Corazón.

¡Cuántos hijos Míos, actualmente, Me traicionan! Os he dado todo Mí Amor en la Creación, Mis Palabras con el Espíritu Santo, Mí Vida con Mí Hijo. Podéis constatar fácilmente que todo lo que ha salido de Mí, ha sido dado con un verdadero Amor hacia vosotros, buscando siempre que gocéis de todo lo que os rodea y de lo que vive dentro de vuestro corazón.

He tratado de sólo llevaros hacia el Bien y que viváis Mí Cielo y Mí Ser junto con vosotros y ¿Qué es lo que obtengo de la gran mayoría de vosotros, Mis hijos? ¡Traicionan al Amor! Desprecio, ataque, falsedad de vuestro corazón hacia Mí y hacia vuestros hermanos. NO hijitos Míos, no miento, porque conozco el actuar de los corazones.

Es difícil aceptar la realidad que vivís para Conmigo, para con Mí Amor hacia vosotros. Si realmente sóis honestos con vosotros mismos, podréis recapacitar y reflexionar de ésta realidad.

NO invento, os muestro la realidad que se ha venido dando en el género humano desde el principio de los siglos. Os enfrento a vuestra realidad hacia Conmigo, porque os amo y deseo vuestro regreso a Mí Amor, a Mí Corazón.

Os reprendo como un padre lo hace con sus hijos, siempre buscando vuestra mejora espiritual. Espero vuestro arrepentimiento de corazón, conociendo de antemano vuestra pequeñez y vuestra fragilidad. Os pongo a vuestro alcance Mí Gracia, para que reforcéis vuestras almas con Mis Gracias, Dones y Virtudes.

Os doy el Alimento de Vida con el Sacramento de la Reconciliación y la Sagrada Eucaristía. Os amo, hijitos Míos y busco vuestro regreso a Mí Amor.

Tan NO busco vuestro mal, que os doy la libertad de actuación. Os muestro la realidad pero NO  OS PRESIONO  a tomarla. Os muestro Mí Grandeza y Me humillo, al mostraros vuestra realidad para Conmigo…

Pero NO os guardo ningún rencor NI pido por vuestra condenación, sino al contrario; os doy a diario miles de veces a Mí Hijo en cada Santa Misa que se celebra alrededor del Mundo, para que Su Sacrificio Perenne, os alcance vuestra salvación.

Hijitos Míos os lo suplico, en vuestra libertad ya NO traicionéis al Amor, Me duele tanto ver vuestros corazones tan apartados de Mí, cuando Yo os tengo tan dentro del Mío.

Permitidle a Mí Gracia Santificante que toque vuestros corazones y los alivie del mal antiguo, del mal que vosotros con vuestras acciones y con vuestra aceptación, permitís que siga creciendo y actuando en Mí contra y en la vuestra.

En vosotros está el remedio para evitar todos los males que os aquejan ¡AmádMe en verdad y Yo os rescataré! Luchad para que Mí Amor se desarrolle perfectamente en vuestros corazones, que de vosotros sólo salgan acciones, pensamientos y palabras llenas de amor, de paz y de crecimiento espiritual.

Y así lograréis llevar Mí Triunfo a toda la humanidad. De otra forma Me estaréis nuevamente traicionando y traicionando la Obra por la que habéis venido a la Tierra y que es la Transmisión del Amor, de Mí Amor a todos vuestros hermanos y a la salvación, santificación y glorificación de todas las almas en Mí Amor.

Reflexionad y aceptad que Mí Santo Espíritu de Amor os guíe hacia la Verdad y a la Luz Verdadera de Mí Camino al Reino Celestial.

Os amo y bendigo en Mí Santo Nombre en el de Mí Hijo Jesucristo y en el del Paráclito de Amor. Recibid todo el Amor de Mí Hija la Siempre Virgen maría.

Yo os bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo, que os llevó a conocer el Camino de Mí Verdad y de Mí Luz y en el del Amor del Espíritu Santo.

Yo os amo infinitamente y os bendigo, en el Nombre de Mí Padre Eterno, en Mí Nombre, Vuestro Salvador Glorioso y en el del Amor Derramado y Purificador del Espíritu Santo.

http://diospadresemanifiesta.com/

N180 PARÁBOLA DE LOS TALENTOS


PADRE ETERNOHijitos Míos, en las Escrituras os he explicado esto y también OS Lo he explicado a través de Mensajes: Cómo Mi Misericordia Trabaja al máximo; con tal de obtener el regreso de un alma, al Reino de los Cielos.

Vosotros tenéis en la Tierra, que estudiar cuando sois pequeños, os preparáis en la escuela. Así vais creciendo y os vais preparando con estudios para alcanzar una profesión de la cual vais a vivir.

Pero durante vuestro tiempo de estudio hay hermanos vuestros más aplicados, que continuamente están estudiando y están buscando mejorarse.

Investigan con gusto más, sobre el tema que están estudiando y así su inteligencia, sus capacidades, van aumentando y sus calificaciones siempre serán de las mejores. Estas almas son almas seguras, son almas que están buscando todo el tiempo estar en el tema, en el cual quieren perfeccionarse.

Hay otras en cambio, que cuando se les anuncia que viene el examen, uno o dos días antes se ponen a estudiar. Y ciertamente podrán pasar… O si no tuvieron las capacidades suficientes, su calificación NO les ayudará y NO pasarán ése examen.

La Diferencia entre unos y otros es que aquellos que han llevado una vida constante de estudio, buscando el perfeccionarse, el conocimiento que adquieren está muy arraigado en ellos.

 En cambio, en los otros el conocimiento es pasajero, se olvida, es efímero. Porque nada más utilizaron uno o dos días para prepararse y estos necesariamente, serán después profesionistas que dejarán mucho qué desear.

En lo espiritual sucede lo mismo, Mis pequeños. Hay almas que desde pequeñitos son preparados por sus padres a vivir en Mi Amor. Y en éstas almas nace ese deseo de crecer más en conocimiento y en el amor, que sus padres les van inculcando.

Ciertamente, van creciendo y se van llenando de más conocimiento, inteligencia y Sabiduría Divina; éstas almas van a recibir Mis Bendiciones con más calidad y cantidad, porque así Me lo están pidiendo. Porque las almas que Me buscan de vez en cuando, NO saben NI qué pedir…

Por eso, en el Santo Rosario la Virgen NOS ayuda a concretizar nuestra Intercesión…

O solamente Me buscan cuando necesitan, sobre todo de lo económico. NO de un crecimiento espiritual, que es más importante. Ellas NO están recibiendo, porque NO Me están pidiendo Mis Bendiciones en calidad y en cantidad, porque NO conocen lo que deben pedir.

Vosotros que estáis ya más arraigados a Mi Conocimiento y a Mi Amor, estáis recibiendo más Bendiciones. Y por eso en Justicia, vosotros estáis más cerca de Mí y también en el Reino de los Cielos.

En Justicia, al haber niveles diferentes, estaréis también más cerca de Mí. Pero a lo que voy Mis pequeños, es Mi Misericordia Infinita y OS LA MUESTRO CUANDO OS HABLO DE LOS TALENTOS…

Vosotros deseáis tener un bien y trabajáis para él. Yo os doy talentos según vuestra Misión. Si vuestra misión requiere que tengáis muchos talentos, Yo os los voy a dar. Porque ésos talentos NO solamente se quedarán con vosotros, sino que vosotros daréis a ésos talentos, un uso muy grande para vuestros hermanos.

Compartiréis de lo que tenéis, porque entendéis perfectamente que mientras más tenéis, debéis dar MÁS y más recibiréis después… Y esto lo comprendéis porque habéis estado continuamente Conmigo.

Aquellos que tienen pocos talentos, dan menos, NO comparten o comparten POCO. Lo importante es DAR Mis pequeños, de lo que recibís de Mí vuestro Dios. Aquél al que se le dio uno, NO quiere dar, tiene Miedo, NO QUIERE tener un compromiso Conmigo. TEME que Yo luego le reprenda y NO se desarrolla espiritualmente.

Hay tantos y tantos hermanos vuestros que están en ésta situación. VIVEN para el Mundo espiritualmente hablando. Prácticamente NO llevan ningún tipo de vida espiritual, como ya os dije. Se acercan a Mí solamente cuando tienen alguna necesidad fuerte…

O están muy desesperados y ES cuando se acuerdan que hay un Dios.  

 Pero tan pronto obtienen lo que necesitaban, porque Mi Amor es grande también para con estas almas... Se olvidan y siguen viviendo su vida.

Pero si éstas almas, al final de su existencia Me llaman, se acercan a Mí y sobre todo, que NO hayan llevado una vida de Pecado; sino más bien llevaron una vida de distracción…  Ciertamente las Llamaré y vendrán.

Pero también deben saber que NO obtendrán el premio eterno que tendrán aquellas almas que Me buscaron afanosamente, que lo hicieron con gusto y querían tener más.

Mi Reino es para TODOS. Para todas las almas y las almas son las que escogen venir a Mí o apartarse de Mí… Y así como la Parábola de aquél amo que les va dando trabajo a los trabajadores que encuentra sin ningún empleo, algunos trabajan más y otros trabajan menos; pero en Mi Misericordia Infinita, hay cabida para todas las almas que quieran venir a Mí y quieran vivir eternamente Conmigo.

Todas estas almas que Me busquen, aún en el último momento de su vida… Aunque trabajen poco en el último momento, tendrán cabida en el Reino de los Cielos. El alma es la que escoge SI viene o NO Conmigo. YO NO excluyo a ninguna alma, porque NO Soy Injusto.

Aunque trabajéis poco o trabajéis mucho, pero que estéis Conmigo; siempre tendréis cabida en el Reino de los Cielos.

Yo NO Soy injusto, Soy Misericordioso, tened esto muy claro, Mis pequeños, el alma escoge, Yo no excluyo, Mi Amor es para todos, para toda la humanidad, tenéis el libre albedrío, vosotros escogéis, Mi Reino está abierto para TODOS.

 Ciertamente las almas buenas, las almas escogidas para vivir en Mi Amor, desde muy pequeñas son afectadas por el Mundo.

Satanás, tan pronto se da cuenta de estas almas, las empieza a atacar y estas almitas desde que son pequeñitas llevan su cruz, porque son almas que Yo he escogido para llevar Mi Amor a toda la Tierra… O que a través de su vida, de su donación, van a hacer llover Bendiciones inmensas sobre la faz de la Tierra, sobre todo lo creado; principalmente sobre vosotros, Mis pequeños.

Estas almas son escogidas para la salvación de muchas, muchas almas. Conocen su misión desde pequeñitas y aceptan los ataques que tienen desde pequeños y que a veces, se van aumentando y recrudeciendo, así como van creciendo…

Porque Satanás NO permite que en su reino de Maldad, de Terror, de Pecado, haya almas que estén sembrando Amor, Virtud y que estén produciendo salvación en MUCHAS, muchas almas.

Si vosotros leéis vidas de santos, os vais a dar cuenta cómo muchas almas escogidas sufrieron desde pequeños, Satanás se encargaba de hacerles la vida difícil. Otras fueron tomadas en su adolescencia o un poco más grandes en su estado adulto, pero siempre los ataques de Satanás se hicieron presentes.

Yo os pido Mis pequeños, que oréis por estas almas que son Mis almas escogidas, para que produzcan ése amor que vosotros mismos necesitáis y que su misma Donación también, hace que os lluevan Bendiciones a vosotros y a vuestros hermanos alrededor del Mundo.

Estas almas, aún después de que llegan al Cielo siguen intercediendo por todos vosotros, porque ésa es su misión Mis pequeños: Orar continuamente por vosotros y en TODOS los tiempos. Ciertamente esto lo debéis hacer también cada uno de vosotros, pero a estas almas Yo les he dado capacidades especiales para que entiendan perfectamente bien su misión y la necesidad de la vida de Oración y de Sacrificio, un sacrificio donado en el Amor.

Ciertamente sufren, pero también aman inmensamente, porque Yo estoy muy cerca de estas almas. Me sienten, viven Conmigo, Me buscan y reciben Mi apoyo continuamente.

Orad continuamente Mis pequeños, para que estas almas sigan haciendo bien su misión, la sigan llevando a cabo lo mejor posible… Así, también vosotros recibiréis Mis Bendiciones, a través de sus oraciones.

Todas aquellas almas que se acercan a Mí, que Me buscan, YA están viviendo en la Bondad. Vuestra misión como os dije también es ésta: Producir amor, salvar almas y hacer que este Mundo sea habitable para los hijos de Dios, Mis hijos.

Los elegidos para este Nuevo Mundo que pronto se dará sobre la Tierra. El Reino del Amor, el Reino de las almas escogidas, el Reino de las almas que perseveraron y que a pesar de los ataques de Satanás a lo largo de su vida, se mantuvieron firmes en lo que Yo les pedí, aún a pesar de su sufrimiento.

Mis pequeños, ya se os había anunciado en las Sagradas Escrituras sobre cómo Satanás os iba a ir engañando, escuchando que el Mesías está aquí o allá. Habéis visto de años para acá, cómo se han ido incrementando grupos con creencias particulares…

Y que van engañando a éstos hermanos vuestros a apartarse de las verdaderas Palabras y Enseñanzas que se han dado a través de Mí y de Mi Hijo.

Mis pequeños, la Confusión es grande y cada quien va tomando lo que quiere, según su forma de ser o sus intereses particulares.

Me han sacado de su vida y nada más buscan el cómo estar bien internamente, pero Yo NO ESTOY en su corazón. Buscan sensaciones. Sensaciones en donde los llevan a una paz, pero NO verdadera.

Ciertamente, tendrán una paz efímera. Pero inmediatamente ésa paz desaparece, porque NO tiene un sustento fuerte y verdadero, que ése solamente puede venir de Mí. Se os engaña tanto, Mis pequeños. Y es porque habéis creado muchos de vosotros, falsos ídolos….

Deseos propios que los idealizáis porque con ésos deseos particulares os sentís bien, según vosotros. Pero éstos os llevan a una vaciedad profunda espiritual…

Y así, vais creciendo y buscando esto que habéis creado para vuestra vida. Pero vuestra vaciedad CRECE y crece. Y os desesperáis, porque creéis que teníais un soporte espiritual; pero ése soporte espiritual YA NO os puede dar la Paz que vosotros buscabais, porque Satanás es así… Os Engaña y sabe cómo engañaros, con tal de apartaros de Mí

Y ciertamente, sus Engaños NO os van a llevar a nada bueno, a nada provechoso. Y con sus Engaños, os DETIENE para que NO crezcáis espiritualmente y es más; en la gran mayoría de los casos, os lleva a sucumbir espiritualmente. Creíais vosotros estar en el Bien y luego os dais cuenta del Engaño.

Y hay almas de hermanos vuestros, que se llegan a quitar la vida por ése SUFRIMIENTO PROFUNDO que les deja Satanás. Sentimiento de vaciedad, de engaño, de haber trabajado una buena parte de vuestra vida por algo que creíais que era lo correcto y que luego os disteis cuenta de que nada sirvió haber invertido vuestro tiempo en ello… Y todo porque NO quisisteis escuchar desde pequeños, la Verdad que se os enseñaba.

Otros, que a pesar de que tuvieron la oportunidad dentro de su hogar de tener Mi Palabra y Enseñanzas llenas de Sabiduría, quisieron investigar y tomar cosas nuevas, según ellos. También van creciendo, se vacían de lo Mío y se dejan llenar de filosofías existentes, pero negativas para su alma y todo por soberbia, por orgullo, por creer que ibais a inventar algo… 

O tratar de parecer diferentes con los más cercanos a vosotros y por NO ser humildes y sobre todo sabios; tomáis caminos errados y que a la larga si llegáis a ser humildes, reconoceréis vuestro Error y el Tiempo perdido.

¡Cómo el hombre se desvía tanto de las Enseñanzas sencillas que se os dieron! Enseñanzas de todo un Dios que se dieron para los hombres y por andar rebuscando cosas inexistentes o inventando cosas que NO vienen de Mí, desperdiciáis Sabiduría Divina, con la cual pudisteis haber crecido y aprovechar vuestro tiempo…

Y sobre todo, recibir Mis Bendiciones cada vez más grandes y más bellas, porque Me buscasteis, gozasteis y os mantuvisteis Conmigo.

Toda Acción tiene su Repercusión, Mis pequeños. Si vosotros, sabiamente actuasteis en lo correcto desde pequeños, tendréis una medida grande de Bendiciones de parte Mía. Pero si vosotros, a pesar de que tuvisteis también ésas oportunidades desde pequeños de Crecer y os desviasteis del camino…

Conscientemente y en vuestro libre albedrío, simplemente desperdiciasteis Mis regalos, Mis Bendiciones, Mi Amor a lo largo de vuestra vida.

Pedid Sabiduría, Mis pequeños y en humildad y de corazón, al daros cuenta que necesitáis ésa Sabiduría recibiréis como Salomón, NO solamente los regalos espirituales con los que Yo os voy a satisfacer sino que por añadidura, tendréis lo material, que NO os importará tanto.

Porque al momento que un alma Me conoce y se llena de Mí, lo material, que necesitáis, ya no le dais el primer lugar en vuestra vida… Porque en el ´Primer lugar de vuestra vida estoy Yo, vuestro Dios y así es como habréis escogido, correctamente.

Y con una elección Sabia, vuestra vida y el cómo actuar. Si estoy Yo con vosotros, NADA os falta, Mis pequeños.

Hijitos Míos, vosotros habláis de la Pasión de Mi Hijo solamente al final de Su Vida, al llevar la Cruz. Al sufrir por vosotros, por Sus sufrimientos cruentos a través de los soldados, del pueblo romano contra Él, Su Crucifixión y Su Muerte

Pero Mis pequeños, la Pasión de Mi Hijo, Sus sufrimientos, se dieron durante toda Su Vida. Ya alguna vez os he platicado de esto, pero poco meditáis sobre ello Mis pequeños; porque en Su Donación siendo Dios, al tomar Naturaleza Humana, sufrió como humano por causa del Pecado Original primeramente.

Y luego sufrió de los ataques de muchos de Su mismo Pueblo quienes, en vez de alegrarse por tener al Mesías ya entre ellos, lo atacaban.  

Imaginad por un momento que vosotros sois Mi Hijo, que estáis llenos de Amor y que queréis salvar al Pueblo Elegido, que tenéis deseos inmensos de dar Mi Conocimiento, de llevarles Mi Amor y Mis Bendiciones…

Y vosotros, en vez de tener apoyo de los que creéis que son vuestros parientes, amigos, conocidos, vecinos y aún de la propia Iglesia: del Templo, sus sacerdotes… NO tenéis ése Apoyo, estáis solos. Os sentís solos.

De esto meditáis poco, Mis pequeños. De ésa Soledad de Mi Hijo, porque NO era apoyado. Ciertamente Lo seguían muchos, porque reconocían Sus capacidades, en cuanto a los dones y poderes Divinos…  Pero como muchos que conocéis aún en estos tiempos, se aprovechan de aquellos de los cuales pueden obtener un bien.

Y así seguían a Mi Hijo. Muchos de ellos para ser curados de sus males, de sus enfermedades quizá de años… Y al quedar sanos, podían tener una vida más libre, sin molestias… Pero NO para crecer espiritualmente, sino para pecar más.

Es triste, Mis pequeños. Yo que leo los corazones, veía a tantos que se acercaron a Mi Hijo para obtener su sanación de cuerpo, pero su alma estaba cerrada al cambio. Recibían sanación de cuerpo, pero NO para mejorar espiritualmente, al grado de que muchos de ellos apoyaron a los escribas y fariseos, gritando el “¡CRUCIFÍCALE!”, que acabó con la Vida de Mi Hijo.

Quien solamente les traía crecimiento espiritual, Amor, Sabiduría Divina, un cambio benéfico en lo espiritual principalmente. Y que si lo hubieran vivido de corazón y aceptado Sus Enseñanzas siendo el Pueblo Escogido, iba a ser el Pueblo Ejemplo para toda la humanidad.

Pero al despreciar todo lo que os dio Mi Hijo y que les dio en ésos momentos, perdieron la Primogenitura. Perdieron ésa elección de ser el Pueblo, en el cual Yo Me iba a apoyar para que enseñaran a todos los pueblos de la Tierra todas las grandes cosas que obtendrían de Mí.

Iba a ser el Pueblo Profeta por excelencia, pero despreciaron TODO lo que se les dio a través de Mi Hijo.

Desgraciadamente, en estos tiempos, las almas también están cerradas a todo lo que viene de Mí a través de Mi Hijo. Estáis viviendo la gran mayoría de vosotros, para el Mundo. Os atraen demasiado las cosas del Mundo y de eso se ha encargado Satanás…

Para que vosotros tengáis primero en vuestra vida los placeres, todo aquello que halague a vuestro Cuerpo, que os haga sentir bien. Que os llenéis de las cosas que os van a facilitar la vida… Pero como aquellos del Pueblo Judío, NO buscáis el crecimiento espiritual, que es el que os va a dar la Vida Eterna, Mis pequeños.

¿Veis cómo NO estáis buscando lo Verdadero? Estáis solamente buscando lo que necesitáis para vuestro cuerpo durante vuestra vida sobre la Tierra y, ¿Qué es vuestra vida sobre la Tierra?: NADA, si la comparáis con la Eternidad. ES un granito de arena de toda una playa inmensa…

Y eso es lo que estáis escogiendo en estos momentos, solamente un granito. Y NO estáis preparados para recibir todas las arenas de las playas, que eso es lo que os quiero dar a cada uno de vosotros, como premio eterno. NO sabéis pedir, NO sabéis escoger, NO sabéis vivir realmente como debéis vivir. Estáis viviendo para el Mundo, NO estáis viviendo para el Cielo.

Pedid Sabiduría Divina, Mis pequeños, en el corto tiempo que os queda. ANTES de las grandes Pruebas que ya tenéis encima, para que la Luz de Mi santo Espíritu os haga ver la realidad de vuestra vida… Y aunque sean los últimos momentos, podáis vosotros cambiar vuestro destino eterno.

Os repito, NO es fin del Mundo, ES FIN DE LOS TIEMPOS. Podéis todavía ganar un tiempo más sobre la Tierra… En los Cielos Nuevos y en las Tierras Nuevas que se os darán…

Pero debéis cambiar de corazón, ayudados y respaldados en Mi Sabiduría Divina. Si NO os apoyáis en Mí, vuestro cambio benéfico NO se dará.

 Os anuncio que QUERÁIS O NO QUERÁIS, EL CAMBIO SE DARÁ y digo “queráis o no queráis” porque muchos de vosotros habéis recibido conocimiento muy diferente a lo enseñado por Mí y se os promete que pasaréis momentos bellos y NO de purificación…

Que todo será bello de aquí en adelante para vuestra vida. Que NO sufriréis y esto es un Error, Mis pequeños.  Os están llevando a pensar en algo que NO va a ser correcto y ya os he explicado varias veces, que lo que sufriréis será para vuestro bien, para vuestra purificación y porque os lo merecéis por vuestros pecados.

Pero, todo esto NO es porque Yo quiera produciros un dolor, porque sea Yo malo. Porque así muchos piensan que Soy… Sino que se dará para vuestro bien y que es el Regaño o el Castigo que un padre bueno da a los hijos, cuando quiere llevarlos hacia un bien y para que tengan una vida correcta.

Oiréis por un lado y por otro éstas Mentiras que Satanás va llevando a grupos de hermanos vuestros y esto es para que tampoco se preparen espiritualmente a recibir los Dolores que se recibirán,

Para que los toméis en cierta forma con alegría, porque éstos primeramente os llevarán a vuestra purificación y luego os abrirán las Puertas bellas de los Cielos Nuevos y las Tierras Nuevas.

Cuando una persona NO está preparada para alguna adversidad, ésta os toma de repente y sufrís más; porque NO estabais preparados. Pero os vengo anunciando todo esto, Mis pequeños y NO ahora, sino desde muchos años atrás. Para que estuvierais preparados en todo momento de vuestra vida.

Y muchos de vosotros habréis constatado todo esto desde que eráis pequeñitos. Que ya vuestros padres os enseñaban que en algún tiempo, se vendría lo que ahora estáis ya Padeciendo y Padeceréis: el Cambio. El Cambio Mundial hacia un Nuevo Mundo, hacia el Nuevo Mundo del Amor.

Si tuvisteis ésa Oportunidad desde pequeños, algunos de vosotros os mantuvisteis en el bien a lo largo de vuestra vida y preparasteis vuestra alma para estos momentos de Tribulación. Yo os acompañaré y para vosotros NO HABRÁ TANTA TRIBULACIÓN…

Porque escogisteis el vivir en el bien y tendréis vuestro Regalo en estos momentos, que serán muy difíciles para aquellos que NO se han preparado o NO se prepararon a lo largo de su vida, aún a pesar de haber tenido también ésa información desde pequeños.

Todos los que estáis siguiendo las Enseñanzas que os dio Mi Hijo y que se os dieron a través de los Profetas en la antigüedad, sabíais perfectamente de los cambios que se iban a ir dando, porque están en las Sagradas Escrituras…

Pero muchos de vosotros hicisteis oídos sordos a éstas advertencias y NO os preparasteis.Y os Aviso que estáis ya en esos momentos de Tribulación y que en muy poco tiempo, tendréis lo más FUERTE de la Tribulación entre vosotros.

Si NO os preparasteis espiritualmente, os desesperaréis y podréis cometer algún Error que os pueda costar la vida eterna. Y por eso os pido que vengáis a Mí, a pedir Sabiduría Divina; para que NO cometáis ésos errores fatales que os pueden llevar a perder los premios, las riquezas espirituales que Yo os quiero dar a cada uno de vosotros eternamente.

Mucho Dolor veréis a vuestro alrededor, pero cada alma será purificada en diferente forma y en diferente nivel. La Purificación será Personal, aunque la veáis que se da a nivel Mundial. Soy un Dios Justiciero, a cada quien le doy de acuerdo a su actuación.

Soy Justo en Mis decisiones, Soy Justo en Mi proceder, esto NI lo dudéis Mis pequeños y NO temáis aquellos que actuasteis en el bien y buscando los bienes Celestiales. Os pido que oréis por aquellos que NO han sabido vivir buscando por su salvación eterna.

PURIFICANDO Y LAVANDO EL PECADO

Os vuelvo a repetir, a vosotros y a toda la humanidad, QUERÁIS O NO QUERÁIS,  ya estáis en el Tiempo y la Purificación ya está sobre vosotros.

Tomadla sabiamente, que será lo mejor que podríais hacer. Ya que eso haréis si el amor os mueve…  O si queréis seguir viviendo a espaldas Mías, vuestro sufrimiento será grande.

Yo os Bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo Jesucristo y en el del Amor-Sabiduría de Mi Santo Espíritu.

http://diospadresemanifiesta.com/

N179 EL TRANSPORTE


00dios-PADREHijitos Míos, el anonadamiento os va abrir las puertas de par en par para recibir Mis Gracias, para recibir Virtudes, para recibir Mi Amor. El anonadamiento se da en el alma humilde, el alma que se sabe necesitada de Mí, vuestro Dios.

Ved la vida de los santos, el anonadamiento era parte de sus vidas. A pesar de las grandes Bendiciones con las que ellos contaban, con que Yo les había alimentado su alma; ellos aún así se sentían pequeños, miserables. El alma se sabe pecadora…

Y el alma se sabe NO merecedora de los regalos. Y ése anonadamiento Me enamora, Me hace derramarMe más sobre ésas almas, porque es la humildad la que está trabajando para purificar a ésa alma que tanto Me ama.

Mis pequeños, por más que recibáis, por más que estéis al frente de vuestros hermanos con grandes dones, NUNCA crezcáis en soberbia; porque en ése momento vuestras Bendiciones, Gracias, dones, virtudes, se irán a los suelos; los perderéis.

soberbia

   Yo NO puedo trabajar en las almas soberbias; porque ésas almas se sienten que se merecen todo y por otro lado, NO se vuelven servidores, se sienten grandes antes sus hermanos.

Tened cuidado Mis pequeños, necesita de mucho cuidado el alma que recibe Mis Dones. Tiene que estar muy atenta a la Humildad y al Anonadamiento que da ésa humildad. Manteneos así, para que Yo Me siga enamorando de vuestra alma y podáis seguir recibiendo Mis grandes Bendiciones.

 Y seáis ése ejemplo que necesitan tanto vuestros hermanos en éstos tiempos, en los cuáles el Hedonismo ya es parte de la vida del hombre. Se sienten grandes, aún siendo miserables.
Porque es la Caridad la que os hace grandes. Cuando vivís en la caridad, haciendo el bien a vuestros hermanos, es cuando realmente vosotros os volvéis verdaderos Cristos.

NO os imagináis Mis pequeños, cuánta necesidad espiritual tiene ahorita el Mundo. NO os imagináis Mis pequeños, aún aquéllos que os rodean cuánto necesitan de Mí, cuánto necesitan de un cambio imperioso en su vida espiritual.

Cuántos de vuestros hermanos están vacíos. Viven la vida, pero NO tienen ningún respaldo espiritual, porque NO se la dieron sus padres.

Por eso os pido Mis pequeños, que cuando se acerquen a vosotros vuestros hermanos, NO importando quiénes sean, NO rechacéis a nadie, os lo pido. TODOS, todos necesitáis de ése crecimiento espiritual, de ése apoyo espiritual, de ésa vida espiritual, que solamente puede venir de Mí y que alimenta a las almas.

Posiblemente vendrán a vosotros hermanos vuestros que NO pertenecen a la Religión que os dejó Mi Hijo, a la doctrina Verdadera del Cristianismo.

Mis pequeños la necesidad espiritual existe en todos los seres sobre la Tierra, todos vuestros hermanos tienen un alma que necesita ser alimentada. Algunos se han alimentado bien y crecen bien en lo físico y en lo espiritual.

Otros se han alimentado mal, espiritualmente hablando y ésa mala alimentación espiritual también les afecta en lo físico.

El hombre NO se siente seguro, se siente vacío. NO puede caminar con pasos seguros en el Mundo, porque le falta el soporte espiritual.

El Demonio, Satanás, siempre estará atacando a las almas, ya lo sabéis. Y lo primero que os crea es MIEDO. Temor a vuestro alrededor, temor a vuestros hermanos, temor a cosas  os puedan suceder.

Os hace inseguros porque NO tenéis ése soporte en Mí que da el Amor, la Fe, la confianza verdadera de saberse protegidos por un Dios, por un Padre que solamente está buscando vuestro bien.

Dad pues a las almas la seguridad de que tienen un Padre que todo lo posee y que todo lo dona a las almas que lo buscan.

Llevadlos hacia ésa Fe Verdadera, hacia ése crecimiento en vida; para que puedan caminar por el mundo seguros de estar haciendo el bien y sobre todo, seguros de que tienen un Padre que vela por ellos y deben transmitir ellos las Verdades de Mi Hijo.

Dadles amor, porque todas las almas se alimentan de amor. Llevadlos a ésa seguridad fraterna, hacedles saber que sois Familia, que si ellos son los hijos pródigos, tienen en vosotros ése apoyo que los puede regresar nuevamente a la Casa, a la Casa Fraterna y luego, a la Casa Paterna.

No despreciéis a nadie, Mis pequeños. Porque como os dijo Mi Hijo: en cada uno de ellos, aún en el más necesitado, deberéis ver el Rostro de Mi Hijo.

NO importa lo que necesiten DADLES, dadles Mis pequeños. Y así seréis ejemplo de una verdadera caridad en vuestro  corazón.
Por eso os quiero hacer un llamado hacia el respeto por las cosas consagradas, hacia las cosas Divinas, hacia todo lo que es Mío o viene de Mí.

Porque se os enseña durante vuestra vida a comportaros de acuerdo al lugar en donde estéis. En la escuela cuando sois pequeñitos, se os dice lo que debéis hacer y lo que NO debéis hacer y cuándo lo debéis hacer. Crecéis y empezáis a ir a reuniones fiestas de niños, luego fiestas de adolescentes y más tarde de adultos.

Se os va enseñando o vais aprendiendo, a veces con dolor o con vergüenzas lo que debéis hacer y lo que NO debéis hacer en cada situación de vuestra vida y cómo comportaros ante vuestros hermanos.

Yo os quiero pedir de todo Corazón, que aprendáis a respetar lo que es Mío. Ya sean artículos religiosos, venerarlos con todo vuestro corazón y con todo vuestro amor. En la estancia en Mi Casa la Iglesia, también deberéis comportaros con todo respeto, es Mi Casa. Si alguien va a vuestra casa aprende a respetar lo que tenéis, NO tocan cosas si NO se les permite.

Aquí mismo en Mi Casa Mis pequeños, debéis aprender a respetar Mis Leyes, las reglas que la misma Iglesia os da. Pero sobre todo, Mi Presencia Real, Viva entre vosotros. Estáis Conmigo en Mi Hogar, en Mi Casa de la Tierra y debéis comportaros a la altura.

Si venís a Mí a Mi Casa; debéis entrar en contacto íntimamente Conmigo, a eso venís, ¿O NO?

 Venís a visitarMe,  venís a buscarMe, Yo estoy Presente, vuestra Fe os lo dice, vuestro corazón recibe Mi Llamado, estáis Conmigo. Entonces por favor, entrad en vuestro corazón para que Me halléis ahí y podaMos compartir en ése diálogo Santo, entre vuestro Dios y el alma.

PedidMe, habladMe, compartidMe, llorad, Yo os escucharé. Tened el Respeto a Mi Presencia entre vosotros en la Sagrada Eucaristía. RecibidMe con todo el respeto y el amor debidos. Orad íntimamente, acompañadMe, escuchadMe… Yo también tengo necesidad del hombre.

 Necesito de vosotros, para que todo se vaya haciendo de acuerdo a Mi Voluntad en la Tierra. Vosotros sois Mis instrumentos, necesitáis la dirección de alguien que sabe, de la Sabiduría que Soy Yo.

Vosotros sois instrumentos de acción, Yo os pido tantas y tantas cosas, para que vayáis reformando a éste Mundo que tanto necesita.

Debéis aprender a entrar en vuestro corazón para escuchar Mi Voz, para escuchar Mis Mociones, para que vosotros podáis hacer lo que os pido y Mi Agradecimiento NO se dejará esperar, tendréis Bendiciones abundantes.

Pero os pido nuevamente Respetad. Respetad Mi recinto Santo, la Iglesia y haced que vuestros hermanos, vuestros hijos, vuestras amistades o aún los que NO creen, también RESPETEN como se respeta vuestro hogar.
El ganar la santidad es un trabajo diario, es un trabajo de todo momento, es un trabajo de cada segundo de vuestra vida.

Habéis sido llamados a la santidad y esto quiere decir: la perfección de espíritu.

Mis pequeños, la santidad os va a traer grandes bendiciones a vuestra vida y NO es necesario que lleguéis a la santidad para empezar a gozar de las Bendiciones que Yo le doy a las almas santas. En el trayecto hacia ésa santidad, EMPEZARÉIS a gozar de Mis Bendiciones, porque para ello el alma se va esforzando…

El alma va limitando todo aquello que pueda impedir el ganar ésta santidad. Y en ése anonadamiento, en ésta Negación a uno mismo, en ésa lucha contra todos los vicios y buscando la Virtud, la Verdad y el Amor, el alma Sufre…

Pero Yo la voy levantando, Yo le voy dando alimento. Yo le voy dando aliento para que siga adelante y va recibiendo Mis Bendiciones y Mis regalos espirituales. Y ésa alma al sentirlos, se va sintiendo apoyada y sigue adelante.

Mis pequeños, es necesario que sepáis que el Enemigo siempre os va a estar acechando para que NO alcancéis la santidad. Sobre todo cuando ya os impusisteis ése deseo en vuestro corazón, él tratará más fuerte de alejaros de la perfección, que es la santidad misma.

Luchad pues contra sus ataques. NO desfallezcáis, aunque caigáis y creáis que perdisteis lo que habíais ganado. NO será así, Mis pequeños. Satanás siempre tratará de haceros ver así… Que aunque luchasteis, caísteis. Pero el hombre es así Mis pequeños, cae en todo momento…

Satanás se Burla: Te hice caer’… Aunque nos sintamos el trapo más sucio y miserable, NO IMPORTA QUE LO HAGAMOS LLORANDO… Debemos responder: ¡Lárgate de Aquí! Él es Bueno y Justo y ME PERDONARÁ… Porque sabe lo que hay en mi corazón…

Pero el valor del santo es LEVANTARSE, seguir luchando, dejar la vida pasada, alimentarse de las caídas. Alimentarse de las derrotas, para NO volver a caer en lo mismo y que ellas sirvan como escalón para subir a un grado más de espiritualidad y de perfección.

Recordad que siempre Me tendréis a Mí, NO desfallezcáis. Os espero en la perfección Mis pequeños, que os llevará al Reino de los Cielos.
La sencillez es un fruto de la Humildad. Mis pequeños, aprended de Mi Hijo que siendo Dios, se mostró siempre sencillo ante todos los seres humanos con los que trató. Igual atendía al rico y poderoso; que al pobre, al desamparado, al enfermo, al desvalido.

CON TODOS tuvo ésa Caridad, respeto, Amor. Escuchaba con paciencia sus necesidades, sus ruegos. A todos atendía cuando se acercaban a Él así, humildes y necesitados.

Él, SIENDO DIOS, pudo haberse comportado de una manera altanera, orgullosa… Pero es precisamente la virtud, la humildad, lo que os lleva a vivir así y Mi Hijo siendo Dios os enseñó ésa necesidad que deben de tener las almas; la de vivir sencillos y sobre todo, sirviendo a sus hermanos.

Mis pequeños, Yo voy llenando a las almas de Gracia, de Bendiciones, de virtudes. Pero muchos caen, se empiezan a sentir mejores que sus hermanos, se vuelven intratables, casi como vosotros decís: se suben a su trono y esperan ser servidos por los que están a su alrededor.

Ése es el Error del poderoso, del rico, del famoso. La sencillez ya NO vive en su corazón. YA NO hay humildad, ya se sienten más que los demás y recordad lo que os dijo Mi Hijo: “que aquél que ha recibido más, se le pedirá más y debe ser servidor de los demás”, porque NO tienen lo que él ya ha recibido.

A vosotros mismos os caen mal aquéllos que se sienten grandes. Se vuelven groseros, se vuelven intratables. NO seáis así Mis pequeños, manteneos en la sencillez, que podáis tener ése trato agradable, trato amoroso. Tener la paciencia de escuchar a vuestros hermanos en sus necesidades y amadles…

Que NO se vea en vosotros como obligación el escucharles y de tratarles, sino que sea realmente amor por ayudarles; porque en ése momento sois Intercesores ante Mí y las Bendiciones que reciban vuestros hermanos, pasarán por vosotros.

Y un alma Soberbia NO PUEDE SER TRASMISORA de Mis Bendiciones, recordadlo.
Os obsesionáis con las cosas, les dais demasiada importancia a lo que tenéis, a lo que buscáis, a lo que hacéis y todo para el Mundo. Entended, Mis pequeños que el Mundo NO os va a recompensar como Yo os recompenso.

Si vosotros cultiváis la tierra, ciertamente la Tierra os va a recompensar porque la tratasteis bien. Si criáis animales para la alimentación y los cuidáis, también ellos responderán y tendréis alimento. Pero desgraciadamente, la gran mayoría de vosotros solamente os obsesionáis con el TENER…

Solamente queréis tener más de lo que os gusta y ésa obsesión solamente os lleva a vivir una vida enfermiza, vana, estéril, que NO os va a llevar a nada bueno. Os quita la paz y sobre todo os quita Mi Tiempo.

El Tiempo que Yo os he dado para servirMe, para trabajar para Mi Reino y para destruir el Mal.

Os obsesionáis con cosas, con personas. Os llenáis de pertenencias, aún con riquezas.  Y todo eso como os digo, os quitan la paz, solamente pensáis en ello. ¿Cuánto tiempo os van a durar y qué vais a hacer con lo que tenéis?

¿Cuántas veces os tengo que repetir Mis pequeños, que todo eso que tenéis del Mundo es vano y Aquí se quedará?

¿Por qué NO entendéis el pasaje de la Escritura en donde Yo le pedía al pueblo judío cuando estaban en el Desierto, que recogieran el maná solamente para ése día junto con las codornices que pasaban a través de él? Debéis pensar solamente para lo del día, que Yo proveeré.

 ]NO CONFÍAIS en Mi Providencia! ¡Atesoráis, guardáis en exceso y se echa a perder!

Entended que Yo, vuestro Padre y vuestro Dios estaré dándoos lo necesario para que vuestro cuerpo pueda estar sano porque así Me interesa, que esté sano. Para que vuestra alma pueda ir a donde Yo os pida. El cuerpo y sus necesidades están Conmigo…

Éste es solamente TRANSPORTE.

El transporte tiene que estar correcto, en buen estado. Para que él lleve lo más importante que poseéis, que es vuestra alma…

Y vuestra alma es la que lleva la misión que os hará grandes en el Reino de los Cielos.

Dais mucho tiempo a las cosas del mundo, al cuidado de vuestro cuerpo, a adornar vuestro alrededor y no le dais el tiempo suficiente ni la importancia necesaria a vuestra alma, que es la que se presentará ante Mí, al fin de vuestra existencia.

Deteneos aquí, Mis pequeños e imaginad que ya estáis ante Mí, ¿cómo está el estado de vuestra alma?, ¿qué Me podríais traer ya en éste momento?, ¿podríais estar orgullosos de traerMe cosas buenas con las cuales hacerMe feliz a Mí, vuestro Dios?

No Me presentéis vuestros bienes materiales, porque Yo Soy el Dueño de ellos. PresentadMe los bienes de vuestra alma, porque éstos son vuestros méritos. 

Eso es lo que Yo quiero, Mis pequeños, ver vuestros méritos, vuestro trabajo, lo que luchasteis para hacerMe feliz a Mí, a vuestro Dios y así Yo os pueda premiar.

Entended bien la lección, Mis pequeños, se os ha dado mucho, se os ha tratado de dar el conocimiento necesario para que caminéis de acuerdo a Mi Voluntad y no la vuestra, pero os seguís llenando de banalidades del mundo.

Nuevamente os pido, detened ya vuestro paso y haced ése recuento de vuestra vida, ¿Cómo está vuestra alma para presentarse ante Mí?

Y por eso os pregunto ¿Quiénes son realmente los triunfadores?

Y Yo os respondo, son todos aquellos que quieren triunfar en algo. Se imponen metas y hacen todo un plan de trabajo, un plan de vida para lograr ésa meta.

Ciertamente se sacrifica uno mucho para alcanzar ésa meta. Hay que trabajar, sufrir, dejar otras cosas para llegar a alcanzar ésa meta que uno se ha impuesto.

Pongamos por ejemplo, al que quiere ganar un maratón. Son muchas horas de trabajo, se tiene que levantar muy temprano. Correr, quizá varias horas al día, llevar una alimentación sana y desechar aquello que pueda ser grato al paladar, pero que NO ayuda.

Norma su vida de acuerdo a lo que necesitará. Tendrá sus horas de sueño necesarias para que se recupere el cuerpo… Dejar quizá fiestas, reuniones a las que quisiera atender; pero de acuerdo a las metas que se forjaron, tiene que hacerlas a un lado.

TODO, todo lo que penséis vosotros que pueda ser una meta en vuestra vida que sea buena, que queráis alcanzar; deberá llevar atrás trabajo y sacrificio.

Pero cuando llegáis al final de vuestra meta y alcanzáis el triunfo; todo ése trabajo, todo lo que desechasteis, que os gustaba, pero que no os iba a ayudar, realmente no lo extrañáis, porque adquiristeis, ganasteis lo que queríais, la corona del triunfo.

Si esto hacéis, Mis pequeños, para alcanzar premios humanos y lucháis por ellos, Yo os estoy dando el premio más grande que un alma pueda desear, el Reino de los Cielos.

Ciertamente se os habla de ello desde que sois pequeñitos y tanto se os ha dicho a lo largo de vuestra vida, que ya quizá ya NO le deis la importancia debida.

Pero Mis pequeños, os puedo asegurar que el Reino de los Cielos, sus riquezas, el gusto que obtendréis por alcanzarlo, es inconmensurable. NO os imagináis siquiera lo que es éste premio.

Ya San Pablo lo decía, “ni el ojo vio, ni el oído oyó lo que Dios tiene reservado para nosotros”. Es demasiado grande lo que se os dará por el trabajo que os impondréis en la Tierra y los sacrificios que haréis para ganarlo.

Forjáos metas altas, Mis pequeños y que ésta meta sea la de regresar a Mí con las manos llenas.

Vuestro triunfo consistirá en ello, EN TRAERME ALMAS. Haber luchado contra todos los males del Mundo o los aparentes bienes, que NO os dejasteis engañar por los Espejismos del Mundo. Los despreciasteis, NO los tomasteis porque vuestra meta era muy alta, que es vuestro Hogar Celestial.

Os aconsejo Mis pequeños, que os pongáis ésta meta alta en vuestra vida, el Reino en donde seréis tratados verdaderamente como lo que sois: hijos del Rey, hijos Míos, de vuestro Dios.

Luchad pues, para alcanzar la Corona del Triunfo y Yo Me encargaré de sobrepasar vuestras expectativas de Gozo.
Hijitos Míos, AHORA VOY A HABLAR  a todos aquellos que os habéis comportado como malos hijos durante vuestra vida. Que habéis despreciado Mis Leyes, Mis Decretos. Que habéis atacado a vuestros hermanos destruyéndolos corporalmente ó espiritualmente.

Os he dicho que el Padre que ama, atiende igual al bueno, que al malo. Que el sol lo hago salir Yo, vuestro Padre, para buenos y malos, la lluvia cae igual para buenos y malos. Con esto os quiero decir que Mis Bendiciones están continuamente cayendo sobre la Tierra para TODOS vosotros, Mis pequeños.

El bueno la recibe para bien, con ello se reconforta, crece, vive y da fruto abundante. En cambio el malo, NO recibe con beneplácito las Bendiciones que Yo envío a la Tierra. Aunque llueva continuamente Mi Bien sobre todos vosotros, NO se aprovecha en éstas almas.

Cuando os digo que todo Mi Bien cae para buenos y malos, el bueno las acepta, crece y las agradece. El malo sigue en su Maldad y aún a pesar del bien que recibe, se mantiene en su maldad.

¿Creéis, Mis pequeños, los que os portáis mal, que esto va a seguir así?… NO Mis pequeños, también un padre es Justo y da lo mejor a los hijos que se han portado bien y dará castigo a los que se han portado mal.

El hecho de que Mi Bondad se derrame sobre todos vosotros y os trate por igual, ES con la esperanza que el malo se dé cuenta que se le trata igual que al bueno, que con la inteligencia que le he concedido y que con un rayo de humildad que entre en su corazón, se dé cuenta del mal que hace y se arrepienta.

Ésa es Mi meta, Mis pequeños, ése es Mi deseo. Que el malo vea que se le trata con bien, para su arrepentimiento. Pero aquellos que creen que Me pueden hacer Tonto a Mí vuestro Dios, que se podrán seguir portando mal y recibiendo Bendiciones y éstas les durarán por siempre… NO Mis pequeños.

Yo os conozco perfectamente, conozco vuestro interior, conozco cada paso, cada palabra, cada pensamiento que habéis tenido durante vuestra vida…

Y estad seguros que recibiréis el Castigo o el premio de acuerdo a lo que hayáis hecho.

El tiempo de la cosecha está pronta, separaré el trigo de la cizaña. Los que quisieron mantenerse en el bien, obtendrán el Bien Eterno.

Aquellos que se entercaron en vivir en el Mal, a pesar del bien que recibían…

Y que NO quisieron arrepentirse, serán quemados en el Fuego Eterno.

ESTO ES JUSTICIA Mis pequeños, porque así como Mi Bondad se derramó sobre todos ellos, sobre todos vosotros durante vuestra estancia en la Tierra, para completar vuestra misión; también el Premio o el Castigo se dará de acuerdo a cómo el alma actuó.

Haced un examen de conciencia honesto y ved de qué lado estáis, Mis pequeños, ¿Sois trigo o sois cizaña?

Yo os Bendigo ahora y por siempre, en MÍ Santo Nombre, en el de Mí Hijo,  Salvador vuestro y en el del Espír1tu de Amor y Vivificador.

http://diospadresemanifiesta.com/

A60 AMOR, DESEOS Y MILAGROS


1CRISTO REYYo Soy vuestro Dios, el Dios Encarnado, el Dios al que se refieren las Escrituras y a quién muchos profetas se refirieron y esperaron.

Mi Misericordia se dio por fin, al Encarnarme y al realizarse todo lo que de Mí se dijo en la Antigüedad. Yo Me presenté al pueblo judío, al pueblo de Mi Heredad y NO Me respondió  como el hijo consentido debiera hacerlo, Me negó y Me Crucificó…

Pero gracias a ello, Mi Promesa y Mi Liberación llegó a TODOS los pueblos de la Tierra y a todo tipo de hombres. NO solo a los que pertenecían a Mi Pueblo Escogido, sino a todos los que posteriormente  escogieron Mis Enseñanzas dadas por Mis Apóstoles.

La Sangre Derramada fue la de vuestro Dios. Los dolores intensos fueron de vuestro Dios… Y la Salvación se logró por Mí vuestro Dios. Mis dolores, Mi Pasión, la Traición de los Míos, fue real y muy dolorosa. TODO lo dí por amor a vosotros, por vuestra salvación. Pero qué poco eco encuentro en vuestros corazones. ¡Cuánto menosprecio, cuánta infidelidad, cuánta falta de agradecimiento…!

Sí Hijitos Míos, la Sangre Preciosa de vuestro Dios Encarnado  se dio hasta Su última Gota y con la finalidad de salvaros a TODOS vosotros. Cuánto dolor hay en Mi Corazón porque veo en muchos corazones que todo lo que Yo hice NO sirvió para nada, YO NO Existo en muchos corazones.

El que Yo haya muerto por ellos no les afecta ni para bien ni para mal, simplemente NO EXISTO en su vida. Cuanta falta de amor y de agradecimiento existen en la mayoría de los corazones. NO alcanzáis a comprender lo que es éste Misterio. Que vuestro Dios se haya Encarnado y haya bajado a romper las Ataduras del Pecado con las que Satanás os tenía inmóviles.

Yo vine a daros Vda, a daros un respiro, a cumplir las Escrituras que prometían al Salvador. Me quise hacer hombre como vosotros, para que pudiera  acompañaros en vuestros Dolores, en vuestra Misión, en el Dolor que causa el Pecado por separarse de su Dios.

Yo, con Mi Vida y Enseñanzas os vine a dar la forma de vencer al Mal. Mal que todos vosotros padecéis, pero que los que Me pertenecen al  tomarlas para Sí, NO permiten que el Mal les venza y les evite gozar del Premio Eterno.

Mi Sangre Preciosa se dio por cada uno de vosotros. Bajé para que NO pudiérais decir: Tenemos un Dios Magnífico, pero estando allá arriba, nunca se  acuerda de nosotros. Ofrecí por vosotros Mis penas, dolores, persecuciones.

Fui uno más entre vosotros, por amor, pero NO Me manché con el Pecado, a  pesar de que el mismo Satanás me atacaba constantemente, al igual que a cada uno de vosotros ataca. ¡Yo los vencí y Os dejé Mis Enseñanzas para que vosotros también lo vencierais!

Yo os di hasta Mi última Gota de Sangre para que os alcanzara vuestra Salvación en todos los siglos, pasados y futuros. Yo NO Soy un Dios de un momento, Mi Pasión, Mis Enseñanzas, Mi Resurrección ES, fue y será para siempre.

Mi Sangre Preciosa sigue derramándose a diario en todos los pueblos de la Tierra, a través de cada Misa y es tan valedera como aquellos que Me vieron en el Gólgota.

Aunque ahora Mi Sacrificio es incruento, Yo, verdaderamente, estoy en cada Misa. ¡Yo aún estoy Vivo entre vosotros!

Por la falta de Fe y de Amor a vuestro Dios, NO alcanzáis a ver NI agradecer este Misterio tan grande y tan bello, puesto que con él YO sigo estando entre vosotros, levantando muertos a la Vida, curando enfermos, enseñando a través de Mis Palabras, compartiendo con vosotros alegrías y tristezas.

Yo NO me aparto de los Míos, Yo velo por Mi pueblo y Yo sigo suscitando salvación entre las almas, que con humildad reconocen su Pecado y se acercan a Mí, arrepentidos.

Llegaréis a comprender en breve, lo que Mi Regalo fue para vosotros. El haberMe dado por vosotros, es algo que NO comprenderéis bien, sino hasta que Mi Santo espíritu os lo explique.

A muy pocos se les ha dado a comprender y sentir Mi Sufrimiento y el gozo de Mi Pasión. Sí, realmente Sufría como Hombre, pero también Gozaba como Dios, porque con ello Yo estaba rompiendo las ataduras del Pecado que os agobiaba y os estaba dando la Luz a seguir.

Yo fui, para los que me aceptaron, Luz en su camino, Luz en su vida. Les di la dirección correcta a donde dirigirse, ya no iban a deambular en las sombras con las que el pecado los cubría. Yo vine a disipar esas tinieblas, ¡Mi Sangre poderosa lo logró! Con Mi Sangre Sellé el Pacto con vosotros para vuestra salvación.

Ya NO era una Promesa antigua, de palabra o sellada con sangre de animales, fue ahora con Mi propia Sangre, Sangre de un Dios que os ama como nadie os puede amar.

Yo os dije: “No hay mejor amigo que el que da su propia sangre por él”.

El verdadero amigo puede llegar a dar su propia vida para salvarlo de un peligro.

Yo os libré del peligro perenne que tenéis en la Tierra, Satanás.

Mi Sangre Preciosa lo venció y lo sigue venciendo…

Y lo sigue venciendo en todos aquellos que siguen a su Dios, a Mí, el Salvador.

Aquellos que se protegen y se revisten con Mi Sangre Preciosa NO pueden ser afectados por los poderes del Infierno. El Poder de Mi Sangre puede vencer TODO LO MALO con lo que el Demonio os pueda atacar…

Y así, para NO separarMe de vosotros, Me quise quedar entre vosotros, Os dejé la  Fuente de Vida para permitiros crecer, fortaleceros y protegeros de los ataques del Mal.

Me sigo dando a diario en la Santa Eucaristía y quien a Ella acude, se llena de Mi Vida, de Mi gozo, de Mi Salvación. NO hay mejor Alimento NI medicina para el alma, que el recibirMe en estado de Gracia en la Sagrada Eucaristía.

Mi Presencia en un alma lo es todo. No hay nada en el Universo entero que pueda darle más gozo a un alma que el estar con su Dios. La gran mayoría de vosotros NO le permitís al alma alcanzar este gozo eterno, este gozo infinito,  por estar tan embebidos en las cosas del Mundo.

Pronto sabréis el Regalo que tuvisteis y cómo lo desperdiciasteis y NO sólo con vuestra alma, sino también el bien que dejasteis de dar a vuestros hermanos.

Las almas que están Conmigo y en Mí, al recibirMe su gozo es tan grande que NO pueden contener todo Mi Poder de Amor. E inmediatamente lo empiezan a transmitir, primeramente con el deseo, pidiendo por todos sus hermanos de la Tierra y del Purgatorio y posteriormente con el ejemplo de vida.

Así las almas que están Conmigo, se vuelven administradoras de Mis Bienes, se vuelven almas ricas, deseosas de compartir su riqueza.

Cuando un alma actúa así, está haciendo que Mis Gracias y Bendiciones cubran a todas las almas del Cielo, del Purgatorio y de la Tierra completando Mi Obra de Redención.

¡Gracias, Mis almas agradecidas y compartidas, porque con vosotras muchas almas de hermanos vuestros están alcanzando su salvación, Gracias!

También Mis pequeños,  os quiero enseñar a uniros en un solo cuerpo y en un solo corazón.

Mis Enseñanzas siempre fueron de Amor con una total Donación. Donación plena, hasta dar todo lo que Yo tenía.

Mucha gente Me ayudaba económicamente y éso mismo se repartía entre los pobres. Os enseñé a NO atesorar con fines egoístas, con fines de avaricia terrena; sino os enseñé a atesorar, pero para fines eternos.

Os enseñé a dar al pobre y al necesitado de lo que teníais de sobra, pero también os enseñé que vale más cuando compartís de lo que NO os sobra.

Yo Me dí en totalidad por vosotros y os dí de lo más valioso que tenía, Mi Vida y Mi Amor de Dios, Mi Vida Misma y la de Mi Padre. Yo os transmití a Mi Padre. Yo os transmití los deseos de Mi Padre.

Yo os dejé ver en Mí a Mi Padre y ése es Mi deseo vehemente, que aquél que esté con Nosotros, Nos deje transmitirNos a través vuestro.

Yo también os dejé lo más valioso con lo que contáis sobre la Tierra, la Sagrada Eucaristía.

Os sigo compartiendo todo lo Mío, todo Mi Ser, todo Mi Poder.

Y así como Yo Me Doy a todos los Míos, Yo vuestro Dios Redentor, deseo que Me transmitáis a todos aquellos que NO pueden tomarMe en Ella.

Mi Redención fue para todas las almas, para todas las existentes en el Mundo, para las que Me iban a seguir y para las que NO Me iban a seguir.

Gracias Señor Jesús por Tu Amor tan excelso, al entrar en mí tómame como canal, para que nos sanes y nos salves a TODAS las almas que necesitamos de tu Gracia y tu Misericordia. Amén

Vosotros, los que os sentís Mis hijos y que recibís Mi Sacratísimo Cuerpo en la Sagrada Eucaristía, os pido que así como vosotros en acción Me tomáis y Me tenéis palpablemente, por deseo profundo de vuestro corazón Me transmitáis a todos vuestros hermanos, de todo el Mundo y a los vivos y difuntos.

Vosotros, al recibirMe en la Sagrada Eucaristía, estáis recibiendo todo Mi  Ser y ésto quiere decir también, que estáis compartiendo los deseos de vuestro Dios Redentor, los cuáles son de salvación para todas las almas.

Al tomarMe debéis por Amor, compartir las maravillas que vuestro Dios hace en vuestro ser y ésto debéis llevarlo a todas las almas.

Cuando alguno de vosotros recibe un regalo o un premio muy ostentoso, desea compartir ésa alegría con todos sus conocidos, se alegra en su regalo y se alegra al compartirlo. Así debe ser vuestra forma de actuar cuando Me recibís en la Sagrada Eucaristía.

Amadísimo Padre Celestial, permite que al recibir a N. S. Jesucristo en esta Sagrada Eucaristía, la reciban también todas las almas en el Círculo de la Perfección y en el Universo entero. Gracias por tu Bondad y por Fusionarnos en tu Amor Trino. Bendito y alabado Seas eternamente por todas tus creaturas. Amén

Os debéis de alegrar en la grandiosidad del Regalo que estáis recibiendo, sabiendo que NO hay nada sobre la Tierra que se le parezca a lo que vuestro Dios os está regalando. Y os debéis de alegrar al compartir Mi Ser ya en vosotros, a TODAS las almas, vivas y difuntas y de cualquier raza o credo.

Como os dije, Mi Redención fue para todos. Yo vine a salvar a todos, por lo tanto Mi Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad, FUE, ES Y SERÁ PARA TODOS. Pero esto debe llegar a través vuestro, a través del deseo amoroso de vuestro corazón. Vuestro deseo valdrá cuando éste sea sincero, cuando vuestro deseo salga de lo más profundo de vuestro corazón, en donde Yo habito.

Vuestro deseo debe unirse perfectamente, a Mi deseo de Salvación. Debéis ser otros Cristos. Debéis salir de vosotros mismos con el deseo de buscar almas por todo el Mundo, para alimentarlas con Mi Cuerpo, a alimentarlas con Mi Sangre, a fortalecerlas con Mis Palabras. ¡Podéis hacer tanto desde un rinconcito de vuestro hogar!

Yo os dí la capacidad de tener imaginación y el de poder hacerla volar por toda la Tierra y en todos los tiempos: pasado, presente y futuro.

A través de vuestra mente Yo puedo llegar a todas las almas y a todos los Pueblos. Yo os pido que a través de vuestros sinceros y amorosos deseos Me ayudéis a alimentar a todos vuestros hermanos.

Yo tomaré vuestros deseos como si fueran Míos e iré Personalmente, a llevar a cabo lo que estáis deseando de corazón para salvar, alimentar e instruir a las almas de vuestros hermanos. YO todo lo puedo hacer a través de vuestros deseos.

Así como alguna vez os dije que aquél que tuviera un mal deseo hacia alguien, estaba pecando realmente en su corazón; también ahora os digo que aquél que tenga un buen deseo en su corazón, será Bendecido.

Mientras más trabajéis con el amor de vuestros deseos, Yo más pronto cambiaré la faz de la Tierra. La Fé en vuestros deseos unirá a todos los pueblos de la Tierra.

Padre, por tu Infinita Bondad te ruego que les des pan para su cuerpo y para su alma, a mis hermanitos que lo están necesitando. Y dáselos junto con el Don del Espíritu Santo, para que se unan a nosotros en el Círculo de la Perfección. Amén.

El Amor NO tiene límites NI fronteras y los deseos sinceros y amorosos de vuestro corazón, tampoco. Usad de éste instrumento de amor que os doy para que Me ayudéis a levantar al género humano a la condición de hijos de Dios, para que todos como hermanos podáis, por fin, ser Mi Rebaño y Mi Pueblo Bendito.

Porque YO Jesucristo vuestro Salvador, he abierto Mis Carnes por vosotros, he donado Mi Corazón. Dí hasta la última Gota de Mi Sangre por vosotros. Me di por completo para que pudierais tener paso a la Gloria.

Mis pequeños, Me duele mucho el pecado del hombre, pero más, el Abandono en el que Me tenéis.

Mientras estuve sobre la Tierra, cada segundo era para vosotros, para vuestra salvación, para vuestra vida, para la misión de cada uno de vosotros. Mi Oración NO cesaba de día y noche, Mi Donación era completa por vosotros, Mi Vida, desde antes de venir, ya estaba donada a Mi Padre por vosotros.

Os conozco perfectamente a cada uno de vosotros, a cada uno de vuestros hermanos en todos los tiempos. Ya estabais en Mi Pensamiento, ya estabais en Mi Corazón en todo momento. Sabiendo Yo las necesidades del hombre, vuestras imperfecciones, vuestra pequeñez, vuestro pecado,

Me donaba en cada segundo de Mi Vida por vuestra salvación, pero sobre todo para que regresarais a Mí, que rompierais ése vínculo maligno en el cual vuestros Primeros Padres se introdujeron, al negar la Divina Voluntad de Mi Padre en su vida.

Ellos se alejaron de Él, NO quisieron obedecerle más, prefirieron otros caminos creyéndose autosuficientes, y cometieron el gran error de romper ésa relación Divina y cayeron.

Vosotros estáis padeciendo ése error humano y debéis regresar a ésa unión Divina con Mi Padre y para eso fui enviado Mis pequeños, para que aprendierais cómo hacerlo.

Os he dejado Mis Enseñanzas, las tenéis al alcance de vuestra mano, pero solamente debéis poner vuestra voluntad en buscar y en hacer lo que os he dejado, con amor y con mucho gusto, NO obligados.

Debéis poner vuestro empeño en apartaros de todo aquello que rompe el vínculo Divino con vuestro Dios.

Yo he venido a ayudaros a que os acerquéis a Mi Padre, que es vuestro Padre. Pero tenéis que poner todo vuestro empeño para apartar de vuestra vida todo aquello que daña ése acercamiento del hombre para con su Padre, que es vuestro Dios. NO os podéis acercar a Él con vuestras vestiduras rotas y sucias, que así es como os deja el Pecado.

Cuando ponéis de vuestra parte para luchar contra vuestro propio “yo”, que es vuestra propia maldad, negligencia, cobardía, flojera y tantos otros vicios y maldades que tenéis, a los cuales debéis eliminar de vuestra vida. Cuando empezáis a hacerlo y Me pedís ayuda para que lo logréis, ahí estaré Yo vuestro Hermano y vuestro Salvador.

Ciertamente NO podéis solos en ésta tarea tan fuerte que es la de eliminar lo malo de vuestra vida, porque Satanás continuamente os está acechando y quiere vuestra destrucción eterna.

Cuando ve un alma que trata de buscar la Luz, seguirla y NO dejarla, los ataques son más fuertes y por eso es que debéis pedir la Perseverancia, Virtud grande para aquellos que buscan la perfección.

No debéis claudicar en el camino, aún a pesar de los ataques de Satanás, que se verán acentuados cuando tratéis de buscar ésa Luz que os asegurará vuestro futuro Divino y el de muchos de vuestros hermanos. Estáis llamados a la Divinidad en el Reino de los Cielos.

NO sois Divinos, estáis buscando la Divinidad que os santificará. Estáis Conmigo, tenéis Mi Vida, tenéis Mi Ejemplo, tenéis Mi Fuerza para vencer los ataques de Satanás. NO os apartéis de Mí, NO os apartéis de Mi Madre, éstos son los momentos del Triunfo de los Sagrados Corazones, de la Verdadera Vida que se va a dar sobre la Tierra.

 Es el Amor de Mi Madre que tanto ha Intercedido por vosotros, que ha detenido Mi Mano Justiciera para que NO caiga ya sobre vosotros. Ella ha detenido el tiempo de la Gran Prueba agradecédselo, pero NO puede pasar más tiempo… HA LLEGADO el Instante en que Mi Mano Justiciera caerá sobre la Tierra…

Pero vosotros los que estáis Conmigo, que ya habéis logrado vencer en vosotros la maldad satánica, SERÉIS PROTEGIDOS. Eso tenedlo por seguro, NO se puede dejar de tomar en cuenta tanta lucha que hicisteis en lo particular, para salir adelante

Y además para ayudar a tantos hermanos vuestros que están en el Mal y que les ayudasteis con vuestra Oración, con vuestra Donación, sacrificios y penitencias, como Yo Mismo las llevé a cabo para ayudaros a vosotros en vuestra salvación.

Yo os lo dije: el que quiera venir en pos de Mí, que tome su cruz y tendrá que padecer lo mismo que Yo, vuestro Maestro, padecí por vosotros.

Ahora estáis ayudando a vuestros hermanos y estaréis sufriendo lo mismo, ciertamente en menor grado de lo que Yo sufrí, pero también tendréis el gozo de regresar al Padre, a vuestro Padre, a vuestro Dios y Creador.

Y ése será vuestro regalo y Me lo agradeceréis Mis pequeños, porque tomasteis Mis enseñanzas y las hicisteis vuestras.

Venid pues y caminaremos juntos. NO estáis solos, NO estáis abandonados, tenéis la Protección del Cielo en estos momentos fuertes de Tribulación. Haced lo que tenéis qué hacer, como Yo lo hice por vosotros.

 Yo os he dicho que aquél que quiera venir en pos de Mí, tome su cruz y Me siga. Sí, Mis pequeños, Yo el Hijo de Dios Eterno, Jesucristo el Salvador, tomé presencia humana para poder enseñaros todo lo que debías vosotros seguir.

Os dije que aquellos que vinieran en pos de Mí, sufrirían. Sufrirían porque NO sois del Mundo. Porque todos aquellos que son del Mundo, están con Satanás. Pero los que Me siguen NO son del Mundo, vienen a Mí y son atacados por el Mundo.

Ciertamente os volvéis raros, diferentes al pensamiento del Mundo, porque Me estáis viendo a Mí vuestro Dios. Porque estáis siguiendo Mis Enseñanzas, Mi Vida y esto NO le gusta al Mundo, NO le gusta a Satanás.

Tomaréis una cruz pesada. Pero estando Conmigo, YO os la voy aligerar. Sufriréis escarnios, blasfemias, ataques… Sufriréis por Mí, por vuestro Dios y por dejar Mi Amor, como Yo también lo dejé en la Tierra. Sufriréis por vuestros mismos hermanos que han preferido el Mundo o se han dejado tomar por Satanás.

Sufriréis porque sois buenos, porque sois ejemplo bueno para el Cielo y sois ejemplo vivo de que Yo Vivo en vosotros. Pero vuestra sola presencia moverá a otras almas a la conversión. Satanás NO quiere éstas almas en su Mundo, en su reino, porque él es el Príncipe de éste Mundo y ataca todo aquello y a TODOS aquellos que siguen Mi Doctrina y Mi Amor.

Cuando seáis atacados, cuando se os blasfeme en Mi Nombre, seréis benditos. Recibiréis lo mismo que Yo recibí, ataque, dolor, quizá hasta muerte, pero también recibiréis la Gloria Eterna y estad alegres por ello Mis pequeños, porque vosotros sí estaréis seguros de lo que recibiréis por el Dolor que estaréis recibiendo en el Mundo.

Recibiréis Mi Reino por el dolor tan grande de dejar Amor en la Tierra y así como Yo fui glorificado por Mi Padre, vosotros también seréis glorificados por Mí, vuestro Hermano y vuestro Dios.

ORAD, orad por aquellos que os atacan, por aquellos que NO quieren ver virtud y amor entre ellos, especialmente en vosotros y los que están con vosotros. Ellos viven en el Pecado y se sienten señalados por vuestra virtud y vuestro amor. Y por eso se sienten mal y os atacan y os quieren hacer a un lado.

Orad por ellos, porque ellos son los que realmente necesitan más de Mí, de vuestra Oración y de vuestra Donación. Vosotros estáis Conmigo, vosotros sois los hijos consentidos. Yo quiero que vosotros pidáis por ellos, que NO son todavía hijos consentidos.

Que NO son ésos hijos en los cuales Yo puedo confiar y que muchas veces son traidores a Mi causa, a la causa de la salvación de la humanidad.

Alegraos, Mis pequeños los que estáis Conmigo, porque grande será el premio en el Reino de los Cielos, pero os vuelvo a repetir: ORAD, ORAD, ORAD por vuestros hermanos que os atacan, porque todavía NO saben lo que es realmente vivir el verdadero Amor que Yo os he enseñado. Gracias, Mis pequeños. Yo os Bendigo y os pido que llevéis Mí Amor a todos los vuestros.

Yo os Bendigo, como Padre, como Hermano, como Amor y Vida y os dejo Mi Paz y Fé profundas en vuestro corazón

Yo os amo infinitamente y os Bendigo, en el Nombre de Mí Padre Eterno, en Mí Nombre, Vuestro Salvador Glorioso y en el del Amor Derramado y Purificador del Espíritu Santo.

http://diospadresemanifiesta.com/

N178 PROMESA DIVINA


dios padreActo seguido a vuestra humilde y sincera entrega a Mí Corazón Paternal, vendrá la Glorificación y Santificación de todos los Pueblos de la Tierra, en donde se llevará a cabo Mí Promesa: la Unidad en el Amor.

La Unidad en Mí Pensamiento, la Unidad en el Amor Divino de vuestro Padre y Creador. Será la excelsitud de Mí Corazón hacia vosotros, Mis pequeños hijitos.

El Pueblo que quede después de la Purificación, será nuevamente Mí Pueblo y Yo seré vuestro Pastor. Conocerán Mí Gloria. Conocerán Mí Camino. Me conocerán y podrán darse cuenta de la ingratitud antigua, tanto de vuestros ancestros, como de la vuestra.

El velo de sus ojos y de su mente caerá… Y verán las cosas tal cuál son, como Yo las creé. Como quise que fueran desde el Principio…

Cómo Yo había dispuesto todo a favor del Género Humano para su servicio y cómo fue aniquilado todo por el Pecado.

Se darán cuenta de Mí Amor para con cada uno de vosotros. Cómo los guié, cómo los consentí, cómo los amé, a pesar de vuestras miserias y necedades, a pesar de vuestras mentiras y de vuestras traiciones.

Se les caerán las escamas de los ojos y verán Mí Gloria. La Gloria preexistente a vosotros mismos y que se os ha estado guardando como Premio final a vuestro esfuerzo espiritual por transmitir Mí Santo Nombre y Mí Santo Amor a todos los vuestros.

Conocerán el verdadero Amor de Vuestro Dios. Todos se reconocerán nuevamente en Mí Amor. Todos los pueblos serán uno y todos Me buscarán a Mí vuestro Dios y Creador.

santsima-trinidad-1-638

Vuestras alegrías, vuestras alabanzas, vuestros agradecimientos serán escuchados por Mí con gran alegría y beneplácito de Mí Corazón; puesto que ahora ya no habrá mentira ni desconfianza hacia Mí, vuestro Dios.

Y así, todas vuestras plegarias y agradecimientos saldrán de un corazón sincero y amoroso hacia Mí, vuestro Dios y Salvador. La Santificación de los Pueblos se ha de dar y ha de venir, cuando vuestro corazón se santifique en Mí Amor.

Dichosos aquellos que alcancen el Triunfo de Mí Corazón Misericordioso al mantenerse fieles a la Fé, a Mí Amor, al Triunfo Final de Mí Corazón.

Vivíd desde ahora esa entrega de vuestro corazón al Mío. Vivíd con la esperanza firme de que vuestro Padre os está esperando y está preparando el Triunfo Final, para que lo gocéis por toda la Eternidad junto con Él.

Vivíd sumergidos en el Amor y en la entrega a la Voluntad de vuestro Dios, para ser llevados en alas del Amor, a vivir la plenitud de vuestro corazón en el Mío. Alegría inmensa habrá en aquél día. Llantos de amor agradecerán a Mí Corazón tantas bondades derramadas sobre vosotros, Mis Hijos.

Cantos de alabanza se unirán a los de Mis Ángeles, para alabar a Mí Santo Nombre por tanto bien que habéis recibido y recibiréis por los siglos de los siglos; por haber sido fieles a Mis Palabras y a Mí Amor. Vuestra Fé y vuestra esperanza por fin se verán coronadas por haber perseverado en Mí.

Vivíd ya desde ahora tanta hermosura que os tengo reservada para aquellos que confiando en Mí, perseveren hasta el final. NO deberán temer a los Acontecimientos, porque vuestro Dios, Padre y Señor de todo lo creado, visible e invisible; estará con vosotros en todo momento.

Benditos séais vosotros los que perseveréis hasta el final… Porque de vosotros será el Reino de los Cielos. Os lo promete vuestro Padre, vuestro Dios, que vive y reina por los siglos de los siglos.

Yo Soy el Alfa y la Omega y todo está bajo Mis Pies y vosotros estáis en Mí Corazón.

Porque la resurrección de las almas se va a dar. Las almas deben resucitar en Mi Amor. Las almas viven en la Tierra con un cuerpo… Vienen a misionar, vienen a darse por Mí, por vuestro Dios para la salvación de otras almas…

 Y como premio por misionar, os ganáis la santidad de vuestra alma, por haber sido almas misioneras; almas dadivosas, como os enseñó Mi Hijo Jesucristo.

Vosotros tenéis un alma, un alma bella. Pero esta alma tiene que trabajar para Mí, vuestro Dios… Y al darse por los demás Mis pequeños, os vais alcanzando capacidades infinitas de amor.

 Porque el darse por vuestros hermanos es movido por el Amor y Yo Soy todo Amor, Mis pequeños. Nadie se puede dar a los demás si NO es que el Amor le mueve; por la ayuda hacia el crecimiento de sus hermanos, ya sea en lo humano o en lo espiritual.

Vosotros os dais a los demás, cuando realmente es el alma la que os mueve. Cuando es vuestro corazón lleno de Mí, el que actúa y os dais, porque amáis.

En cambio, si os dais por interés, NO es el Amor el que os está moviendo y vuestro acto NO os va a ayudar a vuestra santificación. Pero si estáis movidos por Mi Amor, habitando en vuestro corazón; estad seguros Mis pequeños, que estáis viviendo para vuestra resurrección.

Mi Hijo Jesucristo vivió y murió por vosotros. Y también Resucitó, para enseñaros a vosotros que vuestra alma, es eterna. Que NO morís. Cuando vuestro cuerpo se queda inerte, vuestra alma vive, ya que vuestra alma tiene que vivir siempre, Mis pequeños.

Vuestra alma baja viva. Y en cuanto llega al vientre materno, está muerta por el Pecado Original. Pero al recibir el Sacramento del Bautismo, empieza a tener vida…. Vida de actuación en la Tierra. El alma va creciendo y debe crecer en Mí, debe vivir en Mí…  Y debe hacer que otras almas vivan en Mí y para Mí.

El cuerpo va envejeciendo y el alma debe seguir creciendo. Creciendo en virtud, creciendo en amor. Y cuando cae en el pecado, debe levantarse si realmente Me ama y Me busca a Mí, vuestro Dios. Luego moriréis como murió Mi Hijo, ante lo humano. Pero Resucitó… Y vosotros también resucitáis por Mi Amor y por vuestros méritos.

Si veis Mis pequeños, vais a la par con Mi Hijo y ésa debe ser vuestra vida. La de otro Cristo sobre la Tierra… Y con esto ya estáis en los momentos en que quizá vuestro cuerpo morirá; pero vuestra alma resucitará en Mí, eternamente.

Os pido Mis pequeños, que gocéis ése momento. Que NO os entristezcáis con ver un cuerpo inerte, porque vosotros habláis de muerte y habláis como si todo se hubiera perdido.

 NO, Mis pequeños. Todavía estáis muy en el Mundo cuando pensáis así. Cuando os quedáis ante el cuerpo inerte de algún familiar vuestro, de algún amigo, de algún ser querido…

Debéis trascender a eso, NO os debéis quedar nada más en el cuerpo inerte. Debéis alegraros de que ya ésa alma haya regresado a Mí; que cumplió su misión, que dejó amor sobre la Tierra y que regresa al Reino de los Cielos: al Reino del Amor. Por el Amor que dejó sobre la Tierra…

Y por eso os debéis de alegrar, de que ya ésa alma haya regresado a Mí; porque va a tener su Premio Eterno. Nuevamente os repito: NO os quedéis solamente ante el cuerpo inerte… Gozad porque ya regresó a Mí y eso os debe llenar de alegría.

Estad alegres cuando un cuerpo inerte esté ante vosotros… Y sobre todo si sabéis que el que tuvo ése cuerpo, que ahora se quedó ahí; fue un alma que Me amó y amó a sus hermanos sobre la Tierra…

Entonces que ésa alma ya está Conmigo con toda seguridad, gozando el Reino de los Cielos.

Pues se os ha hablado de una Purificación que tendréis a nivel mundial y a la eliminación de cuando menos, las DOS TERCERAS PARTES; por el Mal que habéis aceptado en vuestro corazón y que estáis realizando en vuestra vida diaria.

Ciertamente ahora se habla y así está escrito, que será una Purificación de una gran cantidad de almas sobre la Tierra, pero una buena parte se ha de librar de ésta Purificación.

Y esto, a diferencia de la Destrucción que tuvieron Sodoma y Gomorra, se debe a la Evangelización de Mi Hijo. A la Intercesión de Mi Hija, La Siempre Virgen María y a la Oración de muchos de vosotros; que habéis entendido que estáis en la Tierra para servirMe…

Por los que están siendo llamados por la Primera Muerte, ante el Tribunal de Dios… Incluídos TODOS LOS HOMBRES DE TODA LA HUMANIDAD… Los cubrimos con una Gota de la Sangre Preciosísima de Jesucristo, PARA QUE SUS PECADOS SEAN PERDONADOS Y ALCANCEN SU MISERICORDIA… Y SU SALVACIÓN. AMÉN

(Amadísimos hermanitos:

Esta Oración, SÍ ES apoyada por vuestros Rosarios y nuestros hermanitos del CÍRCULO DE LA PERFECCIÓN: CIELO, PURGATORIO…  Y USTEDES...

 Indudablemente contiene un Gran Problema para Satanás.

Pero Dios Tiene el Poder y la Sabiduría para resolverlo COMO su Sacratísima Voluntad lo Decida… 

Y como nosotros NO somos jueces, ESE TAMPOCO ES NUESTRO PROBLEMA, ¿No creen?…)

¡SE ACABÓ EL VINO!… MARÍA LO RESUELVE…

Para Orar, para Interceder por vuestros hermanos, para pedir Mi Misericordia, para pedir Perdón.

Vosotros podéis ver que para Sodoma y Gomorra, solamente hubo un hombre que intercedió por su salvación y éste fue Abraham, que pidió varias veces para que Yo perdonara a sus habitantes. Pero NO había almas justas, NO había almas buenas, más que la de Lot y de su familia.

Mis pequeños, ¿NO se os hace esto triste? ¿Que entre tantos habitantes, solamente tres o cuatro fueran almas buenas, almas justas que estaban alcanzando Mi Misericordia; para que NO pudieran ellos sufrir la Destrucción tan fuerte y ejemplar que tuvieron?

A Mí Me duele hacer esto, Mis pequeños. Pero cuando la Maldad ya es tan grande y que puede afectar a otros pueblos, a otras almas. Que pueda destruir Mi Obra de Amor… TENGO que entrar Yo con Mi Justicia a proteger a las almas buenas…

A las almas que Luchan por mantenerse en Mí, a las almas que han dejado que Mi Amor habite en su corazón y que Defienden Mi Amor contra todo Mal.

Es por eso que algunas almas se han de salvar, pero otras serán destruidas igual que las de Sodoma y Gomorra. Almas malas, almas que NO quisieron avanzar hacia el Amor. Almas que NO quisieron cambiar su vida de Maldad y de Pecado, por Virtud y Mi Presencia en ellas.

Gracias a almas buenas, a almas que Oran y muchas de ellas escondidas al Mundo que NO sabéis de ellas y que se están dando a Tiempo Completo en Oración por vuestra salvación, Yo Estoy permitiendo que se salven muchas.

Pero debéis Orar por aquellas que serán eliminadas. PARA QUE ESTA ELIMINACIÓN NO QUIERA DECIR CONDENACIÓN ETERNA.

Para que tengan Mi Gracia en el Último momento, aunque sea para que se salven por Mi Misericordia Infinita… Por los Méritos de Mi Hijo que se dieron para TODAS las almas y para TODOS los Tiempos; para que Sus Méritos Divinos, que Su Sangre Preciosa NO se Desperdicie.

Orad, para que haya almas que sean ejemplo vivo de la Vida de Mi Hijo, en estos momentos sobre la Tierra y que su vida haga que muchas almas al verlas, comprendan su Error y se conviertan, regresen a Mí.

Que vean que la vida del alma NO es solamente vida de Mundo. Sino que es vida espiritual, lo cual es algo más grande; es algo que va a trascender para toda la Eternidad.

Que vuestro ejemplo Mis pequeños, sea un ejemplo que transforme almas que están dormidas en el Pecado, que están envueltas del Mal. Sed vosotros ejemplo aún ante la Adversidad, aún ante el Pecado, que tan gravemente se está dando alrededor del Mundo.

Sed ejemplo de vida espiritual, mostrando a vuestros hermanos que Yo sigo Vivo, que Soy eterno, que Mi Hijo Resucitó y que está en aquellas almas que Me buscan, que buscan mantener lo que viene de Mí y que es para todos.

BuscadMe, Mis pequeños. LlevadMe a las almas, que Yo os protegeré, Yo os alentaré, Yo os daré palabras sabias, palabras llenas de Amor, palabras de gran Sabiduría Divina, que penetren hasta en los corazones más dañados por Satanás.

Son Tiempos de Gracia, en donde Mi Justicia ya debiera haber terminado con todo este cambio que en breve tendréis. Pero gracias a que muchas almas se han volcado hacia Mí nuevamente; que han orado, Me han buscado y han pedido perdón por sus faltas por estas almas, el Tiempo de Mi Justicia se ha retrasado, para ayudar a la conversión de muchos de vuestros hermanos.

Aunque NO lo veáis Mis pequeños; vuestras oraciones, vuestros deseos grandes hacia la salvación de las almas, están haciendo su trabajo. Y realmente, se están moviendo muchas almas hacia la conversión y hacia su salvación.

Perseverad Mis pequeños en ésta tarea tan grande, tan bella que os he encomendado: la de ser corredentores en estos tiempos del cambio y veréis el regalo que os daré, porque Yo regalo abundantemente a las almas, grandes riquezas espirituales.  Y a veces aún materiales, para aquellos que están Conmigo, aquellos que Me buscan; pero sobre todo, que buscan por el bien de sus hermanos.

Porque de ésta forma estáis cumpliendo con lo que os pidió Mi Hijo: que os amarais los unos a los otros. Y NO os podéis amar realmente los unos a los otros, si NO estáis buscando el Bien para vuestros hermanos.

Si vosotros estáis cuidando por la salvación de vuestros hermanos, que es el mayor Bien que les podéis hacer; es cuando realmente estáis siguiendo lo que Mi Hijo os pidió, que os amarais los unos a los otros.

Por lo tanto ORAD por aquellos de vuestros hermanos que se envalentonan en el Pecado. Que se sienten fuertes con el apoyo de Satanás. Se sienten fuertes porque creen que estar en el Pecado, les da ésa libertad de actuar contra Mí y de esta forma, hasta Me retan…

 Creyendo o haciendo creer a los demás, que NO hay futuro en su existencia, que Mi Gracia Perdona todo, que Mi Misericordia se va a derramar sobre todas las almas, aún las más pecadoras…

 Y que pueden seguir pecando sin ningún problema, porque Mi Misericordia les va a perdonar todo, porque Mi Bondad es Infinita.

 Y de esta forma NO hay arrepentimiento en su corazón y siguen pecando gravemente… Creyendo que Mi Justicia NO tiene derecho a derramarse sobre los hombres.

 Y están en un Error, Mis pequeños. Orad por ellos, para que se den cuenta del Error en el que están viviendo. Porque tengo derecho a Mi Justicia, tengo derecho a pedir lo Mío. Se os ha dado el Libre Albedrío.

Por un lado tenéis Mi Benevolencia, Mi Misericordia y Mi Amor Infinitos SI escogéis el lado del Bien. SI estáis Conmigo tenéis todo lo bello que sale de Mí. Sois Mis hijos predilectos, porque estáis buscando lo Mío y Me estáis dando contento con vuestros actos, con vuestros pensamientos, con vuestras palabras, con vuestra vida.

En cambio, aquellos que han escogido el camino del Mal también, en su libre albedrío; ellos NO están haciendo lo que Yo os he pedido, NO están cumpliendo con los Mandamientos que os he pedido cumpláis todos los hombres de todos los tiempos.

En cierta forma es burla el decir que pueden estar viviendo su vida, haciendo lo que ellos quieran, en su libertinaje pecaminoso. NO hacen caso a Mis Leyes, NO ponen un freno a su vida de Pecado y sienten que Mi Misericordia los tiene que alcanzar después de toda una vida de Maldad; de pecado y de burla hacia Mis Leyes, hacia Mi Amor, hacia todo lo que Yo os he dado.

Y ciertamente, que Mi Misericordia NO los va a alcanzar, porque si un alma vive en el pecado, si vive en la maldad, NO van a tener tiempo de arrepentirse, por NO creer en Mí, en Mi Bondad Infinita. NO tendrán el suficiente tiempo para recapacitar y pedir perdón de toda una vida de maldad.

 

Hay almas que sí, ciertamente las alcanza Mi Misericordia. Pero éstas almas las más de las veces, son las que han vivido en el error. Pero un error impuesto. Un error que NO buscaron, un error con el que tuvieron que vivir; porque los que convivían con ellos, los llevaban hacia ése error.

Y quizá hasta ni fueron libres de vivir en ése error y buscaban el Bien de alguna forma, sin conocerMe plenamente. Y hay almas así, que viven con un corazón arrepentido; pero tienen que vivir en el error, porque los que las rodean las obligan y éstas almas realmente sí tendrán su perdón y Mi Misericordia sí las alcanzará.

Son almas que están sufriendo por el pecado que cometen y en cambio las otras, siguen viviendo con gusto en el pecado y en la maldad. Gozan en ésa maldad que cometen y NO hay ningún tipo de arrepentimiento en su corazón.

Estas almas difícilmente alcanzarán el arrepentimiento, ni aún en el último momento de su vida y de esta forma, NO podrán alcanzar su salvación eterna.

Os pido Mis pequeños, que entendáis esto. Que entendáis bien cómo Mi Misericordia y Mi Justicia trabajan, para que NO seáis injustos en juzgarMe a Mí vuestro Dios, que NO debierais, porque NO tenéis las capacidades para juzgarMe.

Actuad con Sabiduría y actuad en el Bien y así aseguraréis vuestra vida eterna. Si vivís en la maldad, si vivís en el error y NO buscáis el Bien en vuestra vida ni en la de vuestros hermanos os repito, difícilmente encontraréis la Vida eterna.

Hijitos Míos, os pido que la tristeza NO envuelva vuestro corazón. Por lo único que vuestro corazón se debe entristecer, es por el saber que NO se está viviendo en el Amor, que muchas almas se pierden, que muchas almas Me odian, que muchas almas prefieren vivir en el pecado y NO quieren venir hacia Mí.

Pero de ahí en fuera Mis pequeños, debéis vivir siempre en la alegría, porque ésa alegría es la que va a hacer que vuestra vida sea más llevadera sobre la Tierra. Y la alegría, quiere decir esperanza en un futuro, esperanza de que algún día llegaréis a Mí y que os daré un premio eterno por haber cumplido bien vuestra misión sobre la Tierra.

Ésa es la alegría que debéis vivir y que debéis mostrar a vuestros hermanos, para que ellos se den cuenta de que aún a pesar de que hay maldad, tristeza, destrucción en el mundo; la alegría les puede permitir también a ellos, seguir adelante.

Y vosotros debéis explicarles esto que os explico a vosotros, que debéis tener siempre esperanza en que habrá un Bien, que esto que estáis padeciendo ahora es una Purificación, que servirá para ver un nuevo amanecer.

Que esto que está sucediendo, es para un Bien para todas las almas. Es para que vuestras almas endurecidas por el egoísmo, por el pecado, por la Maldad que Satanás ha puesto en todos los corazones, porque vosotros le abristeis vuestro corazón a Satanás e hizo de vuestro corazón, un corazón de piedra.

Ahora, con todos estos Desastres que se están dando alrededor del Mundo, vuestro corazón se tiene que enternecer, tiene que regresar al Amor, tiene que vivir ése deseo de poder ayudar, aunque NO lo podáis hacer (física y materialmente), pero ya vuestro deseo ya está causando un cambio en vuestro corazón.

Si vuestro corazón está duro como piedra, NO se puede enternecer, NO puede sentir lo que vuestros hermanos están sufriendo y que vosotros NO quisierais padecer; ya ése deseo de ayuda en la Oración de pedirMe a Mí, vuestro Padre y vuestro Dios, que Yo ayude de alguna forma a vuestros hermanos, es lo que está haciendo el Cambio realmente, sobre la Tierra,

Y si vosotros podéis compartir de lo que tenéis, eso va mejorando el amor en vuestros corazones, estáis actuando el amor que vive en vuestro corazón y así es cómo el Mundo va a ir cambiando. De tener un corazón de piedra, lo estaréis cambiando en un corazón vivo, vibrante.

Un corazón de carne, un corazón que realmente está amando, porque está pidiéndoMe por sus hermanos.

Así es como éste mundo va a ir cambiando y preparándose para la Venida de Mi Hijo, ya habréis dejado toda ésa maldad, toda ésa pasividad de vuestra vida, nada más pensando para lo vuestro, para vuestro bienestar.

Al ver todo esto que está sucediendo, es cuando vuestro corazón pedirá para que vuestros hermanos también tengan de lo que han perdido.

Por eso NO juzguéis mal lo que está sucediendo, todo tiene una finalidad, Mis pequeños. Y es para que os unáis los unos a los otros, para que os ayudéis, como verdaderos hermanos, para que deis de lo mucho o de lo poco que tengáis a vuestros hermanos que están sufriendo o que están desesperados por NO tener hasta de lo más elemental.

He ahí, así será cuando vosotros volveréis a ser como verdaderos hermanos y se cumplirá lo que os pidió Mi Hijo, que os amarais los unos a los otros.

Os Amo y Os espero al final del camino, a las puertas de Mí Reino Celestial, ya de Nuevo en Nuestro Mundo. Ahí estaré como Padre Amoroso os estrecharé junto a Mí Corazón, para gozar en vosotros Mí Amor.

Confiad en Mí, hijitos Míos, Yo no Me separaré de vosotros en ningún momento. Os daré fuerza física y espiritual para vencer en ésta prueba.

Prueba que os hará alcanzar vida de Amor en ésta nueva era de Mi Santo Espíritu por venir. Confiad, que Yo estoy a vuestro lado, para guiaros y en vuestro corazón para amaros y daros fuerza, fuerza que ha de vencer a las fuerzas del mal.

Yo os Amo y os Bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo y en el del Amor de Mi Santo Espíritu.

http://diospadresemanifiesta.com/

P223 PRODUCTORES DE AMOR


Marzo 16 de 2017

Hijitos Míos, os agradezco que vengáis nuevamente a reuniros. Os agradezco estos momentos en que vosotros os reunís para escuchar Mi Guía Amorosa y para que viváis Mi Amor Infinito sobre vosotros y sobre todas las almas creadas.

Acostumbraos Mis pequeños, a bendecir todos los momentos de vuestra existencia; es más, toda vuestra vida es un momento en el Infinito. Acostumbraos pues a bendecir vuestro momento, que es el Don de la vida que os he otorgado.

Mis pequeños, el momento de cada uno de vosotros y de todos vuestros hermanos debe ser bendecido, porque Me pertenece. Debéis agradecerlo, porque al agradecerlo, Me estáis agradeciendo a Mí vuestro Dios, el haberos dado la vida para poder servirMe. Pero sobre todo, para vivir y transmitir Mi Amor, Mis Enseñanzas, Mi Sabiduría.

El momento de vuestra existencia lo que dure, ya sea un día, diez años, veinte, cincuenta, cien años, es un momento en la eternidad y es Mío, pero os lo comparto. El tiempo transcurre, el tiempo NO se detiene y es en el tiempo donde van apareciendo las almas. Y es durante él que tendréis vida, la que Yo marque para cada uno de vosotros, para que podáis dejar ante vuestros hermanos, vuestro sello de amor.

Sí Mis pequeños, así como Mi Hijo bajó y llevó a cabo una Misión, la cual ya os he dicho, se puede resumir solamente en haber dejado Amor, vosotros también estáis llamados a eso. A que vuestro momento de vida, no importen los años de vida, dejéis Mi Amor como muestra de que Me pertenecéis y sobre todo, de que Yo guío vuestra existencia y estáis produciendo lo que se vive en el Reino de los Cielos, que es puro Amor.

No os imagináis Mis pequeños, lo que gozo cuando vosotros vais dejando amor entre vuestros hermanos. En cada uno de vosotros, quisiera Yo ver la Imagen de Mi Hijo, una y mil veces. Ver para un lado, ver para otro lado de vuestro Mundo y ver que todos, TODOS vosotros, transmitierais esa Vida de Amor, esa Vida que os Enseñó Mi Hijo y que es la Vida que se Vive en el Reino de los Cielos.

Es tanta Mi alegría Mis pequeños, cuando Yo veo que el Amor sale de vosotros para llenar a otras almas; que por esa alegría que vosotros Me dais, Yo derramo Mis Bendiciones a diestra y siniestra. Me congratulo con el hombre, perdono, ayudo, santifico, Bendigo.

El Amor lo es todo Mis pequeños, el Amor es Mi Esencia os he dicho. Y vosotros debéis vivir esa Esencia y así se os conocerá como hijos de Dios, porque dejasteis vida de amor entre los hombres.

Ciertamente, Yo pagaré infinitamente por todas vuestras acciones que dejasteis de amor, entre los hombres. En esas acciones de amor va también Mi huella, Mi Presencia, Mi Amor. Porque vosotros NO podéis producir Amor, si Yo no Vivo en vosotros.

Al árbol se le conoce por sus frutos, a los hijos de Dios, se les conoce por el amor que producen. Sois Mis hijos, Yo os guío, os protejo, os llamo, Vivo en vosotros, cuando vosotros Me permitís Vivir.

Esta Purificación que se os avecina, es precisamente para eliminar toda la Maldad que ha diseminado Satanás. Y así como vosotros los que producís amor, se os conoce como hijos de Dios; aquellos hermanos vuestros que NO han querido seguir todo lo que Yo os he Enseñado también se les conocerá, pero como hijos del Enemigo, hijos de Satanás, que ciertamente NO tendrán cabida en el Reino de los Cielos.

Es triste que un alma se desperdicie, que un alma escoja vivir para el Enemigo en lugar de producir amor, que este amor da como resultado infinidad de actitudes, especialmente, la paz y la armonía.

Aquellos que NO quieren estar Conmigo, tratan de destruir todo lo que Yo os he dado y para lo que fuisteis creados. Un alma que NO produce amor es un alma estéril, un alma destructora; porque ella va a ir destruyendo o tratando de destruir, el amor que tienen las almas buenas. Y ciertamente un alma de éstas, NO puede vivir en el Reino de los Cielos.

Aquellas almas que han querido seguir a pesar de todo, las Enseñanzas que se os han dado, para que produzcáis amor y bienestar espiritual entre vuestros hermanos, van a tener su premio grande. Estas almas que producen amor, también son muy atacadas, son almas que sufren por un lado porque al estar en un medio adverso al Amor, sufren. Pero también las consiento y les doy momentos de amor, de paz, de vida espiritual profunda.

No hay nada mejor que pueda producir un alma, que el Amor. El Amor es vida para el alma, un alma muere si NO está recibiendo de Mí, éste Néctar Divino, el Amor.

En el Amor os perfeccionáis, en el Amor crecéis, en el Amor también os sacrificáis, pero para producir Amor. Y esto es algo que a veces, NO se entiende. Cómo en el dolor que produce el sacrificio, se puede producir Amor. 

 Y es por la donación, es por el querer servir a vuestros hermanos, es el parecerse a Mi Hijo en Su Donación Divina por vuestra salvación y el Amor NO se ha apreciado como lo que es. Como os dije, el Amor es un Néctar Divino, es Vida.

Vosotros estáis acostumbrados a hablar del amor, como algo quizá pasajero, algo que NO dura y NO se le da la importancia debida. Sabéis que las almas, que NO son amadas, sufren inmensamente. Y a veces, hasta atentan contra su propia vida, porque el alma necesita de su Alimento principal, que es el Amor.

Un alma que NO sabe amar, es un alma estéril. Y ciertamente hasta son atacadas, porque NO producen lo que debe ser también la esencia de vuestra alma. Porque vuestra alma es parte de Mí vuestro Dios y si Mi Esencia Divina es el Amor, vosotros también tenéis esa esencia Divina, pero NO la sabéis apreciar NI transmitir.

Vuestro Mundo debiera ser un lugar de paz, de armonía, porque vosotros debierais vivir y transmitir el Amor continuamente. Y que a pesar de los ataques de Satanás que os llevan por caminos diferentes, el amor que vosotros produjerais, debiera destruir toda esa Maldad de Satanás. 

Mi Hijo os lo mostró en Su Muerte y Resurrección. Satanás NO pudo retenerLo. El Amor es Vida y esa Vida de Amor Divino, venció a la Muerte que produce Satanás.

Vosotros NO estáis llamados a morir, que es a donde os quiere llevar Satanás. El morir significa, falta de amor. Un alma muere cuando NO transmite NI recibe amor. Y a eso os está llevando Satanás, a que NO os améis entre hermanos, como todos lo sois.

Sois hermanos, sois hijos de un mismo Padre que Soy Yo, vuestro Padre Espiritual, vuestro Creador.

Vosotros estáis llamados a vivir eternamente en Mi Amor y NO a morir como Satanás lo quiere, él desea vuestra muerte, muerte espiritual y con esto, muerte eterna. Él Envidia el amor que vosotros producís, porque él YA NO puede producir Amor, él lo vivió y lo despreció.

¡DESPIERTA! Utiliza el Don de la Vida para potencializar el Amor y cumplir la Misión para la que fuiste llamado...

Hay tantas almas alrededor del Mundo y en el Universo entero, que NO saben amar, porque NO saben agradecer primeramente el Don de la vida. Y al decir el Don de la vida, es decir el Don del Amor, porque vuestra vida es un don Divino y Yo Soy el Amor.

Pidan a Mi Santo Espíritu que les permita conocer en profundidad lo que es el Amor Divino, para que entendáis la riqueza tan grande, que tenéis en vosotros. El simple hecho de decir “tengo vida”, es para que vosotros entrarais en un éxtasis inmenso, porque el tener el Don de la vida, es un derrame Divino sobre vosotros.

Cuando os escogí para daros el Don de la vida, fue Mi Amor el que movió Mi Deseo de daros la vida. Tenéis Amor y tenéis por él la vida y debierais cuidar como la joya más cara, vuestro Don de la vida, porque es puro Amor.

Ciertamente en estos momentos de vuestra existencia, NO os podéis explicar exactamente, lo que Amor debe significar para cada alma.

Conoceréis Mi Amor Infinito, en el momento en que regreséis a Mí. La Maldad que os rodea, la maldad que habéis dejado entrar en vuestro corazón, la maldad que habéis hecho; ha ensuciado en vosotros el concepto verdadero del Amor.

El Amor significa todo. Todo lo creé en el Amor. Todo, TODO lo creado tiene Mi Sello Divino que es el Amor, porque todo lo creé para un buen fin, para que todo tuviera una razón de ser y que produjera un bien. Y NO se puede producir un bien, si NO está envuelto en Amor.

Con esto os podéis dar cuenta Mis pequeños, cuánto habéis desperdiciado y cuánto habéis despreciado Mi Amor.

Satanás os lleva a confundir conceptos, Amor NO ES lo mismo que amoríos o amores pasajeros e indebidos. Todo lo que venga de Mi Amor, es Puro y produce santidad, produce una vida que se inicia en la Tierra y se goza eternamente en el Reino de los Cielos.

Cuando entendéis lo que significa profundamente el amar, ya NO hay nada a vuestro alrededor, que pueda obscurecer ese conocimiento; porque al conocer profundamente lo que significa amar, ya estáis a las Puertas del Cielo.

Y lo digo así Mis pequeños, NO porque os vayáis a morir al conocer el concepto, sino porque es tan grande el Amor, que cuando lo tenéis y lo vivís, ya NO os interesa nada que esté a vuestro alrededor; como por lo que tanto se pelean los hombres, que son las riquezas, los bienes materiales.

Al momento en que vosotros os compenetráis en ese Concepto Divino, ya no necesitáis nada más y los milagros se empiezan a dar.

El Amor todo lo puede, el Amor todo lo da, el Amor cambia todo, pero siempre hacia un bien.

Hay tanto Pecado y tanto mal a vuestro alrededor, que el concepto y la vivencia del Amor, están como nublados, grisáceos, obscurecidos.

Cuando vosotros buscáis el Amor, pero el Verdadero Amor que viene de Mí, le vais encontrando el “por qué” a todo lo Creado y sabéis que todo tendrá una finalidad, que es la unión Conmigo eternamente. No hay otra finalidad para el alma, que la de FUNDIRSE completamente, a Mí.

Vosotros sois como esa vela encendida, que produce una lucecita. Cuando lleguéis a Mí, Me veréis como un Sol. Y cuando os acerquéis a Mí, desaparecerá vuestra llamita y se unirá a Mi Fuerza Divina…

Y es cuando comprenderéis que os debisteis haber olvidado de vosotros mismos, que erais una llamita pequeña que prácticamente NO daba luz, porque NO os queríais unir a Mí y desaparecer en Mí, en esa Luz Inmensa, como la del sol.

Estáis llamados TODOS vosotros a desaparecer y ya NO ser vosotros. Estáis llamados a pertenecer a Mí y con ello, os volvéis UNO Conmigo…  Y así, recibiréis todo lo que Yo tengo, seréis copartícipes de Mi Majestuosidad, de Mis Potencias, de Mis Milagros y sobre todo, de Mi Amor.

Simplemente cuando las almas llegan a Mí al final de su existencia, se quedan anonadadas, nunca se podrían imaginar lo que Soy Yo vuestro Dios y Creador. Tenéis una muy vaga idea de lo que Soy, de lo que poseo y de lo que os doy. El Pecado en el que vivís, NO permite que vosotros podáis entender toda esta Magnificencia Divina.

Es como si compararais una gota de agua, con una cascada inmensa. En estos momentos, vosotros Me podéis comparar así, pero la realidad es que Soy mucho más que eso, una cascada, una catarata, un río inmenso, el mar infinito y todavía más que eso.

Por eso, cuando las almas llegan ante Mí al final de su existencia, es un Gozo inmenso, NO hay nada que las detenga. Corren hacia Mí, Me agradecen, Me alaban, Me aman.

A eso estáis llamados, Mis pequeños. En estos momentos vivís de Fe, cuando regreséis a Mí, Me veréis tal como Soy y NO cabréis de alegría, al saber que Me pertenecéis y que Yo os compartiré todo lo que tengo y todo lo que Soy.

Vuestra alma Me pertenece, es parte de Mí, os doy una parte de Mí para vivir en la Tierra y cumplir vuestra misión. Y por eso, os tomaré cuentas de cómo utilizasteis esa parte de Mí.

Vuestra alma tiene potencias inmensas, pero vosotros las debéis liberar. Sí Mis pequeños, como vuestra alma es parte de Mí, debéis liberar Mis Potencias, que están en vuestra alma. Pero solamente las liberaréis, viviendo profundamente en el Amor.

Y decir vivir en Mi Amor, es vivir según Mi Santa y Divina Voluntad, porque al vivir en Mi Voluntad, podréis hacer lo que Yo haría en vosotros, para vosotros y para vuestros hermanos.

Al vivir en Mí, en Mi Voluntad, ya no cabe ningún mal, ningún pecado, ningún tipo de egoísmo, ningún tipo de maldad. Es vivirMe a Mí, para el bien de vuestros hermanos y solamente así, es como vosotros liberaréis Mis Potencias en vosotros.

 Eso es lo que han logrado vuestros hermanos que han alcanzado la santidad, se olvidaron de sí mismos y dejaron que Mi Voluntad actuara en ellos.

Y os repito, decir Mi Voluntad, es vivir plenamente Mi Amor en vuestra vida. Ya no seréis vosotros, Seré Yo en vosotros.

A eso estáis llamados, Mis pequeños a vivirMe y transmitirMe. A hacer vida Mi Amor, pero manteniendo Mi Amor limpio, puro, en donde no haya como os dije egoísmos, ni soberbia, ni maldad.

Es darse para vuestros hermanos, Obedeciendo Mi Voluntad en vosotros. Por eso os he dicho tanto que sois instrumentos y el instrumento se deja mover por ésas Manos hábiles y Perfectas, que son las Mías.

Todos tenéis la posibilidad de alcanzar ésas Potencias Divinas en vuestro interior. Pero lo lograréis, cuando viváis plenamente Mi Amor y os dejéis mover plenamente, por Mi Voluntad.

Y para ello, deberéis desaparecer a vosotros mismos: a todo lo que os gusta hacer, a todo para lo que vivís, vuestros intereses mundanos, a todo aquello que os separa de una vida perfecta en el Amor. Cuando llegue ese momento, Me perteneceréis y podré hacer con vosotros, lo que Mi Hijo vivió y os enseñó.

Sois otros Cristos, ESTÁIS LLAMADOS A ELLO. Os lo he repetido mucho, Mis pequeños. Pero NO queréis entender ese concepto tan grande y perfecto, que es el de ser otros hijos Míos en el Mundo. Y por eso dicen las Escrituras, que estáis en el Mundo, pero NO pertenecéis al Mundo.

Si llegáis a ser otros Cristos, eso es lo que seréis: Amor, Perfección, Vida Divina y olvido de sí mismos. A eso estáis llamados Mis pequeños, a ser perfectos como Yo vuestro Padre, Soy el Perfecto.

Confiad en Mí, hijitos Míos, Yo NO Me separaré de vosotros en ningún momento. Os daré fuerza física y espiritual para vencer en ésta Prueba.

Prueba que os hará alcanzar vida de Amor en ésta Nueva Era de Mi Santo Espíritu por venir. Confiad, que Yo estoy a vuestro lado para guiaros y en vuestro corazón para amaros y daros fuerza. Fuerza que ha de vencer a las fuerzas del Mal.

Yo os amo y os Bendigo en Mi Santo Nombre, en el de Mi Hijo y en el del Amor de Mi Santo Espíritu por venir.

¡Llamadlo, hijitos Míos, llamadlo!

http://diospadresemanifiesta.com/

R105 MADRE DE LA MISERICORDIA


MARZO 26 2017 10: 45 AM

La Paz de mi Señor esté con todos vosotros, mis muy amados hijitos.

Hijitos, muy pronto la Humanidad comenzará a sentir el Rigor de la Justicia Divina. El Cielo junto conmigo intercede por la humanidad, para que estos días de Purificación que se aproximan, os sean llevaderos y ninguno de los Hijos de Dios, se pierda.

Estad pues mis pequeños listos y preparados, porque todas las Profecías que os hemos enviado a través de todos nuestros Instrumentos en las diferentes épocas, están por cumplirse. El Cielo y la Tierra pasarán, más la Palabra de Dios nunca pasará.

 La Palabra de Dios es Camino, Verdad y Vida, que tiene vigencia en todos los instantes del acontecer humano.

¡Oh, cuántas naciones van a desaparecer, por NO haber querido acogerse a la Misericordia de Dios y por haber hecho caso omiso a los llamados del cielo! Os hago un llamado Naciones impías:

 VOLVED A DIOS, antes de que su Santa Justicia se descargue sobre vosotras.

¡Parad de pecar y de transgredir las Leyes Divinas!

Retomad la senda de la salvación, porque están llegando los días de vuestro Juicio y SI continuáis apartadas de Dios, Su Santa Justicia os va a desaparecer de la faz de la Tierra!

¡Oh Naciones qué le habéis dado la espalda al Dios de la Vida, mancillando sus Preceptos y estableciendo leyes que van en contra de natura os digo: vuestros días están Contados, Pesados y Medidos!

La Creación de mi Padre clama Justicia por todos vuestros ultrajes y maltratos. Muy pronto todos sus Elementos se revertirán contra vosotras naciones impías y NO VA A QUEDAR PIEDRA SOBRE PIEDRA…

 NI recuerdo alguno de vosotras. La Furia del Mar va a azotar y a desaparecer a muchas naciones, que se han rebelado contra Dios. El Gemir de la Tierra hará que en muchos lugares ésta se abra dejando ver sus entrañas. Ciudades y poblaciones, sucumbirán por la Furia de la Naturaleza.

Convoco a mi Ejército Mariano para que oremos juntos y pidamos al Padre Celestial, por aquellas naciones donde el Pecado y la Maldad se han acrecentado.

Hijitos, MUCHO DOLOR se aproxima y la inmensa mayoría de la humanidad continúa aletargada. Los Días de Justicia Divina están por comenzar y van a coger a muchos, pecando y pecando. ¡Pobres criaturas cuando despierten, será muy tarde para ellas!

¡Hago un LLAMADO URGENTE a los habitantes de la nación de la Estrella Solitaria, dejad de pecar y volved a Dios! Abolid las leyes que favorecen el Aborto, la Ideología de género y el ‘Matrimonio’ entre parejas del mismo sexo, porque esto es ABOMINABLE  a los ojos de mi Padre y va a hacer que su Santa Justicia, se descargue contra vuestra nación.

Vuestra nación hijitos corre peligro de DESAPARECER, porque le habéis dado la espalda al Dios de la Vida. ¡Oh mi nación chilena, DESPERTAD! ¡Porque de seguir como vais, el Llanto y el luto se apoderará de vuestros hijos!

¡América Continente de la Esperanza, es hora de qué os recojáis en Oración, Ayuno y Penitencia, porque se acerca el Juicio a las Naciones!

Acordaos que de vuestra Tierra saldrá la Semilla de la Libertad que se esparcirá por todo el Mundo.

La Luz que guiará el destino de muchas naciones y PREPARARÁ el Camino para el Regreso Triunfal de mi Hijo. Bendita Tierra que mi Padre se ha elegido como su heredad.

¡Despertad pues habitantes de América y encended la Llama del Amor, la Fé y la Esperanza!

¡Para que iluminéis la Oscuridad espiritual en que yace, la inmensa mayoría de las Naciones!

Que la Paz de mi Señor, inunde el corazón de América

Vuestra Madre, María Rosa Mística

Dad a conocer mis mensajes, a toda la humanidad

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

28 DE MARZO DEL 2017

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

Como el Sol ilumina la Tierra, así en mi Corazón acojo a TODOS los hombres.

En Mi Amor encuentro a cada uno de ustedes por los que intercedo ante Mi Adorado Hijo. Cada uno tiene que mantener el pensamiento centrado en cuanto el Cielo le solicita, para que NO se desvíen NI confundan.

El Devenir de la Humanidad se encuentra pendiendo, del proceder del mismo hombre.

Para guiarles en el correcto proceder, vengo a ustedes como Madre de la Misericordia. Tomen mis Manos, les llevaré a puerto seguro.

En cuanto me Necesiten, Llámenme. Si se sienten solos, Búsquenme…

Soy Reina y Madre de la Humanidad, Amparo de los desvalidos, Abogada de la Humanidad.

Es necesario que penetren en Mi Corazón Materno, para que se imprima en ustedes el Amor, la Entrega y la Obediencia a la Voluntad del Padre… Y así acompañen a Mi Hijo en la Preparación de la Semana Mayor.

Deben superar lo que en ustedes es causa de mayor detente en el camino espiritual. Lo que les ata y les interrumpe el acercamiento al Despertar del espíritu.  Hijos, es necesaria la comprensión espiritual, ante un hombre que NO medita en sus acciones. ES necesario el Abandono en la Voluntad Divina.

En ocasiones, Mi Hijo les conduce por caminos que para ustedes son inesperados. Siendo cuanto acontece, Prueba para llevarles a Madurar. El hierro se templa en el Fuego…

LOS  HIJOS DE DIOS, EN LA PURIFICACIÓN DE LA HUMILLACIÓN

El Pueblo de Mi Hijo camina unido en todo Instante, a sabiendas de que el Enemigo del alma se mantiene luchando por descubrir en ustedes, el mínimo pensamiento contrario a la Voluntad Divina, para valerse de ello y separarles del Camino.

NO deseo que sufran, NO deseo que padezcan por continuas caídas. Por ello, Fortalézcanse continuamente siendo sinceros ante cuanto les falta, para ser mejores hijos de Dios.

Amados hijos, sean criaturas de Paz en medio de tanta discordia que guarda la Humanidad. Y cuando Oren por una intención, manténganse en Paz. De esa forma la Oración es acogida con mayor prontitud.

Amados hijos, en este Instante deben abrir el corazón a la explicitación de la Palabra de Mi Hijo, para que caminen seguros, creciendo espiritualmente dentro del Amor y la Unidad, descubriendo a Mi Hijo en el hermano.

Sufro ante tanta criatura humana vacía, viviendo por inercia sin ningún valor. Despreciando la Palabra Divina y acogiendo las falsas filosofías. Y es que la Palabra Divina es el Gran Misterio que el hombre debe descubrir en el Amor.

Hijos, sería fácil para el hombre caminar con evidencias de todo su acontecer espiritual… Pero el hombre tiene que OFRECER a Dios UN SACRIFICIO de Obediencia y Discernir, porque el Mal NO se expondrá claramente delante de cada uno, para que le descubran como Mal que ES.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado: Existe tanta herejía en el Mundo que Mis hijos son constantemente oprimidos por la Cizaña, para desanimarles, agobiarles y llevarles a la turbación.

Quienes de Mis hijos vivan en la holgazanería, mayormente se encontrarán expuestos a la Tentación. La criatura debe ser afanosa y mantenerse unida constantemente a Mi Hijo, para que las buenas obras NO descarrilen el pensamiento NI lleven el corazón lejos de la Paz y la Fraternidad.

Amados hijos: ¡Cuán grande es el Amor Divino por ustedes que NO DETIENE Su constante Llamado para que NO se pierdan en la vileza de lo mundano! El Mal se encuentra sediento de Mis hijos y siendo poseedores de falsa ciencia, la soberbia arde en ellos, viven hinchados de soberbia.

Por ello, aquellos hombres que Desprecian a Mi Hijo, desean honores que NO les corresponden. SON portadores de Soberbia, se hinchan de Orgullo y NO conocen la compasión para brindarla a sus hermanos.

Ustedes sean la Diferencia, NO se confundan, sean la criatura que cambia, que se convierte, que vive en Espíritu y Verdad.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

Cada palabra exhalada por Dios es Eternacomo el acto de la Palabra Divina es Eterno y el hombre finito. Así necesita la criatura humana la Guía para que avance, emergiendo constantemente de entre lo que le ata para encontrar la Libertad de sí misma, libertad de su propio “ego” que se Fusiona con su Señor y su Dios.

El Poder Infinito ahonda en el poder finito del hombre y le lleva a entender que cada acto humano posee su efecto dentro de la Infinitud de la Creación. Ustedes tienen que ser criaturas que emanen el Bien y enlacen un Efecto Multiplicador hacia todas las criaturas para que la buena voluntad del hombre reproduzca el Bien.

Amados hijos, en este Instante el Mal ha sumido a la Humanidad en una multiforme variedad de aparentes necesidades para vivir. Estas dependencias del hombre, son las Estrategias del Mal para encadenar a la Humanidad a un obrar y actuar fuera de la Voluntad Divina.

Y cuando el hombre NO posea esas aparentes necesidades, la Humanidad será implacable y se levantarán Pueblo contra Pueblo, Nación contra Nación y hombre contra hombre, sin miramientos. La Humanidad será irreconocible.

EL DEMONIO PERSIGUE A MIS HIJOS…

ÉSTE COLOCA CUANTO SE ENCUENTRA A SU ALCANCE

PARA DEFORMAR EL PROPÓSITO DIVINO EN CADA UNO DE USTEDES.

Ante el Instante de los instantes, su lucha es mayor y Mis hijos más atacados.

Ante este proceder del Mal, ustedes deben redoblar el obrar y el actuar con DISCERNIMIENTO, siendo ante todo portadores del Amor de Mi Hijo.

CADA UNO DE USTEDES ES UN DISCÍPULO

UN TESTIMONIO, UN SEGUIDOR DEL MENDIGO DE AMOR

Y A SU SEMEJANZA, DEBEN PERMANECER FORTALECIDOS PARA LOS INSTANTES EN QUE LA FE LES SEA PROBADA.

Amados hijos, la Atmósfera sufrirá cambios repentinos en su estructura producidos por el Sol… Y serán visibles al ojo humano.

No solo el Sol afecta al hombre con mayor fuerza en este Instante, sino la Luna posee mayor influencia sobre la Tierra y el hombre.

Prepárense, hijos Míos. Sean creaturas de Amor, revisen el obrar y actuar…

Y conoceremos el LUGAR (en el Purgatorio o en el Infierno) que nos correspondería eternamente, si nuestro Juicio fuese el definitivo…

NO olviden que serán llevados a MIRARSE tal cual son.

Oren hijos Míos, oren por Estados Unidos, el poder enaltecido de esa nación es causa de su propio mal.

Oren hijos Míos, oren por la Humanidad que Padece y padecerá con gran dolor los efectos de un nuevo virus.

Oren hijos Míos, oren por Francia, el Terror sale a la vista de todos.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, NO miren de lejos cuanto acontece en la Naturaleza, NO pasen desapercibidos los cambios en el Clima.

El hombre debe mantenerse vigilante ante los Signos de este Instante; en donde todo lo que rodea al hombre, le HABLA para que el hombre salve el alma.  

ACOJAN LA DEVOCIÓN A NUESTROS SAGRADOS CORAZONES.

Les Bendigo con Mi Amor Materno.

Mamá María.

http://www.revelacionesmarianas.com/

P222 CRISTOS VIVIENTES


O3  de MARZO, del 2017 

Amado Pueblo Mío:

¡Cuánto Amor Divino por Mi Pueblo Fiel!

¡Con cuánto Anhelo espero a la nueva criatura mía que deja los harapos de la antigua vida, al haberse decidido a ser parte de Mi Pueblo que Camina!

He venido continuamente a Disciplinarles y se han negado a escucharMe, sumergiéndose más y más en un Caos de toda índole.

Niegan la Maldad que les rodea, la Irreverencia hacia los Mandatos de Mi Padre y a Nuestra Voluntad Divina; para estos Instantes Desoladores hacia los que se encaminan con mayor rapidez…

PUEBLO MÍO, PERMANECE ALERTA ANTE LA PROGRESIVA INCURSIÓN DE LA FUERZA DE LA MASONERÍA

DENTRO DE MI IGLESIA,

EN MI RECINTO,

CONTRASTANDO CON MI SANTIDAD

La Masonería mantiene el objetivo de alejar a Mi Pueblo de Nuestra Ley Divina y sumergir a la Humanidad en la basura de las novedades del anticristo, anteponiendo la novedad del anticristo a Mi Verdad.

Pueblo Mío, les llamo enfáticamente a continuar renovando el compromiso de ser cada Instante un Testimonio de Mi Amor, VIVO Y PALPITANTE…

En medio de las criaturas humanas que en este Instante DESCONOCEN Mi Palabra.

Y ante esa Ignorancia, se sumergen en la inhóspita calle de las falsas y atractivas pero desviadas ideologías, en las que desaparece el Hijo de Dios y emerge el Hijo del Mal, con todo el Libertinaje existente…

Para transformar, como lo hace en este Instante, la Tierra de Bendición en tierra de perdición para el alma.  

Amado Pueblo Mío, ¡Cuántos de los que dicen amarMe y llevar Mi Palabra a sus hermanos, ANHELAN el reconocimiento de los hombres y se toman la atribución de enjuiciar a su antojo a quienes desean alejar de su entorno! (Cfr. Gal. 1,14.)

¡Cuántos de los que escriben sobre Mí, emitiendo opiniones sobre los acontecimientos venideros, mantienen un verdadero y escondido interés para continuar ejerciendo influencia dentro de Mis hijos y sectorizar y dividir a Mi Pueblo! ¡Y con este comportamiento, aventajarse para mantener un estatus dentro de la IGNORANCIA de Mi Pueblo!

Los seguidores de quienes en este Instante aventajan a Mis hijos con la elocuencia con que escriben o publican grandes y afamados libros sobre Mi Madre y sobre Mi Voluntad, se sujetan a la mala interpretación de Mi Verdad y del Despertar en que nuestra Casa desea mantener al Pueblo Fiel, para que logre salvarse de las garras de Satanás.

Sobreabundan los libros, pero pocos son los que plasman la Verdad de la Palabra Divina, de Nuestra Voluntad y de la TRANSPARENCIA con que Mi Madre en todo Instante, ha hablado a mis hijos e hijos de Ella.  

¡Cuántos son coronados con grandes títulos intelectuales y ante Nuestra Palabra se enardecen y la niegan!

Pueblo Mío, se encuentran en el Instante en que escucharán a sus hermanos decir:

Escribo esto, hablo de esto por celo a la Casa del Padre, escondiendo la verdad de sus intereses, beneficios personales que se resumen en la soberbia. (Cfr. Flp. 3,6.)

Este Instante NO es diferente.

“…SI ALGUNO QUIERE VENIR EN POS DE MÍ

NIÉGUESE A SÍ MISMO, TOME SU CRUZ Y SÍGAME.

PORQUE TODO EL QUE QUIERA SALVAR SU VIDA, LA PERDERÁ…

Y TODO EL QUE PIERDA SU VIDA POR MI CAUSA, LA HALLARÁ.” (Mt. 16,24-25)

El que de ustedes me siga, NO haga acepción de personas, Cargue su Cruz y Sígame.

Ninguna criatura humana sobre la Tierra, puede proclamar que tiene la Verdad absoluta sobre todas las cosas…
Ninguna criatura humana sobre la Tierra, puede seguirMe sin negarse a sí misma, sin transformar su vida en un constante cumplimiento de Nuestra Palabra Divina…
Ninguna criatura humana en la Tierra que mencione Mi Verdad y sea elegida como Mi Instrumento, puede Anunciar que conoce Mi Verdad, Mi Juicio, Mi Tiempo; porque si fuese esto cierto, NO viviría en la Tierra…

Anatema es quien se proclame a sí mismo omnipotente.

El hombre, hombre es y Dios, Dios ES.

En este Instante la Humanidad mantiene tanta violencia en su corazón, porque ha cedido a sus debilidades y el Astuto Demonio se las presenta instante a instante, para que caigan. Me duelo por ustedes hijos Míos, Me duelo ante el rumbo que tomaron y que NO DESEAN dejar de lado.

El Pecado es cómodo, la Salvación es incómoda para ustedes; porque les llama a dejar lo que les gusta, a negarse a lo que les gusta, a dar lo que les incomoda dar.

Les incomoda ofrecer lo que NO poseen: Mi Amor, ya que continúan prefiriendo el Error.

Me Lamento al mirar cómo se corrompen unos a otros. Preparando más a quienes se encuentran lejos de Mí, han decidido llevar consigo a Mis hijos a la Perdición.

Hijos, como en el pasado, son libres y dentro de esa Libertad, han acogido el Libertinaje, que ustedes mismos han bebido de la Copa de la Corrupción en manos del Enemigo del alma.

No pueden ocultar la permanencia del Anticristo dentro de la Humanidad girando órdenes a su séquito. Cada Negación de Mis hijos, es un reconocimiento que ofrecen al Anticristo y su élite, que será la misma que les oprime y les llevará a dolerse hasta desear la muerte.

Pueblo Mío: Te Llamo, te busco y encuentro tan pocas respuestas a mi Llamado

¡Son tan pocos los que Me reconocen! Mi Dolor es grande, Mi Pueblo Me mantiene en una gaveta, NO de un mueble sino en la Gaveta del Olvido de la Desobediencia, de la Deshonestidad, de la Degeneración, de la Infidelidad, de la Corrupción, de la Negación, de la Injusticia, de la Muerte de la virtud de la Pureza…

¡Poseo tan pocos siervos fieles que Me den Gozo!… (CfrMt. 25,23.)

La Locura del Mal se desborda a raudales sobre la Humanidad.

Unos caminan de un lado para otro. Otros NO escuchan sino deambulan… ¡Tantos son los que NO utilizan el pensamiento y han cerrado el corazón a Mi Palabra y la adulteran! ¡Cuántos los que se han anulado a sí mismos, para seguir a hombres que les conducen por el mal camino!

Pueblo Mío, profundiza en Mi Palabra. Ámense como hermanos, NO desprecien nuestra Ley Divina.

La Oscuridad ha nublado a hombres que se llamaban a sí mismos espirituales y les ha llevado a ser seguidores del Principio del Mal:

a amarse a sí mismos, a amar su bienestar y amar la codicia. A guiar a los hombres hacia ellos y su aparente poder, para alejarles de Mí y con ellos llevar almas hacia las garras del Mal.

El pensamiento del hombre NO se mantiene en lo Divino sino en lo terreno. Han olvidado que el atesorar en la Tierra hace del hombre esclavo de sus pasiones, mezquino y le lleva a dar el primer lugar a lo que NO Soy Yo.

PUEBLO MÍO, SI EN ESTE INSTANTE TE LLAMARA Y TE PIDIERA QUE DEJES TODO PARA SEGUIRME…

¿CUÁNTOS DE LOS QUE DICEN SEGUIRME ME SEGUIRÍAN?

NO A HOMBRES, SINO A MÍ

Y Yo Soy la Voluntad Divina que se encuentra en la Escritura, en la Ley Divina, en las Bienaventuranzas, en el Sacramento del Amor Divino.

La Conversión NO es asunto de palabra sino de ¡YA! El hombre que espera para convertirse NO sabe si vivirá ese instante para convertirse. Yo Soy Misericordia y el hombre Me relega a su tiempo, a su querer, Me pospone.

NO ESPEREN, NO ME RELEGUEN.

¡EXISTE TANTO QUE YO LES EXPLICITARÉ POR AMOR A USTEDES QUE SON MIS HIJOS!

Oren hijos Míos, la profundidad de la Tierra se ha abierto y de ella emanará lo que el hombre de esta generación NO ha probado: PURIFICACIÓN.

Oren hijos Míos, oren la crueldad continúa causando estragos por toda la Tierra, asombrando a los que se mantienen en Mí.

Oren hijos, oren, beberán del Dolor. Mi Pueblo llegará a Mí, severamente purificado por las hordas del Mal que el mismo hombre ha levantado y de lo cual algunos se arrepentirán.

Oren hijos Míos, la Tierra estremece al hombre para que reaccione. El Agua se levantará y el Fuego continuará azotando con dureza.

Oren hijos Míos, oren por Mi Segunda Venida junto a Mis Legiones y a Mis Bienaventurados y la Creación que Me reconoce, emitirá su voz, la que el hombre jamás ha escuchado.

Oren hijos Míos, oren por Argentina.

Mi Madre les ha llamado a mantenerse alerta ante el COMUNISMO sigiloso y ustedes hacen caso omiso, creen saberlo todo y NO saben nada. El Comunismo reúne poder, aliados… Y ustedes serán sorprendidos.

Los que les llaman a ustedes hacia Mí y permanecen aliados al Comunismo, son ignorantes a los que NO deben seguir. El Comunismo es uno de los grandes Flagelos de la Humanidad. No sean necios, obstinados, “Yo Soy el que Soy” (EX. 3,14).

Hijos, NO continúen apegados a lo que es terreno, remonten las alturas del que vive en Mí, permítanse ser criaturas de Dios y NO de la carne, de Dios y NO de lo mundano.

Vengan a Mí, adéntrense en Mi Amor, cumplan Mi Voluntad y amen el silencio PARA QUE EN EL SILENCIO ESCUCHEN MI VOZ, la voz del silencio de Mi Amor.

Quien acoge a uno de los míos, Me acoge a Mí. Ustedes Pueblo Mío, son el orgullo de Mi Casa.

Les Bendigo y Mi Bendición se expande a sus seres amados por los que interceden ustedes y por los que aún no conocen y son Mis hijos.

Su Jesús.

Comentario del Instrumento

Hermanos:

En este instante nuestro amado Señor nos lleva a dar un gran recorrido por el estado espiritual de cada uno de nosotros.  Puedo palpar el deseo de Cristo para llevarnos a una confrontación libre, de cada uno de nosotros hacia nosotros mismos, mediante varias preguntas que solo tienen respuesta en nuestra conciencia y con nuestros sentidos espirituales, a la luz del Espíritu Santo.

Nos dice que algunos hombres escriben de Él pero con intereses contrarios a ser una guía apegada a la Voluntad de Dios, sino para alimentar el ego humano mediante la fama y el reconocimiento del mundo. A la vez, nos deja ver claramente que estos aspectos del ‘yo’ humano pueden llegar a tener más peso en el obrar y actuar cristiano que en lo que verdaderamente se necesita para acercarse más a Dios. En realidad hermanos, estas alternativas humanas llegan a ser para el hijo de Dios algo obsoleto ante la Verdad del Mensaje de Cristo.

Tenemos que amar a Dios para que la transformación de cada uno de nosotros nos lleve a potenciar las virtudes que poseemos y a saber llevarlas hacia Cristo y hacia Nuestra Madre, para que las empleemos correctamente al servicio del Reino de Dios. Todo tiene que ser para la Gloria Divina, nada para la gloria de los hombres. Amén.

http://www.revelacionesmarianas.com/

Marzo 14 de 2017

Hijitos Míos, cuando vosotros escucháis que Yo Me di por cada uno de vosotros, Me di por vuestra purificación; cada pecado que vosotros cometéis, Me daña.

Tomé todos los pecados del Mundo, del Universo entero, los presentes, pasados y futuros en ese momento y Me hice Pecado por vosotros y así Me vio Mi Padre, como un pecador; porque tomé todos vuestros pecados para purificarlos con Mi Divinidad.

Poco os acordáis Mis pequeños, de reparar el daño que Me hicisteis y Me hacéis, todavía. Ciertamente en aquél momento, tomé los pecados que hoy mismo cometisteis, que cometisteis en vuestro pasado, que cometeréis mañana y pasado y los demás días de vuestra existencia.

En aquél momento Yo los tomé todos, pero esto no quiere decir que ya estáis libres de pecado, que estáis purificados.

Con esto os quiero decir que con Mi Donación, abrí las Puertas del Cielo para que pudierais entrar, siempre y cuando, vosotros os arrepintierais de esos pecados cometidos y que Me han dañado a Mí, en una forma tremenda.

Reparación os pido, Mis pequeños. Yo, el Santo de los Santos, NO tenía por qué sufrir por vuestros pecados. Yo que NO Soy pecado tomé los vuestros, para que con Mi Divinidad pudieran ser perdonados, siempre y cuando vosotros os arrepintierais de ellos.

 Sí, Yo os abrí las Puertas del Cielo. Pero NO podéis pasar a través de ellas, si NO OS ARREPENTÍS primero, de vuestro mal proceder.

Yo Me di, para que pudierais vivir eternamente en el Reino de los Cielos. Con Mi Muerte, os he dado Vida. Pero vosotros mismos podéis escoger el seguir viviendo por Mí… O morir, al seguir pecando y NO tomar en cuenta NI agradecer, lo que Yo hice por vosotros.

El hombre tiene que arrepentirse de su mal proceder. NO se os puede obligar a entrar al Reino de los Cielos, si vosotros NO lo queréis. Suena raro esto, pero hay almas que prefieren vivir en la maldad, que prefieren seguir dándoMe la espalda y prefieren seguir a Satanás y vivir con él.

Parece una locura, para los que estáis Conmigo y sabéis distinguir entre el Bien y el Mal. Pero es así Mis pequeños, hay almas que buscan el Mal y que quieren vivir eternamente, en el Mal.

Cada quien tiene su libre albedrío, cada quien cuida su alma, como mejor le parece. Ciertamente viven en el error, porque NO tienen idea de lo que la Palabra ‘ETERNAMENTE’ significa. Cuando ellos escogen vivir eternamente fuera de Mi Amor, de Mi Gracia, de Mis Bendiciones, NO hay vuelta atrás. Vivirán sufriendo y padeciendo su error, eternamente.

Reparad pues Mis pequeños, por vuestras faltas y por la de muchos de vuestros hermanos, que NO se acuerdan de Mí. Ciertamente a vosotras las almas escogidas, os pido más y Me aprovecho de vuestro amor, para que reparéis por los dolores que Me causáis vosotros y los que Me causan muchos hermanos vuestros.

Prácticamente todas las almas Me causan dolor, en mayor o en menor grado. Pero también hay muchas que Me producen Alivio y quiero que vosotros seáis de ésas almas. Que Me ofrezcáis vuestros dolores, vuestras penas. Pero sobre todo, que Me ofrezcáis vuestro amor.

Habéis sido guiados por muchos años ya, para que entendáis mejor lo que la palabra “Amor” significa.

PedidMe que sea Mi Amor el que viva en vosotros y así Me podáis ofrecer Mi Mismo Amor, para quitarMe todos estos dolores y penas que a diario Me provocan vuestros actos negativos y pecaminosos.

Me dais gran alivio, cuando vosotros pensáis en Mí, cuando Me amáis, cuando Me agradecéis, cuando Me Bendecís.

Mi Amor es grande por vosotros y os cuido más, porque sois almas que Me producís bienestar y Me hacéis descansar de tanto Dolor, de tanta Maldad, de tantas Blasfemias.

AmadMe Mis pequeños, con Mi Amor. AmadMe, desde lo más profundo de vuestro corazón. OfrecedMe vuestros grandes dolores o pequeños dolores, pero NO desperdiciéis nada. Lo que quiero es vuestra compañía, lo que quiero es vuestro amor, lo que quiero es vuestra comprensión.

Que entendáis el ‘cómo y el por qué’ Me di por vosotros, por vuestra salvación. Y sobre todo, para levantaros de la situación de la que estabais antes de que Yo viniera a salvaros.

Llegará un tiempo en que os daréis cuenta de ello, cómo estaban las almas antes de que Yo viniera a la Tierra y cómo quedaron después de Mi Resurrección. Veréis palpablemente la obscuridad, antes de que Yo llegara, y la Luz, después de Mi Donación.

Soy Luz para cada uno de vosotros, Soy Luz para las naciones, Soy Luz, para el Universo entero. Mantened en vosotros la Luz que os dio la salvación y ofrecedMe esa Luz, que es Mía, por la salvación de vuestros hermanos. La necesitan, Mis pequeños, la necesitan.

J V. dice: Papá Dios me deja ver infinidad de almas que van subiendo al Cielo, pero me causa rareza que algunas de ellas, de estas almas que van subiendo, están clavadas a una cruz. Las otras suben libremente, pero estas suben con su cruz.

Hijitos Míos, cada uno de vosotros lleváis una misión que cumplir. Venís a la Tierra a servirMe, para servir a vuestros hermanos siendo otros Cristos para la salvación de sus almas y de la propia vuestra.

Esas almas que viste subiendo libremente, son almas buenas que se han ganado el Reino de los Cielos. Pero esas almas, que has visto clavadas todavía en una Cruz, son las que más se han parecido a Mí.

 Son las almas que van a tener un distintivo especial en el Reino de los Cielos. Son las almas a las que se les puede decir hijas de Dios, Cristos vivientes en la Tierra. Son las almas que abrieron su corazón, se humillaron, pero hubo Sabiduría en ellas y Me permitieron Vivir en ellas, a Mí, vuestro Salvador, Cristo Jesús.

Estas almas llevarán un distintivo especial, eternamente, en el Reino de los Cielos. Serán almas que brillen más entre todas las almas, son almas que se distinguen por su amor y por su donación.

Son almas que primero vieron por el bien de sus hermanos, antes que por su propio bien. Son almas que se han santificado y que fueron acrisoladas y aceptaron ese acrisolamiento con paciencia, con amor, con abnegación. Y  siempre, aceptando Mi Voluntad.

Os he pedido tanto que seáis como Yo Mis pequeños, ser otros Cristos. Os hace brillar, os hace tener una dulzura especial en el Reino de los Cielos, porque ellos tuvieron esa dulzura para con sus hermanos aquí en la Tierra.

Recordad lo que os he dicho, que lo que le hagáis a uno de vuestros hermanos aquí en la Tierra, Me lo estáis haciendo a Mí, vuestro Dios. Si disteis amor, dulzura, cariño, cuidados a vuestros hermanos aquí en la Tierra, lo tendréis multiplicado al ciento por uno en el Reino de los Cielos.

Y por eso brillaréis más y llevaréis ese distintivo porque os lo ganasteis. Vuestro dolor, vuestra donación, se vuelve un Amor Divino hacia vosotros en el Reino de los Cielos y gozaréis también mucho más, que la gran mayoría de las almas salvadas.

Por eso Mis pequeños, cuanto más os pida en vuestra vida en dolores, en pruebas, en vuestro acrisolamiento, en vuestra donación hacia vuestros hermanos, agradecédMelo.

 Quizá NO lo entendáis en el momento, pero os digo, seréis almas muy especiales en el Reino de los Cielos, porque quisisteis ser otro Cristo. Os disteis por vuestros hermanos, como Yo Me di por vosotros… Y NO puedo menos, que regalaros Mi Reino, pero en una forma especial y mejor, que para la gran mayoría de vuestros hermanos, que NO quisieron aceptar ese acrisolamiento. Y porque NO quisieron darse tanto, como vosotros lo hicisteis.

Recordad que Yo lo veo todo, lo sé todo y hasta lo más mínimo que hayáis hecho por alguno de vuestros hermanos, quedará recompensando grandemente en el Reino de los Cielos.

Soy vuestro Dios y sé pagar Mis pequeños, sé pagar el amor que vosotros deis aquí en la Tierra a vuestros hermanos y el que Me hayáis dado también a Mí vuestro Dios, al reparar por vuestros pecados, por los pecados del Mundo, por los Dolores que Yo voy cargando y que todos vosotros Me causáis.

Hijitos Míos, tened una gran devoción por las Benditas Almas del Purgatorio, en estos tiempos muy necesitadas están, porque NO hay suficientes Misas y oraciones para poderlas sacar del Purgatorio lo más pronto posible… Y sufren, SUFREN MUCHO…

Que vuestras oraciones, vuestras Misas, el rezo del Santo Rosario y todo lo que podáis hacer por ellas, les alcance un alivio pronto en el Reino de los Cielos, para que puedan salir rápidamente, porque su sufrimiento es muy grande.

Ciertamente un alma en el Purgatorio, saldrá en un determinado tiempo, pero también, dependiendo del nivel en el que se encuentre. Hay niveles muy bajos y dolorosos, todavía cercanos al Infierno, en donde el alma sufre mucho. Porque está también atormentada, no por demonios, pero sí por su propio Dolor.

El Purgatorio es un lugar de purificación y arrepentimiento. Un tiempo de meditación en el cual, el alma se da cuenta de todo el mal que sus pecados causaron. Hay pecados que pueden hacer solamente daño a la persona que los comete. Pero hay pecados que causan mucho mal, porque muchas almas los toman como propios y los repiten.

Por eso, cuando os he pedido ser otros Cristos, debéis ser almas de ejemplo, para que otras almas tomen el buen ejemplo que vosotros deis y ese buen ejemplo les alcance su salvación eterna. Pero si sois almas malas, que en lugar de dar un buen ejemplo, dais un mal ejemplo, vais a causar mucho daño en muchos de vuestros hermanos.

Por eso, hay almas que pasan tanto tiempo en el Purgatorio, porque afectaron a muchas almas que las vieron hacer tal o cual cosa que era pecaminosa y que ellos repitieron, causándoles quizá hasta una muerte eterna o causándoles también, una estancia larga en el Purgatorio.

Tenéis que pensar en vuestro futuro Mis pequeños, pero en vuestro futuro eterno, porque debéis cuidar vuestros actos, vuestras palabras, el ejemplo que deis a los demás. Porque tendréis que pagar también por lo malo que hagan otras almas, por el mal ejemplo que disteis y que tomaron como propio y repitieron y que dañaron a otros y quizá a muchos más.

Mientras estéis en la Tierra, reparad. Haced penitencias, ayunos, por el bien de vuestra alma. Porque si por algún tiempo en vuestra vida disteis mal ejemplo y muchos os vieron y repitieron ese mal ejemplo, tendréis que padecer por vuestros propios pecados y por el mal que hicieron esas almas por causa vuestra.

En cambio, os ganaréis más Gloria, más Amor, más cuidados Divinos, cuando vuestros actos o vuestras palabras, fueron buenos, disteis un buen ejemplo y ese buen ejemplo fue tomado también por hermanos vuestros y lo repitieron y a la vez, otras y muchas almas más lo volvieron a repetir.

Tendréis una corona de Gloria, porque fuisteis verdaderos Cristos, enseñando el Bien. Fuisteis apóstoles Míos, porque eso es ser un apóstol, es ser otra imagen Mía entre vuestros hermanos. Seréis muy recompensados por todo ese bien que causáis en otras almas.

Tened pues cuidado Mis pequeños, con lo que decís y hacéis, que puede ser bueno o malo, para las almas que estén a vuestro alrededor. Todo será Juzgado, nada se escapa a Mis Ojos. Os repito, cuidad vuestro futuro eterno.

Yo, el Hijo del Hombre y vosotros, Mis pequeños, Mis hermanos, os Bendigo: que la Luz del Espíritu Santo, descienda sobre vosotros, os transforme y os lleve a la Perfección de Mi Padre, a la que estáis llamados todos vosotros.

Gracias, Mis pequeños.

http://diospadresemanifiesta.com/

F70 EL DECÁLOGO


Hijitos Míos, ¿Hasta dónde queréis llegar? ¿Cuánto Daño queréis hacerle más a Mi Corazón? ¿Acaso NO os dais cuenta hasta donde os ha llevado el Enemigo, Satanás? ¿Realmente le llamáis verdadera vida a lo que estáis viviendo?

¡No os hagáis tontos, Mis pequeños! Lo que estáis viviendo NO se puede llamar vida verdadera, porque NO estáis viviendo según Mis Mandamientos, según Mis Planes de Salvación, según Mis deseos para que alcancéis vuestra Purificación y perfección espiritual.

El Demonio os ha llevado a través de su Mentira, a una depravación moral y espiritual. Y el amor del que os habla a través de los medios de comunicación, es un amor puramente carnal, enfermo, sin vida, sin futuro, pasional, irracional.

Ha logrado conquistar las altas esferas de la sociedad y os envenena desde ahí. Y vosotros por conveniencia pecaminosa, habéis tomado todo lo malo que os enseña a través del cine, televisión, revistas, etc.

Os di el placer sexual, como premio al acto de Procreación y así gozando, Me regalaríais con muchos bebés para que a través de ellos Mi Amor, que debiera existir en vuestro corazón, se siguiera difundiendo entre los hombres y de ésa forma se fuera combatiendo al Mal, sembrado en el Mundo por Mi Enemigo, Satanás.

Pero en lugar de atacarlo con la vida en la virtud y en el Amor verdaderos, os dejasteis morder por él… Y su Ponzoña os ha envilecido, os ha rebajado peores que a bestias.

Os habéis vuelto irresponsables con vuestra vida y con vuestros actos. Ahora vivís para vosotros mismos, para llenar vuestras necesidades sexuales y vuestros deseos desenfrenados.

 Me habéis apartado de vuestra vida y tratáis de acallar vuestra conciencia con drogas y vicios. NO tenéis ya un deseo sano para un futuro digno. Vuestra vida se ha vuelto una porquería…

El primer burdel de muñecas sexuales de Europa abre sus puertas en Barcelona
Publicado: 02 mar 2017 07:11 GMT | Última actualización: 15 mar 2017 13:53 GMT

Katy, Leiza, Lily y Aki no son mujeres reales, pero prometen hacer realidad todas las fantasías de sus clientes.

Sed honestos y analizad vuestra vida actual. Empecemos con vuestra vida espiritual. Fuisteis creados a imagen y semejanza Mía, ¡DE TODO UN DIOS! Y eso conlleva un compromiso: ¡Comportarse con la Dignidad de un hijo de Dios!

Y esto es, vivir una vida virtuosa y plena en Mi Amor. Una vida virtuosa significa principalmente, el ver por el bienestar del hermano en lo físico, en lo material y en lo espiritual. ¿Estáis viviendo de acuerdo a esto?

Un cadáver es un cuerpo sin vida, ¿No es así? Por lo tanto tenemos dos entidades, el cuerpo y la vida. Si NO hay ésa vida, NO se mueve el cuerpo…

Entonces, de aquí se desprende  que hay algo más que cuerpo en cada uno de vosotros y eso es la vida, o sea el Alma. Un cuerpo sin alma NO VIVE y vuestra alma fue creada a Imagen y Semejanza Mía…

Y el alma vive por el Amor y para el Amor… Y YO SOY EL AMOR. Así que si NO estáis viviendo en Mí y para Mí, NO estáis cumpliendo vuestra función como seres humanos.

El Demonio os ha llevado a ver en vuestros hermanos solamente el cuerpo, ‘la envoltura’, el cadáver que se va a quedar en la Tierra cuando vuestra alma sea llamada por Mí, a regresar de donde partisteis y a dar cuenta de vuestros actos.

Esto es una realidad que nadie puede negar… Y aunque quieran rechazar ésta Verdad, NO podrán, porque éste es Mi Plan Divino y NI el mismo Satanás con su poder limitado, lo puede alterar.

Él mismo os ha hecho creer que vuestro gozo está en la Tierra, que NO HAY una vida posterior, que NO hay un Juicio de las almas, que NO EXISTO YO, vuestro Dios.

EL MOMENTO GLORIOSO Y TERRIBLE DE NUESTRO ENFRENTAMIENTO CON ÉL…

Meditad con sabiduría, Mis pequeños. Aún por más malo o más perverso aparente ser un hombre, SIEMPRE habrá algo de Bondad en su corazón.

Yo habito en todos los corazones de los hombres. Cuando el Maligno os aconseja vivir en el Error y con el Pecado… Y le hacéis caso, os vais sintiendo poco a poco como en un callejón sin salida, porque la Maldad que estáis obrando os va encarcelando, os va quitando libertad.

Aún por más goce que tengáis, “sin compromiso” de ambas partes, como decís. Viviendo en un Libertinaje total, llega un momento en que os sentís agobiados por la carga… Y sabéis que estáis obrando Mal, porque estáis tratando a vuestra “pareja” como una cosa más… Sin ver sus sentimientos. Sin recapacitar en lo que siente su corazón.

Al llegar a éste Callejón sin Salida, entonces entro Yo en acción. Desde vuestro interior os instruyo, os proveo de alguna luz que os indique un camino bueno que debéis seguir. Os ayudo a que encontréis una salida digna a vuestros problemas y os llamo amorosamente para que regreséis a Mí, vuestro Padre y vuestro Dios.

tocando fondo

¿Por qué NO escucháis Mi llamado sino hasta que ya se os hace indigno vuestro caminar y vuestro estar sobre la Tierra?

Cómo el hombre por su naturaleza afectada por el Pecado original, tiende a vivir en la bajeza y en la suciedad espiritual, Yo os di los Mandamientos y NO PARA LIMITAROS, NO para esclavizaros, ni para coartar vuestra libertad…

Sino que para que al seguirlos y hacerlos vida, os perfeccionarais. Yo, conociendo al Demonio y sus ardides, os di en los Mandamientos los puntos clave para protegeros. Meditad los Mandamientos y meditad los Pecados que el hombre ha cometido a lo largo de la Historia…

Y veréis claramente como, cuando ha habido algo grave que ha afectado a pueblos y naciones o a familias y sociedades, fue causado por haber fallado en uno o en varios de los Mandamientos de Mi Ley Divina.

En cambio aquellos que han sido virtuosos, hombres y mujeres de bien a lo largo de la Historia, supieron vivir en la virtud, dejándose guiar por la Sabiduría Divina que Yo puse en los Mandamientos.

Cuando estáis Conmigo cumpliendo Mi Ley, obtenéis una Fuerza Descomunal. Ciertamente mucho ataque de parte del Enemigo tendréis, porque NO le gusta que su reino que es éste Mundo, se vea afectado por la vida en la virtud y en el amor que transmita el hombre.

Por eso, mientras más vida de Pecado tengáis y más alejados estéis de Mis Leyes y de Mi Amor, menos ataque tendréis, porque ya no lo necesitáis. Ya NO necesitáis el ser atacados por vuestro Enemigo, puesto que ya os venció.

Pero su Maldad no queda ahí. Como os dije antes, en lugar de agradeceros ser parte de él, de su Pecado, de su Maldad… Os hunde, se burla de vosotros, os hace revolveros en el Fango y os deja ahí acabados, sin buenos deseos, sin futuro, haciéndoos creer que ya NO obtendréis de ninguna forma, Mi Perdón.

¡Alegraos, Mis pequeños, ALEGRAOS! Porque Yo siempre velo por cada uno de vosotros y os doy la oportunidad de levantaros y volver a ésa dignidad en la que fuisteis creados, con un sencillo arrepentimiento de corazón, con un deseo profundo de regresar a la perfección, al tomar para vuestra vida Mis Mandamientos de Amor.

NO esperéis caer en la Desesperación a la que os lleva Satanás. NO esperéis sentiros en un callejón sin salida, llenos de problemas aparentemente sin solución y que os lleve quizá, hasta atentar contra vuestra propia vida…

 ¡Regresad a Mí! Yo habito en vuestro corazón. PlaticadMe con confianza vuestro problema, el mal en el que estáis. PedidMe de corazón Mi ayuda, prometiéndoMe vuestro cambio de vida hacia el Verdadero Amor virtuoso y estad seguros que obtendréis Mi ayuda inmediata.

¿Acaso podríais pasar junto a alguien que se esté ahogando y NO haríais algo por él?, Os estáis ahogando, Mis pequeños. Estáis a momentos de morir y Yo voy pasando… ¡PedidMe ayuda por favor, que NO os la voy a negar!

Os amo y os quiero a TODOS de regreso al Reino al cual pertenecéis. NO dejéis más que Satanás siga jugando con vuestra vida. Burlándose de vuestra desgracia a la que os lleva al vivir en el Pecado y en la Depravación. Tenéis una Dignidad Real, más alta que la que él tiene y por eso os Envidia. NO quiere que recuperéis lo que él perdió eternamente.

Hijitos Míos, ¿Qué es hacer Mi Voluntad? Mis pequeños, vosotros habéis nacido cada uno en una familia. Ciertamente hay algunos que NO han tenido ésa bendición. Pero aquellos que habéis nacido en una familia, tenéis las reglas de familia, la educación que vuestros padres os han dado.

Ellos han puesto sus reglas que ciertamente, todas debieran estar basadas en el Amor. Pero en sí, la voluntad en una familia, primeramente la ponen los padres y ésta se derrama sobre los hijos. Vosotros habéis absorbido la voluntad de vuestros padres, sus reglas, su educación, sus enseñanzas…

Eso va marcando vuestra vida para mantener en paz, en armonía vuestro hogar. Vosotros aceptasteis la voluntad de vuestros padres. Cuando se rompe ésa armonía, ésa paz; es cuando queréis hacer vuestra voluntad e introducís dentro de vuestro hogar, otras enseñanzas que son adversas a lo que vuestros padres quieren en él.

Vosotros, aunque habéis nacido en un hogar terreno, pertenecéis a Mi Familia, la Familia Celestial.

Yo, vuestro Padre y vuestro Dios, os he dado también Mis Reglas, para que podáis seguir Mi Voluntad y éstas están basadas en los Diez Mandamientos que le di a vuestro hermano Moisés.

Luego Mi Hijo os dio las Enseñanzas que se viven en Mi Hogar. Vosotros, al seguir éstas Reglas y Enseñanzas en el Amor, estáis haciendo Mi Voluntad si las siguierais y SI NO estuvierais amando, estaríais haciendo Mi Voluntad, pero Yo que Soy todo Amor, Yo NO os he impuesto algo que vaya en contra del Amor.

Mis Reglas, Mis Decretos, las Enseñanzas de Mi Hijo… TODO ESTÁ ENVUELTO EN EL AMOR. Vuestro Hogar Celestial se rige en el Amor. Ciertamente aquí en el Cielo ya NO se vivirá según los Diez Mandamientos, TODO se rige en el Amor, en el respeto, en la virtud. El Amor lo abarca todo.

Si vosotros empezáis a vivir en el Amor, ya NO necesitaréis los Diez Mandamientos, porque ellos os deben llevar hacia el Amor.

Todo lo que Yo os he dado es Amor, Mis pequeños. Todo lo que os pido es Amor. Si realmente en vuestro corazón pensarais en el Amor, vivierais en vuestra vida el Amor, transmitierais el Amor, ya sería un Cielo tanto para vosotros, como para aquellos que os rodearan. Eso es lo que necesito de cada uno de vosotros, que viváis el Amor para hacer Mi Voluntad.

Todos estáis llamados a ello. NO es obligación, ES UNA NECESIDAD IMPERIOSA para que podáis vivir Mi Hogar. Mis Leyes y Decretos aquí en la Tierra, para que podáis regresar triunfantes y en familia aquí, a vuestra Familia Celestial.
Mis pequeños, Mi Hijo bajó a la Tierra a aceptar Mi Voluntad y a dejarla en vosotros, pero Él también bajó como Médico de cuerpos y almas.

Sí, en las Sagradas Escrituras vosotros podéis leer tantas y tantas curaciones que hizo en el cuerpo, pero siempre deseando que ésas curaciones también afectaran al alma. Pero a muchos de ellos NO llegó ésa curación al alma. Muchos de los que gritaron ¡Crucifícale! habían recibido curación de cuerpo, pero NO QUISIERON  aceptar una curación de alma.

Pedid Mis pequeños, para que vuestros hermanos los que conocéis y los que NO conocéis, pero que necesitan curación de alma; se abran a ésa necesidad, que en humildad puedan ellos acercarse a Mi Hijo, que se acerquen a Mí, que se acerquen al Cielo a pedir ésa curación de alma que todos necesitáis para poder salvaros.

Mis pequeños, ¡Cuán distraídos estáis en el Mundo, que buscáis solamente las cosas del Mundo! Y NO buscáis la sanación de vuestra alma. Hay tantas almas enfermas y de tantas enfermedades: Envidia, Mentira, Lujuria, Desamor …

Y tantas, tantas otras causas que hace que vuestra alma se enferme y que NO crezca, que dé fruto, que NO viva en el Verdadero Amor. Para todas ésas almas Mis pequeños ORAD, pedidMe de corazón.

Son tantos los vicios, son tantos los pecados que pueden afectar al alma, que si vosotros NO estáis atentos, podéis caer en cualquier enfermedad. Pero LA PEOR DE TODAS Mis pequeños, es la SOBERBIA.

 Porque podéis sentiros grandes, os podéis sentir que ya estáis prácticamente salvados, porque estáis Conmigo, porque oráis, porque venís a Misa… Por tantas situaciones que en vuestra devoción creéis que ya estáis salvados y Mis pequeños debéis tener cuidado…

Porque si vuestras obras NO están llenas de Amor y si realmente NO estáis siguiendo lo que se os ha enseñado, en humildad y con amor; podéis caer fácilmente en la Soberbia y de NADA sirve vuestra vida de devoción, si todo NO está envuelto en el Amor y en la Donación, Mis pequeños.

Orad. Orad, para que todas las enfermedades del alma NO lleguen a vosotros NI a vuestros hermanos. Pedidle al Médico de cuerpos y almas que es Mi Hijo, que os asista en todo momento. Pedid continuamente por vuestros hermanos alrededor de la Tierra, porque la enfermedad es mucha y vosotros NO pedís por vuestra curación.

La sabiduría masónica en acción… Porque NO RESPETÓ a la Iglesia Católica…

Hijitos Míos, el respeto es importantísimo en la vida del cristiano. Si Yo Mismo os he respetado en vuestra individualidad, vosotros debéis hacer lo vuestro con vuestros hermanos.

Sí, con respeto y con libertad, se tienen que dar las reglas dentro de la familia. Se tienen que respetar, porque en la imposición siempre va a haber lucha. Se deben de respetar, porque eso trae paz y armonía en el hogar, pero todo se debe de explicar a los hijos.

Así como en el hogar se explica y se trata de mantener ésa vida íntima con cada uno de los miembros de la familia, también Yo trato de tener una vida íntima con cada uno de Mis hijos, que sois todos vosotros.

Con respeto os voy guiando, os voy dando hasta en exceso se podría decir. Desperdiciáis mucho, pero con paciencia y con amor os voy llevando hacia vuestro crecimiento espiritual.

Ciertamente llegará un día en que vosotros seréis tomados por Mi Santo Espíritu de Amor. Se os abrirán vuestras capacidades intelectivas y espirituales y entonces se os dará mucho de lo que habéis estado recibiendo en exceso. Lo apreciaréis y lo tomaréis…

Y vuestro crecimiento será grande, será excelso, sabréis apreciar lo que viene de Mí vuestro Dios y lo tomaréis con mucho amor y con más deseos de crecer.

El pobre, cuando está necesitado y de repente tiene alguna fuente de riqueza, quiere más y quiere más… Porque NO lo ha tenido. Así será con vosotros en lo espiritual. Sois pobres espiritualmente, porque NO os habéis dado a Mí. Porque NO habéis abierto vuestro corazón de par en par, a lo que Yo quiero de cada uno de vosotros.

Pero cuando os deis a Mí, cuando Mi Santo Espíritu os dé ésa capacidad y vosotros en humildad os reconozcáis pobres y necesitados, entonces Me pediréis más, más y más. Porque conoceréis las riquezas de Mi Corazón y os querréis llenar de todas ellas…

Y Yo os las daré también con medida, hasta que vea que realmente vosotros estáis dispuestos a recibir los Caudales de Mi Corazón.

Tenéis que iros preparando Mis pequeños, porque quiero derramar grandes Bendiciones sobre cada uno de vosotros. NO estáis preparados, porque el Amor NO queréis recibirlo en plenitud. PedídMelo, pedídMelo, Mis pequeños, porque las riquezas ahí están, son infinitas y las quiero para cada uno de vosotros.

Os tenéis que preparar en pureza y en santidad, para que podáis recibir ésas capacidades santas de Mi Corazón, que os van a hacer grandes a Mis Ojos y a los de vuestros hermanos.

Porque Yo como Padre vuestro que Soy, os voy tratando de guiar siempre en el Amor.

Os pedimos Mis hijos, que deis a vuestros hijos lo mejor de vosotros. Hay dos cosas que impactan al corazón del hombre: lo bueno, lo amoroso que va marcando la vida del hombre. Pero también lo malo, el Pecado y todo lo que ello conlleva.

Así como Yo deseo de vosotros lo mejor para que crezcáis en el amor y tengáis una vida placentera, aún a pesar de todo lo negativo que rodea a las almas durante su vida de misión en la Tierra, vosotros debéis hacer lo mismo con vuestros hijos.

Procurarles un ambiente de amor, de paz, de crecimiento espiritual, porque eso es lo que les va a dar seguridad en su estadía sobre la Tierra y lo que ellos van a poder transmitir a sus hermanos mediante su Evangelización con su propia vida.

El Mal siempre os va a estar acechando, el Mal siempre va a querer destruir la espiritualidad buena y santa que Yo quiero dejar en cada una de las almas. Vosotros debéis darles ése soporte espiritual, para que aún a pesar de las caídas, se puedan levantar.

Aquellos que NO tienen una espiritualidad buena, que se haya cultivado; que haya crecido a pesar de las luchas que hay en vuestro alrededor y que se han dejado vencer por los primeros ataques de Satanás, ésas almas están destinadas a perderse.

Luchad pues y dad lo mejor de vosotros a vuestros hijos, a vuestros hermanos, a todas aquellas almas que entran en contacto con vosotros. Debéis darles ése soporte, hacer que su alma tenga un gran soporte espiritual con el cual defenderse contra todas las asechanzas de Satanás durante la vida del hombre sobre la Tierra.

De vosotros dependen muchas almas. Llegad a ellas a través del Ejemplo, llegad a ellas a través de la Oración, llegad a ellas a través del buen deseo de mejora hacia ellas.

Sois hermanos todos vosotros, pero también tratadlas como padres, en ése amor que los padres tienen a los hijos.

Confiad en Mí, que Yo solo quiero vuestro bien.
Os amo, Yo, vuestro Padre y vuestro Dios.

No temáis y confiad plenamente en Mi Poder, el mismo Poder que hizo a Mi Hijo vencer y levantarse de la muerte y así como El no fue vencido por la muerte, tampoco lo serán aquellos que en Mí confíen.

Yo Soy el dueño de la vida y de la Muerte y Yo puedo dar la vida y vida en abundancia, a todo aquél que en Mi ponga su confianza.

Yo os Bendigo en Mi Santo y Poderoso Nombre, en el de Mi Hijo, ejemplo de Amor y donación a Mi Voluntad y en el de Mi Santo Espíritu, Luz y Vida en Mi Amor.

http://diospadresemanifiesta.com/

E17 APOSTOLES Y GUERREROS


PADRE trinity father son baby spiritHijitos Míos, hoy os quiero hablar de lo que se podrían llamar, los espejismos espirituales. Todos sabéis lo que un espejismo significa: es un falso bien.

Durante el tiempo en el que vivís sobre la Tierra, Mí Enemigo os llena de multitud de falsos bienes. Muchas veces los presenta tan bien camuflageados, apareciendo como verdaderos bienes y así los tomáis y vivís encadenados a ellos.

Os voy a explicar. Todos vosotros sóis una trilogía, alma, cuerpo y espíritu. El alma es Mí Esencia a la que he dado el libre albedrío y es la parte en vosotros que va a trascender. Ella tiene necesidades propias. El cuerpo es el vehículo que os he dado para poder haceros presentes en el Mundo y también tiene necesidades propias…

MUERTE ESPIRITUAL PECADO

Y el espíritu es Mí Vida en vosotros, que os guía y os sostiene durante vuestra vida terrena.

El Demonio conoce perfectamente la actuación de vuestro cuerpo, porque lo vé y es al que puede atacar y ponerle obstáculos para afectar a vuestra alma y según vuestra respuesta al ataque, él se puede imaginar la postura de vuestra alma después del mismo.

El no puede penetrar en el conocimiento pleno de vuestras almas como lo hago Yo, que en ellas habito. Puede deducir según vuestros actos el comportamiento y el estado de ella. Él es muy astuto e inteligente, pero no es Omnipotente como Yo lo Soy.

A través de esa Astucia él procurará ponerle a vuestro cuerpo esos espejismos, para que por consecuencia afecte a vuestras almas.00tentacion y pruebas

¿Cuáles son esos Espejismos? Son los falsos valores humanos. Uno de los principales es el Dinero. Todos vosotros lo necesitáis para beneficio y cuidado de vuestro cuerpo y es lícito tenerlo, siempre y cuando NO se vuelva un Ídolo para vosotros; que NO se vuelva un fin, sino un medio. Que NO se vuelva avaricioso, sino caritativo.

Cuando se vive para atesorarlo y se lucha a toda costa por obtenerlo, se afecte a quien se afecte; se está causando con ello la Ruina y Muerte Eterna. Este es uno de los mayores Espejismos espirituales, ya que la Avaricia perjudica a Mí Providencia. Se acaba la confianza en Mí Providencia y se atesora para un futuro incierto.

La gran mayoría de vosotros caéis en éste espejismo en mayor o menor grado.

Otro Espejismo es vuestra propia vida. El mismo Mal os hace amaros a vosotros mismo en forma desmedida. Vivís actualmente cuidando vuestro cuerpo en todas formas, le dáis alimentos balanceados, lo cuidáis con afeites carísimos…

Le proporcionáis descansos vacacionales caros. Pertenecéis a clubes que os mantienen en las mejores condiciones en vuestro cuerpo. Vivís, en una palabra para vuestro cuerpo, adorando a un Falso Ídolo. Todo vuestro día y toda vuestra noche está dedicado al cuidado de vuestro cuerpo y para Mí, NO HAY tiempo.

Nuevamente aquí, vuelve a quedar afectada el alma a causa de otro Espejismo.

Otro espejismo o aparente bien, es el del Conocimiento humano. Aparentemente es bueno; os llenáis de libros, os llenáis de enciclopedias, buscáis todo tipo de conocimiento humano y muchas veces caéis en las Garras de Mí Enemigo al desear más conocimiento, buscáis el Conocimiento “Oculto”.

Yo os he dado las Ciencias para que a través de ellas, pudiérais avanzar en vuestra subida ascensional hasta donde estaban vuestros Primeros Padres. Yo os dí el mando sobre todo lo creado. El Crecer NO quiere decir, Destruir. La Inteligencia y la Sabiduría deben de ir por delante del Conocimiento.

La Creación Me pertenece y os la dí para vuestro provecho, para la vida de vuestro cuerpo y para recreo de vuestra alma. Al daros el mando sobre ella, significaba el tratar de conocer las Leyes que Yo puse en Mí Creación, Respetarlas, servirse de ellas y tratar de ConocerMe a través de sus manifestaciones.

Es la Perfección lo que debéis entresacar en Conclusión, después de observar todo vuestro alrededor y esa perfección es la que debiérais aprovechar para poder encausar vuestras vidas para llegar a Mí.

El Espejismo que se os presenta con el Conocimiento, es el de llenaros de datos a los que les sacáis provecho propio y que os envanecen; siendo que Yo os dí vuestras capacidades y el Conocimiento, para bien de todos vosotros.

Las Riquezas que he puesto en la Naturaleza son para todos, NO para algunos. Los bienes medicinales y remedios naturales son para todos, NO para enriquecer a algunos. El Conocimiento de Mis Leyes se deben dar a la Luz y NO utilizarlo para las Tinieblas. Buscáis lo pequeño oculto, cuando tenéis lo vasto a la Luz de la Verdad.

Otro grave Espejismo es el de las pasiones desordenadas y los vicios. Todo lo creado, fue creado a la perfección por Mí Amor hacia vosotros, todo ha sido santificado, pero cuando vuestra falta de virtud afecta Mí Obra de Creación, todo se vuelve un Caos.

Así el sexo, que Yo lo constituí Santo para preservar la vida sobre la Tierra y Mí Amor entre vosotros. Vuestra concupiscencia le da dañado su belleza, siendo el acto humano más excelso que tenéis, para ofrecer a Vuestro Creador.

Al hacer buen uso del Sexo dentro del Matrimonio, os volvéis co procreadores Conmigo y ello os coloca en una posición altísima ante Mis Ojos, ya que la aceptación del mismo y la consecuencia final, que es el de la transmisión de Mí Vida en vuestros hijos, obedece a Mí Obra Creadora de Creced y Multiplicaos.

¿Pero, que hacéis con él? Mi Enemigo os propone sólo el goce carnal y NO la real finalidad de la Procreación. Coartáis Mí Obra, os dejáis llevar por el espejismo de bien que os dí, pero NO aceptáis la finalidad del mismo.

Os dí el alimento para el sustento de vuestro cuerpo… Y vuestra Gula echa a perder el bien otorgado. Pagáis precios exorbitantes por alimentos “exóticos” y raros, mientras miles de vidas fallecen por lo más elemental.

Afectáis vuestras almas con la Gula y con la falta de caridad hacia vuestros semejantes. Ciertamente que Yo busco la salvación de vuestras almas, pero es el vehículo –vuestro cuerpo—el que tiene que llevar a cabo la acción caritativa a vuestros hermanos. Así santificáis vuestros cuerpos ordenado por la virtud de vuestra alma.

Lo mismo sucede con otro de los grandes vicios, el del alcohol. El vino fue santificado por Mí, desde tiempos inmemorables… NO es malo si se toma con moderación. Pero vuestra falta en el ejercicio de la virtud moderadora, os hace caer en éste falso bien.

Lo que os dí para que lograráis tomar como alimento para vuestro cuerpo y alegría para vuestra alma, al habéroslo dado para compartirlo con alegría con los vuestros, se vuelve veneno para vuestro cuerpo y alma… Y Destrucción familiar.

Tan es bueno el vino, que Yo lo escogí para que Mí Hijo lo utilizara en el altar para la Transubstanciación, al convertir el vino en Su Propia Sangre. Ahí os demuestro como el mismo puede ser tomado para daros Vida Eterna.

Y si lo utilizáis mal, os puede llevar a la condenación eterna y ésto debido a que por causa de los efectos del mismo, os animalizáis. Caéis más bajo que las bestias y así afectáis a vuestras almas concediéndole a vuestro cuerpo, los más bajos instintos.

Cometéis bajo sus efectos, pecados tan graves como el Asesinato. Aberraciones a vuestros cuerpos y almas, Destrucción familiar, vuestra caída espiritual y por lo tanto, desprendimiento de vuestra alma con Vuestro Creador. Os hacéis esclavos en vez de dueños.

Os asesináis a vosotros mismos, en vez de crecer y buscar vuestra Perfección. Estos son algunos de los Espejismos que os pueden afectar durante el caminar de vuestras vidas, las cuáles deben tender completamente a Mí, vuestro Dios.

Al momento en que véis vuestros propios intereses, sean los que sean…  Y a Mí se Me haga a un lado. Os creáis esos falsos valores, esos Espejismos, que sólo os van a llevar a una realidad verdadera: vuestra Condenación Eterna.

Recapacitad hijitos Míos, reflexionad en vuestra conducta hacia Mí, ¿Soy Yo acaso, vuestra finalidad? ¿Soy Yo acaso, el Primer Invitado a todos vuestro proyectos humanos? O ¿Soy sólo estorbo por NO ser santos vuestros proyectos?

¿Confiáis en Mí, antes que en vosotros mismos? o ¿Es vuestra soberbia la que Me hace a un lado? Reflexionad, hijitos Míos, Yo os creé para ser perfectos como Yo lo Soy, pero ello lo lograréis cuando Me aceptéis libremente en vosotros, cuando Me dejéis obrar en vuestro corazón.

Pedíd la Luz del Espíritu Santo para que os guíe hacia la Verdad y os permita evitar los Espejismos que el Maligno os ofrece en vuestras vidas. Vosotros valéis mucho más que cualquier propuesta falsa que os haga, puesto que vuestra alma es parte de Mí Esencia y es ella la que va a regresar a Mí.

Los Espejismos que os propone son trampas mortales para evitar vuestro regreso a Mí y a Mí Reino Celestial, para buscar la unión triunfal al final de vuestras vidas. Vivid en estado de Gracia y con caridad profunda hacia vuestros hermanos y así os podréis proteger fácilmente contra éstos Espejismos.

Y si NO os habéis dado cuenta del por qué de tanta Maldad, es porque NO estáis viviendo vida espiritual y al NO vivir vida espiritual, NO estáis teniendo las Gracias especiales que da Mi Santo Espíritu a aquellas almas que están Conmigo, porque Yo voy indicando a los Míos lo que está sucediendo y sucederá en la humanidad.

Mis pequeños, podéis ver a vuestro alrededor cómo ya NO se vive vida espiritual. Las mismas familias ya NO viven vida de amor, de respeto, de crecimiento espiritual. Los niños están ahora viviendo equivocadamente una vida espiritual que NO debieran vivir.

Han dejado entrar en su vida la brujería, el satanismo. Desde pequeños se han dejado llevar por ésos trucos de Satanás a través de los medios de comunicación y haciéndoles la vida aparentemente agradable, llevándolos al Error.

Ellos han tomado esta vida que es satánica. En las mismas Escrituras se os habla de la brujería que está totalmente fuera de la aceptación Divina y ahora lo estáis tomando y lo estáis viendo en vuestros hijos como algo natural y a veces hasta agradable, chistoso y eso NO puede ser, Mis pequeños.

Todo aquello que es de Satanás, todo aquello que es vida equivocada en lo espiritual, NO puede ser una vida real, una vida verdadera, como os lo ha pedido Mi Hijo a través de Sus Enseñanzas, para que siguierais vosotros.

Por otro lado, las familias ya NO viven un crecimiento espiritual, la mujer ha salido del hogar, ya NO transmite vida espiritual, los pequeños ya NO tienen ése apoyo espiritual con el que se debiera crecer.

Van creciendo los pequeños y van desviando a otros y eso lo va logrando Satanás a través de amistades, supuestas amistades que han errado el camino y vuestros hijos se dejan guiar por todos ésos trucos satánicos que os llevan a la muerte espiritual.

En vuestros trabajos, en los que vivís todos los días, ya NO se vive justicia, ya NO se vive equidad, ya NO se vive amor. Os tratáis de aprovechar los unos de los otros y de esta forma, el amor y el respeto ya NO existen.

En resumen, estáis viviendo una vida sin amor, sin virtudes, ¿Cómo queréis vosotros que en vuestro mundo NO esté pasando lo que está pasando?

Vosotros mismos estáis atrayendo el Mal a vuestro mundo y a vuestra propia vida, porque NO estáis luchando contra la Maldad que os rodea, NO estáis buscando el Bien y de ésta forma el Mal se va diseminando fácilmente, que es lo que tenéis ahora, Mis pequeños.

El Mal va reinando y ya se os había profetizado desde antiguo, que iba a llegar un momento en que ibais a ver cómo el Mal estaba ya entronizado en el Mundo entero.

Podéis voltear ahora de un lado a otro a todos los pueblos de la Tierra y en todos encontraréis injusticias, maldad, errores, Muerte… Empezando por los poderes políticos que se han vendido a Satanás.

La misma Iglesia se ha vendido a Satanás y NO está llevando a cabo la misión que debe seguir. Los mismos sacerdotes y ministros que aun se mantienen fieles a Mi Hijo son atacados, vilipendiados, son puestos en ridículo, los apartan de la sociedad para que NO sean ejemplo.

En cambio, los malos sacerdotes y ministros, son “premiados” dándoles la autoridad en los puestos claves de la Iglesia.

Pedid a Mi Santo Espíritu que os ilumine para que os dejéis llevar por las Verdades que Mi Hijo os enseñó, porque Satanás se vale de muchos de estos ministros y sacerdotes, ya satanizados, para tratar de destruir lo que a Mi Hijo tanto Le costó y que es la Luz de vuestra vida.

Por eso también ahora a través de esta falsedad, que muchos ministros falsos o equivocados, están llevando a una gran parte de la humanidad a una Obscuridad espiritual tremenda, solamente pidiendo la ayuda de Mi Santo Espíritu, vosotros podréis tomar el Camino correcto.

Os digo todo esto, Mis pequeños, para que caminéis con Sabiduría y con tiento en estos momentos de la humanidad, en donde satanás tratará de destruir el resto fiel que está Conmigo y que sigue las Enseñanzas que se os han dado desde el Cielo a través de Mi Hijo.

Vuestra guía serán las Palabras escritas en las Sagradas Escrituras, Satanás las tratará de tergiversar a través de los falsos guías de la Iglesia y solamente la Luz del Espíritu Santo, en vosotros…

ES quien os guiará por el Verdadero Camino para que NO caigáis en los errores que se os tratarán de imponer para una nueva iglesia, una falsa iglesia que os llevará hacia el Mal y a la destrucción espiritual.

Cuánto Dolor hay en Mi Corazón por ver que muchos hijos Míos se dejarán engañar y NO les importará gran cosa el vivir en ése error que los puede llevar a la Condenación eterna.

Estos son tiempos en que vosotros deberéis pedir la Luz del Espíritu Santo que iluminó a los apóstoles y los hizo guerreros ante el Mundo y transmisores de las Verdades de Mi Hijo.

Pedid pues ésa Gracia Mis pequeños, los que estáis Conmigo, los que vivís en el Amor y lo transmitís de corazón. Que seáis iluminados por Mi Santo Espíritu para que NO caigáis en los errores que Satanás quiere imponer ahora sobre la Tierra.

Tened cuidado, protegeos con todos los beneficios espirituales que Yo os puedo conceder si Me los pedís, Mis pequeños. Y de cualquier manera los estaré derramando sobre todos aquellos que vivan para Mí, que vivan con amor, que vivan para la salvación de sus hermanos.

Hijitos Míos, ¿Hay acaso alguien superior a Mí? ¿Alguien más Alto, más Poderoso, más Amoroso? ¿Que sea Omnipotente, Omnipresente, que tenga los dones, capacidades que Yo tengo, Yo vuestro Dios y Creador? Ciertamente que NO lo hay.

Vosotros debierais estar orgullosos de tenerMe, Mis pequeños. Yo estoy orgulloso de vuestra vida, de lo que hacéis por Mí, de lo que hacéis por vuestros hermanos para traerlos hacia Mí.

Ciertamente ahora vuestras capacidades están muy limitadas por el Pecado, por la Maldad que existe en el Mundo. NO tenéis vosotros las capacidades para siquiera imaginar Mis Portentos.

El Pecado Original disminuyó vuestras capacidades y por eso muchos de vuestros hermanos Me minimizan y hasta se ponen al tú por tú, Conmigo.

NO se dan cuenta de que Soy el Creador del Universo entero, NO se dan cuenta que Yo os he creado, que Yo os he dado la vida, que también os la puedo pedir. Vosotros NO sois dueños de vuestra vida, Yo Soy el único Dueño, Yo os la di y os la puedo recoger.

Vosotros debierais estar en continuo agradecimiento de todas las Bendiciones que derramo sobre vosotros, de día y de noche, de las que veis y de las que NO veis.

Estáis bajo Mi Mirada todos los segundos de vuestra vida, conozco todos vuestros actos, conozco vuestro pasado, vuestro presente y vuestro futuro, ¿Hay alguien más que conozca esto, Mis pequeños? NI el mismo Satanás lo conoce. NI los mismos arcángeles ni los ángeles más elevados en el Reino de los Cielos lo conocen.

Yo Soy el que ha ordenado todo, Yo Soy el que sabe el valor de cada cosa, conozco todo lo creado, su principio y su fin. Os he dado tanto, Mis pequeños y NO os dais cuenta de lo que tenéis y de lo que podéis tener, si permanecéis en Mí. Os estoy llevando a un Nuevo Mundo en donde empezaréis a conocerMe mejor.

AgradecedMe Mis pequeños, que os haya escogido para daros el Don de la vida y Yo os agradezco a vosotros que permanezcáis en Mí; porque ciertamente las tentaciones del Mundo, los ataques de Satanás, son tremendos. Pero vosotros lo escogisteis y habéis luchado contra el Mundo.

Estáis luchando contra Satanás en todo momento. Aunque caigáis os levantáis, porque sabéis Quién Soy y qué valgo para vosotros, por eso vuestro Premio Soy Yo Mismo, Soy vuestro Dios y Creador,

Soy vuestro Padre y por eso os daré grandes regalos, inimaginables para vosotros; porque vuestra Fe se ha ido engrandeciendo, vuestro amor ha ido creciendo y por eso vuestro regalo va a ser el tenerMe a Mí vuestro Dios, con capacidades más grandes que gozaréis infinitamente en éste tiempo por venir.

Por eso estad alegres Mis pequeños, porque vosotros los hijos buenos, los hijos escogidos, los hijos aplicados van a tener un premio infinito.

Hijitos Míos, la Compasión es una gran Virtud que deberéis tener todos vosotros. La Compasión va unida íntimamente a la Caridad, al amor que debe reinar en vuestro corazón.

Un alma con Compasión, es un alma que ama y que ama como ama Mi Corazón, porque tendréis compasión no solamente con vuestro hermano que se porta bien, el que es virtuoso; sino también tendréis compasión principalmente, con aquellos hermanos vuestros que viven en el Mal, que viven en el Error, que os dañan, que os producen el Mal.

Mi Hijo os enseñó la compasión, Él vivía entre mucha gente necesitada, hermanos vuestros enfermos NO solamente de cuerpo sino de alma y la compasión que Él os enseñó es la que Lo llevaba a Él a sanar de cuerpo y alma a vuestros hermanos.

Vosotros debéis tener ésa misma compasión y empezaréis con NO juzgar lo que estáis viendo, porque deberéis ver a los ojos del alma de vuestros hermanos, NO deberéis ver su exterior, deberéis ver el interior, en donde Yo habito.

 Yo habito en cada uno de vosotros y deberéis de cuidar Mi habitación. O sea, el alma de vuestros hermanos y vuestra compasión hacia ellos os debe llevar a ayudarles en todo sentido, para salvarles eternamente, para ayudarles en su crecimiento espiritual, para ayudarles en sus necesidades del mundo.

La compasión os llevará a vosotros a vuestra santificación y a vuestros hermanos a su salvación y a su bienestar, tanto físico como espiritual.

Os pido Mis pequeños, que entendáis ésta lección y la metáis dentro de vuestro corazón en lo más íntimo, porque quiero que seáis como Mi Hijo, compasivos y misericordiosos y así entraréis fácilmente al Reino de los Cielos, donde Yo os consentiré eternamente.

Yo os Bendigo en Mí Santo Nombre Creador, el de Mí Hijo Salvador y en el de Mí Santo Espíritu Consolador.

http://diospadresemanifiesta.com/