Archivos de etiquetas: persecucion de la iglesia

D42 UN TENTÁCULO DEL ANTICRISTO


EL TERRORISMO

Revelaciones y profecías dadas a Luz de María

Una de las Armas favoritas de Satanás es el MIEDO. La palabra «terror» proviene del idioma latín «terroris», sinónimo de «Deimos». En la Antigua Grecia Ares, dios de la Guerra, tenía dos hijos: Phobos y Deimos (Miedo y Terror).

TERRORISMO es el acto de INFUNDIR MIEDO, utilizando metodologías violentas, carentes de ética, de moral y de legalidad, cuyo fin es el control o la DOMINACION; coaccionando y presionando a los gobiernos o a la sociedad en general, para imponer reclamos y proclamas de un determinado grupo.

Dentro de los instrumentos utilizados para implementar los actos terroristas, se incluyen diversas formas de violencia física contra las personas, como el Secuestro, la Tortura y la Ejecución.

LA PUJANTE INDUSTRIA DEL SECUESTRO… OTRO BRAZO DEL ANTICRISTO

El Terrorismo puede ser ejercido por distintos tipos de organizaciones: sociales o políticas, religiosas o incluso pueden ser llevadas a cabo por grupos poco estructurados.

Los actos terroristas pueden ser ejercidos de diferentes formas, NO solo a través de la violencia bélica, sino que puede darse de una forma mas sigilosa pero NO por eso menos violenta.

Como la opresión económica, el control o la manipulación alimentaria, la salud, la educación y todo tipo de influencia forzada hacia la sociedad.

Las consecuencias del Terrorismo serán SIEMPRE el Caos y la Desestabilización personal y colectiva.

El Tráfico de Órganos, otro Tentáculo de la telaraña maléfica con la que Satanás tortura y trata de destruir a la Humanidad ATEA E INCRÉDULA.

A través de los mensajes revelados por el Cielo, podemos interpretar mas profundamente esta realidad, la cual ya atenaza a la humanidad de una forma sin precedente.

Encontrando razones que trascienden a los reclamos humanos y que debemos comprender su origen en el campo espiritual.

Y ubicar además estos eventos en la línea de tiempo Apocalíptica, es decir de los Tiempos Finales, en donde se daría la lucha del Bien y el Mal, reinando el Caos en toda la Tierra.

Resumiendo. Y atentos a los mensajes Celestiales, debemos asumir estos eventos como un SIGNO, uno de los tantos anunciados en los Evangelios. Y profetizados en las apariciones de nuestra Madre Santísima, dejando al descubierto que el Terrorismo ES un brazo del Anticristo.

REFLEXIÓN DE LUZ DE MARIA
27.01.2016

Cuando Cristo o nuestra Madre me revelan acontecimientos o me dan estos Mensajes, me muestran un panorama desalentador para la humanidad. Y me lo muestran con dolor en Sus Corazones, pero es lo que el hombre ha atraído hacia sí mismo.

Me han mencionado que grupos musulmanes del Estado Islámico, usarán el poder del Terrorismo para llevar a Europa a un total Caos, que solo Dios podrá detener…


Aparte de esto, Europa será atacada con armas químicas que causarán gran pérdida de vidas humanas, por lo que Cristo constantemente solicita que llamemos a nuestros hermanos a encontrar el CAMINO, LA VERDAD Y LA VIDA (Jn 14,6),

O sea la PALABRA DIVINA. El camino que NO es fácil, pero que ES SALVACIÓN. El mantener la paz en la Tierra lleva a la PAZ ETERNA.

PROFECÍAS

NUESTRO SEÑOR JESUCRISTO

¡Tan Joven…! y Morir aprendiendo como lanzar un ataque suicida… MORIR POR ODIO

Amado Pueblo Mío, oren, la Humanidad mirará hasta dónde el Mal llega: desconoce el Amor, la Fraternidad, la Solidaridad. Desconoce al hombre mismo y se inmola para dar muerte sin piedad. Oren por Brasil.

OREN HIJOS MÍOS, OREN POR…

 Estados Unidos, se estremece fuertemente. El terrorismo se ensaña en contra de esta nación paralizando su normal actuar.

 La Humanidad vive en el Terror constante, la paz será desconocida y el temor es el que reina en el Mundo.

La Tierra se estremece junto al hombre del Terrorismo, Francia llorará a sus hijos, Inglaterra e Italia se consumirán en llanto.

Europa llorará lágrimas de sangre, el Flagelo del Terrorismo NO se detiene.

El Terrorismo unido a la falsa religión logra la penetración en Francia y renueva y potencia el Dolor de ese Pueblo.

Europa, sufrirá atentados fuertes por quienes se rebelan contra Europa.

 El Terrorismo actúa sin piedad para mantenerles temerosos, ésta es un Arma del Anticristo, amedrentando a Mi Pueblo sin Fe.
El Terrorismo se presentará agitando con la represión a los Pueblos que desconocen esta Arma del Mal.

El Terrorismo mantendrá en constante incertidumbre a la humanidad. Italia padecerá por ello.
La Humanidad vivirá sin disfrutar la noche, los gobiernos mantendrán a sus habitantes en sus viviendas al anochecer, para tratar de aplacar la zozobra del Terrorismo.

El Anticristo se encuentra en el Mundo y solapado examina el escenario en el que se mueven los hombres, articulando cuanto es necesario para que el Caos se generalice…

Y su Aparición sea tomada por Mi Pueblo como un acto de salvación en medio del Padecer por causa del Terrorismo, de la Guerra, de las contiendas y de la Hambruna que será un Espectro que pasará entre Mis hijos, desesperando al hombre y llevándole a ser más salvaje que un animal.

Ante el hambre, el hombre NO es hombre.
La paz que negocia el hombre, se transforma en violencia. Israel padecerá por el Terrorismo y reaccionando aceleradamente, atraerá el sufrimiento.

Pueblo Mío, oren por Estados Unidos, padecerá grandemente por la terquedad de su gobernante y en manos de aquellos que utilizan el Terrorismo para exterminar a sus hermanos.
No quieren mirar la realidad.  ¿Saben por qué?

Porque ustedes miran de lejos los sucesos en otros países y en este Instante el Terrorismo ES el Comunismo disfrazado y ese comunismo disfrazado está siendo provisto de armamentos…

NO sólo por quienes se han declarado comunistas, sino a la vez  por aquellos que proclaman la libertad y  se dicen luchar contra el Comunismo.  Todos han puesto su mano para armar al terrorismo.  Esta humanidad se encuentra totalmente confundida.

 El Volcán Etna causará estragos y el Terrorismo, ya adentrado en esa amada tierra Mía, sonreirá cuando los hombres derramen lágrimas al mirar y vivir en carne propia la Maldad de los que actúan dominados por Satanás.
¡Cuántos de Mis hijos se han entregado al Terrorismo y me han solicitado salir de su vida, han blasfemado y han aceptado a Satanás como su señor!…  ¡Cuánto se lamenta Mi Casa!

Oren, hijos Míos por Estados Unidos, la Opresión en contra de Mis hijos será vivida por los inocentes y Estados Unidos será estremecida y azotada por el Terrorismo.
Existe un Terrorismo igual de peligroso y latente: es el terrorismo silencioso, el cual arrebata la vida a millones de seres humanos.

EN ROSA LOS ESTADOS QUE NO ACEPTAN EL ABORTO EN MÉXICO

Mi Corazón sangra constantemente ante ese Terrorismo silencioso, EL ABORTO es parte de ello. ¡Mi Madre padece tanto Dolor por este crimen!…
Las vejaciones contra los inocentes son parte de ese terrorismo silencioso.

La inmoralidad, la deshonestidad, el sexo desenfrenado y desvirtuado entre criaturas del mismo sexo. Las armas de destrucción masiva, NO sólo las que usarán en la guerra, ya que el hombre NO crea lo que no va a utilizar…

 Sino también aquellas armas de destrucción masiva como son las fabricadas en laboratorios con el fin de quebrantar totalmente la salud de Mi Pueblo, presentándoles con mentiras, expectativas falsas de salud.

 Así se mueve hijos, este Terrorismo silencioso que abarca a todos Mis hijos. También aquellos poderosos, que intoxicando el organismo humano mediante la alimentación contaminada, son cómplices de este terrorismo, serán duramente castigados por Mí.

Oren, hijos Míos, por Estados Unidos, padecerá en la naturaleza y sufrirá a manos del Terrorismo.
En este Instante miran cómo  el terrorismo persigue a Mi Pueblo, lo hace sin consciencia y  sin temor a OfenderMe, se ha propuesto  hacer sufrir a sus hermanos si NO siguen las convicciones de ellos.

Mi Costado sangra y de Él mana Sangre y Agua constantemente. Me duelo por Mi Pueblo y me duelo por esas criaturas que se han entregado y  pactado con Satanás.

Esas criaturas que asesinan vilmente a sus hermanos, han pactado con el Mal.

 Les llamo a orar por Francia, sufrirá en manos del terrorismo.

El Terrorismo, como peste golpeará varios países con Ira. El Oso despertará al inicio del alba, siendo sorpresa para la humanidad.
El Terrorismo es producto de la renuncia a la Fe en Mí.
Oren, hijos Míos, por Italia.  Será presa del terrorismo y la Naturaleza le lleva a sufrir

Oren por Estados Unidos será presa del Terrorismo.

LA TIERRA SE ESTREMECE ANTE LA PRONTITUD DE MI SEGUNDA VENIDA

Se estremece ante el hombre que NO la reconoce, se estremece ante el Terrorismo que causará devastación:

Oren por Inglaterra, Francia y España.
“Hijos, oren por Francia, padecerá en las garras del Terrorismo.”

 Estados Unidos padecerá el flagelo del Terrorismo y los inocentes serán presa del dolor.

“Inglaterra, padecerá un gran flagelo en manos del terrorismo.”
“Pueblo Mío, Europa será estremecida por el terrorismo, oren.”


Francia e Inglaterra, padecerán el peso de la mano del Terrorismo.
Estados Unidos se conmocionará ante la insidia del terrorismo que le herirá.
La Persecución y el Terrorismo aumentarán sin detenerse.

Oren por Francia que padecerá en manos del Terrorismo.

LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
Italia, será sorprendida por el Terrorismo.

Francia, oren por Francia y Estados Unidos, el Terrorismo en la oscuridad planea su acción.

Francia, continuará el padecimiento en manos del terrorismo.

España, la muerte en manos del terror no espera.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, oren por Europa, padecerá el Flagelo Angustioso del Terrorismo.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, el terrorismo es la nueva arma con la que los poderosos combatirán a los pueblos para desestabilizarlos.  De esta forma les es más fácil crear conflictos para la Tercera Guerra Mundial.

 Estados Unidos padecerá por el terrorismo, su pueblo será abatido por los que se consideran enemigos de esta Nación.

Francia… el Lamento NO ha terminado, aumentará con la luz del sol. Los hombres entregados al Terrorismo se abalanzan con la destrucción en las manos y un lema: dar muerte al mayor número de Mis hijos. ¡Cómo se duele Mi Corazón por estos hechos sangrientos!

Oren por Francia, padecerá por el terrorismo

Estados Unidos será motivo de noticias, ante la pérdida de ciudadanos a causa del terrorismo.

Amados hijos, el hombre actúa en medio de la penumbra, preparando su premeditado ataque. Los Pueblos sufrirán por el Terrorismo hasta que el terrorismo sea presa de su propio proceder. La criatura no camina en paz, vive en una desconcertante espera. Inglaterra, llorará ante el terror.

 “Les invito a orar por Inglaterra, llorará ante la acción del terrorismo.”
Algunos de Mis hijos niegan Mi Palabra, exclaman que la Guerra NO ha iniciado…

Porque mantienen el concepto de guerra cuando la mayoría de países son atacados con armas bélicas…

 Ignorando que parte de la guerra es el Terrorismo, la Hambruna, las Migraciones de Mis hijos en busca de seguridad en otros países.

¿No es esto parte de esa Guerra que ha iniciado?

Amados hijos, oren por Mis hijos que perecerán en grandes ciudades del mundo por el Terrorismo.

Aumentará el terror causado por el Espectro del Terrorismo. Continuarán devastando la tranquilidad de los Pueblos, sin justificación alguna.

La vida NO es NI será respetada al contrario, será complacencia llevar sufrimiento a la humanidad con víctimas inocentes.

Los medios de comunicación masivos son los que darán popularidad al terrorismo con palabras y comunicados, aumentando las ansias de algunos hombres para  apoyar a quienes miran equivocadamente como héroes, ante una sociedad que NO sabe qué rumbo tomar.

Las grandes Naciones buscan fuera de sus fronteras lo que poseen en su propio territorio.

Bien saben, hijos Míos, que el Terrorismo se abalanza sobre la humanidad…
“Amados, oren por Inglaterra, sufrirá por el terrorismo.”

Amados hijos, oren por Francia, será estremecida por el terrorismo. Oren por Roma, hijos Míos, el Terrorismo asecha y dará un golpe mortal.

Amados hijos, en este instante deben orar por Europa. La Naturaleza desatará sus elementos sobre esta tierra de país en país, debido al terrorismo, a la falta de fe y a la rebelión en contra de Dios.

El hombre se vuelve enemigo de él mismo y desea exterminar a quienes cree que son sus enemigos. ¡Alerta, hijos!, Padecerán el Terrorismo. La bondad ha sido ofrecida y la respuesta será atacar a los inocentes.

Oren, hijos Míos, el Terrorismo dará próximamente grandes dolores para Mi Pueblo.

 Permanezcan alerta, NO sólo las epidemias que atacan el organismo humano les deben preocupar y les deben llevar a tomar conciencia, sino la epidemia que Me causa gran dolor: la epidemia que se abalanza en contra del Pueblo de Mi Hijo, la Epidemia continental del Terrorismo que persigue a los cristianos que viven y profesan la Fe en Mi Hijo.

Yo les puedo asegurar que miro una gran ola que se acerca a toda la humanidad en todas las direcciones… Y ésta contiene dentro de ella: la IRA del hombre, la venganza, el terrorismo, la mala praxis de aquellos que se llaman salvadores de la humanidad.

Oren hijos, Míos por Estados Unidos, padecerá por el terrorismo y por la naturaleza.

La humanidad se ha degenerado, el Demonio le domina y el hombre placenteramente consiente los deseos del Mal, logrando así multiplicar el Terror por el Mundo.

El terrorismo avanza instante a instante en cada criatura humana que da muerte al inocente, avanza en aquellos que sin piedad llevan la Muerte como bandera.
Amados hijos: Oren, reciban a Mi Hijo dignamente preparados y sean conscientes del Acontecer del Mundo. No sean criaturas que viven aisladas en su entorno, sean cumplidores del amor al prójimo, sin olvidar que el Terror se expandirá por toda la Tierra.
Oren por Inglaterra, padecerá por el terrorismo.

La Gran plaga del Terrorismo continuará avanzando sobre toda la humanidad, de país en país, causando grandes estragos. Ustedes NO pierdan la Fe, aférrense a la Oración, reciban a Mi Hijo en la Eucaristía, sean cumplidores de la Voluntad Divina.

Hijos, al alejarse de la Voluntad de Mi Hijo, al despreciar a Mi Hijo, al NO comprenderLe, al hacerLe a un lado, al dejarLe en el olvido, al sentirse dioses y sentirse capaces de crear o de quitar la vida…

Han dado lugar a que Satanás penetre en el hombre, tomando posesión de la razón para nublarla, de la inteligencia para que el hombre la utilice para el Mal, del pensamiento para dominarle y gobernarle con pensamientos contrarios a la Voluntad Divina.

De ahí que el Terrorismo en este instante tenga conmocionado al Mundo entero.

Oren, hijos, por Italia, el terrorismo llevará dolor.

 El hombre ha llegado a lo que Anuncié, no encuentra Templos abiertos en dónde aplacar la asfixia que lleva por dentro ante el padecer cotidiano, cuando desea acercarse a Mi Hijo en el Santísimo Sacramento.

En este instante, son varios los Templos que permanecen cerrados sin motivo.  Y lo serán más luego, por temor al terrorismo.
La crueldad va en aumento. ¡Cuánta mentira esconden a la humanidad los grandes políticos y sus alianzas con el Comunismo, el Terrorismo, la Tecnología mal empleada y la Enfermedad provocada, la ciencia en favor del Mal y la Energía Nuclear!

EL TERRORISMO, FLAGELO HUMANO, SE EXPANDE.

MI CORAZÓN SANGRA POR TANTAS VIDAS PERDIDAS,

POR LA PERSECUCIÓN Y EL ODIO COMANDADO POR EL ENEMIGO DEL ALMA.
Oren, amados Míos, oren el Santo Rosario por Estados Unidos. Padecerá por el terrorismo y por la naturaleza.

Oren por Estados Unidos, padecerá por el terrorismo.

 Inglaterra sufrirá y padecerá grandemente a causa del terrorismo propio, NO foráneo. Estados Unidos padecerá a causa del terrorismo y por la Naturaleza.

LOS TENTÁCULOS DEL ANTICRISTO se mueven aceleradamente ante la pasividad del Pueblo de Mi Hijo.

PUEBLO DESOBEDIENTE

Y DESCONOCEDOR DE LOS ACONTECIMIENTOS VENIDEROS.

En este Instante todos los Tentáculos del Anticristo se mueven en una sola dirección, mediante la IRA y la Dureza de Corazón, llevando al hombre a dar muerte a su hermano.

Así, antiguamente la Tierra se ha visto teñida de sangre de inocentes, pero ninguna generación lo hará como esta generación.
Los Tentáculos del Anticristo se mueven en una sola dirección sembrando el terror sobre la faz de la Tierra, pero ustedes hijos Míos, tengan  certeza de que les pueden destruir el cuerpo pero NUNCA el alma que es propiedad de Mi Hijo.
El Terrorismo actúa sin piedad, recorrerá la Tierra en un canto contra el Don de la Vida, ustedes canten y adoren a Mi Hijo. Sean fieles a Él, conscientes del cumplimiento de los Mandamientos y los Sacramentos.

Tengan presente las Bienaventuranzas y háganlas vida en ustedes, en Ellas encuentren la plenitud del amor a los semejantes, siendo todo lo mencionado por Mí, el testimonio de Mis hijos.


Les invito a orar por Estados Unidos para que sus gobernantes tengan misericordia de su pueblo y NO le flagelen una vez más.

El Terrorismo, actúa auxiliado por los gobernantes de las grandes potencias.
El terrorismo continuará avanzando en las criaturas vencidas por el Mal, éste llegará con asombro hasta un país de América del Sur.
Hijos, gran número de criaturas humanas perecerán a causa de este gran mal del Terrorismo que azota en este instante.

Presten atención, el Terrorismo tomará a la humanidad desprevenida, causando desastres en varios Países…

Y el hombre se lamentará por NO haber escuchado Mis Llamados.
Oren hijos Míos, oren por Francia y por Estados Unidos, padecerán el Flagelo del terrorismo.

Los gobernantes inconscientes han llevado a levantarse Nación contra Nación, Pueblo contra Pueblo, hermano contra hermano.

La Maldad recorre las calles y los cadáveres se miran con indiferencia hasta que éstos sean de la propia familia.

 Miran con Indiferencia lo que les llegará a suceder a todas las Naciones, unas por medio de invasiones, otras por el terrorismo, otras por la hambruna y otras porque al NO permanecer Mi Hijo dentro del hombre, éste pierde el control de sí mismo y el Enemigo del alma toma posesión de la criatura y le lleva a cometer actos inspirados por el mismo Satanás.

Ustedes miran de lejos los Acontecimientos que se suscitan en Medio Oriente, en África, en China y en otras Naciones, olvidando que el horror y espanto se van esparciendo.

Y el Terrorismo, como un gran tentáculo de Satanás, esparce su Odio por otras Naciones.

Sufro infinitamente por aquellos inocentes que son torturados y sufren a causa del Terrorismo…
Sufro por esas mujeres que están siendo objeto de violación y de tortura…
Los invito a orar por Estados Unidos, presa del Terrorismo de sí mismo.

http://www.revelacionesmarianas.com/

E19 APÓSTOLES DEL AMOR


CRISTO REY

Cuando sois pequeños y os empezáis a relacionar con otros niños, en la escuela o en el área en la que vivís, os vais acomodando con el carácter de algunos de ellos o de alguno de ellos y así vais haciendo vuestro grupo para jugar, para estudiar.

Vais creciendo y ésa amistad, también va creciendo. Muchas veces os apoyáis en su opinión para llevar a cabo algo en lo que dudáis; su opinión la consideráis valedera, porque os conocéis desde pequeños.

Ellos os van conociendo, ciertamente, pero conserváis algunas cosas, muy en lo particular y ahí es en donde entro Yo, Mis pequeños. Si vosotros tenéis amigos que podríamos decir íntimos, porque os conocéis desde pequeños, qué mejor Amigo Yo vuestro Dios, que os creé y vivo en vuestro interior.

Si vosotros los tenéis como amigos y les escondéis todavía alguna cosa de vuestra vida, a Mí NO Me podéis esconder nada. Os conozco perfectamente y de una cosa deberéis estar ciertos, nunca os voy a traicionar, nunca voy a contarle a alguien sobre ésas cositas íntimas, que solamente Yo y vosotros, conoceMos. 

 Porque llega a suceder que aunque tengáis amigos de mucho tiempo o aún desde pequeños, en un enojo, en un pleito, que suelen suceder, os traicionan y hasta le cuentan a otras personas de ciertas intimidades que NO debían conocer.

Soy vuestro Dios, Yo os creé y os amo así como sois. Pero NO os quedéis nada más con esa frase, porque muchos de vosotros de ahí os tomáis, para nunca querer cambiar. La soberbia os ciega y así les decís a los que os quieren ayudar, “soy así y no voy a cambiar”.

¡NO! Mis pequeños, Yo en las Escrituras os dejé plasmada la frase: “Sed perfectos, como Mi Padre es Perfecto” y aunque ciertamente os amo como sois, pero NO en el Pecado, siempre estoy buscando que vosotros mejoréis.

Habéis crecido en un cierto ambiente, que ha formado vuestro carácter y vuestra personalidad, pero eso NO quiere decir que por ello seáis perfectos. La Perfección Soy Yo y os dejé en Mi Persona, en Mi forma de Ser, en Mi Vida sobre la Tierra, cómo os debéis comportar para ser perfectos.

Y eso es lo que quiero de cada uno de vosotros, que seáis como Yo vuestro Dios, Jesucristo y NO como vosotros queréis ser y que, además les advertís, que NO cambiaréis, porque así sois. Y los demás, tienen que padecer vuestra soberbia o vuestros gustos raros o vuestra problemática interna.

Y esto NO debe de ser Mis pequeños, porque entonces ya NO es amistad; es una imposición en la que vosotros estáis dañando a los demás, con vuestra mala forma de ser.

La perfección la debéis buscar todos, porque en el Reino de los Cielos solamente entran las almas perfectas y NO estoy hablando de una perfección externa, en donde podéis ver claramente vuestros defectos. Estoy hablando de una perfección espiritual, en donde todos debéis estar crecidos fuertemente en el Amor, porque el Amor lo es todo.

Yo Soy el Amor. En Mi Santísima Trinidad, Somos el Amor Perfecto, Nos une el Amor y vosotros debéis estar unidos también al Amor. Eso es lo que debéis vosotros buscar en todo momento, que esa sea vuestra meta, que os améis los unos a los otros como Yo os he amado.

MARÍA, MAESTRA DE LOS APÓSTOLES DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS

Y si sois los apóstoles de éstos Últimos Tiempos, seréis llamados los Apóstoles del Amor. Porque todo esto que se está dando os va a llevar a una unión en el Amor, para que Yo pueda regresar en Mi Segunda Venida entre vosotros. Creceréis en el Amor y cuando Me veáis entre vosotros, con Mi Ejemplo iréis creciendo más.

Sabéis que NO Me gusta la mediocridad, sabéis que a los mediocres los vomito, quiero que si vais a estar Conmigo y Me vais a dar vuestro “fiat” debéis abandonaros a Mí, para que Yo os vaya transformando. Os vaya enseñando, os vaya guiando, hasta que lleguéis a la perfección que necesito de vosotros.

Aquellos que NO buscan la perfección, son almas difíciles, son almas conflictivas, son almas que NO se dejan mover y llevar hacia donde Yo quiero y que ponen muchos pretextos. Cuando se vive en el Amor NO hay pretextos. Y especialmente, porque saben que Yo vuestro Dios, vuestro Maestro del Amor, os va a llevar hacia la Perfección en el Amor.

Mi Santo Espíritu os irá transformando y empezaréis a tener experiencias bellísimas en el Amor y es cuando os daréis cuenta de lo que os estoy hablando. Las experiencias místicas son regalos grandes, inmensos, que Yo les doy a las almas que Me buscan, que quieren estar Conmigo, que Me quieren alcanzar.

Estos regalos de Amor, os los quiero dar a TODOS vosotros. Poned de vuestra parte Mis pequeños, luchad contra vosotros mismos, erradicad las dudas de vuestro ser, para que Yo os pueda enseñar a cómo vivir estas experiencias de Mi Amor,

NO os arrepentiréis, Mis pequeños. Y cuando las tengáis, os daréis cuenta de lo que Yo os hablaba y ya NO os querréis apartar de Mi Presencia. La experiencia mística, es un momento de Cielo, que os va enamorando, que os va ayudando a confiar más en Mí, vuestro Dios.

Venid, venid a Mí con confianza de niño y tomad de Mi Amor. Dejad que Mi Amor os invada y Me conoceréis. Conoceréis lo que os está esperando, con todas las bellezas que Nuestra Santísima Trinidad os puede dar.

Hijitos, Me da tristeza decir esto, pero actualmente en muy pocas almas puedo Reposar como lo hacía Yo, en los corazones de vuestros Padres Adán y Eva, antes de que cayeran en el Pecado.

Yo vuestro Hermano Jesús, sigo Vivo entre vosotros, para Mí NO hay tiempo. Me podéis ver en estos momentos, caminando en la Tierra, misionando para servir a Mi Padre.

Vosotros podríais decir que fue una Gracia especial, para la gente de ése tiempo el tenerMe, que honrados debieran estar y agradecidos inmensamente de Mi Presencia entre ellos, pero NO Mis pequeños. Sufrí, como también vosotros sufrís cuando sois atacados por vuestros hermanos, cuando sois apartados de vuestros grupos porque habláis de Mí,  porque Me amáis y porque queréis estar Conmigo.

Ciertamente pocos también en este momento, podían darMe ese consuelo, el poderMe recargar en su corazón y de esta forma descansar un momento, aunque fuera para recuperar las fuerzas y seguir adelante.

Ciertamente con Mi Madre la Siempre Virgen María, podía hacer esto, Ella Me comprendía perfectamente. Podía Yo recostarMe en Su Corazón, descansar y olvidarMe un momento del Mundo, de los dolores que el Mundo Me causa.

San Juan, también Me daba descanso. Un alma limpia, un alma sencilla, un alma que sabía amar a su Creador y Redentor.

Pero ahora en estos tiempos, ¿Cuántos de vosotros podéis darMe ése reposo? Muy pocos y eso Me causa mucha tristeza Mis pequeños, porque quisiera que fuerais más los que Me dierais ése reposo y NO tantos como ahora, que Me producen mucho Desconsuelo y Horror.

¡Hay tanto Pecado en el Mundo, tanta Maldad y los habéis dejado entrar a vuestro corazón! Y por eso NO puedo tener ése Reposo que Yo quisiera. Son tan pocas las almas puras, las almas sencillas, las almas infantiles que Me aman, que Me ofrecen su corazón, para que Yo pueda descansar sobre él.

Por eso también viene esta Purificación, Mis pequeños. Porque es más el Dolor que Me causáis en Mi Santísima Trinidad, que el Gozo que Yo quisiera ya haber recogido gracias a Mi Donación, en que Me di por completo por vuestra salvación.

NO sabéis apreciar los regalos del Cielo, Mis pequeños. Yo, siendo Hombre entre vosotros, sufrí como Hombre a pesar de Ser Dios y sigo sufriendo, porque como os dije, Yo estoy fuera del Tiempo y lo que recordáis de Mí, de aquél tiempo, hace un poco más de dos mil años, lo estoy viviendo en estos momentos…

Y ¿Cuántos de vosotros Me podéis dar reposo, cuando recordáis lo que padecí en ésos días?

La transformación que quiero que tengáis, será una transformación profunda, pero lo lograrán aquellas almas que se dejen purificar y santificar. Que se olviden de sí mismas, para que Yo las pueda cambiar en almas puras, en almas buenas, en almas santas. Y ésas son las que Me van a dar reposo.

Vosotros mismos, con la problemática que tenéis día a día, conocéis ésos momentos en que quisierais descansar unos minutos olvidados del Mundo y entrar en una paz profunda que os dé reposo, sintiéndoos amados.

Como humanos necesitáis eso, Mis pequeños y Yo, también lo necesito como Humano. Soy vuestro Dios pero como Humano, también conozco vuestras necesidades, preocupaciones, dolores, cansancios, persecuciones y sé que necesitáis también, momentos de reposo y que los hallaréis Mis pequeños, si Me buscáis a Mí y empezáis a vivir más en lo profundo de vuestro corazón, que en el exterior.

BuscadMe más a menudo en vuestro interior y hallaréis reposo Conmigo, con vuestro Dios que Se dio por vosotros. Pero ojalá podáis darMe también a Mí, ésos momentos de reposo.

Pensad en Mí en los momentos de más Tribulación que tuve en esos tres años de Predicación, como cuando tenía más ataques de parte del Sanedrín, cuando tenía ataques del pueblo;

¡Tantos pasajes en los cuales, os podéis imaginar lo que sufrí! Yo, Siendo Dios, Siendo Bondad Absoluta, que NO tenía por qué sufrir, puesto que os traje puro Amor y aun así, la gente de ése tiempo NO Me entendía y NO aprovecharon todos, Mi Presencia Divina ante ellos.

Cuando nos enamoramos de Dios y decidimos bajarlo de la Cruz para Descansarlo a ÉL y nos crucificamos nosotros, para Donarnos a Su Voluntad. Es cuando Jesús nos ‘presta’ sus Joyas y empezamos a gozarnos con el dolor y el sufrimiento, que nos hace compartir también la Felicidad del Cielo…

Os pregunto, ¿Qué haríais vosotros, si Me presentara en estos momentos en el Mundo? Inmediatamente diríais que Me buscaríais y que aprovecharíais Mis Palabras, porque ahorita Me conocéis y sabéis Quién Soy, pero encontraríais hermanos vuestros, que harían exactamente lo mismo que hicieron aquellos en aquél tiempo, que terminaron MatándoMe en una Cruz.

Así es el Mal, así es el Pecado, así es Satanás. Os manipula para que eliminéis de vuestra vida, a vuestro Dios y Salvador.

Ciertamente, vosotros habéis tenido ésos mismos ataques de Satanás, que ha querido que Me hagáis a un lado de vuestra vida, pero os habéis mantenido. Me buscáis, os seguís reuniendo para saber de Mí y escuchar de Mí. Por eso os digo que el Resto Fiel es pequeño y que estaréis en Mi Nuevo Pueblo, porque sabéis apreciar el Amor, porque Lo buscáis, porque Me amáis, porque Me agradecéis.

Gracias pequeños, por lo que hacéis por vuestro Dios. Os amo, Mis pequeños.

Hijitos Míos, las rivalidades son una de las causas que siempre os ha puesto Satanás, con las que os ha ido separando desde generaciones anteriores. Él, además en su soberbia os va contagiando ésa Maldad, el ser soberbios y eso os lleva a la rivalidad. Igual pueden ser rivalidades tontas, infantiles, que rivalidades que os pueden conducir hasta el destruir a vuestro hermano con el asesinato.

La rivalidad, tiene mucho de soberbia y con eso os podéis dar perfectamente cuenta, de que Satanás está atrás de ella. Empezáis desde pequeñitos, empiezan las rivalidades, ya sea de fuerza, ya sea de capacidades, de juguetes, de calificaciones…

¡Tantas cosas en las que podéis caer! Que aparentemente algunas de ellas podríais decir, que NO son malas. Pero os vuelvo a repetir, la soberbia prácticamente, está atrás de todas ellas.

Todas las rivalidades os van a llevar a que vosotros busquéis a ser el mejor y esto es soberbia. Buscáis estar sobre los demás, porque vosotros tenéis o creéis tener más que los demás.

No os ponéis a pensar esto, Mis pequeños, ¿Acaso es tan importante? Porque la rivalidad os lleva a la destrucción del Amor que debe haber en cada uno de vosotros. La rivalidad os va a llevar al Odio, a la separación entre hermanos. Difícilmente, la rivalidad os va a unir y sí generalmente, os va a separar.

Podréis hacer una supuesta amistad con hermanos vuestros para competencias en diferentes campos, que serán rivales de otro grupo. Ciertamente, os uniréis para combatir al otro grupo. Como grupo, podréis decir que sois amigos y que os unís para vencer a vuestros hermanos del otro grupo.

Pero después de que les vencisteis, empieza la rivalidad entre los vencedores, preguntándoos quién fue el mejor. Como veis, la rivalidad, siempre os va a llevar a la separación y a la destrucción como hermanos y además, en la rivalidad NO buscáis el bien del hermano, buscáis su destrucción u opacarlo.

Debéis poner más empeño en vuestra vida y NO buscar nada más ser el mejor, para quedar más arriba de vuestros hermanos y haciéndoles ver menos que vosotros.

Yo, vuestro Hermano Jesucristo siendo Dios, vine a servir. Pude ponerMe en ésa posición de rival, destruyendo la Maldad y presumiendo al ser Dios. Pero fui Servidor de todos y lo sigo siendo, para todas las almas actuales.

Yo os sirvo, Yo busco por vuestro bien, NO trato de destruiros, busco vuestro perfeccionamiento y os he dicho que el alumno, tiene la obligación de ser como el Maestro.

En el “amaos los unos a los otros”, está intrínseca la humildad, la donación, el Amor. Busco lo mejor para vosotros y aquél que se da por sus hermanos, recibe infinidad de Bendiciones de parte Mía, en Mi Santísima Trinidad.

Servid a vuestros hermanos como Yo, vuestro Hermano Jesucristo, os serví y os sigo sirviendo. Y así aseguraréis vuestra entrada al Reino de los Cielos, pero una entrada triunfal. Porque aquél que busca al hermano y le ayuda como Yo hice por vosotros, se vuelve otro Cristo y Mi Padre lo recibirá como Me recibió a Mí, vuestro Dios, vuestro Salvador.

 Habéis entrado al tiempo de la criba, al tiempo de la siega, al tiempo de la separación de las cabras y las ovejas. La iniquidad ha tomado a su mando a toda la Tierra y vosotros, distraídos estáis tomando partidos humanos, sin daros cuenta de Mi Presencia atrás de cada vidente o profeta escogido para éstos tiempos.

Pleitos humanos, soberbia humana, partidos que sólo llevan a seguir descuartizando Mi Cuerpo Santo, Mi Cuerpo Místico. ¡Cuánta tontería, cuánta falsedad en vuestras palabras y discusiones! Palabras, palabras, palabras y vuestro actos, ¿Qué?

Habláis mucho, hacéis grupos, escogéis partidos como en la época posterior a Mi Muerte: “yo soy de Pablo, etc.”, seguís viendo al hombre, a los escogidos, a los instrumentos… Y a Mi que Soy vuestro Dios, Me seguís desconociendo. Satanás os sigue dividiendo y vuestra humanidad, escasa en Oración y  Donación, sigue cayendo en la confusión.

Yo, vuestro Dios estoy atrás de los Acontecimientos, atrás de las Enseñanzas ya dadas hace un poco más de 2000 años y NO van a ser cambiadas nunca, porque Soy vuestro Dios ahora y siempre y si di Mis Enseñanzas desde antiguo, éstas siguen vigentes ahora.

Dejad Mis pequeños de perder el tiempo en necedades humanas, necedades  faltas de caridad que realmente Me atacan a Mí, porque como os dije, Yo estoy atrás de Mis Profetas de éste tiempo.

VedMe a Mí y NO a vuestros hermanos profetas. Ellos valen tanto como vale cada uno de aquellos que Me han dado su “fiat”.

Todos vosotros, con Mis recordatorios a través de ellos, os están invitando a volver a una vida más espiritual, menos mundana, más cerca de Mi Corazón. Estáis perdiendo el tiempo, Mi tiempo, en ridículas contradicciones a donde os ha llevado Satanás y mientras él NO pierde el tiempo en atacaros, vosotros os quedáis discutiendo tonterías olvidando vuestra misión de Amor y Salvación para vuestros hermanos.

Se os ha dicho que pidierais el Don del Discernimiento para que NO cayerais en éstas discusiones vanas. Mi Madre la Siempre Virgen María, en Sus apariciones os repitió: “Oración, penitencia y ayuno” para protegeros del ataque de Satanás y para mayor crecimiento espiritual…

Y NI habéis pedido lo uno NI hecho lo otro, queréis “salvar al Mundo” comiendo palomitas de maíz frente a la televisión. O en discusiones de grupo que terminan en café y pastel... Por favor Mis pequeños, el Error ya os envuelve, vuestra vida espiritual es casi nula y aún así NO queréis dar más de vosotros mismos.

Los Acontecimientos de la Purificación YA ESTÁN SOBRE VOSOTROS, ¿Estáis preparados para un Combate Frontal con el Enemigo?

Yo Mismo Me preparé para Mi Misión por 40 días en el desierto en Oración y Ayuno. Preparé a Mis Apóstoles fuertemente para su misión y a lo largo de la historia, aquellos que van a tener un Combate Fuerte con el Enemigo, se han preparado con Oración, Penitencias, Sacrificios, Ayunos rigurosos y aún así sufren en la Lucha,

Ahora Os pregunto, ¿Cómo os habéis preparado para el Tiempo en el que ya estáis y que es solo el Principio de la Gran Tribulación? ¿Os quedarán ganas de seguir discutiendo tonterías vanas, cuando hayáis perdido todos vuestros bienes y quizá hasta vuestras familias?

Se os profetizó que se os iba a ir quitando poco a poco todo aquello en lo que el hombre confiaba plenamente y por ello, se Me hacía a un lado y entraba en la vida de vosotros en un segundo plano. ¿Estáis preparados para aceptar la Voluntad de Mi Padre sin inmutaros?

Si NO es así, Mis pequeños,  quiere decir que he perdido Mi Tiempo, Mi Sangre, Mis Sufrimientos por cada uno de vosotros. Porque aún ahora preferís seguir perdiendo el tiempo, Mi Tiempo, en vuestros intereses y NO en los de vuestro Dios y Señor.

Ésos dos o tres minutos que tomáis en hablar mal de alguien o en discutir si vuestro profeta es mejor que el que está en otro lado del Mundo. O en alguna otra discusión tonta humana, si los invirtierais en Orar, en una Penitencia o en rezar un Padre Nuestro por vuestros hermanos, servirían más que lo que ahora hacéis.

Yo he de proteger a los Míos en el tiempo de la Tribulación y de la Prueba, lo he prometido en las Escrituras y así será. Pero os pregunto, ¿Os consideráis de los Míos cuando vuestra vida, vuestras palabras y vuestras obras están diciendo lo contrario?

Satanás sigue avanzando, sigue separando grupos, os sigue llevando a la destrucción espiritual y vosotros, ¿Qué hacéis para contrarrestar todo ello?

Os vuelvo a repetir, os falta mucha preparación espiritual para resistir el Ataque Frontal, Mi madre os dio el Secreto para ello: Oración, Penitencia y Ayuno, ponéis muchos pretextos para safaros de ello. Yo ya cumplí, con Mis Enseñanzas y con Mi Vida de ejemplo sobre la Tierra,

Mis profetas y videntes han cumplido con recordaros todo esto. Si vosotros NO habéis querido tomar todo esto en serio, por vuestro libre albedrío os acarrearéis vuestros propios males. NO Soy Yo el Dios malo, es vuestra necedad la autora de vuestra desgracia.

SÍGUEME, PONIENDO TUS PIES, EN MIS HUELLAS ENSANGRENTADAS…

¡Dejaos YA de tonterías, enmendad el Camino!

¡Reparad el mal hecho, producid fruto abundante y preparaos para el Buen Tiempo que vendrá después de la Prueba!

Os amo, Mis pequeños, os amo. Mi Madre os protege, os guarda y os llena de Su Amor y de Sus Bendiciones.

Yo os Bendigo en el Santo Nombre de Mi Padre, en Mi Santo Nombre y en el Santo Nombre de Mi Espíritu y que aquellos que se acojan a la protección de Mi Madre Santísima, queden bajo Su Amparo Eterno.

http://diospadresemanifiesta.com/

P224 LA NOCHE DE LA JUSTICIA


ABRIL 04 2017 9: 10 A.M.

LLAMADO URGENTE DE YAHVEH SEBAOT, A LA HUMANIDAD

Mi Pueblo Fiel, Paz a vosotros.

Pueblo Mío, las élites Illuminatis al servicio del Príncipe de este Mundo, se encuentran sesionando y preparándose para dar comienzo a la desestabilización de la paz, la economía y la Iglesia de mi Hijo. ¡Ya NO hay marcha atrás! ¡Todo se cumplirá como está Escrito!…

Esta humanidad ingrata y pecadora, conocerá mi Justicia y sabrá de mi Existencia. ¡Qué tristeza siento al saber que Me conocerá a través de mi Justicia y NO de mi Misericordia!…

Ya están llegando los días en que todo será Desolación y Caos… La Humanidad en medio de su Purificación se acordará de mis Palabras, pero será ya muy tarde.

¡Qué tristeza que NO se hayan querido acoger a mi Misericordia y que tenga que ser mi Justicia la que los DESPIERTE de su Letargo…

¡Para que puedan Recapacitar y volver a Mí! TODO se está Consumando y en cualquier momento mi Justicia se desatará.

Los Acontecimientos se desatarán en cadena, uno seguirá al otro, haciendo que la humanidad NO alcance a levantarse. Habrá ayes y dolor por doquier y muchos desearán la muerte, pero ésta les será negada.

Humanidad ingrata y pecadora, una vez más os digo: ¡Volved a MÍ, antes de qué llegue la Noche de Mi Justicia! Os estaré esperando hasta agotar las últimas milésimas de segundo, porque NO quiero vuestra muerte, sino que viváis eternamente.

Atended al llamado que os estamos haciendo a través de nuestros profetas de estos Últimos Tiempos. NO hagáis caso omiso de nuestros mensajes, porque son las instrucciones que debéis acatar para salvar vuestra vida. Mis Palabras son Palabras de Vida Eterna, escuchadlas y ponedlas en práctica y os aseguro que viviréis.

Hijos míos, ninguna tecnología humana podrá detener el Fuego de Mi Justicia. ¡Hombres de ciencia de este Mundo, NO seáis necios e insensatos, pensando que podéis detener el Paso de Mi Justicia!

Por más que queráis desviar mis instrumentos de justicia con vuestra tecnología, lo que haréis será acelerar su caída y atraer más Fuego del Cielo sobre la Tierra.

Os digo esto, porque muy pronto Lloverá fuego del Cielo, con el cual castigaré a las naciones impías, borrando de mi Creación toda la Maldad y el Pecado.

¡Naciones pecadoras, Soy Yahveh Sebaot, Señor de los Ejércitos y la Justicia y vengo a pediros cuentas de todas vuestras detestables acciones con las cuales habéis maltratado mi Creación y mis criaturas!

El Fuego de Mi Justicia muy pronto caerá sobre vosotras y NO dejará recuerdo alguno de vuestra existencia. Os hago mis últimos Llamados naciones pecadoras, para que volváis a Mí. Y NO tengáis que conocer el RIGOR de Mi Justicia.

Le pido a mi Pueblo fiel, que habita en alguna de estas naciones, para que las abandonen; así como lo hizo Lot con su familia, porque muy pronto voy a descargar el peso de Mi Justicia sobre ellas.

Mirad que os aviso con anticipación, para que os preparéis y salgáis lo más pronto posible de estas naciones pecadoras. Porque se está acercando la hora en que Ángel de Mi Justicia las visitará y Fuego del Cielo les caerá.

¡Habitantes de la Tierra, preparaos porque los días de Mi Justicia están por comenzar!

Vuestro Padre, Yahveh Sebaot, Señor de los Ejércitos y la Justicia

Dad a conocer mis mensajes en todos los confines de la tierra

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

Abril 07 de 2017

Hijitos Míos, ciertamente Mi Misericordia es Infinita, os he regalado un mar de Misericordia durante muchos años, pero ahora es tiempo de que entréis en la fase de la Purificación donde se mostrará también Mi Santa Justicia, a la cual tengo derecho a mostrar a todos vosotros y que se realice en vuestra vida.

Ciertamente, aquellos que han actuado según lo que Yo os pedí, que han sabido llevar Mis Reglas, Mis Mandamientos, Mis Palabras, que han realizado obras de acuerdo a lo que Yo os he pedido, NO DEBÉIS TEMER,  aunque escuchéis que Mi Justicia se ha de dar entre vosotros.

En una familia, los hijos obedientes saben que tienen el apoyo de los padres, porque los conocen y ellos han hecho lo que ellos les pedían y NO viven con el temor a qué pueda pasar, puesto que han obedecido lo que se les ha pedido.

Estos son tiempos en los cuales, los hijos buenos tendrán su premio. Yo como Padre, os daré grandes regalos, os llenaré de Bendiciones, sabréis que Yo os consiento, porque vosotros actuasteis de acuerdo a lo que Yo os pedí.

Los que han de temer… Y de ahí se derivan todas las situaciones de temor que veis a vuestro alrededor, son  aquellos que NO han hecho Mi Voluntad, que vivieron en el Pecado, que vivieron en el Mal. Pero sobre todo, que NO quisieron a hacer caso a lo que Yo les pedía, según Mi Voluntad. Ellos, SÍ deben de temer.

Vosotros los que estáis Conmigo, veréis todas Mis Promesas de Bien, realizadas ante vosotros: Cielos Nuevos, Tierras Nuevas, Bendiciones, cuidados amorosos.

Aún a pesar de que tengáis Desastres a vuestro alrededor, Persecución o lo que vayáis a tener en lo particular, cada quien… Mi Mano Poderosa siempre va a estar sobre vosotros, cuidándoos…

Y así, gozaréis como aquellos judíos que saqué de Egipto, que vieron Mi Mano Amorosa y Poderosa y se alegraban de que Yo estuviera cuidándolos. Apreciaréis Mi Amor sobre vosotros, os daréis cuenta lo que Mi Poder de Dios puede hacer sobre la Maldad de Satanás y os alegraréis inmensamente.

Mucho bien tendréis vosotros, los que habéis actuado en el Bien. Mi Justicia, Mi Santa Justicia es la que hace temblar a los que NO han actuado en el Bien. Interiormente, Mi Santo Espíritu les indica que han vivido en el error y en la desobediencia sobre todo.

Y ahora que se acerca el tiempo de la cosecha, se dan cuenta de que todo lo que se les pedía, NO lo realizaron e interiormente saben que van a tener un encuentro pronto Conmigo. Por eso vosotros, sentís a vuestro alrededor ésa inquietud de ésos hermanos vuestros.

Mis pequeños, los que estáis Conmigo, Mis hijos obedientes, Yo estaré con vosotros. Y os pido sigáis intercediendo por vuestros hermanos, porque necesitan de vuestra Oración, por su salvación. NO dejéis a un lado vuestro buen corazón, tenéis el Ejemplo de Mi Hijo Jesucristo, seguidlo, porque muchas almas necesitan de vuestra Oración.

Mis pequeños, hace varios años al empezar con ésta serie de Mensajes, os dije que NO les dierais tanta importancia a los momentos de la Purificación que se tiene que venir, para que NO os atemorizarais, porque sois muy dados a vivir más en el temor que en el Amor.

Esto os lo digo, Mis pequeños, porque vuestra principal finalidad, es la de amar y crecer cada vez más en el Amor.

Esta situación de Purificación que se tiene que dar, que pase por vuestra vida como algo secundario, porque habéis tomado ya el camino correcto. Tomasteis y preferisteis lo mejor para vuestra vida, que Soy Yo, vuestro Dios. Que ciertamente seréis purificados así será, pero será todavía para un mejor perfeccionamiento.

Esto os lo puedo ejemplificar como cuando vosotros vais a la escuela. Ciertamente la gran mayoría de vosotros, en cierta forma, sufrís al estar en la escuela por las obligaciones que tenéis; pero al final gozáis cuando recibís vuestro título, cuando recibís vuestras calificaciones.

Os esforzasteis y obtuvisteis lo que vosotros queríais, crecer en conocimiento y que además, que con vuestras calificaciones vosotros fuerais reconocidos por vuestros hermanos.

Los momentos difíciles, que tuvisteis que pasar para alcanzar ésa calificación, los olvidáis o quedan en segundo plano, porque estáis gozando ahora lo que obtuvisteis, porque eso es lo que ven vuestros hermanos, vuestro engrandecimiento intelectual.

Ahora va a suceder algo similar en lo espiritual. Habéis querido crecer y os habéis comprometido con vosotros mismos, a crecer espiritualmente. Buscasteis de diferentes formas, yendo a recibir los Sacramentos, en la Sagrada Eucaristía, en la Iglesia.

En el conocimiento que os puedan dar Mis ministros y guías de la Iglesia, a través de las lecturas escogidas que Yo os voy poniendo en vuestro corazón para que busquéis, porque cada uno de vosotros es diferente y a cada quien os toca de forma diferente Mi Gracia, pero ésta es para el mismo fin, vuestra santificación.

Algunos leeréis ejemplos de santos, otros leeréis la Santa Biblia, así escogeréis lecturas que os sigan ayudando a crecer espiritualmente, porque os he dicho que hay muchos caminos para llegar a Mí y alcanzar vuestra santidad de vida.

Lo único que os pido Mis pequeños, es que os dejéis mover por Mí. Que NO os llenéis de temores a pesar de que todo a vuestro alrededor sea un Caos.

Os he dicho que Yo os voy a proteger, porque escogisteis la mejor parte y como os llenasteis de lo Mío, seréis protegidos, porque lo Mío es un tesoro para el alma y ése tesoro después lo vais a compartir con vuestros hermanos.

Que estos momentos malos que pasaréis, que sean como ésas dificultades en las que tuvisteis que pasar horas y horas trabajando en la escuela para obtener una buena calificación.

Realmente sufristeis, porque a lo mejor os quedasteis algunas noches enteras sin descansar, pero al final obtuvisteis la buena calificación que buscasteis.

Por eso os pido que os mantengáis en ese deseo grande de seguir creciendo espiritualmente.

Vais a ver pasar los Acontecimientos, pero NO os afectarán gran cosa a los que estáis Conmigo, pero sí Orad por aquellos que sufrirán grandemente, porque aún a pesar de que pudieron haberMe buscado o buscar lo Mío, NO quisieron hacerlo.

Seguid pues Mis pequeños, en ése proceso de crecimiento que os va a llevar a la santidad de vida; porque por vuestro esfuerzo, gozaréis lo que tanto os he prometido.

Yo Soy vuestro Padre y vuestro Dios, debéis aprender a tenerMe plena confianza en lo que Yo permita en vuestra vida. Os la pasáis elucubrando en lo que pueda suceder y vosotros perdéis el tiempo en ésas elucubraciones.

NO está en vosotros estar pensando qué es lo que va a suceder, porque cada uno de vosotros requiere diferente tipo de Purificación. Cada pueblo, nación, gobierno, todos necesitan diferente tipo de Purificación de acuerdo a los méritos particulares, así que lo que vaya a tener algún hermano vuestro va a ser muy diferente a lo que pasaréis vosotros.

También, dependiendo de cuánto Me dejasteis actuar en vuestra vida ¿Viví en vuestro corazón o Me arrojasteis de él? ¿Me dejasteis compartir vuestros sentimientos? ¿Me dejasteis compartir vuestros logros?, ¿Me dejasteis compartir vuestros aciertos, triunfos; pero también, vuestros errores?

Yo os pedí que Me tuvierais en todo momento en vuestra vida, en lo bueno, en lo malo, en vuestros problemas y logros.

Yo Soy vuestro Padre, vosotros pertenecéis a Mi Familia, ¿Por qué Me hacéis a un lado? Os he pedido la Unión total e íntima Conmigo.

Los niños pequeños van conociendo a sus padres poco a poco. Así como van creciendo, los padres también deben pasar bastante tiempo con los hijos para que también, los conozcan a ellos y se vaya creando un vínculo amoroso.

Cuando los padres e hijos NO llegan a lograr ése vínculo, la Familia no está unida, los padres NO conocen a los hijos y viceversa, NO hay confianza, NO se abren de par en par, NO tienen confianza de mostrar su corazón.

Y así hay infinidad de familias en donde realmente, NO se puede hablar de familia. Sois individuos que viven bajo un mismo techo, pero NO se comportan como familia.

Ciertamente podrán respetarse, podrán amarse, se pueden cuidar entre ellos, pero NO llegan a lo íntimo, porque NO se tienen confianza, NO se puede dar un consejo que vaya de corazón a corazón, porque NO se conocen cómo pueden reaccionar.

Cuando Yo Vivo plenamente en el corazón de los individuos de un hogar, se vive en forma diferente, se aman en lo profundo, se conocen, se respetan. Pero el respeto va más en lo profundo, porque Me están viendo a Mí, vuestro Dios. Respetan a la persona de la familia, porque es a Mí a quien están cuidando en la persona del hermano, del padre, del hijo pequeño.

Mis pequeños, es el amor profundo, el amor de corazón a corazón lo que une a una familia. Es Mi Hijo el que os pidió esto, que os amarais los unos a los otros como Él os amó y os sigue amando y Yo como Padre, os sigo amando también.

Pero ¿Qué habéis hecho con éste Amor? ¿Qué habéis hecho con éste pedimento de Mi Hijo? NO lo habéis seguido y es así como os vais separando unos de otros en la sociedad, en las naciones. NO sois, todavía ése Cuerpo Místico de Mi Hijo que Yo quiero ver Unido.

Cada quien actúa de acuerdo a sus intereses o convicciones, NO vivís de acuerdo a lo que Yo os he pedido y a las necesidades propias que tenéis cada uno de vosotros, en vuestra familia y después en la sociedad.

Todo esto que Yo voy a Permitir en el mundo entero, en vuestro Mundo y en el Universo entero, será para que empecéis a amaros los unos a los otros.

Cuando os veis necesitados, cuando veis Desastre a vuestro alrededor, nace en vosotros ése cuidado, ése sentimiento de cuidar al hermano, aunque sea desconocido, pero en ése momento lo veis como hermano y os dais por el hermano necesitado…

Y así, empezaréis a cuidaros los unos a los otros, empezaréis a amaros, como debisteis haberos amado con toda la Evangelización que os enseñó Mi Hijo.

Es el Amor os repito, el que os va a Unir y os va a mantener unidos en Mi Voluntad y en Mi Amor Divino.

Manteneos, pues, unidos, buscando el bien del hermano, pero sobre todo, el bien espiritual. Porque si vosotros amáis desde lo profundo, vuestros actos se muestran en lo exterior… Y así, vuestro amor será verdadero y NO será un amor hipócrita, como cuando “amáis” de conveniencia, ése NO es un amor verdadero.

Os pido os améis los unos a los otros, pero desde lo más profundo de vuestro corazón, donde Yo habito.

 ¡Oh!, Mis pequeños. NO os imagináis a las bellezas a donde os voy a llevar. NO os imagináis Mis pequeños, lo que significa la sublimación espiritual de las almas. ¡Oh! Mis pequeños, los que estáis Conmigo, los que creéis en Mí y Me amáis de corazón…

NO os imagináis el premio que recibiréis por vuestra Fe y por haber luchado contra el Mundo, por mantenerMe siempre en vuestro corazón, a pesar de que tanto os atacó Satanás para desviaros del camino recto y verdadero, que Soy Yo, vuestro Dios.

Mi Amor os cubrirá, Mi Amor os perfeccionará, Mi Amor os limpiará de todo aquello de lo que ahora, cuando veis vuestro pasado, os arrepentís de lo hecho y asco os da ver ahora vuestros pecados pasados.

Sí, Mis pequeños, tanto recibiréis de Mí, que cuando estéis en ésos momentos de Transformación espiritual, que va a ser paulatina, se os irá dando ésa visión antigua de vuestras personas y lloraréis ése pasado, os arrepentiréis de corazón lo que Me hicisteis con vuestras malas acciones o simplemente por NO haberMe tomado en cuenta en vuestra vida y en vuestros actos.

Vosotros mismos desearéis ésa Purificación para que quedéis felices ante Mis Ojos y cuando termine ésa purificación, gozaréis y Me agradeceréis de corazón que Yo haya permitido en vuestra vida, ésa purificación y ése Dolor de vuestros pecados, porque seréis renovados…

Y además, porque gozaréis grandemente Mi Amor, al cual antes NO apreciabais como realmente es y como se os daba.

Oh!, Mis pequeños, cuánto os Amo y Yo también estoy esperando ésos momentos en que regresaréis corriendo hacia Mí, Me agradeceréis y estaréis felices ante Mí, con muestras de cariño y con un nuevo amor que brotará de vuestro corazón…

Porque ya será el amor renovado, el cual ahora NO conocéis, por la suciedad que tenéis en vuestra alma y en vuestro corazón

PedidMe pues ya Mis pequeños, que se os dé ésa renovación para que gocéis infinitamente las bellezas que se os darán. Ciertamente siempre habéis estado rodeados de Mis bellezas, pero NO habéis visto en ellas lo que pronto veréis.

NO habéis escuchado lo que escucharais, NO habéis sentido lo que pronto sentiréis, los aromas de Mi Reino, pronto los apreciaréis como es debido. Con esto os quiero decir que veréis con otros ojos, escucharéis con otros oídos, sentiréis con un nuevo tacto.

Vuestros sentidos se purificarán, además de que la Naturaleza cambiará. TODO se renovará en el Amor, vosotros y lo creado que fue afectado por Satanás. NO os imagináis Mis pequeños lo que gozaréis, nuevos colores, nuevas sensaciones, nuevos aromas, nuevas bellezas, que aún no conocéis y que están esperando vuestra transformación.

Y es que vuestra transformación será para llevaros a la santidad, Mis pequeños. Es cuando entrairés a los éxtasis de Amor que Yo quiero con la creatura. Os quiero así, extasiados siempre de Mi Amor, porque así es como seréis consentidos por Mí, vuestro Dios.

AgradecedMe pues desde ahora Mis pequeños, todo esto y más que os tengo preparado, si os mantenéis en Mí. SI buscáis Mi Amor, si desecháis realmente de vuestra vida el Pecado y la Maldad con que os ha contaminado Satanás a lo largo de vuestra vida.

Trabajad por vuestra perfección, que Yo os daré el Premio Final.

Hijitos Míos, os pido que tengáis siempre una gran disponibilidad hacia Mí. Vosotros, los que ya habéis tenido una Instrucción Especial, se puede decir hace un tiempo que Me conocéis mejor. Y además, conocéis la problemática Mundial mucho mejor que muchos de vuestros hermanos…

Porque habéis sido enseñados también, a conocer la problemática a nivel espiritual, cuando la gran mayoría de vuestros hermanos solamente lo ven a nivel material. A vosotros os pido ésa disponibilidad, para que podáis ser tomados por Mí, en el momento en el que Yo lo desee.

Quizá os pida en algún momento del día o de la noche, que os levantéis para que Oréis, porque a través de vuestra Oración unida a la del Cielo, pueda ayudar a muchas almas en su salvación, pero necesito la disponibilidad del alma en la que Yo he depositado grandes Bendiciones.

Os podréis preguntar el por qué vosotros. Y así lo he hecho a lo largo de la historia. Y lo podéis ver en las Escrituras, cómo Yo a veces escogía solamente a una persona y a través de ella Yo podía derramar Mis Bendiciones a pueblos enteros, así lo he hecho a lo largo de la historia de la humanidad.

Hay almas a las que quizá NI siquiera conozcáis, a las que he escogido y vosotros a través de ella, habéis recibido Mis Bendiciones por las Oraciones de éstas almas escogidas. Ahora quiero que vosotros seáis ésas almas escogidas.

SÍ, así lo deseo para que muchos, miles o millones de vuestros hermanos, puedan recibir Mis Bendiciones a través de vuestra Docilidad, a través de vuestra entrega, a través de vuestro amor hacia Mí y hacia ellos. Pero os necesito, sois Mis instrumentos…

Y ciertamente aunque seáis pequeñitos, Yo puedo hacer grandes obras a través de aquellos que son dóciles y que Me dejan trabajar a través de ellos.

Manteneos siempre pequeñitos, aún a pesar de que Yo haga grandes obras a través de vosotros. Manteneos así pequeñitos, insignificantes, pero totalmente donados a Mí, vuestro Dios.

Vosotros gozaréis lo que Yo daré a vuestros hermanos y ellos también gozarán por lo que recibirán por vuestra Intercesión y por vuestra Docilidad.

Actuando así seréis dignos hijos del Rey.

Os amo, Mis pequeños príncipes y os bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo Jesús y en el del Espíritu Creador y Consolador

Yo os bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo y en el del Santo Espíritu de Amor. Mí Hija, la Siempre Virgen María, os lleva en Su Corazón y os protege bajo Su manto.

Yo os bendigo ahora y por siempre, en MÍ Santo Nombre, en el de Mí Hijo,
Salvador vuestro y en el del Espírítu de Amor y Vivificador.

http://diospadresemanifiesta.com/

N182 CRISTOS VIVIENTES


Sí, Mis pequeños, LA ORACIÓN ES AMOR. Imaginad que vosotros sois los que necesitáis fuertemente, de la Oración. Que estáis atrapados en la Tierra en el pecado y en los ataques de Satanás. O que estáis en el Purgatorio y ya lleváis mucho tiempo ahí. O que necesitáis la Fuerza de Dios para venceros en lo particular, para NO volver a pecar o NO pecar en el grado, en el que normalmente pecáis.

Mis pequeños, con la Oración vosotros crecéis en Caridad, crecéis en Amor. Porque cuando vosotros Oráis o escucháis por lo que otros piden; vuestro corazón se mueve hacia el Amor, hacia la necesidad del hermano; crecéis y por eso os lo he pedido, Mis pequeños.

Debéis crecer en el Amor, debéis crecer en la Humildad, en la Sencillez, pero sobre todo el ver por el Bien del hermano necesitado. Cuando vosotros Oráis,  el Cielo entero se mueve, el Cielo entero responde a vuestras intenciones de Amor.

¿Cuándo entenderéis, Mis pequeños, que es Amor lo que Yo necesito de vosotros? Habéis sido preparados por muchos años, para que fuerais comprendiendo lo que significa Amor entre vosotros.

Todo es Amor, todo fue creado en el Amor, vivís de Mi Amor, todos necesitáis de una vida de Amor. Entonces, ¿Por qué negársela a aquellos que NO lo tienen? Vosotros os sentís llenos de Mi Amor. Pero hay tantos, tantos de vuestros hermanos que quisieran tener una pizca del Amor que vosotros ya tenéis en vuestro corazón. Pensad más en vuestros hermanos.

La Evangelización de Mi Hijo sobre la Tierra, fue para enseñaros lo que es el Amor, cómo se tiene que repartir.

Yo voy preparando almas alrededor del Mundo, para que al ser como Mi Hijo, podáis compartir del Amor que Yo pongo en vuestro corazón. Entended que hay almas que NO producen Amor. Que les es difícil producir Amor, porque vivieron una vida de dolor, de incomprensión, de ataque, de grosería y están llenos de Odio, de Maldad.

A estas almas les es difícil producir Amor y son muchas. Por eso, cuando vosotros pedís, les compartís de Mi Amor a vuestros hermanos y especialmente a éstos, que están sedientos de Amor.

Vosotros debierais vivir en Oración y ya os lo he dicho muchas veces, que NO es un momento en el día, ES todo el día en el que debierais vivir en Oración. 

Porque tanto como vosotros que necesitáis de Mí, también hermanos vuestros necesitan de Mí y NO hay quién los acerque a Mi Corazón.

Vuestra Oración los acerca a Mi Corazón. Ahora NO os dais cuenta del resultado de vuestra Oración hacia los demás. Llegará un momento en que conoceréis lo que vuestra Oración hizo por vuestros hermanos.

EL CELULAR CELESTIAL, PODEMOS MANTENERLO CONECTADO LAS 24 HORAS… INTERCEDIENDO POR TODO LO QUE VEMOS Y NOS ENTERAMOS ALREDEDOR NUESTRO….

Por un lado, os alegraréis; por otro lado, vergüenza os dará porque NO disteis más y pudisteis haberlo hecho.

Yo Soy vuestro Dios y Soy Todo Amor, las creaturas que vengan a Mí, tienen que ser también Amor, porque el Cielo es el Reino del Amor. O acaso ¿Se os hace excesivo Mi Amor en vosotros?

Mis pequeños, entended la necesidad de las almas. Yo como vuestro Padre y vuestro Dios, os he tratado de enseñar esto: que todos sois hermanos, pero NO TODOS tenéis la espiritualidad que Yo quisiera que todas las almas tuvieran.

¡Hay tantos que Me rechazan! ¡Hay tantos que NO quieren saber de Mí!, Pero una Oración hecha, desde lo más profundo de vuestro corazón y pidiendo con Amor por vuestros hermanos, puede darles entrada a esas almas difíciles de amar y pueden cambiar.

Si Yo os he levantado de donde estabais, si Yo he vivido para vosotros y he procurado que Me conozcáis más, para que gocéis más Mi Presencia en vosotros, para que Me améis más, para que gocéis vuestra estancia en la Tierra al tener ya, Mi Amor en vosotros…

Lo menos que podéis hacer, es darMe gusto transmitiendo ese Amor que Yo os he dado gratuitamente y que vosotros también, lo deis gratuitamente a vuestros hermanos.

Vuestro triunfo para ganar el Reino de los Cielos estriba en ello, en que vosotros os améis los unos a los otros, como Yo os he amado. NO podéis rechazar el vivir en el Amor y TRANSMITIR Mi Amor, porque es una necesidad de aquellos que Yo he escogido.

Os he dicho que el Amor es dinámico y NO lo podéis detener. Entonces, ¿Por qué lo detenéis? ¿Estáis Conmigo o estáis en contra Mía? ¿O vivís para el Amor o Me estáis traicionando al NO compartirlo con vuestros hermanos?

No hay que tener miedo a los Carismas del Espíritu Santo… ESCUCHAR A DIOS, sólo nos hace absolutamente felices y conscientes del mundo sobrenatural que nos rodea….

Ciertamente, son Palabras fuertes, son Palabras duras, pero Mi Amor es excesivo. Mi Amor es inmenso por vosotros, por Mis creaturitas y lo sabéis, Mis pequeños. Entonces ¿Por qué detener una acción de Amor, en donde podéis salvar a un alma? En donde le podéis recuperar el Amor que ya perdió o que nunca ha tenido.

Las almas viven de Amor, ¿Por qué NO las alimentáis, como es debido? Mientras más pedís por vuestros hermanos, por todos aquellos que necesitan de Mi Amor, vosotros recibís Bendiciones inmensas de parte Mía.

Vosotros dais de lo que tenéis y vosotros recibís de Mí, de lo que Yo tengo. ¿Quién sale ganando?

Sabéis que vuestra tarea en la Tierra, se reduce a eso, a transmitir Mi Amor para salvar almas y estáis deteniendo esa tarea.

Tenéis a Mi Hijo Jesucristo de Ejemplo, ÉL NO se detenía en transmitir Mi Amor y Mis Enseñanzas a todos los que Él veía en ese tiempo.

A todos los necesitados y aún a pesar de aquellos que Le iban a traicionar, también, a ellos los bendijo y recibieron grandes regalos de Mi Hijo.

Vuestra obligación es dar de lo que ya gratuitamente habéis recibido, NO detengáis Mi Obra de Amor. Yo he derramado grandes Bendiciones sobre vosotros y sois como una cascada. Sois ese río que está recibiendo un caudal inmenso de Amor que Soy Yo… Y vosotros como esa cascada, debéis derramar todo ese potencial de Amor que Yo voy poniendo en vosotros.

Humanamente NO podéis detener tal Fuerza de Amor. Pero ciertamente hay almas que detienen toda esa Gracia que Yo envío a la Tierra, por medio de vosotros e infinidad de almas se quedan sin recibirlas. NO reciben Mis Bendiciones, NO reciben Mi Amor, porque las almas que tienen que darla, lo evitan.

Y eso será Juzgado severamente, Mis pequeños. NO seáis de ellos, NO seáis de esas almas que detengan Mi Obra de Amor y de Salvación.

Vosotros fuisteis escogidos para una misión de Amor, para una misión grande y transformación de almas. No detengáis Mi Obra, os he dado mucho y, todavía, tendréis más, siempre y cuando seáis Míos.

Mi Amor es inmenso, Mi Amor da Vida, Mi Amor transforma, Mi Amor salva, Mi Amor convierte a los pecadores hasta en grandes santos. Vosotros NO sois nada sin Mi Gracia, sin Mi Apoyo, sin Mi Amor. Vosotros sois instrumentos y debéis de mantener esa mentalidad, fuertemente arraigada a vuestra Misión:

EL INSTRUMENTO HACE LO QUE EL AMO LE PIDE.  

NO detengáis pues Mi Obra, que es la de Mi Hijo, entendedlo. SÓIS CORREDENTORES  y eso os debiera llenar de gran alegría y Él, en ningún momento,detuvo Mi Obra NI se opuso a ella; aún en el momento en el que Me pidió que apartara el Cáliz de Su Pasión, reaccionó y aceptó que prosiguiera Mi Obra en Él.

 ¿Quiénes, pues, sois vosotros, para detener Mi Obra de salvación hacia vuestros hermanos necesitados? Sois INSTRUMENTOS, eso nunca lo olvidéis.

Preparaos pues a amar, como Yo os he amado y como Mi Hijo os amó… A tal grado de que se dio plenamente por cada uno de vosotros. NO busquéis el vivir sin obligaciones y sin preocupaciones, ya estáis ligados plenamente a Mí.

Podéis rechazar la Misión que os he confiado, SOIS LIBRES, tenéis vuestro libre albedrío y podéis rechazarMe.

Pero si vais a estar Conmigo, debéis acatar Mis Órdenes, Mis Órdenes de Amor:

Orad por vuestro bien y por el de vuestros hermanos.

Hijitos Míos, os he venido anunciando y previniéndoos del ataque de Satanás, que cada vez es más fuerte, porque el hombre se ha apartado de la espiritualidad y de la vida en la Gracia. Ya NO llevan prácticamente la gran mayoría de vuestros hermanos, vida Sacramental y menos aún, de Oración.

De ahí que se ha aprovechado Satanás, para ir llevando su Maldad por todas partes del Mundo y también, del Universo entero.

El hombre se ha dejado seducir por Satanás. Ciertamente él se os presenta como algo atractivo, pero prohibido y aun así, vosotros lo aceptáis. Sabiendo que lo que os está ofreciendo es malo, es impuro y os va a llevar posiblemente, a la Condenación Eterna.

Y así es el hombre, hasta de lo bueno se llega a acostumbrar y ya NO le dais, a las cosas Santas, la importancia y el respeto grande que les debéis darPorque todo lo que tenéis de extraordinario que os va a dejar siempre un bien, viene de Mí.

¡TENÉIS MIEDO DE ENFRENTAR LA REALIDAD!

La Maldad ha cubierto ya prácticamente, toda la Tierra y a vosotros mismos. Y la gran mayoría de vosotros, NO os queréis dar cuenta de la realidad espiritual que estáis viviendo, NI tampoco queréis en cierta forma, abandonar.

Tenéis que prepararos Mis pequeños, todavía más fuerte en la Oración, en los Sacramentos, en la lectura de las Sagradas Escrituras; para que podáis estar atentos a los ERRORES a donde os quieren llevar, de parte de Mi misma Iglesia.

Satanás ha afectado TODO y de eso debéis estar conscientes, Mis pequeños. Deberéis estar perfectamente Unidos a Mí, para que podáis reconocer cuándo os está atacando Satanás y en ese momento, Me podáis pedir ayuda, para que os rescate.

 Ya os he dicho que TODOS estáis llamados a la santidad, pero NO a todos os interesa llegar a ella.

La santidad como ya os he explicado se logra haciendo Mi Voluntad… Y para ello, se necesita tener un desprendimiento total de uno mismo, para que Yo pueda Vivir plenamente en vosotros.

Cuando os he pedido ese desprendimiento. Es como si os vaciarais de vosotros mismos, que quedara hueco vuestro interior y Yo, después vendré a llenar todo ese hueco, que es vuestro ser. ¿Qué mayor ganancia, podéis tener, Mis pequeños, que el que Yo Viva en vosotros?

Es lo más grande que puede tener el hombre. Su Dios, viviendo en su interior, acompañándoos en todo momento.  Guiándoos en las buenas y en las malas. Instruyéndoos, para que vosotros alcancéis ese grado de perfección al que estáis llamados.

Sed sencillos y humildes, para que Yo pueda trabajar en vosotros. Necesito almas donadas a Mí. Almas que acaten Mi Voluntad, para que Yo pueda Vivir plenamente en ellas y pueda Yo, ir rehaciendo lo que Satanás, está destruyendo.

Es tanta su Maldad y su don de convencimiento, que vosotros NI cuenta os dais de cómo os va llevando poco a poco, hacia la perdición de vuestra alma. Os horrorizaríais la mayoría de vosotros, si pudierais ver vuestro interior. Pero NO como lo veis vosotros, sino cómo lo veo Yo, en una profundidad mayor.

¡Cuánta Maldad a vuestro alrededor y vosotros NO reaccionáis, seguís vuestra vida como si nada pasara!

Momentos difíciles se han de venir para que os acerquéis a Mí. Y es desgraciadamente en estos momentos, que vosotros os acercáis y os acordáis de Mí, vuestro Dios.

Y eso también Me duele, Mis pequeños. Porque os acercáis a Mí, por conveniencia y no por amor. Ciertamente sois pequeñitos y NO sabéis cómo os debéis comportar… Y por eso estoy ahí con vosotros, como lo hace un padre o una madre de la Tierra, al respaldar a los hijos en su primer cita con alguien de mayor edad y que NO saben cómo responder, cómo actuar educadamente con gente de edad más avanzada.

Mi Madre, la Siempre Virgen María, siempre estará junto a vosotros también, acompañándoos. Como una madre de la Tierra. Llevándoos, por esos caminos en los que debéis vosotros aprender cómo actuar de la mejor forma.

Soy vuestro Dios y ciertamente, también exijo un respeto y un trato muy especial hacia Mí. Es por ello que tenéis a Mi Hija, la Siempre Virgen María, al Señor San José; para que así en Familia os vayáis acercando cada vez más a Mí, que Soy el Cielo y podáis estar Conmigo Eternamente.

Os debéis preparar fuertemente Mis pequeños, para los momentos difíciles. Pero sobre todo pedidMe ayuda, para que vosotros sepáis GUIAR a vuestros hermanos que ahora están muy apartados de Mis Leyes y de Mi Amor. 

Muchos se van a desesperar, NO sabrán qué hacer. Irán de un lado a otro, sin saber a dónde ir. Ya os he dicho que a los que estáis Conmigo, Mi Santo Espíritu os dará primeramente la Paz y tendréis Su Sabiduría y la calma que solamente Mi Presencia en vosotros os puede dar, para que la podáis transmitir a vuestros hermanos.

PedidMe durante el día continuamente, que Mi Hijo regrese YA a la Tierra. Muchas almas, todavía se pueden perder por los ataques de Satanás. Por eso insistidMe para que ya venga ese Cambio tan necesario para todos vosotros. Y sobre todo, para las almas que todavía pueden ser tentadas por Satanás y que las puede destruir espiritualmente.

Vosotros llevaréis Mi Luz. Estaréis seguros de vosotros mismos, porque sabréis perfectamente que Yo estoy con vosotros. Os habéis ganado, estos cuidados especiales que os daré, con vuestra perseverancia en buscarMe.

Pero sobre todo, por apreciar Mi Amor. El que busca encuentra y vosotros Me encontrasteis y debéis ayudar a vuestros hermanos que Me encuentren también, para su Salvación Eterna.

Alegraos, Mis pequeños, porque el Triunfo se acerca. Así como una mujer a la hora de parir sufre, pero luego viene la alegría, al tener a su bebé en sus brazos; vosotros tendréis este PARTO ESPIRITUAL que os dará una gran alegría.

Es necesario ya Mis pequeños, que se venga este Cambio, porque muchas almas buenas están padeciendo. Pero sobre todo, están siendo ya muy atacadas por Satanás. Satanás quiere destruir especialmente, todo aquello que venga de Mí, que hable de Mí, que Me pertenezca…

Y vosotros los que estáis Conmigo, que Me habéis buscado siempre, que estáis luchando por manteneros a flote en la espiritualidad a la que os he llevado, OS QUIERE DESTRUIR, os quiere ahogar, os quiere llevar a una destrucción total, porque NO quiere que en sus Dominios, se viva y se hable de Mí.

Soy vuestro Dios y Soy el Amor Pleno y esto NO lo soporta Satanás. NO soporta a las almas como las vuestras, que os habéis llenado de Mi Amor. Ciertamente estáis llenos también de defectos y vuestros actos dejan mucho qué desear; pero estoy en vuestro corazón. 

Caéis, OS LEVANTÁIS, pero siempre buscándoMe y esto es lo que vale inmensamente en las almas que Me buscan, que quieren estar Conmigo.

NO os preocupéis, Mis pequeños. Vosotros los que habéis luchado prácticamente toda vuestra vida, por manteneros en el Bien, Yo estaré con vosotros en esos momentos más difíciles. Satanás NO os podrá tocar.

Yo guio a las almas escogidas de entre vosotros, para el Reino de los Cielos. Pero hay almas que serán las que poblarán los Cielos Nuevos y las Tierras Nuevas. Almas que he elegido para iniciar una nueva Humanidad.

NO os dejéis vencer por las Tentaciones de Satanás. Ya por el hecho de que os he Escogido, debéis estar inmensamente contentos.

Ayudad pues a vuestros hermanos, que todavía dudan. Que pecan en una forma muy grave, que atacan a sus propios hermanos, muchas veces desde el vientre de la madre causando abortos.

J V. dice: Ayúdales, Mi Señor Dios Espíritu Santo, para que entiendan el Error en el que viven. Te lo pedimos de corazón, Mi Señor Dios Espíritu Santo.

Vivid pues Mis pequeños, en esos deseos que Yo pongo en vuestro corazón. Vosotros sois almas que os dejáis mover por Mí. Manteneos así, Mis pequeños. Manteneos sencillos y totalmente donados a Mi Voluntad, dóciles a Mis Designios y sencillos, para que podáis gozar todo lo que Yo tengo preparado para vosotros.

 NO hay nada más bello y más grande, que vivir en la santidad de vida. Cuando vosotros alcanzáis ese estado de santidad, estáis viviendo el Cielo en la Tierra. Mi Hijo os trajo el Cielo a la Tierra.

Él, el Santo de los Santos, seguía Viviendo esa Santidad Divina y la contagió a los que Lo rodeaban, por eso Le seguían las multitudes, porque era como un imán. Sus Palabras, Su Ejemplo, atraían a las multitudes porque el Alma está buscando su Alimento y qué mejor alimento que Dios Mismo.

Mi Hijo bajó a la Tierra a eso, a vivir el Cielo en la Tierra. Para que aprendiera el hombre que hay algo más, después de vuestra misión en la Tierra. Satanás os engaña y os lleva a creer que vuestra vida NO trasciende. Que morís totalmente en vuestra muerte física y NO hay trascendencia espiritual…

Y esto es un gran error. Y lo hace así Mis pequeños, para que vosotros viváis despreocupados, dejando que vuestra vida se dé según vuestras pasiones humanas y luego éstas, os lleven la Perdición Eterna.

En cambio, aquellos que seguros están de una vida extraordinaria y bellísima después de ésta vida, en la cual estáis cumpliendo una misión… La misma espiritualidad que buscáis, frena vuestras pasiones y os lleva a obtener esa santidad que os enseñó Mi Hijo.

Esa fue la principal razón de que viniera a la Tierra a estar entre los hombres. Ciertamente vino a reparar el daño del Pecado Original; pero a la vez, a mostraros lo que hay después de vuestra vida terrena.

Grandes bellezas os esperan Mis pequeños, los que queréis estar Conmigo. Yo, como vuestro Padre, os he dado Leyes y Preceptos que debéis seguir, que debéis respetar, que debéis amar. Así como Soy Bondadoso en extremo, Soy Misericordioso, al grado de perdonar los pecados más graves, si hay un arrepentimiento de corazón…

También Soy exigente al pediros que respetéis estas Leyes y Preceptos que os doy.

Los ataques de Satanás son muy fuertes y os llevan a apartaros de los Mandamientos que os he dado y se empieza a enfriar vuestra espiritualidad.

Empezáis a ser permisivos o a cambiar los conceptos, según vuestras conveniencias humanas y Mis Leyes, NO SON MUTABLES, NO son obsoletas, NO cambian. El que cambia es el hombre. 

Yo Soy vuestro Dios y conozco la Naturaleza Humana. La naturaleza humana cambia, es como veleta; se mueve hacia donde le conviene. Son pocas las almas que se mantienen siempre en la misma dirección, NO importando los ataques de Satanás…

Que son ésos vientos que os atacan de Era en Era. A lo largo de la existencia del hombre, éste ha sido atacado por Satanás para iros alejando de lo que debéis cumplir… Para que os perdáis el Reino de los Cielos y os dejéis envolver por sus Mentiras.

Y como os dije, así como Soy Misericordioso y Bondadoso en extremo; también Soy exigente en lo que os he pedido… Y el que falle en ello, NO ALCANZARÁ el Reino de los Cielos.  

Así pues Mis pequeños, si queréis llegar a Mí y gozar eternamente, CUMPLID  con lo que Yo os he pedido. Vivid en la santidad, a la cual estáis llamados y SED LOS CRISTOS que Yo quiero que seáis en la Tierra; para que mováis almas hacia la salvación, como Mi Hijo atraía con Su Presencia, a tantas almas a su alrededor.

Recordad Mis pequeños, que lo que a Mí Me interesa más es el estado de vuestra alma. NO PERDÁIS la Pureza, la Santidad y el gran Amor que viene de Mí.

Os Bendigo, Mis pequeños, y os pido que en ningún momento os apartéis de Mí.

Actuando así seréis dignos hijos del Rey.

Os amo, Mis pequeños príncipes y os Bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo Jesús y en el del Espíritu Creador y Consolador

Yo os Bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo y en el del Santo Espíritu de Amor. Mí Hija, la Siempre Virgen María, os lleva en Su Corazón y os protege bajo Su manto.

Yo os Bendigo ahora y por siempre, en MÍ Santo Nombre, en el de Mí Hijo,
Salvador vuestro y en el del Espírítu de Amor y Vivificador.

http://diospadresemanifiesta.com/

R107 SÓIS MI CALCAÑAR



23 de abril de 2017

Hijitos Míos, vosotros sois Mi Calcañar. Vosotros Mis pequeños, habéis sido escogidos, por medio del Padre, de Mi Hijo y de Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor, para luchar contra las Fuerzas de Satanás.

Alrededor del Mundo hay almas escogidas para la Gran Lucha, vosotros sabéis en vuestro corazón quiénes seréis los soldados de este tiempo para luchar contra las fuerzas de Satanás.

Habéis sido preparados por años, pero necesitáis todavía una transformación en cuerpo y en alma, para la Gran Lucha, para la Gran Purificación.

Os he pedido Mis pequeños, Mis hijitos, estar preparados espiritualmente, para el momento de la Iluminación que os dará Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor.

Vivid totalmente sueltos a la Voluntad de Nuestro Dios, en Su Santísima Trinidad. Vivid en Humildad y con un amor inmenso, en agradecimiento a vuestro Dios, por lo que ha hecho por vosotros.

Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María y estoy cuidando al Rebaño de Mi Hijo. Pero especialmente en estos Tiempos a los que sois Mi Calcañar, a los que Defenderéis la Fe y el Amor de Nuestro Dios.

Mis pequeños, grandes momentos se acercan, vivid pues en gran y estrecha armonía con el Amor de Nuestro Dios. Estando envueltos en el Amor de Nuestro Dios y en Mi Amor Mis pequeños, NO tenéis nada qué temer.

La Fortaleza y las Virtudes necesarias para vencer a Satanás, os las dará Mi Esposo el Santo Espíritu de Amor. Dejaos mover por Él, poned toda vuestra voluntad a los Pies de Mi Señor, para que haga con vosotros lo que Él quiera; que será grande, que será bello y que será lo mejor para vosotros y para vuestros hermanos.

Inmensamente agradecidos estaréis de haber sido escogidos para la Misión que llevaréis a cabo.

Nuestro Dios y Señor, nunca se equivoca. Y lo que os pida, será lo mejor para vosotros. Obedeced en todo momento y NO actuéis bajo vuestros propios impulsos. Dejaos mover por su Sabiduría Divina.

Yo también estaré con vosotros Mis pequeños, en todo momento. La victoria es de Nuestro Dios y Mía y vosotros, seréis copartícipes de esta Alegría Santa, de esta Alegría Celestial, que tendrá el Universo entero y el Cielo mismo.

¡Alabado sea Nuestro Dios! Estos son los momentos del gran cambio, esperados desde muchos siglos antes, en donde las Fuerzas de Satanás, serán vencidas.

Mi Pie detendrá la fuerza de Satanás, lo vencerá.  La Humildad, siempre vencerá a la soberbia, el Amor, nunca será vencido por el Mal.

Seguid adelante Mis pequeños, sois Mi Calcañar.

Hijitos Míos, Me presento ahora en Mi Advocación de Nuestra Señora del Carmen, porque quiero enseñaros a Mi Hijo. Él vino la primera vez a través Mío, fui escogida por el Padre en Su Santísima Trinidad, para que Yo fuera el conducto entre el Cielo y la Tierra…

Para que pudiera venir Mi Hijo a reparar vuestros pecados y para traeros la Salvación; siempre y cuando cumplierais con los Mandamientos y los requisitos, para que vuestros pecados fueran perdonados.

Ahora, en Mi Advocación de Nuestra Señora del Carmen, os estoy mostrando a Mi Hijo nuevamente. Y digo nuevamente porque el Tiempo se acerca ya, para Su Segunda Venida. Ahorita que os Lo muestro, os estoy anunciando esta Segunda Venida y así está Escrito…

Que en Su Segunda Venida, Yo también Seré medio y he de AnunciarLo al Mundo, al Universo entero. Mi Hijo está con vosotros, pero si antes vino como Redentor, AHORA VIENE A JUZGAR.

Qué tristeza Me da Mis pequeños, Ser portadora del Divino Amor. Porque Yo como Madre de todo el Género Humano, quisiera estar orgullosa de anunciarLe a Mi Hijo que Su Familia que sois vosotros, porque sois hermanos de Mi Hijo; que Su familia es buena y siguió los Mandamientos y aprendió, con Su Donación…

Y es todo lo contrario. Me da vergüenza enseñarLe a Mi Hijo este Mundo, Me da vergüenza enseñarle a sus hermanos, que en lugar de seguir lo que Él vino a traerles para que fuerais santos; escogisteis otro camino, el camino del Mal, el camino del Traidor…

Lloro, Mis pequeños. Y lloro ante Mi Hijo, porque vosotros NO habéis querido aprovechar el Camino que os trazó Mi Hijo para que alcanzarais la santidad de vida. ¡Cuánto Dolor Le causáis a Mi Hijo, cuánto Dolor Me causáis a Mí, Mis pequeños!

NO sois lo mejor con lo que una madre puede presumir a sus amistades. Sois tan pocos los que entendisteis la Misión de Mi Hijo, que os enamorasteis de Su Amor y que agradecéis de corazón todo lo que Él hizo por vosotros. ¡Sois tan pocos!

Mi Hijo Se dio totalmente por vosotros. ¿Qué sentiríais cada uno de vosotros, si alguno de vuestros hijos hiciera un sacrificio grande por el bien de vuestra familia o por el bien de una comunidad y que en lugar de agradecer ese bien, siguierais vuestra vida como si nada hubiera pasado y además, sin agradecer el bien que vuestro hijo hubiera hecho a toda esa comunidad?

Poneos en Mi lugar Mis pequeños, Yo Soy Madre de vuestro Salvador y Soy Madre vuestra también, porque así Me lo pidió Mi Hijo en la Cruz.

Una madre se alegra con las buenas obras de un hijo y se avergüenza ante la gente, cuando alguno de sus hijos se porta mal o causa problemas graves en la comunidad o más, si es en una ciudad o en el Mundo.

Me siento avergonzada ante Mi Dios, porque sois tan pocos los que habéis entendido y aprovechado la Donación de Mi Hijo por cada uno de vosotros. Sois tan pocos los que os mantenéis Conmigo a pesar de los ataques hacia vuestra persona, hacia vuestros ideales, hacia vuestra forma de pensar en lo religioso.

Os atacan por ser buenos, por CREER en Mi Hijo, por amarLo y respetar lo que Él os vino a Enseñar.

Ciertamente, aquellas almas que atacan a las almas buenas, a las almas que se llenan de Mi Dios, están satanizadas, porque, solamente, satanás Lo odia en la forma en cómo vuestros hermanos os atacan, porque lleváis a Mi Hijo en vuestro corazón.

Tenéis que aprender a ver la realidad espiritual que os rodea, Mis pequeños. Hay un Bien y hay un Mal. Si en vuestro corazón anida el Bien, es que Nuestro Dios está en vosotros. Nuestro Padre, Mi Hijo, Mi Esposo el Santo Espíritu de Amor y Ellos contentos están, porque vosotros transmitís lo que Ellos han permitido que vosotros aprendáis y viváis.

Y hay un Mal, que es el que Satanás produce. Y ese Mal ataca y trata de destruir todo lo que venga de Mi Hijo, todo lo que venga de la Santísima Trinidad Divina. Éstas almas, ciertamente le han abierto su corazón a Satanás, porque por ellos mismos, NO atacarían a Nuestro Dios y Señor.

Al menos Lo respetarían, porque el alma reconoce a su Creador. Pero cuando ya un alma Ataca, Blasfema, Destruye todo lo que es de Nuestro Dios, esa alma se ha dejado poseer por Satanás y debéis tener cuidado, Mis pequeños. Porque Mi Hijo os dijo: “Sois de Dios o sois de Satanás, NO hay medianías. O amáis u odiáis.”

Y es una desgracia que haya tantas y tantas almas alrededor del Mundo, que se han dejado arrastrar por Satanás, NO quieren saber nada de Nuestro Dios y Señor. NO quieren saber nada de Mi Hijo, NI lo que Él sufrió para daros Vida para poder entrar nuevamente, al Reino de los Cielos.

Cómo van a pedir Misericordia estas almas, si NO la conocen. Porque si Satanás habita en su corazón, es hipocresía hablar de Misericordia, hablar de Amor. Exigir que Nuestro Dios les conceda un Bien ya sea material o espiritual, cuando ellos odian, blasfeman, atacan Al que Es Fuente de Vida, Al que Es Providencia Divina, Al que Es Todo Amor.

Dice J. V.: En este momento la Santísima Virgen del Carmen, cargando al Niñito Jesús y alargando Sus brazos, me muestra a Su Hijito.

Aquí les muestro a Mi Hijo, vuestro Dios y Salvador. Es Todo Un Dios, a pesar de Su edad, Pequeñito, un Bebé. Y Es vuestro Dios y bajó para serviros, bajó para amaros, bajó para daros una Nueva Vida, aprendiendo lo que Él Enseñó.

Antes de que Él bajara y enseñara aquí en la Tierra, el hombre vivía en la Obscuridad, vivía en la Maldad, vivía en el Error, vivían en la manipulación de aquellos que se decían los sacerdotes del Templo, los transmisores de la Verdad.

Y Mi Hijo os trajo la Luz, puso en evidencia a esos sacerdotes del Templo, a los escribas y fariseos; mostrándolos al pueblo como lo que realmente eran: ladrones, blasfemos, pecadores y por eso Lo Mataron.

Vuestro Dios, vuestro Salvador, fue Asesinado por aquellos que se decían los Guías del pueblo, los que solamente podían leer las Escrituras y enseñarlas al pueblo. ¡Cuánto Error y cuánta Falsedad ha sufrido la humanidad!

El pueblo escogido Le dio la espalda a su Mesías y se propuso llenar de mentiras a la humanidad y lo ha hecho. Y la Mentira es de Satanás.

Mi Hijo Es la Luz, la Verdad, la Vida; pero pocos son los que han querido vivir en esa Verdad, dejarse guiar por ella, vivirla, amarla, transmitirla. Los que Le siguen, son muy amados por nuestro Dios y Señor y son muy odiados por el Enemigo.

 Vosotros NO vinisteis a servir al Enemigo, vinisteis a servir a Nuestro Dios. Vinisteis a servir a Mi Hijo y ser como Él, vivir como Él; Transmitiendo palabras de Vida, Haciendo milagros, porque debéis hacerlo, porque Mi Hijo está en vosotros, convirtiendo a vuestros hermanos con las mismas Palabras con que Mi Hijo os convirtió.

Tenéis una tarea Bellísima, Suprema, ser otro Cristo, salvar almas. Destruir la Maldad de Satanás a través del Amor que debéis vosotros primeramente vivir y luego, Transmitir.

Sois los Escogidos del Señor, sois las Ovejas del Rebaño. Muchos, MUCHOS fueron los llamados y muy pocos serán los escogidos y Yo como Madre vuestra, Me duelo con vuestro actuar, Me duelo con vuestra Respuesta de haber despreciado el Amor de Mi Hijo, que sólo vino a amaros.

Que sólo vino a levantaros hacia la Vida, la Verdadera Vida que debéis seguir aquí en la Tierra. Empezar a amar aquí, para cuando terminéis vuestra vida, vuestra misión aquí en la Tierra, sigáis viviendo y creciendo en Amor, en el Reino de los Cielos.

Aquí empezáis a amar, porque estáis siguiendo a vuestro Dios. Estáis siguiendo Sus Enseñanzas, pero ciertamente el Pecado Original, NO os permite avanzar como quisierais. NO os permite vivir el Amor como éste se os dará después, en el Reino de los Cielos.

Vuestro amor y vuestra Fe hacia vuestro Dios, hacia Mi Hijo, ES lo que os va a dar la salvación que tanto perseguís vosotros, los que entendéis por obra de Mi Santo Espíritu, Mi Esposo; que aquí NO será vuestro Hogar Eterno, sino el Reino de los Cielos será vuestro Hogar y que allá, avanzaréis inmensamente en el Amor que buscasteis y seguisteis primeramente, aquí en la Tierra.

El Amor de vuestro Dios, es vuestro y ES muy Poderoso. Pero vosotros debéis ser como Mi Hijo, Humildes en todo momento. HUMILDES y si os permite hacer un Milagro o grandes cosas…

Grandes Portentos, para mostrar a vuestros hermanos que Dios trabaja y Vive en vosotros; la Humildad os mantendrá seguros de que NO caigáis en la Soberbia y perdáis los Bienes de Nuestro Dios.

En todo momento humildad, Mis pequeños. Y sencillez, sabiendo que NO sois vosotros los que tenéis el Amor de Mi Hijo nada más por tenerlo, sino que lo Vivís, porque fuisteis escogidos, disteis vuestro “fiat” y Nuestro Dios, se congratuló con vosotros y os llenó de Su Vida.

Os habéis ganado la Vida de Dios en vosotros porque Lo amáis, porque Lo buscáis, porque queréis vivir Eternamente, en el Reino de los Cielo… Después de haber Trabajado como Mi Hijo aquí en la Tierra, para ayudar a vuestros hermanos, que NO entendieron la Lección, pero que Necesitan de vosotros para su salvación.  

LA INTERCESIÓN DE UN ALMA VÍCTIMA, ES LA MAS PODEROSA DEL UNIVERSO

Entended Mis pequeños, la Misión tan grande y tan bella que tenéis, la de ser otros Cristos para SALVAR a Infinidad de almas que tienen esa posibilidad de salvarse. Pero NO tienen las capacidades, porque NO hay Quién les enseñe o que entiendan las Verdades que Mi Hijo enseñó.

Dejaos pues Mis pequeños, mover por Mi Santo Espíritu. PedidLe continuamente el ser otros Cristos y así, seréis reconocidos en el Reino de los Cielos. Si realmente cumplís vuestra misión de ser otros Cristos, se os conocerá como hermanos de Mi Hijo, verdaderos hermanos del Salvador.

Dejaos pues mover por Él. ÉL va ir trabajando en vosotros, empezaréis a olvidar vuestra vida pasada… Y se os abrirá un nuevo Camino, una nueva vida, bella y llena de alegrías por servir a Nuestro Dios.

NO hagáis elucubraciones, porque NO estáis capacitados para conocer y aún para imaginar la Obra de un Dios. Sois creaturas muy pequeñas e incapaces de entender las Grandezas de Todo un Dios.

NO elucubréis. Simplemente, dejaos mover por vuestro Dios. Sed sencillos, así como cuando erais pequeños en la escuela. Ibais a ella, para que os enseñaran cosas nuevas. Vosotros NO os podíais NI siquiera imaginar, que lo que antes sentíais difícil, ahorita se os hace sencillo.

Os enseñaron las primeras letras, los primeros números cuando erais pequeñitos. Y gozabais cuando ibais a aprender. NO os podéis imaginar lo que la Potencia de Todo un Dios puede hacer con vosotros. NO tenéis NI idea de Sus Potencias y lo que haréis, por el Reino de los Cielos.

Os vuelvo a repetir: Sencillez, humildad y mucho amor, para dejaros mover por el Maestro, Mi Hijo y por Su Amor.

Ciertamente Mi Esposo, el Espíritu Santo envolverá a cada alma escogida en Su Sabiduría, en Su Amor y os Transformará. Ahí empezaréis a sentir y a vivir las Potencias Divinas trabajando en vosotros.  

Ciertamente al reconocer este cambio en vosotros, si realmente amáis y respetáis a Nuestro Dios, caeréis de rodillas… AgradeciéndoLe Sus Bondades, Su Misericordia, Su Amor Infinito.

Imaginaos en un salón inmenso, vosotros arrodillados y una Gran Luz. Una Inmensa Luz, llenando todo el recinto, en donde vosotros os veis tan pequeños como una hormiguita. No estáis asustados, estáis anonadados y preguntándoos cómo es posible…

Que Todo un Dios en Sus Potencias Infinitas, os haya escogido a vosotros tan pequeños, siendo una nada; para poseeros, para regalaros las Potencias Divinas y para trabajar para el Cielo, como gustosamente lo hacen los santos y los Ángeles.

Estáis arrodillados, estáis poseídos por el Divino Amor. Es inmenso el lugar y estáis solos, en Presencia de vuestro Dios que ciertamente NO lo veis, pero vuestros sentidos Lo perciben tal como Es. ¡Cuánto Amor! ¡Cuánta Sabiduría! ¡Cuánto Conocimiento!

Y todo esto nuevo para vosotros. Y esto os lo ganasteis, porque fuisteis fieles a las Promesas de Mi Hijo, porque Le amasteis, porque Lo vivisteis, porque Lo transmitisteis.

Vosotros NO os imagináis la forma en que Nuestro Dios y Señor en Su Santísima Trinidad, paga a las almas fieles, paga a las almas amorosas, paga a las almas abandonadas de sí mismas, porque escogisteis el servirLe, porque Él es vuestro Dios.

Porque Él es Creador de todo lo visible y lo invisible, porque creísteis por Fe y amasteis de corazón, sin nunca haberLe visto antes. Ese es el Verdadero Amor que llegó a vosotros, Le abristeis vuestro corazón a vuestro Dios y anidó en él.

Sois odiados por el Mundo, sois odiados por Satanás, porque tendréis lo que él perdió. Perdió a su Creador, a su Dios, Lo sacó de su corazón y se llenó de soberbia.

Vosotros en cambio, aceptasteis vuestra pequeñez, Le amasteis con un corazón totalmente donado a Su Voluntad. Creísteis en Él por Sus Obras y porque la misma Fe os dice que Se dio en lo Personal por vosotros. Le amáis, Le respetáis, Le agradecéis, porque Él se dio por vuestra salvación,

¡Es tanto el Amor que tiene por las creaturas! Pero especialmente por aquellas que se han vuelto otros Cristos.

El ser otro Cristo, es ser un alma llena de amor, que NO importa que se le ataque, que se le blasfeme, que se le haga a un lado o que se le mate. Cuando un alma ama de verdad, alma convertida en otro Cristo amará a sus hermanos, NO importando lo que de ellos llegue.

Las almas Crísticas, se convierten en salvadoras. Y a pesar de recibir un daño, de ellas sólo salen las frases de Mi Hijo: “Padre, perdónalos, porque NO saben lo que hacen”.

Las almas Crísticas aman. Aman inmensamente a las almas que se han llenado de la Maldad de Satanás, conocen que son pequeñas, que NO han crecido y NO por eso las deben despreciar. Al contrario, se abajan para que comprendan el Amor Verdadero.

Se abajan, para convencerlas de que hay un Dios que las ama a pesar de sus pecados, de sus faltas, de sus errores, de su Maldad. Las almas Crísticas, solamente quieren la salvación de las demás almas, porque eso es lo que aprendieron de Mi Hijo. Se dio por todos, por todas las almas, en todos los tiempos, sin excepción.

Sed pues Mis pequeños, esas almas envueltas del Amor de Mi Hijo. Almas Crísticas, almas Divinas, almas en las cuales Mi Hijo vuelve a Renacer para mostrarse ante el Mundo. Por eso ciertamente Mis pequeños, los escogidos estáis en el Mundo, pero NO sois del Mundo.

Porque Mi Hijo fue así. Vino al Mundo, pero NO aceptó la Maldad del Mundo, NO aceptó su Pecado y lo atacó, lo destruyó con Su Amor, con Su Evangelización y con Su Resurrección.

Sois Mis hijos, sois Mis Cristos, nuevamente. Y os voy a cuidar Mis pequeños. Yo estaré con vosotros, Mi Hijo os estará llevando a donde Él os quiera llevar, porque Él vivirá plenamente en vosotros. Sois los nuevos Cristos, dejaos mover por Su Amor Divino y por Su Amor Infinito.

Amad, amad a vuestros hermanos aún a pesar de la Maldad con la que os puedan atacar, como atacaron a Mi Hijo. Dejad que Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor os transforme, os llene de esa Nueva Vida que gozaréis inmensamente.

Para que podáis empezar a ayudar a vuestros hermanos que quedarán después de la Purificación, a crear el Nuevo Mundo, un Nuevo de Vida, de Vida Espiritual, de Vida en Dios, de Vida en Perfección.

Os amo, Mis pequeños, NO TEMÁIS a los cambios que vengan. Todo será para vuestro Bien. Amad a vuestro Dios por todo el Bien que ha hecho y hará con vosotros. Os amo, Mis pequeños, llevadMe siempre en vuestro corazón. Os Bendigo y os Bendigo con la Palabra de Mi Hijo, vuestro Salvador.

Mí Dios y Señor, Padre de todo lo creado, os Bendiga. Que Mí Hijo, Bendición de Mí Dios y Señor a Mí Corazón y a Mí Vientre Virginal, os Bendiga y que Mí Esposo, el Santo Espíritu del Amor, la Sabiduría, la Palabra, el Amor, también os Bendiga.

Y recibíd también de Mí, Vuestra Madre Celestial, Mis Bendiciones y Mí Ternura. Y preparád vuestra voluntad a una libre donación para ser guiados al Triunfo de la Verdad y del Amor.

http://diospadresemanifiesta.com/

E18 INSTRUMENTOS DE CALIDAD


cristorey-vitral1Hijitos Míos, os quiero decir que si el mundo está como está y vosotros estáis como estáis, es porque NO os habéis hecho Uno Conmigo. Sí, Mis pequeños. El Pecado cunde por todos lados porque vuestro corazón se ha vaciado casi de toda virtud, las cuales debieran existir en vosotros, por el hecho de llevarMe en vuestro corazón.

Sí, Yo existo realmente en cada corazón. Pero vuestro libre albedrío me acalla, NO me deja obrar, NO me deja aconsejaros, NO me deja guíaros, NO me deja ser Uno con vosotros.

El Mundo quiere paz, quiere abundancia, quiere amor, pero NO hace nada para lograrlo. Se quiere Paz, pero NO la buscáis primero en vosotros mismos. NO limitáis NI atacáis vuestro mal carácter. NO actuáis como Yo os enseñé.

Respondéis a la Maldición que recibís, con maldición. Respondéis con agresión, a la Agresión que recibís. Respondéis con mal, al Mal que se os hace.

NO habéis aprendido a perdonar el mal proceder de vuestros hermanos y esto es lo que provoca guerras entre pueblos, guerras entre los habitantes de un mismo pueblo, guerras entre hermanos de una misma familia, guerra contra vuestro Dios.

Yo os enseñé a poner la otra mejilla al que os golpeara y ahora decís que eso es una tontería. NO usáis las Armas de la Fé y del Amor.

Quizá a vuestro ojos y a vuestra forma de pensar sea una tontería el poner la otra mejilla. Pero os aseguro que aquel que diera un segundo golpe al que maltrata, recibirá una Gracia salida de Mi Corazón, para su conversión.

Aquel que es manso y humilde de corazón, cree en esta mansedumbre y la vive. Da más ejemplo y salva más almas que aquel que regresa el golpe recibido.

Seguís siendo el pueblo terco que saqué de Egipto. Seguís siendo el pueblo infiel que se aparta de su Dios tan pronto se le presentan las tentaciones. Seguís siendo el pueblo que tengo que castigar, para que entienda que su Dios los quiere mucho, pero que se han OLVIDADO de Sus Leyes.

Seguís siendo el pueblo de corazón duro que permite que la soberbia, en vez de la humildad, reine en su corazón. Hijitos Míos, el Mal cunde por la Tierra porque le ayudáis vosotros mismos a destruir Mí Obra de Amor.

El Demonio es Dolor, es Destrucción, es Muerte, es Desesperación, es Envidia, es Mentira, es Guerra, es Inmoralidad, es Impureza y muchas otras cosas más. Cosas que vosotros mismos vivís, aceptáis y utilizáis para atacar a vuestros propios hermanos.

Seguís siendo el pueblo que se aprovecha aun de sus propios hermanos, al alterar la balanza del producto que vende. Seguís siendo el pueblo que adora al becerro de oro y se ha olvidado de su Dios.

Seguís siendo el pueblo que NO defiende Mí Ley y fácilmente cae en otras creencias, las hace propias y las propaga. Seguís siendo el pueblo infiel que tuvo que ser castigado por mucho tiempo, antes de que pudiera entrar en la Tierra Prometida.

Hijitos Míos, porque os amo a pesar de vuestra Maldad y de vuestra Traición, debéis volver a pasar por otra Purificación, para que se os puedan dar los Cielos Nuevos y la Tierra Nueva.

¿Quién podrá ser aquel que tenga ahora un corazón limpio y una mirada pura y que me pueda llamar Mí Señor, con toda sinceridad?

¿Cuántos de vosotros podríais entrar ahora a Mí Nuevo Reino en la Tierra en donde el Amor Divino de vuestro Dios envolverá todo y a todos? ¿Cuántos de vosotros, ahora, podríais lanzar la primera piedra, porque os pudieráis sentir sin falta?

El que esté Libre de Pecado…

 NO HAY prácticamente alguien sobre la Tierra, libre de pecado o de falta, en estos tiempos. Lo que SÍ existen son almas fieles, que a pesar de caer en la Tentación se levantan, piden perdón de corazón y con la confianza de saber que serán perdonados, regresan a Mí arrepentidos, buscando ayuda para NO volver a caer.

Por ellos, por los que aún son fieles y amantes hijos, por ellos aminoro los castigos… Pero tendréis que padecerlos por vuestro bien.

Cuando aprendáis a ser Uno Conmigo, entonces podréis vencer toda Tentación, todo Mal que os ataque y siempre pagando con un Bien. De esta forma, fácilmente podréis construir el Reino de la Paz y del Amor Conmigo.

Debéis ser Instrumentos de Calidad y esto lo lograréis cuando Me permitáis vivir plenamente en vuestro corazón.

A los primeros cristianos se les reconocía por ese espíritu de Bien. Me aceptaron, Me vivían y hasta morían por Mí y por sus hermanos. Esa es una verdadera Familia y eso es lo que ahora quiero hacer con cada uno de vosotros. Hacer Mí Nueva Familia terrena en donde Yo sea vuestro Dios y vosotros Mí Pueblo Escogido.

Hijitos Míos, os quiero invitar a que meditéis sobre el vivir en la Verdad. Imagináos que entráis cuando sois pequeñitos, a una nueva escuela. NO conocéis el edificio, NO conocéis a vuestros compañeros NI a los que ya estaban ahí estudiando. Os sentís raros, inseguros,

NO sabéis cómo piensan NI que camino tomaréis para llegar a vuestro salón de clase. Os falta investigar y así van pasando los días, las semanas y los meses…

Y poco a poco os vais familiarizando con todo vuestro entorno, hasta que paulatinamente ya os comunicáis de la misma forma, como se comunican vuestros compañeros en esa nueva escuela.

Vais creciendo y lo mismo os sucede cuando sois jóvenes o adultos, cuando vais a empezar una nueva etapa de vuestra vida. Si empezáis en el trabajo, lo mismo sucederá. Os sentís inseguros hasta que gradualmente, ya  que vais conociendo vuestro entorno, vais tomando confianza y ya camináis igual que como van los demás.

En la vida espiritual Mis pequeños, sucede lo mismo. Cuando vosotros empezais a tratarMe, cuando aquéllos que NO han tenido ésa vida espiritual desde pequeñitos empiezan de nuevo, empiezan a crecer en Mi Amor y en obligaciones…

Se les hace todo nuevo, diferente, extraño, a pesar de que Mi Amor es quien os guía. Pero poco a poco vais conociéndoMe, vais aprendiendo a pensar como Yo, a hablar como Yo, a vivir como Yo, empezais a vivir en el Amor.

Cuando esto sucede Mis pequeños, es cuando ya entráis en el Camino de la Verdad y así es como deberéis moveros en el Mundo, en Mi Verdad. NO el la verdad humana, sino en Mi Verdad. Y cuando estáis ya en éste Camino de la Verdad os sentís más seguros, porque entonces sabréis lo que los corazones necesitan…

Porque esta necesidad de ADORACIÓN ABSOLUTA, solamente Dios PUEDE SATISFACERLA… TANTO EN EL AMAR, COMO EN EL SER AMADOS

Y realmente lo que necesitan, es el Amor.

Todas, todas las almas en el Mundo, aun las que aparentan ser muy malas, necesitan Amor, responden al Amor, responden al buen trato, responden al respeto… Y eso es lo que Yo necesito que seáis vosotros: hijos Míos amorosos que estén llevando Mi Presencia a todos vuestros hermanos.

Yo estuve entre vosotros, os enseñé cómo debierais comportaros, a buenos y a malos. Respeté y traté de darles alguna palabra de aliento. Aún a aquéllos que Me buscaban para hacerMe un mal, les iba dando alguna palabra para que recapacitaran y se arrepintieran,

Pero cuando el alma está satanizada, NO quiere recibir Amor, NO quiere dejar entrar Amor en su corazón, NO quieren ser transformados en el Amor.

Pero aún por ellas necesito que Oréis, para que pueda haber alguna Transformación. Debe haber el suficiente Amor en vuestro corazón para que podáis convertirlas a través de la Oración y del Ejemplo.

Mi Verdad, la Verdad que Yo os vine a enseñar, que es la de Mi Padre, es la Vida en el Amor; NO hay otra Verdad, Mis pequeños. El Amor os va a traer Sabiduría, os va a traer Paz, os va a traer Confianza, os podréis mover libremente en cualquier lugar que estéis, porque el Amor es respetuoso y al Amor se le respeta.

Vivid pues en Mi Verdad, para que podáis así estar seguros de que entraréis con la frente en alto en el Reino del Amor, al final de vuestros días en la Tierra.

Porque todos vosotros seréis juzgados en cuanto a la vida, a la vida propia y a la vida que deis a los demás. Vuestra vida, ¿Cómo la habéis tomado? ¿Cómo la habéis desarrollado? ¿Cómo habéis crecido?, ¿Cuánto Amor disteis a los demás? ¿Cuánta ayuda espiritual proporcionasteis a vuestros hermanos?

¿Qué enseñasteis en lo personal? ¿Cómo vosotros mismos os mejorasteis, para llegar a ésa santidad a la que Yo os he pedido? Y también muy importante, ¿Cómo fue la vida que vosotros transmitisteis hacia todos vuestros hermanos con los que entrasteis en contacto a lo largo de vuestra existencia?.

Yo, vuestro Hermano Cristo Jesús siendo Dios, Mi Vida era Divina, ES Divina. Me mostré entre los hombres así, como Dios, con Mis Milagros, con Mi manera de actuar, con Mis Virtudes, pero lo más importante fue la Vida que Yo les transmití.

Yo Me mostré ante vuestros hermanos de ése tiempo, como un Maestro. Un Maestro Divino que os vino a enseñar lo que le aprendí a Mi Padre. Os vine a enseñar las enseñanzas del Cielo, la Vida del Cielo, la Vida que tendréis en lo futuro y Eternamente, si os mantenéis Conmigo en la Gracia y en el Amor.

Esa Vida es la que va dando más Vida, ésa Vida que Yo os enseñé, es la que ha dado vuelta al Mundo, ésa Vida es la que habéis tomado vosotros y NO debéis detenerla, sino que la debéis dar a vuestros hermanos.

Como os dije, por ésas dos Vidas seréis juzgados. Qué hicisteis en vosotros mismos y qué hicisteis para los demás. Ciertamente lo que hagáis para los demás os va a dar más méritos, os va a dar más regalos, os va aumentar la Gracia en vuestro ser. Vuestra alma será más premiada cuanto más Amor hayáis dado a vuestros hermanos, cuantas más almas hayáis atraído hacia Mi Corazón.

Meditad en esto Mis pequeños, porque muchos, muchos hermanos vuestros llevan una vida pasiva, hablan de que respetan a los demás, que NO se meten con nadie, que NO entran en contacto con nadie, creyendo que con esto están cumpliendo.

Dicen NO hacer daño y NO tratan de ayudar a vuestros hermanos de ninguna forma. Ellos están fallando realmente. NO es virtud lo que están haciendo, NO están transmitiendo Mi Vida, NO los están ayudando en lo absoluto para vuestro crecimiento espiritual.

Yo Cristo Jesús que estaba entre vosotros, entre vuestros hermanos, Mi Misión de Amor la llevé a todos. Yo iba invitando almas para que se unieran a Mí, para que siguieran la Palabra, para que la hicieran suya, para que vivieran en el Amor… Pero ya os lo dicen las Escrituras “muchos son los llamados, pocos los escogidos”.

¿Por qué dudáis, Mis pequeños, cuando recibís ése llamado Mío, de vuestro Dios? ¿Por qué dudáis, Mis pequeños y creéis que os pueda Yo pedir más allá de vuestras capacidades? ¿Por qué dudáis Mis pequeños y creéis que Yo os pueda traer maldad a vuestra vida, cuando al estar Conmigo y aceptarMe en vuestro corazón todo será, todo se volverá bendición?

Muchos son los llamados, pocos los escogidos, porque os falta Fe, os falta confianza en Mí, vuestro Dios y os falta emparentaros a Mi Amor. NO habéis dejado entrar plenamente Mi Amor en vuestro corazón, para que podáis vivir plenamente Mi Amor con vuestro pequeño amor.

Tomaos el riesgo amoroso y veréis que NO os defraudaré. El Amor NO defrauda al amado, venid en Mi búsqueda y os colmaré. Cuando vosotros Me llamáis, que pedís que Me haga Presente, Yo ya estoy entre vosotros, Mis pequeños. Y comparto con vosotros, gozo con vosotros, platico con vosotros y a través de vosotros mismos.

Os voy dando Conocimiento, os voy dando Sabiduría. Y todo esto, para que vosotros Me vayáis conociendo cada vez más, porque en el Conocimiento, vosotros os vais enamorando.

SOLO DANDO EL PASO DE FE, ¡APRENDEMOS A VOLAR!

Cuando vosotros tratáis a una persona y la vais conociendo más profundamente, es como van creciendo ésos lazos de afectividad, ésos lazos de amor y así quiero que estéis Conmigo, Mis pequeños. Compartiendo Conmigo en todo momento. NO os imagináis, Mis pequeños, cómo quiero ya estar con vosotros.

Ciertamente estoy entre vosotros. Pero quiero ya estar Personalmente con vosotros, que vosotros podáis verMe, compartir Conmigo, lo mismo que estáis haciendo ahora, pero ya con Mi Presencia visible entre vosotros y se va a dar, Mis pequeños,

Se va a dar, porque esa es Mi Promesa y deseo Yo hacerlo, porque Soy vuestro Hermano y quiero compartir con vosotros también Mis momentos bellos. Y quiero llevar a Mi Rebaño hacia la plenitud del Amor y de la Sabiduría Divina.

Aquellos que perseveran, que realmente Me buscan, tarde o temprano Me encuentran. Yo estoy en vosotros, pero ahora voy a estar fuera de vosotros y gozaréis, Mis pequeños, gozaréis Mi Presencia. ¡Cuánto Amor quiero derramar a todos vosotros, a toda la humanidad, a todos aquellos que Me buscan

Mi pequeño Me lo pide y así será. Poco a poco Me iréis sintiendo, iréis sintiendo Mi Presencia real en vuestra vida cada vez más, así como el tiempo pase.

Mi Presencia estará ante vosotros en algunos momentos, hasta Me dejaré ver por vosotros, porque se está uniendo ya el Cielo con la Tierra y especialmente para vosotros, que estáis orando para ello. Son Mis regalos de Amor, Mis pequeños, los regalos de todo un Dios para aquellas almas escogidas, pero que perseveraron y buscaron el tenerMe en su corazón y vivir junto Conmigo.

Hijitos Míos, con la vida de vuestro hermano Francisco de Asís, se dio lo que tanto os he pedido, el ser otro Cristos aquí en la Tierra. Yo os decía, “aquél que quiera venir en pos de Mí, tome su cruz y sígame”.

Mis pequeños, la vida en la Tierra es un continuo luchar por la Fe, por la Virtud, por el Amor. Cuando estáis Conmigo podéis ver claramente lo que se necesita a vuestro alrededor. Cuando estáis Conmigo veis la realidad de la vida humana, veis la realidad del pecado a vuestro alrededor, porque vosotros NO os enlodáis.

Si sois otros Cristos, pensaréis y viviréis en la Gracia, en la santidad. La buscaréis porque ése es vuestro alimento, alimento de vida para el que es Mi seguidor, porque Yo Soy el Santo de los Santos y aquél que Me siga tendrá que seguir los Pasos del Santo de los Santos que Soy Yo, el Hijo del Dios Verdadero.

Os he dicho también que el Mundo está en contra de aquellos que Me siguen. Que sí, ciertamente tendréis una vida difícil porque Satanás os estará acechando mucho más que a aquellos de vuestros hermanos que NO están Conmigo. Vosotros los que Me seguís, estáis luchando contra las fuerzas satánicas, contra todo aquello que está tratando de destruir Mi obra sobre la Tierra.

Mis pequeños, Mis hermanos, Mis hijos, tenéis que seguir luchando para que se vaya dando el Reino sobre la Tierra. El Reino de Mi Padre, el Reino que debe de llevar todo lo que Yo os enseñé, que debéis vivirlo para que seáis ejemplo de vida ante vuestros hermanos, como lo fue Francisco.

Sí, es difícil, os vuelvo a repetir. Pero al ser otros Cristos, también tendréis ésas prerrogativas: haréis grandes cosas, vuestro nombre será ensalzado en los Cielos y en la Tierra, porque el ser otro Cristo para vuestros hermanos, lleva también pago inmenso del Cielo, sois ejemplo vivo nuevamente sobre la Tierra.

Grandes bendiciones se derraman sobre las almas que son otros Cristos, pero sobre todo, lo que más haréis, será la salvación de muchas almas por vuestro ejemplo, por vuestra donación, por la vida que dais a vuestros hermanos y que ellos al tomaros como ejemplo, cambiarán.

Recordad, entre los hijos de Dios NO cabe el egoísmo, por eso los hijos de Dios piden continuamente por la salvación de sus hermanos. En el Reino hay cabida para todos, NO seáis parcos en vuestra Oración, en vuestra Intercesión por la salvación de vuestros hermanos.

Haced que vuestra Oración llegue a todos los confines de la Tierra. Son pocos, pocos los que ya oran con el corazón. PedidMe ésa Gracia de Orar con vuestro corazón por la salvación de vuestros hermanos.

Hijitos Míos, buscad siempre lo sencillo y lo sencillo os llevará a lo extraordinario. Si buscáis directamente lo extraordinario NO estaréis capacitados para poderlo soportar NI engrandecer, porque NO tenéis las capacidades. Empezad por lo sencillo.

Yo, vuestro Dios Cristo Jesús, siendo todo un Dios, os quise dar ésa lección, empecé por lo sencillo, quise ser uno como vosotros, Nacido de Mujer, pequeñito, humilde, sencillo, trabajador. Crecí entre todos, NO apartado de todos como la realeza, Me combiné con todos, os conocí a todos, desde el más grosero, hasta el más santo, desde el más pobre, hasta el más rico.

Soy vuestro Hermano y vuestro Dios y quiero la salvación de todos vosotros, porque Mi Sangre Preciosa os alcanza a todos, a todas las generaciones en todos los tiempos, pero antes del Fin del Mundo.

Estáis en momentos de un cambio tremendo, en el que muchas almas pueden perderse eternamente. Mi Sangre Preciosa está con vosotros, Mi Sangre Salvadora os acompaña en vuestras oraciones, tomadla, Mis pequeños. En vuestras oraciones, llevad Mi Sangre Salvadora a todos aquellos hermanos vuestros, en todos los países del Mundo, para que vaya purificando y salvando a tantas almas que necesitan de su salvación.

No desperdiciéis, Mis pequeños, el Poder de Mi Sangre, está a vuestro alcance y vosotros, que Me amáis, vosotros que debéis amar también a vuestros hermanos enfermos, a vuestros hermanos que se han apartado de Mi Amor.

Tomad Mi Sangre, vertedla sobre ellos por su purificación y ofrecedMe sus almas, para que Yo les dé Vida nueva, porque Yo vine a dar nueva Vida a toda la humanidad, desde aquél tiempo y tenéis ya Mi nueva Vida porque os la di, ya hace un poco más de dos mil años.

Ahora es vuestro tiempo Mis pequeños, de ser corredentores. Y sois corredentores tomando primeramente, Mi Corazón. Debéis hacerLo vuestro y así, llenándoos de Mi Amor, deberéis tomar también Mi Sangre Preciosa, Mi Sangre Purificadora y la deberéis repartir a vuestros hermanos que están enfermos por la maldad, por el error, por tantos pecados que apartan al hombre de Mí, vuestro Dios.

Así pues Mis pequeños, ved nuevamente Mis Llagas cómo están abiertas y acercad a ellas a todos aquellos hermanos vuestros que veáis que necesitan de su salvación para su salvación eterna. Soy la Luz del Mundo y os vine a enseñar cómo debíais transmitirla también vosotros. Os vine a regalar Mi Luz, para que vosotros también fuerais Luz en las Tinieblas que os rodean.

Por todos lados hay tinieblas, Mis pequeños, por todos lados hay maldad, pero Mi Luz, que es Mi Amor, que son Mis Gracias y Bendiciones, pueden acabar fácilmente con la maldad de satanás. Él ataca a todos los que están en la Luz, pero tarde o temprano la Luz se dará, porque él ya no podrá atacar tanta Luz, que irá quitándole poder. Es por eso, Mis pequeños, que os volváis Luz en estos tiempos.

Cuando uno se vuelve administrador de Mis Bienes y esto quiere decir Apóstol, ciertamente, será como Yo, que vine a dar las enseñanzas de Mi Padre, pero por otro lado, se es más atacado por las fuerzas del Mal y muchos de vuestros hermanos o quizá aún vosotros mismos, le teméis a esto. NO queréis ser atacados,

El Apóstol es ejemplo de vida, es ejemplo de Amor, enseña lo que Yo os di. Vivid pues como verdaderos apóstoles Míos, sufriréis ciertamente pero gozaréis eternamente.

Mis regalos de Amor están prestos para derramarse sobre todas las almas buenas y vosotros estáis en ése grupo. ¡Cuánto os amo, Mis pequeños!, seguid adelante, falta poco, soportad la Prueba y OfrecédMela, por el Dolor que Yo tuve por vosotros.

DadMe con gusto vuestros dolores, lo que os toque padecer, porque a través de ésa unión, va a empezar la unión eterna, vuestras almas con vuestro Dios. Os amo, Mis pequeños y recibid Mis Bendiciones. Yo os Bendigo en el Nombre de Mí Padre, en Mí Santo Nombre y en el Nombre del Amor de Mí Santo Espíritu.

http://diospadresemanifiesta.com/

N179 EL TRANSPORTE


00dios-PADREHijitos Míos, el anonadamiento os va abrir las puertas de par en par para recibir Mis Gracias, para recibir Virtudes, para recibir Mi Amor. El anonadamiento se da en el alma humilde, el alma que se sabe necesitada de Mí, vuestro Dios.

Ved la vida de los santos, el anonadamiento era parte de sus vidas. A pesar de las grandes Bendiciones con las que ellos contaban, con que Yo les había alimentado su alma; ellos aún así se sentían pequeños, miserables. El alma se sabe pecadora…

Y el alma se sabe NO merecedora de los regalos. Y ése anonadamiento Me enamora, Me hace derramarMe más sobre ésas almas, porque es la humildad la que está trabajando para purificar a ésa alma que tanto Me ama.

Mis pequeños, por más que recibáis, por más que estéis al frente de vuestros hermanos con grandes dones, NUNCA crezcáis en soberbia; porque en ése momento vuestras Bendiciones, Gracias, dones, virtudes, se irán a los suelos; los perderéis.

soberbia

   Yo NO puedo trabajar en las almas soberbias; porque ésas almas se sienten que se merecen todo y por otro lado, NO se vuelven servidores, se sienten grandes antes sus hermanos.

Tened cuidado Mis pequeños, necesita de mucho cuidado el alma que recibe Mis Dones. Tiene que estar muy atenta a la Humildad y al Anonadamiento que da ésa humildad. Manteneos así, para que Yo Me siga enamorando de vuestra alma y podáis seguir recibiendo Mis grandes Bendiciones.

 Y seáis ése ejemplo que necesitan tanto vuestros hermanos en éstos tiempos, en los cuáles el Hedonismo ya es parte de la vida del hombre. Se sienten grandes, aún siendo miserables.
Porque es la Caridad la que os hace grandes. Cuando vivís en la caridad, haciendo el bien a vuestros hermanos, es cuando realmente vosotros os volvéis verdaderos Cristos.

NO os imagináis Mis pequeños, cuánta necesidad espiritual tiene ahorita el Mundo. NO os imagináis Mis pequeños, aún aquéllos que os rodean cuánto necesitan de Mí, cuánto necesitan de un cambio imperioso en su vida espiritual.

Cuántos de vuestros hermanos están vacíos. Viven la vida, pero NO tienen ningún respaldo espiritual, porque NO se la dieron sus padres.

Por eso os pido Mis pequeños, que cuando se acerquen a vosotros vuestros hermanos, NO importando quiénes sean, NO rechacéis a nadie, os lo pido. TODOS, todos necesitáis de ése crecimiento espiritual, de ése apoyo espiritual, de ésa vida espiritual, que solamente puede venir de Mí y que alimenta a las almas.

Posiblemente vendrán a vosotros hermanos vuestros que NO pertenecen a la Religión que os dejó Mi Hijo, a la doctrina Verdadera del Cristianismo.

Mis pequeños la necesidad espiritual existe en todos los seres sobre la Tierra, todos vuestros hermanos tienen un alma que necesita ser alimentada. Algunos se han alimentado bien y crecen bien en lo físico y en lo espiritual.

Otros se han alimentado mal, espiritualmente hablando y ésa mala alimentación espiritual también les afecta en lo físico.

El hombre NO se siente seguro, se siente vacío. NO puede caminar con pasos seguros en el Mundo, porque le falta el soporte espiritual.

El Demonio, Satanás, siempre estará atacando a las almas, ya lo sabéis. Y lo primero que os crea es MIEDO. Temor a vuestro alrededor, temor a vuestros hermanos, temor a cosas  os puedan suceder.

Os hace inseguros porque NO tenéis ése soporte en Mí que da el Amor, la Fe, la confianza verdadera de saberse protegidos por un Dios, por un Padre que solamente está buscando vuestro bien.

Dad pues a las almas la seguridad de que tienen un Padre que todo lo posee y que todo lo dona a las almas que lo buscan.

Llevadlos hacia ésa Fe Verdadera, hacia ése crecimiento en vida; para que puedan caminar por el mundo seguros de estar haciendo el bien y sobre todo, seguros de que tienen un Padre que vela por ellos y deben transmitir ellos las Verdades de Mi Hijo.

Dadles amor, porque todas las almas se alimentan de amor. Llevadlos a ésa seguridad fraterna, hacedles saber que sois Familia, que si ellos son los hijos pródigos, tienen en vosotros ése apoyo que los puede regresar nuevamente a la Casa, a la Casa Fraterna y luego, a la Casa Paterna.

No despreciéis a nadie, Mis pequeños. Porque como os dijo Mi Hijo: en cada uno de ellos, aún en el más necesitado, deberéis ver el Rostro de Mi Hijo.

NO importa lo que necesiten DADLES, dadles Mis pequeños. Y así seréis ejemplo de una verdadera caridad en vuestro  corazón.
Por eso os quiero hacer un llamado hacia el respeto por las cosas consagradas, hacia las cosas Divinas, hacia todo lo que es Mío o viene de Mí.

Porque se os enseña durante vuestra vida a comportaros de acuerdo al lugar en donde estéis. En la escuela cuando sois pequeñitos, se os dice lo que debéis hacer y lo que NO debéis hacer y cuándo lo debéis hacer. Crecéis y empezáis a ir a reuniones fiestas de niños, luego fiestas de adolescentes y más tarde de adultos.

Se os va enseñando o vais aprendiendo, a veces con dolor o con vergüenzas lo que debéis hacer y lo que NO debéis hacer en cada situación de vuestra vida y cómo comportaros ante vuestros hermanos.

Yo os quiero pedir de todo Corazón, que aprendáis a respetar lo que es Mío. Ya sean artículos religiosos, venerarlos con todo vuestro corazón y con todo vuestro amor. En la estancia en Mi Casa la Iglesia, también deberéis comportaros con todo respeto, es Mi Casa. Si alguien va a vuestra casa aprende a respetar lo que tenéis, NO tocan cosas si NO se les permite.

Aquí mismo en Mi Casa Mis pequeños, debéis aprender a respetar Mis Leyes, las reglas que la misma Iglesia os da. Pero sobre todo, Mi Presencia Real, Viva entre vosotros. Estáis Conmigo en Mi Hogar, en Mi Casa de la Tierra y debéis comportaros a la altura.

Si venís a Mí a Mi Casa; debéis entrar en contacto íntimamente Conmigo, a eso venís, ¿O NO?

 Venís a visitarMe,  venís a buscarMe, Yo estoy Presente, vuestra Fe os lo dice, vuestro corazón recibe Mi Llamado, estáis Conmigo. Entonces por favor, entrad en vuestro corazón para que Me halléis ahí y podaMos compartir en ése diálogo Santo, entre vuestro Dios y el alma.

PedidMe, habladMe, compartidMe, llorad, Yo os escucharé. Tened el Respeto a Mi Presencia entre vosotros en la Sagrada Eucaristía. RecibidMe con todo el respeto y el amor debidos. Orad íntimamente, acompañadMe, escuchadMe… Yo también tengo necesidad del hombre.

 Necesito de vosotros, para que todo se vaya haciendo de acuerdo a Mi Voluntad en la Tierra. Vosotros sois Mis instrumentos, necesitáis la dirección de alguien que sabe, de la Sabiduría que Soy Yo.

Vosotros sois instrumentos de acción, Yo os pido tantas y tantas cosas, para que vayáis reformando a éste Mundo que tanto necesita.

Debéis aprender a entrar en vuestro corazón para escuchar Mi Voz, para escuchar Mis Mociones, para que vosotros podáis hacer lo que os pido y Mi Agradecimiento NO se dejará esperar, tendréis Bendiciones abundantes.

Pero os pido nuevamente Respetad. Respetad Mi recinto Santo, la Iglesia y haced que vuestros hermanos, vuestros hijos, vuestras amistades o aún los que NO creen, también RESPETEN como se respeta vuestro hogar.
El ganar la santidad es un trabajo diario, es un trabajo de todo momento, es un trabajo de cada segundo de vuestra vida.

Habéis sido llamados a la santidad y esto quiere decir: la perfección de espíritu.

Mis pequeños, la santidad os va a traer grandes bendiciones a vuestra vida y NO es necesario que lleguéis a la santidad para empezar a gozar de las Bendiciones que Yo le doy a las almas santas. En el trayecto hacia ésa santidad, EMPEZARÉIS a gozar de Mis Bendiciones, porque para ello el alma se va esforzando…

El alma va limitando todo aquello que pueda impedir el ganar ésta santidad. Y en ése anonadamiento, en ésta Negación a uno mismo, en ésa lucha contra todos los vicios y buscando la Virtud, la Verdad y el Amor, el alma Sufre…

Pero Yo la voy levantando, Yo le voy dando alimento. Yo le voy dando aliento para que siga adelante y va recibiendo Mis Bendiciones y Mis regalos espirituales. Y ésa alma al sentirlos, se va sintiendo apoyada y sigue adelante.

Mis pequeños, es necesario que sepáis que el Enemigo siempre os va a estar acechando para que NO alcancéis la santidad. Sobre todo cuando ya os impusisteis ése deseo en vuestro corazón, él tratará más fuerte de alejaros de la perfección, que es la santidad misma.

Luchad pues contra sus ataques. NO desfallezcáis, aunque caigáis y creáis que perdisteis lo que habíais ganado. NO será así, Mis pequeños. Satanás siempre tratará de haceros ver así… Que aunque luchasteis, caísteis. Pero el hombre es así Mis pequeños, cae en todo momento…

Satanás se Burla: Te hice caer’… Aunque nos sintamos el trapo más sucio y miserable, NO IMPORTA QUE LO HAGAMOS LLORANDO… Debemos responder: ¡Lárgate de Aquí! Él es Bueno y Justo y ME PERDONARÁ… Porque sabe lo que hay en mi corazón…

Pero el valor del santo es LEVANTARSE, seguir luchando, dejar la vida pasada, alimentarse de las caídas. Alimentarse de las derrotas, para NO volver a caer en lo mismo y que ellas sirvan como escalón para subir a un grado más de espiritualidad y de perfección.

Recordad que siempre Me tendréis a Mí, NO desfallezcáis. Os espero en la perfección Mis pequeños, que os llevará al Reino de los Cielos.
La sencillez es un fruto de la Humildad. Mis pequeños, aprended de Mi Hijo que siendo Dios, se mostró siempre sencillo ante todos los seres humanos con los que trató. Igual atendía al rico y poderoso; que al pobre, al desamparado, al enfermo, al desvalido.

CON TODOS tuvo ésa Caridad, respeto, Amor. Escuchaba con paciencia sus necesidades, sus ruegos. A todos atendía cuando se acercaban a Él así, humildes y necesitados.

Él, SIENDO DIOS, pudo haberse comportado de una manera altanera, orgullosa… Pero es precisamente la virtud, la humildad, lo que os lleva a vivir así y Mi Hijo siendo Dios os enseñó ésa necesidad que deben de tener las almas; la de vivir sencillos y sobre todo, sirviendo a sus hermanos.

Mis pequeños, Yo voy llenando a las almas de Gracia, de Bendiciones, de virtudes. Pero muchos caen, se empiezan a sentir mejores que sus hermanos, se vuelven intratables, casi como vosotros decís: se suben a su trono y esperan ser servidos por los que están a su alrededor.

Ése es el Error del poderoso, del rico, del famoso. La sencillez ya NO vive en su corazón. YA NO hay humildad, ya se sienten más que los demás y recordad lo que os dijo Mi Hijo: “que aquél que ha recibido más, se le pedirá más y debe ser servidor de los demás”, porque NO tienen lo que él ya ha recibido.

A vosotros mismos os caen mal aquéllos que se sienten grandes. Se vuelven groseros, se vuelven intratables. NO seáis así Mis pequeños, manteneos en la sencillez, que podáis tener ése trato agradable, trato amoroso. Tener la paciencia de escuchar a vuestros hermanos en sus necesidades y amadles…

Que NO se vea en vosotros como obligación el escucharles y de tratarles, sino que sea realmente amor por ayudarles; porque en ése momento sois Intercesores ante Mí y las Bendiciones que reciban vuestros hermanos, pasarán por vosotros.

Y un alma Soberbia NO PUEDE SER TRASMISORA de Mis Bendiciones, recordadlo.
Os obsesionáis con las cosas, les dais demasiada importancia a lo que tenéis, a lo que buscáis, a lo que hacéis y todo para el Mundo. Entended, Mis pequeños que el Mundo NO os va a recompensar como Yo os recompenso.

Si vosotros cultiváis la tierra, ciertamente la Tierra os va a recompensar porque la tratasteis bien. Si criáis animales para la alimentación y los cuidáis, también ellos responderán y tendréis alimento. Pero desgraciadamente, la gran mayoría de vosotros solamente os obsesionáis con el TENER…

Solamente queréis tener más de lo que os gusta y ésa obsesión solamente os lleva a vivir una vida enfermiza, vana, estéril, que NO os va a llevar a nada bueno. Os quita la paz y sobre todo os quita Mi Tiempo.

El Tiempo que Yo os he dado para servirMe, para trabajar para Mi Reino y para destruir el Mal.

Os obsesionáis con cosas, con personas. Os llenáis de pertenencias, aún con riquezas.  Y todo eso como os digo, os quitan la paz, solamente pensáis en ello. ¿Cuánto tiempo os van a durar y qué vais a hacer con lo que tenéis?

¿Cuántas veces os tengo que repetir Mis pequeños, que todo eso que tenéis del Mundo es vano y Aquí se quedará?

¿Por qué NO entendéis el pasaje de la Escritura en donde Yo le pedía al pueblo judío cuando estaban en el Desierto, que recogieran el maná solamente para ése día junto con las codornices que pasaban a través de él? Debéis pensar solamente para lo del día, que Yo proveeré.

 ]NO CONFÍAIS en Mi Providencia! ¡Atesoráis, guardáis en exceso y se echa a perder!

Entended que Yo, vuestro Padre y vuestro Dios estaré dándoos lo necesario para que vuestro cuerpo pueda estar sano porque así Me interesa, que esté sano. Para que vuestra alma pueda ir a donde Yo os pida. El cuerpo y sus necesidades están Conmigo…

Éste es solamente TRANSPORTE.

El transporte tiene que estar correcto, en buen estado. Para que él lleve lo más importante que poseéis, que es vuestra alma…

Y vuestra alma es la que lleva la misión que os hará grandes en el Reino de los Cielos.

Dais mucho tiempo a las cosas del mundo, al cuidado de vuestro cuerpo, a adornar vuestro alrededor y no le dais el tiempo suficiente ni la importancia necesaria a vuestra alma, que es la que se presentará ante Mí, al fin de vuestra existencia.

Deteneos aquí, Mis pequeños e imaginad que ya estáis ante Mí, ¿cómo está el estado de vuestra alma?, ¿qué Me podríais traer ya en éste momento?, ¿podríais estar orgullosos de traerMe cosas buenas con las cuales hacerMe feliz a Mí, vuestro Dios?

No Me presentéis vuestros bienes materiales, porque Yo Soy el Dueño de ellos. PresentadMe los bienes de vuestra alma, porque éstos son vuestros méritos. 

Eso es lo que Yo quiero, Mis pequeños, ver vuestros méritos, vuestro trabajo, lo que luchasteis para hacerMe feliz a Mí, a vuestro Dios y así Yo os pueda premiar.

Entended bien la lección, Mis pequeños, se os ha dado mucho, se os ha tratado de dar el conocimiento necesario para que caminéis de acuerdo a Mi Voluntad y no la vuestra, pero os seguís llenando de banalidades del mundo.

Nuevamente os pido, detened ya vuestro paso y haced ése recuento de vuestra vida, ¿Cómo está vuestra alma para presentarse ante Mí?

Y por eso os pregunto ¿Quiénes son realmente los triunfadores?

Y Yo os respondo, son todos aquellos que quieren triunfar en algo. Se imponen metas y hacen todo un plan de trabajo, un plan de vida para lograr ésa meta.

Ciertamente se sacrifica uno mucho para alcanzar ésa meta. Hay que trabajar, sufrir, dejar otras cosas para llegar a alcanzar ésa meta que uno se ha impuesto.

Pongamos por ejemplo, al que quiere ganar un maratón. Son muchas horas de trabajo, se tiene que levantar muy temprano. Correr, quizá varias horas al día, llevar una alimentación sana y desechar aquello que pueda ser grato al paladar, pero que NO ayuda.

Norma su vida de acuerdo a lo que necesitará. Tendrá sus horas de sueño necesarias para que se recupere el cuerpo… Dejar quizá fiestas, reuniones a las que quisiera atender; pero de acuerdo a las metas que se forjaron, tiene que hacerlas a un lado.

TODO, todo lo que penséis vosotros que pueda ser una meta en vuestra vida que sea buena, que queráis alcanzar; deberá llevar atrás trabajo y sacrificio.

Pero cuando llegáis al final de vuestra meta y alcanzáis el triunfo; todo ése trabajo, todo lo que desechasteis, que os gustaba, pero que no os iba a ayudar, realmente no lo extrañáis, porque adquiristeis, ganasteis lo que queríais, la corona del triunfo.

Si esto hacéis, Mis pequeños, para alcanzar premios humanos y lucháis por ellos, Yo os estoy dando el premio más grande que un alma pueda desear, el Reino de los Cielos.

Ciertamente se os habla de ello desde que sois pequeñitos y tanto se os ha dicho a lo largo de vuestra vida, que ya quizá ya NO le deis la importancia debida.

Pero Mis pequeños, os puedo asegurar que el Reino de los Cielos, sus riquezas, el gusto que obtendréis por alcanzarlo, es inconmensurable. NO os imagináis siquiera lo que es éste premio.

Ya San Pablo lo decía, “ni el ojo vio, ni el oído oyó lo que Dios tiene reservado para nosotros”. Es demasiado grande lo que se os dará por el trabajo que os impondréis en la Tierra y los sacrificios que haréis para ganarlo.

Forjáos metas altas, Mis pequeños y que ésta meta sea la de regresar a Mí con las manos llenas.

Vuestro triunfo consistirá en ello, EN TRAERME ALMAS. Haber luchado contra todos los males del Mundo o los aparentes bienes, que NO os dejasteis engañar por los Espejismos del Mundo. Los despreciasteis, NO los tomasteis porque vuestra meta era muy alta, que es vuestro Hogar Celestial.

Os aconsejo Mis pequeños, que os pongáis ésta meta alta en vuestra vida, el Reino en donde seréis tratados verdaderamente como lo que sois: hijos del Rey, hijos Míos, de vuestro Dios.

Luchad pues, para alcanzar la Corona del Triunfo y Yo Me encargaré de sobrepasar vuestras expectativas de Gozo.
Hijitos Míos, AHORA VOY A HABLAR  a todos aquellos que os habéis comportado como malos hijos durante vuestra vida. Que habéis despreciado Mis Leyes, Mis Decretos. Que habéis atacado a vuestros hermanos destruyéndolos corporalmente ó espiritualmente.

Os he dicho que el Padre que ama, atiende igual al bueno, que al malo. Que el sol lo hago salir Yo, vuestro Padre, para buenos y malos, la lluvia cae igual para buenos y malos. Con esto os quiero decir que Mis Bendiciones están continuamente cayendo sobre la Tierra para TODOS vosotros, Mis pequeños.

El bueno la recibe para bien, con ello se reconforta, crece, vive y da fruto abundante. En cambio el malo, NO recibe con beneplácito las Bendiciones que Yo envío a la Tierra. Aunque llueva continuamente Mi Bien sobre todos vosotros, NO se aprovecha en éstas almas.

Cuando os digo que todo Mi Bien cae para buenos y malos, el bueno las acepta, crece y las agradece. El malo sigue en su Maldad y aún a pesar del bien que recibe, se mantiene en su maldad.

¿Creéis, Mis pequeños, los que os portáis mal, que esto va a seguir así?… NO Mis pequeños, también un padre es Justo y da lo mejor a los hijos que se han portado bien y dará castigo a los que se han portado mal.

El hecho de que Mi Bondad se derrame sobre todos vosotros y os trate por igual, ES con la esperanza que el malo se dé cuenta que se le trata igual que al bueno, que con la inteligencia que le he concedido y que con un rayo de humildad que entre en su corazón, se dé cuenta del mal que hace y se arrepienta.

Ésa es Mi meta, Mis pequeños, ése es Mi deseo. Que el malo vea que se le trata con bien, para su arrepentimiento. Pero aquellos que creen que Me pueden hacer Tonto a Mí vuestro Dios, que se podrán seguir portando mal y recibiendo Bendiciones y éstas les durarán por siempre… NO Mis pequeños.

Yo os conozco perfectamente, conozco vuestro interior, conozco cada paso, cada palabra, cada pensamiento que habéis tenido durante vuestra vida…

Y estad seguros que recibiréis el Castigo o el premio de acuerdo a lo que hayáis hecho.

El tiempo de la cosecha está pronta, separaré el trigo de la cizaña. Los que quisieron mantenerse en el bien, obtendrán el Bien Eterno.

Aquellos que se entercaron en vivir en el Mal, a pesar del bien que recibían…

Y que NO quisieron arrepentirse, serán quemados en el Fuego Eterno.

ESTO ES JUSTICIA Mis pequeños, porque así como Mi Bondad se derramó sobre todos ellos, sobre todos vosotros durante vuestra estancia en la Tierra, para completar vuestra misión; también el Premio o el Castigo se dará de acuerdo a cómo el alma actuó.

Haced un examen de conciencia honesto y ved de qué lado estáis, Mis pequeños, ¿Sois trigo o sois cizaña?

Yo os Bendigo ahora y por siempre, en MÍ Santo Nombre, en el de Mí Hijo,  Salvador vuestro y en el del Espír1tu de Amor y Vivificador.

http://diospadresemanifiesta.com/

A60 AMOR, DESEOS Y MILAGROS


1CRISTO REYYo Soy vuestro Dios, el Dios Encarnado, el Dios al que se refieren las Escrituras y a quién muchos profetas se refirieron y esperaron.

Mi Misericordia se dio por fin, al Encarnarme y al realizarse todo lo que de Mí se dijo en la Antigüedad. Yo Me presenté al pueblo judío, al pueblo de Mi Heredad y NO Me respondió  como el hijo consentido debiera hacerlo, Me negó y Me Crucificó…

Pero gracias a ello, Mi Promesa y Mi Liberación llegó a TODOS los pueblos de la Tierra y a todo tipo de hombres. NO solo a los que pertenecían a Mi Pueblo Escogido, sino a todos los que posteriormente  escogieron Mis Enseñanzas dadas por Mis Apóstoles.

La Sangre Derramada fue la de vuestro Dios. Los dolores intensos fueron de vuestro Dios… Y la Salvación se logró por Mí vuestro Dios. Mis dolores, Mi Pasión, la Traición de los Míos, fue real y muy dolorosa. TODO lo dí por amor a vosotros, por vuestra salvación. Pero qué poco eco encuentro en vuestros corazones. ¡Cuánto menosprecio, cuánta infidelidad, cuánta falta de agradecimiento…!

Sí Hijitos Míos, la Sangre Preciosa de vuestro Dios Encarnado  se dio hasta Su última Gota y con la finalidad de salvaros a TODOS vosotros. Cuánto dolor hay en Mi Corazón porque veo en muchos corazones que todo lo que Yo hice NO sirvió para nada, YO NO Existo en muchos corazones.

El que Yo haya muerto por ellos no les afecta ni para bien ni para mal, simplemente NO EXISTO en su vida. Cuanta falta de amor y de agradecimiento existen en la mayoría de los corazones. NO alcanzáis a comprender lo que es éste Misterio. Que vuestro Dios se haya Encarnado y haya bajado a romper las Ataduras del Pecado con las que Satanás os tenía inmóviles.

Yo vine a daros Vda, a daros un respiro, a cumplir las Escrituras que prometían al Salvador. Me quise hacer hombre como vosotros, para que pudiera  acompañaros en vuestros Dolores, en vuestra Misión, en el Dolor que causa el Pecado por separarse de su Dios.

Yo, con Mi Vida y Enseñanzas os vine a dar la forma de vencer al Mal. Mal que todos vosotros padecéis, pero que los que Me pertenecen al  tomarlas para Sí, NO permiten que el Mal les venza y les evite gozar del Premio Eterno.

Mi Sangre Preciosa se dio por cada uno de vosotros. Bajé para que NO pudiérais decir: Tenemos un Dios Magnífico, pero estando allá arriba, nunca se  acuerda de nosotros. Ofrecí por vosotros Mis penas, dolores, persecuciones.

Fui uno más entre vosotros, por amor, pero NO Me manché con el Pecado, a  pesar de que el mismo Satanás me atacaba constantemente, al igual que a cada uno de vosotros ataca. ¡Yo los vencí y Os dejé Mis Enseñanzas para que vosotros también lo vencierais!

Yo os di hasta Mi última Gota de Sangre para que os alcanzara vuestra Salvación en todos los siglos, pasados y futuros. Yo NO Soy un Dios de un momento, Mi Pasión, Mis Enseñanzas, Mi Resurrección ES, fue y será para siempre.

Mi Sangre Preciosa sigue derramándose a diario en todos los pueblos de la Tierra, a través de cada Misa y es tan valedera como aquellos que Me vieron en el Gólgota.

Aunque ahora Mi Sacrificio es incruento, Yo, verdaderamente, estoy en cada Misa. ¡Yo aún estoy Vivo entre vosotros!

Por la falta de Fe y de Amor a vuestro Dios, NO alcanzáis a ver NI agradecer este Misterio tan grande y tan bello, puesto que con él YO sigo estando entre vosotros, levantando muertos a la Vida, curando enfermos, enseñando a través de Mis Palabras, compartiendo con vosotros alegrías y tristezas.

Yo NO me aparto de los Míos, Yo velo por Mi pueblo y Yo sigo suscitando salvación entre las almas, que con humildad reconocen su Pecado y se acercan a Mí, arrepentidos.

Llegaréis a comprender en breve, lo que Mi Regalo fue para vosotros. El haberMe dado por vosotros, es algo que NO comprenderéis bien, sino hasta que Mi Santo espíritu os lo explique.

A muy pocos se les ha dado a comprender y sentir Mi Sufrimiento y el gozo de Mi Pasión. Sí, realmente Sufría como Hombre, pero también Gozaba como Dios, porque con ello Yo estaba rompiendo las ataduras del Pecado que os agobiaba y os estaba dando la Luz a seguir.

Yo fui, para los que me aceptaron, Luz en su camino, Luz en su vida. Les di la dirección correcta a donde dirigirse, ya no iban a deambular en las sombras con las que el pecado los cubría. Yo vine a disipar esas tinieblas, ¡Mi Sangre poderosa lo logró! Con Mi Sangre Sellé el Pacto con vosotros para vuestra salvación.

Ya NO era una Promesa antigua, de palabra o sellada con sangre de animales, fue ahora con Mi propia Sangre, Sangre de un Dios que os ama como nadie os puede amar.

Yo os dije: “No hay mejor amigo que el que da su propia sangre por él”.

El verdadero amigo puede llegar a dar su propia vida para salvarlo de un peligro.

Yo os libré del peligro perenne que tenéis en la Tierra, Satanás.

Mi Sangre Preciosa lo venció y lo sigue venciendo…

Y lo sigue venciendo en todos aquellos que siguen a su Dios, a Mí, el Salvador.

Aquellos que se protegen y se revisten con Mi Sangre Preciosa NO pueden ser afectados por los poderes del Infierno. El Poder de Mi Sangre puede vencer TODO LO MALO con lo que el Demonio os pueda atacar…

Y así, para NO separarMe de vosotros, Me quise quedar entre vosotros, Os dejé la  Fuente de Vida para permitiros crecer, fortaleceros y protegeros de los ataques del Mal.

Me sigo dando a diario en la Santa Eucaristía y quien a Ella acude, se llena de Mi Vida, de Mi gozo, de Mi Salvación. NO hay mejor Alimento NI medicina para el alma, que el recibirMe en estado de Gracia en la Sagrada Eucaristía.

Mi Presencia en un alma lo es todo. No hay nada en el Universo entero que pueda darle más gozo a un alma que el estar con su Dios. La gran mayoría de vosotros NO le permitís al alma alcanzar este gozo eterno, este gozo infinito,  por estar tan embebidos en las cosas del Mundo.

Pronto sabréis el Regalo que tuvisteis y cómo lo desperdiciasteis y NO sólo con vuestra alma, sino también el bien que dejasteis de dar a vuestros hermanos.

Las almas que están Conmigo y en Mí, al recibirMe su gozo es tan grande que NO pueden contener todo Mi Poder de Amor. E inmediatamente lo empiezan a transmitir, primeramente con el deseo, pidiendo por todos sus hermanos de la Tierra y del Purgatorio y posteriormente con el ejemplo de vida.

Así las almas que están Conmigo, se vuelven administradoras de Mis Bienes, se vuelven almas ricas, deseosas de compartir su riqueza.

Cuando un alma actúa así, está haciendo que Mis Gracias y Bendiciones cubran a todas las almas del Cielo, del Purgatorio y de la Tierra completando Mi Obra de Redención.

¡Gracias, Mis almas agradecidas y compartidas, porque con vosotras muchas almas de hermanos vuestros están alcanzando su salvación, Gracias!

También Mis pequeños,  os quiero enseñar a uniros en un solo cuerpo y en un solo corazón.

Mis Enseñanzas siempre fueron de Amor con una total Donación. Donación plena, hasta dar todo lo que Yo tenía.

Mucha gente Me ayudaba económicamente y éso mismo se repartía entre los pobres. Os enseñé a NO atesorar con fines egoístas, con fines de avaricia terrena; sino os enseñé a atesorar, pero para fines eternos.

Os enseñé a dar al pobre y al necesitado de lo que teníais de sobra, pero también os enseñé que vale más cuando compartís de lo que NO os sobra.

Yo Me dí en totalidad por vosotros y os dí de lo más valioso que tenía, Mi Vida y Mi Amor de Dios, Mi Vida Misma y la de Mi Padre. Yo os transmití a Mi Padre. Yo os transmití los deseos de Mi Padre.

Yo os dejé ver en Mí a Mi Padre y ése es Mi deseo vehemente, que aquél que esté con Nosotros, Nos deje transmitirNos a través vuestro.

Yo también os dejé lo más valioso con lo que contáis sobre la Tierra, la Sagrada Eucaristía.

Os sigo compartiendo todo lo Mío, todo Mi Ser, todo Mi Poder.

Y así como Yo Me Doy a todos los Míos, Yo vuestro Dios Redentor, deseo que Me transmitáis a todos aquellos que NO pueden tomarMe en Ella.

Mi Redención fue para todas las almas, para todas las existentes en el Mundo, para las que Me iban a seguir y para las que NO Me iban a seguir.

Gracias Señor Jesús por Tu Amor tan excelso, al entrar en mí tómame como canal, para que nos sanes y nos salves a TODAS las almas que necesitamos de tu Gracia y tu Misericordia. Amén

Vosotros, los que os sentís Mis hijos y que recibís Mi Sacratísimo Cuerpo en la Sagrada Eucaristía, os pido que así como vosotros en acción Me tomáis y Me tenéis palpablemente, por deseo profundo de vuestro corazón Me transmitáis a todos vuestros hermanos, de todo el Mundo y a los vivos y difuntos.

Vosotros, al recibirMe en la Sagrada Eucaristía, estáis recibiendo todo Mi  Ser y ésto quiere decir también, que estáis compartiendo los deseos de vuestro Dios Redentor, los cuáles son de salvación para todas las almas.

Al tomarMe debéis por Amor, compartir las maravillas que vuestro Dios hace en vuestro ser y ésto debéis llevarlo a todas las almas.

Cuando alguno de vosotros recibe un regalo o un premio muy ostentoso, desea compartir ésa alegría con todos sus conocidos, se alegra en su regalo y se alegra al compartirlo. Así debe ser vuestra forma de actuar cuando Me recibís en la Sagrada Eucaristía.

Amadísimo Padre Celestial, permite que al recibir a N. S. Jesucristo en esta Sagrada Eucaristía, la reciban también todas las almas en el Círculo de la Perfección y en el Universo entero. Gracias por tu Bondad y por Fusionarnos en tu Amor Trino. Bendito y alabado Seas eternamente por todas tus creaturas. Amén

Os debéis de alegrar en la grandiosidad del Regalo que estáis recibiendo, sabiendo que NO hay nada sobre la Tierra que se le parezca a lo que vuestro Dios os está regalando. Y os debéis de alegrar al compartir Mi Ser ya en vosotros, a TODAS las almas, vivas y difuntas y de cualquier raza o credo.

Como os dije, Mi Redención fue para todos. Yo vine a salvar a todos, por lo tanto Mi Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad, FUE, ES Y SERÁ PARA TODOS. Pero esto debe llegar a través vuestro, a través del deseo amoroso de vuestro corazón. Vuestro deseo valdrá cuando éste sea sincero, cuando vuestro deseo salga de lo más profundo de vuestro corazón, en donde Yo habito.

Vuestro deseo debe unirse perfectamente, a Mi deseo de Salvación. Debéis ser otros Cristos. Debéis salir de vosotros mismos con el deseo de buscar almas por todo el Mundo, para alimentarlas con Mi Cuerpo, a alimentarlas con Mi Sangre, a fortalecerlas con Mis Palabras. ¡Podéis hacer tanto desde un rinconcito de vuestro hogar!

Yo os dí la capacidad de tener imaginación y el de poder hacerla volar por toda la Tierra y en todos los tiempos: pasado, presente y futuro.

A través de vuestra mente Yo puedo llegar a todas las almas y a todos los Pueblos. Yo os pido que a través de vuestros sinceros y amorosos deseos Me ayudéis a alimentar a todos vuestros hermanos.

Yo tomaré vuestros deseos como si fueran Míos e iré Personalmente, a llevar a cabo lo que estáis deseando de corazón para salvar, alimentar e instruir a las almas de vuestros hermanos. YO todo lo puedo hacer a través de vuestros deseos.

Así como alguna vez os dije que aquél que tuviera un mal deseo hacia alguien, estaba pecando realmente en su corazón; también ahora os digo que aquél que tenga un buen deseo en su corazón, será Bendecido.

Mientras más trabajéis con el amor de vuestros deseos, Yo más pronto cambiaré la faz de la Tierra. La Fé en vuestros deseos unirá a todos los pueblos de la Tierra.

Padre, por tu Infinita Bondad te ruego que les des pan para su cuerpo y para su alma, a mis hermanitos que lo están necesitando. Y dáselos junto con el Don del Espíritu Santo, para que se unan a nosotros en el Círculo de la Perfección. Amén.

El Amor NO tiene límites NI fronteras y los deseos sinceros y amorosos de vuestro corazón, tampoco. Usad de éste instrumento de amor que os doy para que Me ayudéis a levantar al género humano a la condición de hijos de Dios, para que todos como hermanos podáis, por fin, ser Mi Rebaño y Mi Pueblo Bendito.

Porque YO Jesucristo vuestro Salvador, he abierto Mis Carnes por vosotros, he donado Mi Corazón. Dí hasta la última Gota de Mi Sangre por vosotros. Me di por completo para que pudierais tener paso a la Gloria.

Mis pequeños, Me duele mucho el pecado del hombre, pero más, el Abandono en el que Me tenéis.

Mientras estuve sobre la Tierra, cada segundo era para vosotros, para vuestra salvación, para vuestra vida, para la misión de cada uno de vosotros. Mi Oración NO cesaba de día y noche, Mi Donación era completa por vosotros, Mi Vida, desde antes de venir, ya estaba donada a Mi Padre por vosotros.

Os conozco perfectamente a cada uno de vosotros, a cada uno de vuestros hermanos en todos los tiempos. Ya estabais en Mi Pensamiento, ya estabais en Mi Corazón en todo momento. Sabiendo Yo las necesidades del hombre, vuestras imperfecciones, vuestra pequeñez, vuestro pecado,

Me donaba en cada segundo de Mi Vida por vuestra salvación, pero sobre todo para que regresarais a Mí, que rompierais ése vínculo maligno en el cual vuestros Primeros Padres se introdujeron, al negar la Divina Voluntad de Mi Padre en su vida.

Ellos se alejaron de Él, NO quisieron obedecerle más, prefirieron otros caminos creyéndose autosuficientes, y cometieron el gran error de romper ésa relación Divina y cayeron.

Vosotros estáis padeciendo ése error humano y debéis regresar a ésa unión Divina con Mi Padre y para eso fui enviado Mis pequeños, para que aprendierais cómo hacerlo.

Os he dejado Mis Enseñanzas, las tenéis al alcance de vuestra mano, pero solamente debéis poner vuestra voluntad en buscar y en hacer lo que os he dejado, con amor y con mucho gusto, NO obligados.

Debéis poner vuestro empeño en apartaros de todo aquello que rompe el vínculo Divino con vuestro Dios.

Yo he venido a ayudaros a que os acerquéis a Mi Padre, que es vuestro Padre. Pero tenéis que poner todo vuestro empeño para apartar de vuestra vida todo aquello que daña ése acercamiento del hombre para con su Padre, que es vuestro Dios. NO os podéis acercar a Él con vuestras vestiduras rotas y sucias, que así es como os deja el Pecado.

Cuando ponéis de vuestra parte para luchar contra vuestro propio “yo”, que es vuestra propia maldad, negligencia, cobardía, flojera y tantos otros vicios y maldades que tenéis, a los cuales debéis eliminar de vuestra vida. Cuando empezáis a hacerlo y Me pedís ayuda para que lo logréis, ahí estaré Yo vuestro Hermano y vuestro Salvador.

Ciertamente NO podéis solos en ésta tarea tan fuerte que es la de eliminar lo malo de vuestra vida, porque Satanás continuamente os está acechando y quiere vuestra destrucción eterna.

Cuando ve un alma que trata de buscar la Luz, seguirla y NO dejarla, los ataques son más fuertes y por eso es que debéis pedir la Perseverancia, Virtud grande para aquellos que buscan la perfección.

No debéis claudicar en el camino, aún a pesar de los ataques de Satanás, que se verán acentuados cuando tratéis de buscar ésa Luz que os asegurará vuestro futuro Divino y el de muchos de vuestros hermanos. Estáis llamados a la Divinidad en el Reino de los Cielos.

NO sois Divinos, estáis buscando la Divinidad que os santificará. Estáis Conmigo, tenéis Mi Vida, tenéis Mi Ejemplo, tenéis Mi Fuerza para vencer los ataques de Satanás. NO os apartéis de Mí, NO os apartéis de Mi Madre, éstos son los momentos del Triunfo de los Sagrados Corazones, de la Verdadera Vida que se va a dar sobre la Tierra.

 Es el Amor de Mi Madre que tanto ha Intercedido por vosotros, que ha detenido Mi Mano Justiciera para que NO caiga ya sobre vosotros. Ella ha detenido el tiempo de la Gran Prueba agradecédselo, pero NO puede pasar más tiempo… HA LLEGADO el Instante en que Mi Mano Justiciera caerá sobre la Tierra…

Pero vosotros los que estáis Conmigo, que ya habéis logrado vencer en vosotros la maldad satánica, SERÉIS PROTEGIDOS. Eso tenedlo por seguro, NO se puede dejar de tomar en cuenta tanta lucha que hicisteis en lo particular, para salir adelante

Y además para ayudar a tantos hermanos vuestros que están en el Mal y que les ayudasteis con vuestra Oración, con vuestra Donación, sacrificios y penitencias, como Yo Mismo las llevé a cabo para ayudaros a vosotros en vuestra salvación.

Yo os lo dije: el que quiera venir en pos de Mí, que tome su cruz y tendrá que padecer lo mismo que Yo, vuestro Maestro, padecí por vosotros.

Ahora estáis ayudando a vuestros hermanos y estaréis sufriendo lo mismo, ciertamente en menor grado de lo que Yo sufrí, pero también tendréis el gozo de regresar al Padre, a vuestro Padre, a vuestro Dios y Creador.

Y ése será vuestro regalo y Me lo agradeceréis Mis pequeños, porque tomasteis Mis enseñanzas y las hicisteis vuestras.

Venid pues y caminaremos juntos. NO estáis solos, NO estáis abandonados, tenéis la Protección del Cielo en estos momentos fuertes de Tribulación. Haced lo que tenéis qué hacer, como Yo lo hice por vosotros.

 Yo os he dicho que aquél que quiera venir en pos de Mí, tome su cruz y Me siga. Sí, Mis pequeños, Yo el Hijo de Dios Eterno, Jesucristo el Salvador, tomé presencia humana para poder enseñaros todo lo que debías vosotros seguir.

Os dije que aquellos que vinieran en pos de Mí, sufrirían. Sufrirían porque NO sois del Mundo. Porque todos aquellos que son del Mundo, están con Satanás. Pero los que Me siguen NO son del Mundo, vienen a Mí y son atacados por el Mundo.

Ciertamente os volvéis raros, diferentes al pensamiento del Mundo, porque Me estáis viendo a Mí vuestro Dios. Porque estáis siguiendo Mis Enseñanzas, Mi Vida y esto NO le gusta al Mundo, NO le gusta a Satanás.

Tomaréis una cruz pesada. Pero estando Conmigo, YO os la voy aligerar. Sufriréis escarnios, blasfemias, ataques… Sufriréis por Mí, por vuestro Dios y por dejar Mi Amor, como Yo también lo dejé en la Tierra. Sufriréis por vuestros mismos hermanos que han preferido el Mundo o se han dejado tomar por Satanás.

Sufriréis porque sois buenos, porque sois ejemplo bueno para el Cielo y sois ejemplo vivo de que Yo Vivo en vosotros. Pero vuestra sola presencia moverá a otras almas a la conversión. Satanás NO quiere éstas almas en su Mundo, en su reino, porque él es el Príncipe de éste Mundo y ataca todo aquello y a TODOS aquellos que siguen Mi Doctrina y Mi Amor.

Cuando seáis atacados, cuando se os blasfeme en Mi Nombre, seréis benditos. Recibiréis lo mismo que Yo recibí, ataque, dolor, quizá hasta muerte, pero también recibiréis la Gloria Eterna y estad alegres por ello Mis pequeños, porque vosotros sí estaréis seguros de lo que recibiréis por el Dolor que estaréis recibiendo en el Mundo.

Recibiréis Mi Reino por el dolor tan grande de dejar Amor en la Tierra y así como Yo fui glorificado por Mi Padre, vosotros también seréis glorificados por Mí, vuestro Hermano y vuestro Dios.

ORAD, orad por aquellos que os atacan, por aquellos que NO quieren ver virtud y amor entre ellos, especialmente en vosotros y los que están con vosotros. Ellos viven en el Pecado y se sienten señalados por vuestra virtud y vuestro amor. Y por eso se sienten mal y os atacan y os quieren hacer a un lado.

Orad por ellos, porque ellos son los que realmente necesitan más de Mí, de vuestra Oración y de vuestra Donación. Vosotros estáis Conmigo, vosotros sois los hijos consentidos. Yo quiero que vosotros pidáis por ellos, que NO son todavía hijos consentidos.

Que NO son ésos hijos en los cuales Yo puedo confiar y que muchas veces son traidores a Mi causa, a la causa de la salvación de la humanidad.

Alegraos, Mis pequeños los que estáis Conmigo, porque grande será el premio en el Reino de los Cielos, pero os vuelvo a repetir: ORAD, ORAD, ORAD por vuestros hermanos que os atacan, porque todavía NO saben lo que es realmente vivir el verdadero Amor que Yo os he enseñado. Gracias, Mis pequeños. Yo os Bendigo y os pido que llevéis Mí Amor a todos los vuestros.

Yo os Bendigo, como Padre, como Hermano, como Amor y Vida y os dejo Mi Paz y Fé profundas en vuestro corazón

Yo os amo infinitamente y os Bendigo, en el Nombre de Mí Padre Eterno, en Mí Nombre, Vuestro Salvador Glorioso y en el del Amor Derramado y Purificador del Espíritu Santo.

http://diospadresemanifiesta.com/

R105 MADRE DE LA MISERICORDIA


MARZO 26 2017 10: 45 AM

La Paz de mi Señor esté con todos vosotros, mis muy amados hijitos.

Hijitos, muy pronto la Humanidad comenzará a sentir el Rigor de la Justicia Divina. El Cielo junto conmigo intercede por la humanidad, para que estos días de Purificación que se aproximan, os sean llevaderos y ninguno de los Hijos de Dios, se pierda.

Estad pues mis pequeños listos y preparados, porque todas las Profecías que os hemos enviado a través de todos nuestros Instrumentos en las diferentes épocas, están por cumplirse. El Cielo y la Tierra pasarán, más la Palabra de Dios nunca pasará.

 La Palabra de Dios es Camino, Verdad y Vida, que tiene vigencia en todos los instantes del acontecer humano.

¡Oh, cuántas naciones van a desaparecer, por NO haber querido acogerse a la Misericordia de Dios y por haber hecho caso omiso a los llamados del cielo! Os hago un llamado Naciones impías:

 VOLVED A DIOS, antes de que su Santa Justicia se descargue sobre vosotras.

¡Parad de pecar y de transgredir las Leyes Divinas!

Retomad la senda de la salvación, porque están llegando los días de vuestro Juicio y SI continuáis apartadas de Dios, Su Santa Justicia os va a desaparecer de la faz de la Tierra!

¡Oh Naciones qué le habéis dado la espalda al Dios de la Vida, mancillando sus Preceptos y estableciendo leyes que van en contra de natura os digo: vuestros días están Contados, Pesados y Medidos!

La Creación de mi Padre clama Justicia por todos vuestros ultrajes y maltratos. Muy pronto todos sus Elementos se revertirán contra vosotras naciones impías y NO VA A QUEDAR PIEDRA SOBRE PIEDRA…

 NI recuerdo alguno de vosotras. La Furia del Mar va a azotar y a desaparecer a muchas naciones, que se han rebelado contra Dios. El Gemir de la Tierra hará que en muchos lugares ésta se abra dejando ver sus entrañas. Ciudades y poblaciones, sucumbirán por la Furia de la Naturaleza.

Convoco a mi Ejército Mariano para que oremos juntos y pidamos al Padre Celestial, por aquellas naciones donde el Pecado y la Maldad se han acrecentado.

Hijitos, MUCHO DOLOR se aproxima y la inmensa mayoría de la humanidad continúa aletargada. Los Días de Justicia Divina están por comenzar y van a coger a muchos, pecando y pecando. ¡Pobres criaturas cuando despierten, será muy tarde para ellas!

¡Hago un LLAMADO URGENTE a los habitantes de la nación de la Estrella Solitaria, dejad de pecar y volved a Dios! Abolid las leyes que favorecen el Aborto, la Ideología de género y el ‘Matrimonio’ entre parejas del mismo sexo, porque esto es ABOMINABLE  a los ojos de mi Padre y va a hacer que su Santa Justicia, se descargue contra vuestra nación.

Vuestra nación hijitos corre peligro de DESAPARECER, porque le habéis dado la espalda al Dios de la Vida. ¡Oh mi nación chilena, DESPERTAD! ¡Porque de seguir como vais, el Llanto y el luto se apoderará de vuestros hijos!

¡América Continente de la Esperanza, es hora de qué os recojáis en Oración, Ayuno y Penitencia, porque se acerca el Juicio a las Naciones!

Acordaos que de vuestra Tierra saldrá la Semilla de la Libertad que se esparcirá por todo el Mundo.

La Luz que guiará el destino de muchas naciones y PREPARARÁ el Camino para el Regreso Triunfal de mi Hijo. Bendita Tierra que mi Padre se ha elegido como su heredad.

¡Despertad pues habitantes de América y encended la Llama del Amor, la Fé y la Esperanza!

¡Para que iluminéis la Oscuridad espiritual en que yace, la inmensa mayoría de las Naciones!

Que la Paz de mi Señor, inunde el corazón de América

Vuestra Madre, María Rosa Mística

Dad a conocer mis mensajes, a toda la humanidad

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

28 DE MARZO DEL 2017

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

Como el Sol ilumina la Tierra, así en mi Corazón acojo a TODOS los hombres.

En Mi Amor encuentro a cada uno de ustedes por los que intercedo ante Mi Adorado Hijo. Cada uno tiene que mantener el pensamiento centrado en cuanto el Cielo le solicita, para que NO se desvíen NI confundan.

El Devenir de la Humanidad se encuentra pendiendo, del proceder del mismo hombre.

Para guiarles en el correcto proceder, vengo a ustedes como Madre de la Misericordia. Tomen mis Manos, les llevaré a puerto seguro.

En cuanto me Necesiten, Llámenme. Si se sienten solos, Búsquenme…

Soy Reina y Madre de la Humanidad, Amparo de los desvalidos, Abogada de la Humanidad.

Es necesario que penetren en Mi Corazón Materno, para que se imprima en ustedes el Amor, la Entrega y la Obediencia a la Voluntad del Padre… Y así acompañen a Mi Hijo en la Preparación de la Semana Mayor.

Deben superar lo que en ustedes es causa de mayor detente en el camino espiritual. Lo que les ata y les interrumpe el acercamiento al Despertar del espíritu.  Hijos, es necesaria la comprensión espiritual, ante un hombre que NO medita en sus acciones. ES necesario el Abandono en la Voluntad Divina.

En ocasiones, Mi Hijo les conduce por caminos que para ustedes son inesperados. Siendo cuanto acontece, Prueba para llevarles a Madurar. El hierro se templa en el Fuego…

LOS  HIJOS DE DIOS, EN LA PURIFICACIÓN DE LA HUMILLACIÓN

El Pueblo de Mi Hijo camina unido en todo Instante, a sabiendas de que el Enemigo del alma se mantiene luchando por descubrir en ustedes, el mínimo pensamiento contrario a la Voluntad Divina, para valerse de ello y separarles del Camino.

NO deseo que sufran, NO deseo que padezcan por continuas caídas. Por ello, Fortalézcanse continuamente siendo sinceros ante cuanto les falta, para ser mejores hijos de Dios.

Amados hijos, sean criaturas de Paz en medio de tanta discordia que guarda la Humanidad. Y cuando Oren por una intención, manténganse en Paz. De esa forma la Oración es acogida con mayor prontitud.

Amados hijos, en este Instante deben abrir el corazón a la explicitación de la Palabra de Mi Hijo, para que caminen seguros, creciendo espiritualmente dentro del Amor y la Unidad, descubriendo a Mi Hijo en el hermano.

Sufro ante tanta criatura humana vacía, viviendo por inercia sin ningún valor. Despreciando la Palabra Divina y acogiendo las falsas filosofías. Y es que la Palabra Divina es el Gran Misterio que el hombre debe descubrir en el Amor.

Hijos, sería fácil para el hombre caminar con evidencias de todo su acontecer espiritual… Pero el hombre tiene que OFRECER a Dios UN SACRIFICIO de Obediencia y Discernir, porque el Mal NO se expondrá claramente delante de cada uno, para que le descubran como Mal que ES.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado: Existe tanta herejía en el Mundo que Mis hijos son constantemente oprimidos por la Cizaña, para desanimarles, agobiarles y llevarles a la turbación.

Quienes de Mis hijos vivan en la holgazanería, mayormente se encontrarán expuestos a la Tentación. La criatura debe ser afanosa y mantenerse unida constantemente a Mi Hijo, para que las buenas obras NO descarrilen el pensamiento NI lleven el corazón lejos de la Paz y la Fraternidad.

Amados hijos: ¡Cuán grande es el Amor Divino por ustedes que NO DETIENE Su constante Llamado para que NO se pierdan en la vileza de lo mundano! El Mal se encuentra sediento de Mis hijos y siendo poseedores de falsa ciencia, la soberbia arde en ellos, viven hinchados de soberbia.

Por ello, aquellos hombres que Desprecian a Mi Hijo, desean honores que NO les corresponden. SON portadores de Soberbia, se hinchan de Orgullo y NO conocen la compasión para brindarla a sus hermanos.

Ustedes sean la Diferencia, NO se confundan, sean la criatura que cambia, que se convierte, que vive en Espíritu y Verdad.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado:

Cada palabra exhalada por Dios es Eternacomo el acto de la Palabra Divina es Eterno y el hombre finito. Así necesita la criatura humana la Guía para que avance, emergiendo constantemente de entre lo que le ata para encontrar la Libertad de sí misma, libertad de su propio “ego” que se Fusiona con su Señor y su Dios.

El Poder Infinito ahonda en el poder finito del hombre y le lleva a entender que cada acto humano posee su efecto dentro de la Infinitud de la Creación. Ustedes tienen que ser criaturas que emanen el Bien y enlacen un Efecto Multiplicador hacia todas las criaturas para que la buena voluntad del hombre reproduzca el Bien.

Amados hijos, en este Instante el Mal ha sumido a la Humanidad en una multiforme variedad de aparentes necesidades para vivir. Estas dependencias del hombre, son las Estrategias del Mal para encadenar a la Humanidad a un obrar y actuar fuera de la Voluntad Divina.

Y cuando el hombre NO posea esas aparentes necesidades, la Humanidad será implacable y se levantarán Pueblo contra Pueblo, Nación contra Nación y hombre contra hombre, sin miramientos. La Humanidad será irreconocible.

EL DEMONIO PERSIGUE A MIS HIJOS…

ÉSTE COLOCA CUANTO SE ENCUENTRA A SU ALCANCE

PARA DEFORMAR EL PROPÓSITO DIVINO EN CADA UNO DE USTEDES.

Ante el Instante de los instantes, su lucha es mayor y Mis hijos más atacados.

Ante este proceder del Mal, ustedes deben redoblar el obrar y el actuar con DISCERNIMIENTO, siendo ante todo portadores del Amor de Mi Hijo.

CADA UNO DE USTEDES ES UN DISCÍPULO

UN TESTIMONIO, UN SEGUIDOR DEL MENDIGO DE AMOR

Y A SU SEMEJANZA, DEBEN PERMANECER FORTALECIDOS PARA LOS INSTANTES EN QUE LA FE LES SEA PROBADA.

Amados hijos, la Atmósfera sufrirá cambios repentinos en su estructura producidos por el Sol… Y serán visibles al ojo humano.

No solo el Sol afecta al hombre con mayor fuerza en este Instante, sino la Luna posee mayor influencia sobre la Tierra y el hombre.

Prepárense, hijos Míos. Sean creaturas de Amor, revisen el obrar y actuar…

Y conoceremos el LUGAR (en el Purgatorio o en el Infierno) que nos correspondería eternamente, si nuestro Juicio fuese el definitivo…

NO olviden que serán llevados a MIRARSE tal cual son.

Oren hijos Míos, oren por Estados Unidos, el poder enaltecido de esa nación es causa de su propio mal.

Oren hijos Míos, oren por la Humanidad que Padece y padecerá con gran dolor los efectos de un nuevo virus.

Oren hijos Míos, oren por Francia, el Terror sale a la vista de todos.

Amados hijos de Mi Corazón Inmaculado, NO miren de lejos cuanto acontece en la Naturaleza, NO pasen desapercibidos los cambios en el Clima.

El hombre debe mantenerse vigilante ante los Signos de este Instante; en donde todo lo que rodea al hombre, le HABLA para que el hombre salve el alma.  

ACOJAN LA DEVOCIÓN A NUESTROS SAGRADOS CORAZONES.

Les Bendigo con Mi Amor Materno.

Mamá María.

http://www.revelacionesmarianas.com/

A58 EL AMOR DE FUSIÓN


00dios-PADREHijitos Míos cuando estáis débiles, fácilmente las enfermedades atacan a vuestro cuerpo. Debéis tomar medicamentos para que la salud de vuestro cuerpo se equilibre nuevamente y regreséis a la salud, la que todos buscáis para sentiros bien y seguir haciendo vuestro trabajo y cumplir con vuestras obligaciones de estado.

También en lo espiritual, hay enfermedades y también a veces muy graves, Mis pequeños. Si vosotros no os alimentáis correctamente, si vosotros no cumplís con lo que debéis cumplir para que vuestra alma esté protegida. Y sobre todo, fuerte para resistir a las enfermedades que son los ataques de Satanás, sucumbís y os enfermáis.

Hay enfermedades muy graves, en donde se ataca Mi Obra, Mis Palabras, Mi Ejemplo y aún Mi Existencia, Mis pequeños. Aún a pesar de todo lo bello que veis a vuestro alrededor, de todo lo Creado, muchos piensan todavía que es obra de la casualidad, que es obra de la evolución e inventan tantas teorías para tratar de explicar lo que no es explicable y que es una realidad: que Yo vuestro Dios y Creador, os lo di para vuestro bien.

mente opresion obsesion

Pero hay tantas otras enfermedades Mis pequeños, que os atacan y os llevan a la enfermedad espiritual. Os engañan y os apartan del verdadero camino… Y esto es, porque no estáis vosotros fuertes espiritualmente.

Vosotros, en lo humano, os alimentáis correctamente y vuestro cuerpo está bien alimentado y está fuerte para luchar contra las enfermedades, que continuamente os están atacando. Hay microbios a vuestro alrededor que continuamente os atacan, pero si vuestro cuerpo está fuerte, no pueden haceros daño.

En vuestra alma, es lo mismo, Mis pequeños, los ataques de Satanás, las tentaciones, vuestra debilidad espiritual, vuestros deseos impuros, vuestras fallas personales, críticas, ataques contra vuestros hermanos, infinidad de pecados y de faltas que vosotros cometéis, éstas son vuestras debilidades.

mundo enfermo

Pero vosotros bien podríais defenderos de ellas, acudiendo a los Sacramentos, acudiendo a actuar en las Virtudes y en el amor hacia vuestros hermanos. Si vosotros NO ponéis de vuestra parte Mis pequeños, Yo NO os puedo obligar. vosotros tenéis el Libre Albedrío y podéis actuar como queráis.

Podéis estar en el Bien y estar sanos, tanto de cuerpo como de alma. Pero también podéis escoger vivir en el Mal y el Mal también acabará con vosotros, con vuestra salud de cuerpo y de alma, con vuestras acciones y de todo aquello bueno que Yo os podría dar. Pero que NO recibís, porque os alejáis de Mí.

Sabéis que cuando estáis Conmigo, Yo Me derramo en Bendiciones continuamente; porque vuestro corazón, vuestro ser, vuestro pensamiento, todo lo tenéis hacia Mí, lo tenéis dirigido hacia Mi Divina Providencia y Voluntad.

Cuando NO os alejáis de Mí, Yo os estoy cuidando… Estoy protegiendo lo vuestro, lo material, lo espiritual, vuestra familia, TODOS vuestros intereses.

Pero si os alejáis de Mí y no Me tomáis en cuenta para vuestra vida y para todo lo que hacéis en vuestra existencia, entonces quedáis a merced de los poderes malignos.

Sabéis que Satanás es el Príncipe de éste Mundo y él continuamente os está atacando, así como os atacan los microbios, virus y demás males en vuestro ser que os están enfermando; pero si vosotros NO os protegéis en lo espiritual, también vuestra alma va a sucumbir, vuestro cuerpo va a sucumbir.

Todo aquello que vosotros hacéis, ya sea en vuestras cosas materiales, vuestro trabajo, vuestros intereses, NO van a estar protegidos por Mí, porque NO Me los estáis poniendo en Mi Corazón, NO los estáis poniendo a Mis Pies.

¿Cómo queréis que todo os salga bien, cuando vosotros mismos NO estáis buscando ése Bien? NO Me lo estáis pidiendo, NO estáis pidiendo Mi Ayuda, Protección, Cuidados. NO Me estáis pidiendo a Mí, que os dé los Consejos necesarios para que vuestra vida y todo lo que tenéis en vuestra vida vaya en el Bien.

Vosotros mismos estáis cerrando las puertas a ése Bien porque NO Me estáis tomando en cuenta.

Tened esto presente Mis pequeños, para que NO Me echéis la culpa de vuestros males, cuando vosotros mismos los estáis acarreando, porque NO estáis pidiendo Mi Protección NI Mis cuidados.

Hijitos Míos, NO todo debe ser tristeza en estos Tiempos, os he dicho que ESTE ES UN MOMENTO EN LA HISTORIA DE LA HUMANIDAD, en el que todo tiene que cambiar, pero para mejorarse, Mis pequeños.

Y eso es lo que debéis tener en vuestra mente y en vuestro corazón.

Es muy diferente hablar por ejemplo, de una guerra o de desastres en donde después de éstos, vosotros tenéis que reconstruir, tanto vuestro corazón como todo lo destruido en lo material. Porque quedan rencores después de una guerra, queda malicia por toda la Maldad que se desarrolló y  YA NO os veis como verdaderos hermanos.

En cambio ahora Mis pequeños, con esta Purificación que tendréis, será para un Cambio espiritual y aún físico, que os va a convenir que lo paséis, porque será bellísimo Mis pequeños y será un regalo muy grande de Mí vuestro Dios, hacia vosotros, por haber perseverado en el Bien.

Vuestras capacidades físicas e intelectuales crecerán, NO os imagináis cómo Mis pequeños. Entonces NO os pongáis tristes por lo que vaya a suceder, puesto que lo único que ganaréis de todo esto, va a ser un crecimiento espiritual tremendo y unas capacidades físicas también tremendas.

Mis pequeños, TODO CAMBIO DUELE, especialmente porque estáis muy arraigados a vuestra forma de ser, a vuestra vida, a todo lo cotidiano, a todo lo que vosotros hacéis cada día.

Al caer en cuenta de que todo eso que vosotros veis a vuestro alrededor de todos los días, se está haciendo mal… Y porque vosotros ya estáis cansados de ése Mal, Me habéis pedido de todo corazón, que todo cambie.

 OS HE ESCUCHADO. He escuchado a las almas que Me han pedido sobre todo, por el fin de las injusticias y de la Maldad que os rodean.

Soportad pues Mis pequeños, la Prueba y OfrecédMela como Mi Hijo Me ofreció Su Vida entera y aún Sus últimos momentos sobre la Tierra. Con ésos dolores inmensos que os dieron Vida a cada uno de vosotros y os abrieron las puertas del Paraíso que estaban cerradas.

En Mí vuestro Dios, todo debe ser alegría, aún en el Sacrificio, en el Dolor y en los Cambios que Yo permita en vuestra vida. Aunque os duela, Mis pequeños, agradecédMelo.

Porque un Bien inmenso ha de renacer de entre los escombros. Y son los ESCOMBROS de vuestro ser lo que quedará a un lado…

Y vendrá el nuevo ser en cada uno de vosotros, que será bellísimo, os lo aseguro.

Gozad pues, éstas Palabras que os deben traer mucho Aliento y gran vida, para que vosotros podáis pasar éstos momentos difíciles, con un gozo interior que os estará dando precisamente, ése deseo que tenéis cada uno de vosotros en vuestro corazón.

Que es el cambio tan necesario para que podáis alcanzar la santidad y que gocéis de todo lo que Yo os he venido prometiendo desde hace muchos años.

Os bendigo, Mis pequeños y Gozad Conmigo éste cambio tan benéfico para todo vuestro ser. Daos Mis pequeños, ese regalo espiritual tan grande que Yo necesito de vosotros; pero que vosotros al realizarlo, gozaréis tremendamente.

Cuando un alma se suelta totalmente a Mi Voluntad, ciertamente Yo la utilizo para el Bien y sobre todo, para crecimiento espiritual de ella misma y para el de muchas otras almas.

Cuando vosotros habláis de vuestra Donación, muchas veces NO sabéis lo que decís. Ciertamente se sufre cuando estáis Conmigo; pero por otro lado, también gozáis inmensamente. Porque el servir a vuestro Dios, os llena de una alegría mística, espiritual, bellísima.

Es cuando el alma se acerca íntimamente con su Creador, con su Padre.

Vosotros os estrecháis fuertemente a Mí, vuestro Dios, a Mi Divinidad. Gozáis lo que estáis haciendo y aunque sufráis, estáis contentos. Porque la Unión Mística os va a recompensar también vuestros dolores, vuestros sufrimientos.

Al estar Conmigo, ciertamente ésos dolores inmensos NO se sienten. Prácticamente esa es la UNIÓN que quiero que tengáis Mis pequeños. Una unión mística, una unión íntima Conmigo, con vuestro Dios.

Que estéis tan unidos en tal perfección, que en cualquier cosa que hagáis, cualquier cosa que digáis, en todos los momentos del día y en aquellos momentos en que estéis conscientes, NO os apartéis de Mí y así gozaremos los Dos.

Pero el hecho de que Me hagáis gozar a Mí vuestro Dios… ésta es una Gracia tremenda, que concedo a algunas almas que ya están unidas íntimamente a Mí. Y ése Gozo realmente Me atrae mucha alegría.

 Y Yo Me derramo en Bendiciones sobre el alma que Me está dando la Oportunidad de gozar lo que vosotros hacéis por Mí.

Pero también Me derramo en Bendiciones sobre todas aquellas almas que vosotros ponéis en Mi Corazón por sus necesidades, físicas, espirituales, económicas, de lo que necesiten, Mis pequeños.

Yo Soy vuestro Dios y PARA MÍ NO HAY IMPOSIBLES, Yo os puedo conceder lo que vosotros queráis, siempre y cuando sea para vuestro Bien, vuestro Bien espiritual.

Aunque veáis a vuestro alrededor muchas dificultades, tensiones, guerras, muertes; vosotros estáis Conmigo, Me estáis sirviendo y mientras más profundamente Me tengáis en vuestro corazón, más Paz tendréis en ésos momentos de dificultad.

Podréis discernir mejor los Acontecimientos. Os moveréis mejor entre todo lo que esté sucediendo a vuestro alrededor… Podréis hacer grandes cosas, porque Me estaréis viendo a Mí, vuestro Dios.

Mientras tanto, una gran mayoría de vuestros hermanos se estará debatiendo en todo lo que les pueda suceder y esto les evitará el estar Conmigo. Me harán a un lado o NO Me tomarán en cuenta.

Vosotros NO estáis solos en la Tierra, vosotros NO estáis solos en la Misión que os he encomendado. Debéis estar perfectamente unidos a Mí, Mis pequeños.  Y al estar así unidos, Me estaréis compartiendo NO solamente vuestra vida, sino la de todos vuestros hermanos, para los cuales vosotros intercedéis continuamente.

No dejéis Mis pequeños, la Oración en ningún momento, PASE LO QUE PASE. En todo momento deberemos de ser Yo y ustedes.

En todo momento deberá haber una vida íntima de unión entre Padre e hijos, NO lo olvidéis, Mis pequeños. Los ataques que tendréis serán muy fuertes…

Y especialmente, si NO estáis Conmigo, NO podréis salir adelante solos. Del tiempo que os queda de misión aquí en la Tierra, deberéis luchar Conmigo, Yo os voy a dar todo lo necesario para que salgáis victoriosos, pero NO Me hagáis a un lado Mis pequeños, en ningún momento.

No dejéis que Satanás se meta en vuestra vida por alguna grieta espiritual… Y con esto os quiero decir que vosotros NO Me hagáis a un lado por momentos largos. Sé que el hombre se distrae demasiado con las cosas que le rodean o con sus pensamientos vanos.

 Tan pronto todo esto se os presente, ELIMINADLO de vuestra vida, para que quedemos nuevamente Yo con vosotros.

Hijitos Míos, que éste Tiempo de Prueba que se viene para toda la Humanidad, sea de Unión y NO de separación. Ciertamente, tendréis la oportunidad de ayudaros los unos a los otros, para que os unáis como Una Sola Familia…

Y agradecédMelo, Mis pequeños. Porque en estos momentos, estáis muy separados los unos de los otros y TODOS vosotros muy separados de Mí, vuestro Dios.

Estáis haciendo lo que cada uno de vosotros quiere hacer. Mis Leyes, Mis Decretos, Mi Voluntad, YA NO los tomáis en cuenta, YA NO estáis buscando con ellos vuestra perfección.

Estáis haciendo lo que a cada uno de vosotros os conviene. NO Me pedís ayuda, NO Me pedís Mi Consentimiento, NO Me pedís que Yo os guíe en lo que sea que hagáis, Mis pequeños.

Vosotros NO ESTÁIS SOLOS,  NO vinisteis solos a la Tierra. Yo permití que vinierais, para daros la oportunidad de crecer espiritualmente, para ayudarMe en la Redención de vuestros hermanos que necesitan vida espiritual y para que pudierais regresar nuevamente al Reino de los Cielos, después de haber vivido por Mí y para Mí.

Y de esta forma, subir a niveles espirituales muy altos en el Reino de los Cielos y todo porque Yo os permití tener vida. Vida humana para poder servirMe, como Mi Hijo Me sirvió.

Tanto os repito esto Mis pequeños y ES para que vosotros entendáis la Gracia tan grande que es el tener el Don de la vida y venir a trabajar aquí en la Tierra para Mí, vuestro Dios.

Ciertamente cuando regreséis ante Mí y viváis eternamente Conmigo, que así lo quisiera de todos vosotros; es cuando os daréis cuenta de todas estas realidades humanas y espirituales que tenéis, con que habéis sido dotados, Mis pequeños.

Pero NO os ponéis a reflexionar la grandiosidad de Mis dones hacia cada uno de vosotros y esto, os repito, porque vivís muy ensimismados en vosotros mismos, en vuestros intereses y haciendo vuestra voluntad.

Al hacer vuestra voluntad, primeramente NO todo os sale lo más perfectamente posible que pudiera salir, porque Me hacéis a un lado de vuestra vida y la perfección solamente puede salir de Mí. 

Cuando vosotros vivís para vosotros mismos; TODO lo que vosotros hacéis ya sea espiritual, físico, intelectual, va a dejar mucho qué desear. Las almas que se unen perfectamente a Mí, saben de éstos regalos que Yo Concedo, que les perfecciona su vida, sus capacidades y su trabajo.

Cuando vosotros NO os acercáis a Mí; para que todo lo que hagáis, NO solamente os sirva a vosotros sino a vuestros hermanos, NO dará el Fruto que debiera dar.

Debéis ser los Cristos de éste tiempo, os lo pido mucho, Mis pequeños…

Y el ser Cristos, es una DONACIÓN TOTAL a Mí. Con una donación muy profunda, amorosa, primeramente para servirMe a Mí y después, para servir a vuestros hermanos.

Entended que vuestra misión es de Amor, es de Donación y es el de Respeto a Mi Voluntad.

Meditad, Mis pequeños y pedidMe Sabiduría Santa, para que podáis entender todo esto que os doy.

Apartad para Mí el estar en Intimidad Conmigo, al menos un ratito al día o en la noche. Pero que estemos solos Conmigo, con vuestro Dios; para que tengamos ése intercambio de Conocimiento, de acciones y de Dones con los que Yo os voy a hacer crecer y a regalar para estar Conmigo… Y por estarMe sirviendo a Mí, salvando almas de vuestros hermanos.

Os repito, quiero que entendáis esto perfectamente, porque cuando regreséis al Reino de los Cielos lo entenderéis; pero ya será demasiado tarde.

Y veréis TODO lo que desperdiciasteis por NO haber entendido NI hecho caso a Mis Palabras. Ciertamente NO os voy a reprender, vosotros mismos os vais a reprender, por NO haber aprovechado Mis regalos y Dones Divinos en vuestra vida.

Hijitos Míos, Yo Soy vuestro Dios. Mis pequeños, os cuido y os Protejo de todo Mal; pero el hombre se aparta de Mí. El hombre NO QUIERE seguir Mis Designios que le he marcado desde el Principio de los Tiempos.

La Gran Lucha que se dio en los Cielos, sigue ahora en la Tierra. Satanás sigue haciendo estragos en Mi Obra, bellísima y santísima que Yo creé para todos vosotros.

Satanás sigue destruyendo a las almas, a todo lo creado… Porque prácticamente NO HAY RESPUESTA POSITIVA de parte vuestra. Satanás podría quedar sin poder si vosotros estuvierais plenamente Conmigo y NO dejarais entrar en vuestro ser nada de su veneno con el que a vosotros os va destruyendo poco a poco.

Satanás es muy hábil. Se muestra a veces bondadoso y os va llevando poco a poco, por caminos equivocados y esa apariencia de bien os lleva realmente a un mal que os separa de Mí…

Y que os destruye desde muy adentro, haciendo que vosotros luego vayáis destruyendo el Bien, que también tienen vuestros hermanos.

Vosotros quedáis destruidos por su Maldad. Y además, OS VOLVÉIS INSTRUMENTOS DE SU MAL. Para seguir con esa Cadena de Muerte Espiritual entre vosotros.

Como os dije Mis pequeños, sois Mis hijos, sois Mi Creación y os Protejo y os Guío cuando vosotros os acercáis a Mí.  Y a veces, aún a pesar de vosotros mismos. Os cuido de Satanás, porque es más hábil que vosotros y si Yo NO os cuidara, os destrozaría completamente. 

Por eso os Aviso, Mis pequeños, que el Lobo con piel de Oveja ya está en su sitio, viene para destruiros, viene para causar un mal mundial, los gobernantes de las naciones lo han reconocido, están con él, lo apoyan, mientras él, os engaña.

Satanás, tomándolo como instrumento de su mal, dará pronto su último golpe, con el que quisiera destruiros, pero Yo estaré con vosotros y Mi Hija, la Siempre Virgen María, también.

El Cielo os protegerá, pero deberéis entender Mis pequeños, que en grave peligro estáis, si NO os protegéis con Mi Gracia, con Mi Amor, cumpliendo Mis Leyes y buscando el servirMe.

Mucha Maldad se va a desencadenar, Mis pequeños. Mucha Mentira saldrá de sus labios… Pero con su bondad aparente, os llevará al Error y muchos creerán estar haciendo el bien cuando realmente, estarán en contra de lo Mío.

Los gobiernos se apoyarán los unos a los otros y le darán su lugar, porque saben que es Instrumento de Satanás, respetarán su trabajo y lo apoyarán. 

Vosotros, los que estéis Conmigo, seréis perseguidos, porque querréis mantener la Verdad. Os daréis cuenta de la Mentira que saldrá de sus labios y de sus acciones…

Pero, por su apariencia trabajada, para dar una Benevolencia Aparente, hará que muchos se vuelvan contra vosotros, que estaréis en el Bien. El Mal irá cundiendo por todos lados… Se apoyarán vuestros hermanos en el Mal que de él brote, creyendo que es un Bien.

Mucho Error, mucha Falsedad, mucha Mentira se darán en estos Tiempos. Mucha sangre correrá, que Purificará todo lo afectado por Satanás a lo largo del Tiempo.

Muchas almas se salvarán por la Sangre Mártir que correrá, que unida a la de Mi Hijo, perdonará muchos pecados para la salvación eterna de éstas almas que lo necesiten.

La Maldad llegará a su culmen. Satanás se sentirá victorioso. Traicionará a los que lo han elevado, el Hombre de la Iniquidad, aparecerá y sentenciará a todos aquellos que traten de estar Conmigo, que cumplan Mis Leyes, que vivan en el Amor.

Será un tiempo de Gran Prueba Espiritual… Pero si habéis entendido Mis Palabras y Mis Lecciones, os acercaréis a Mí, Mis pequeños…

Y Yo os daré la Sabiduría Divina, para salir victoriosos de la Prueba y gocéis luego el gran regalo que tengo para las almas fieles y para las almas victoriosas. Ciertamente, unas regresarán al Reino de los Cielos; otras vivirán el Regalo de las Nuevas Tierras y Nuevos Cielos.

Orad Mis pequeños, para que NO sucumbáis en la Prueba. Para que viváis unidos a Mi Hijo que se dio por vosotros y que ahora os daréis por Él. Sois hermanos y os debéis apoyar mutuamente. Ahora es vuestro momento de alcanzar la santidad a la cual fuisteis llamados.

No temáis, Mis pequeños. Aún aquellos de vosotros que os tendréis que enfrentar directamente con Satanás y con sus instrumentos, ellos no tienen poder sobre Mí… Y como Yo os voy a proteger, por eso os digo que NO TEMÁIS. 

Satanás está vencido, Mis pequeños, pero todavía hará daño a algunos y, a otros, el daño que quisiera hacerles, se volverá Gracia Salvífica.

Que vuestra Oración Mis pequeños, se una perfectamente a la de Mi Hijo. Todo será Purificado y vosotros gozaréis el Cambio inmensamente y eternamente, porque este momento de la Historia, vuestra actuación, vuestro respeto y vuestro amor a Mis Leyes y a Mí, vuestro Dios, será recordado por todas las almas eternamente.

Y Yo vuestro Dios os coronaré, porque seréis almas que vencisteis en la Gran Lucha, en el Gran Cambio, en la Purificación de este Tiempo.

Es una gran oportunidad que os he concedido a vosotros, Almas de éstos Tiempos, para alcanzar un grado de santidad muy especial, NO lo desperdiciéis. Aprovechadlo en todo lo que podáis Mis pequeños…

Y como estáis llamados a la santidad, Orad en ése estado de santidad previo, aún por vuestros hermanos que se han vuelto hacia el Mal.

Os amo, Mis pequeños, y tengo un deseo especial de salvación por aquellas almas que están tan dañadas por el influjo de Satanás, SALVADMELAS Mis pequeños. Acercaos a Mí, para que Yo os diga cómo, pero salvádMelas.

Hijitos Míos, es mucha necedad vuestra el mantenerse en la Maldad. Tenéis la historia, conocéis los datos de cómo Yo cuidaba al pueblo escogido. Cuando estaban Conmigo, los llenaba de Bendiciones, era un paraíso para ellos.

Tenían todo, vencían en las guerras, gozaban aún de aquello que NO habían sembrado, gozaban de los bienes de los pueblos conquistados, era Mi Regalo cuando su fidelidad era total para Conmigo y Me daban Mi Lugar como Dios y Padre de ellos.

Pero también conocéis que cuando ellos Me traicionaban, cuando hacían su voluntad, cuando pecaban fuertemente en Mi contra…

Los Castigos se venían sobre su pueblo, sobre sus hijos. Su Maldad era castigada, hasta que se arrepentían. ¿Por qué NO aprendéis del pasado, Mis pequeños? ¿Por qué NO enmendáis vuestra vida?

Vosotros mismos lo podéis constatar a lo largo también de vuestra vida. Cuando os portáis bien con vuestro prójimo, cuando vuestras obras son buenas, cuando de vosotros sale Bondad y buscáis el bien de vuestro hermano, todo eso se os regresa en bendiciones…

Que son Mis regalos por vuestras acciones buenas. Pero tan pronto os apartáis de Mí y el Pecado es vuestra vida, también podéis constatar cómo Mi Gracia se aparta de vosotros y empiezan las desdichas…

 Que luego Me reprocháis, como si Yo os estuviera haciendo un daño, cuando realmente el Daño os lo estáis haciendo vosotros mismos; porque vosotros recibís en carne propia lo que vosotros le hacéis a vuestro hermano.  

Entended Mis pequeños y haced de vuestra vida un ejemplo de vida, que dé muchos frutos en vuestros hermanos, por el ejemplo que les deis. Por vuestras palabras, por el amor… Mi Amor que compartáis para con ellos.

 Vosotros NO podríais hacer ningún bien NI podríais transmitir el bien que transmitís, si NO Me abrieras las puertas de vuestra alma de par en par. Soy Yo el que trabaja en vosotros cuando actuáis en el Bien.

 Es Dios en vuestra vida, ¿Qué más quiere un alma que su Dios esté perfectamente actuando en la vida de aquellos que Me buscan, Me protegen y que quieren ser otros Cristos?

Aprended. Os repito, aprended de la Historia, aprended a ser buenos para que recibáis Mis Bendiciones en todo momento, NO solamente para vosotros, sino para vuestros hijos y para el Universo entero.

Gracias, Mis pequeños. Os Bendigo, Mis pequeños. Y os quiero cerca de Mi Corazón. De cualquier manera, Mis pequeños, os sigo esperando. Estoy con vosotros, os sigo Llamando y Soy paciente para vuestra respuesta.

Siempre estaré esperando por vuestro regreso, Soy vuestro Padre y vuestro Dios y siempre espero al hijo pródigo. Gracias, Mis pequeños. Os amo y deseo sólo vuestro bien.

Yo os Bendigo en Mi Santísima Trinidad, Padre, Hijo y Espíritu Santo.

http://diospadresemanifiesta.com/