Archivos de etiquetas: testimonio

E19 APÓSTOLES DEL AMOR


CRISTO REY

Cuando sois pequeños y os empezáis a relacionar con otros niños, en la escuela o en el área en la que vivís, os vais acomodando con el carácter de algunos de ellos o de alguno de ellos y así vais haciendo vuestro grupo para jugar, para estudiar.

Vais creciendo y ésa amistad, también va creciendo. Muchas veces os apoyáis en su opinión para llevar a cabo algo en lo que dudáis; su opinión la consideráis valedera, porque os conocéis desde pequeños.

Ellos os van conociendo, ciertamente, pero conserváis algunas cosas, muy en lo particular y ahí es en donde entro Yo, Mis pequeños. Si vosotros tenéis amigos que podríamos decir íntimos, porque os conocéis desde pequeños, qué mejor Amigo Yo vuestro Dios, que os creé y vivo en vuestro interior.

Si vosotros los tenéis como amigos y les escondéis todavía alguna cosa de vuestra vida, a Mí NO Me podéis esconder nada. Os conozco perfectamente y de una cosa deberéis estar ciertos, nunca os voy a traicionar, nunca voy a contarle a alguien sobre ésas cositas íntimas, que solamente Yo y vosotros, conoceMos. 

 Porque llega a suceder que aunque tengáis amigos de mucho tiempo o aún desde pequeños, en un enojo, en un pleito, que suelen suceder, os traicionan y hasta le cuentan a otras personas de ciertas intimidades que NO debían conocer.

Soy vuestro Dios, Yo os creé y os amo así como sois. Pero NO os quedéis nada más con esa frase, porque muchos de vosotros de ahí os tomáis, para nunca querer cambiar. La soberbia os ciega y así les decís a los que os quieren ayudar, “soy así y no voy a cambiar”.

¡NO! Mis pequeños, Yo en las Escrituras os dejé plasmada la frase: “Sed perfectos, como Mi Padre es Perfecto” y aunque ciertamente os amo como sois, pero NO en el Pecado, siempre estoy buscando que vosotros mejoréis.

Habéis crecido en un cierto ambiente, que ha formado vuestro carácter y vuestra personalidad, pero eso NO quiere decir que por ello seáis perfectos. La Perfección Soy Yo y os dejé en Mi Persona, en Mi forma de Ser, en Mi Vida sobre la Tierra, cómo os debéis comportar para ser perfectos.

Y eso es lo que quiero de cada uno de vosotros, que seáis como Yo vuestro Dios, Jesucristo y NO como vosotros queréis ser y que, además les advertís, que NO cambiaréis, porque así sois. Y los demás, tienen que padecer vuestra soberbia o vuestros gustos raros o vuestra problemática interna.

Y esto NO debe de ser Mis pequeños, porque entonces ya NO es amistad; es una imposición en la que vosotros estáis dañando a los demás, con vuestra mala forma de ser.

La perfección la debéis buscar todos, porque en el Reino de los Cielos solamente entran las almas perfectas y NO estoy hablando de una perfección externa, en donde podéis ver claramente vuestros defectos. Estoy hablando de una perfección espiritual, en donde todos debéis estar crecidos fuertemente en el Amor, porque el Amor lo es todo.

Yo Soy el Amor. En Mi Santísima Trinidad, Somos el Amor Perfecto, Nos une el Amor y vosotros debéis estar unidos también al Amor. Eso es lo que debéis vosotros buscar en todo momento, que esa sea vuestra meta, que os améis los unos a los otros como Yo os he amado.

MARÍA, MAESTRA DE LOS APÓSTOLES DE LOS ÚLTIMOS TIEMPOS

Y si sois los apóstoles de éstos Últimos Tiempos, seréis llamados los Apóstoles del Amor. Porque todo esto que se está dando os va a llevar a una unión en el Amor, para que Yo pueda regresar en Mi Segunda Venida entre vosotros. Creceréis en el Amor y cuando Me veáis entre vosotros, con Mi Ejemplo iréis creciendo más.

Sabéis que NO Me gusta la mediocridad, sabéis que a los mediocres los vomito, quiero que si vais a estar Conmigo y Me vais a dar vuestro “fiat” debéis abandonaros a Mí, para que Yo os vaya transformando. Os vaya enseñando, os vaya guiando, hasta que lleguéis a la perfección que necesito de vosotros.

Aquellos que NO buscan la perfección, son almas difíciles, son almas conflictivas, son almas que NO se dejan mover y llevar hacia donde Yo quiero y que ponen muchos pretextos. Cuando se vive en el Amor NO hay pretextos. Y especialmente, porque saben que Yo vuestro Dios, vuestro Maestro del Amor, os va a llevar hacia la Perfección en el Amor.

Mi Santo Espíritu os irá transformando y empezaréis a tener experiencias bellísimas en el Amor y es cuando os daréis cuenta de lo que os estoy hablando. Las experiencias místicas son regalos grandes, inmensos, que Yo les doy a las almas que Me buscan, que quieren estar Conmigo, que Me quieren alcanzar.

Estos regalos de Amor, os los quiero dar a TODOS vosotros. Poned de vuestra parte Mis pequeños, luchad contra vosotros mismos, erradicad las dudas de vuestro ser, para que Yo os pueda enseñar a cómo vivir estas experiencias de Mi Amor,

NO os arrepentiréis, Mis pequeños. Y cuando las tengáis, os daréis cuenta de lo que Yo os hablaba y ya NO os querréis apartar de Mi Presencia. La experiencia mística, es un momento de Cielo, que os va enamorando, que os va ayudando a confiar más en Mí, vuestro Dios.

Venid, venid a Mí con confianza de niño y tomad de Mi Amor. Dejad que Mi Amor os invada y Me conoceréis. Conoceréis lo que os está esperando, con todas las bellezas que Nuestra Santísima Trinidad os puede dar.

Hijitos, Me da tristeza decir esto, pero actualmente en muy pocas almas puedo Reposar como lo hacía Yo, en los corazones de vuestros Padres Adán y Eva, antes de que cayeran en el Pecado.

Yo vuestro Hermano Jesús, sigo Vivo entre vosotros, para Mí NO hay tiempo. Me podéis ver en estos momentos, caminando en la Tierra, misionando para servir a Mi Padre.

Vosotros podríais decir que fue una Gracia especial, para la gente de ése tiempo el tenerMe, que honrados debieran estar y agradecidos inmensamente de Mi Presencia entre ellos, pero NO Mis pequeños. Sufrí, como también vosotros sufrís cuando sois atacados por vuestros hermanos, cuando sois apartados de vuestros grupos porque habláis de Mí,  porque Me amáis y porque queréis estar Conmigo.

Ciertamente pocos también en este momento, podían darMe ese consuelo, el poderMe recargar en su corazón y de esta forma descansar un momento, aunque fuera para recuperar las fuerzas y seguir adelante.

Ciertamente con Mi Madre la Siempre Virgen María, podía hacer esto, Ella Me comprendía perfectamente. Podía Yo recostarMe en Su Corazón, descansar y olvidarMe un momento del Mundo, de los dolores que el Mundo Me causa.

San Juan, también Me daba descanso. Un alma limpia, un alma sencilla, un alma que sabía amar a su Creador y Redentor.

Pero ahora en estos tiempos, ¿Cuántos de vosotros podéis darMe ése reposo? Muy pocos y eso Me causa mucha tristeza Mis pequeños, porque quisiera que fuerais más los que Me dierais ése reposo y NO tantos como ahora, que Me producen mucho Desconsuelo y Horror.

¡Hay tanto Pecado en el Mundo, tanta Maldad y los habéis dejado entrar a vuestro corazón! Y por eso NO puedo tener ése Reposo que Yo quisiera. Son tan pocas las almas puras, las almas sencillas, las almas infantiles que Me aman, que Me ofrecen su corazón, para que Yo pueda descansar sobre él.

Por eso también viene esta Purificación, Mis pequeños. Porque es más el Dolor que Me causáis en Mi Santísima Trinidad, que el Gozo que Yo quisiera ya haber recogido gracias a Mi Donación, en que Me di por completo por vuestra salvación.

NO sabéis apreciar los regalos del Cielo, Mis pequeños. Yo, siendo Hombre entre vosotros, sufrí como Hombre a pesar de Ser Dios y sigo sufriendo, porque como os dije, Yo estoy fuera del Tiempo y lo que recordáis de Mí, de aquél tiempo, hace un poco más de dos mil años, lo estoy viviendo en estos momentos…

Y ¿Cuántos de vosotros Me podéis dar reposo, cuando recordáis lo que padecí en ésos días?

La transformación que quiero que tengáis, será una transformación profunda, pero lo lograrán aquellas almas que se dejen purificar y santificar. Que se olviden de sí mismas, para que Yo las pueda cambiar en almas puras, en almas buenas, en almas santas. Y ésas son las que Me van a dar reposo.

Vosotros mismos, con la problemática que tenéis día a día, conocéis ésos momentos en que quisierais descansar unos minutos olvidados del Mundo y entrar en una paz profunda que os dé reposo, sintiéndoos amados.

Como humanos necesitáis eso, Mis pequeños y Yo, también lo necesito como Humano. Soy vuestro Dios pero como Humano, también conozco vuestras necesidades, preocupaciones, dolores, cansancios, persecuciones y sé que necesitáis también, momentos de reposo y que los hallaréis Mis pequeños, si Me buscáis a Mí y empezáis a vivir más en lo profundo de vuestro corazón, que en el exterior.

BuscadMe más a menudo en vuestro interior y hallaréis reposo Conmigo, con vuestro Dios que Se dio por vosotros. Pero ojalá podáis darMe también a Mí, ésos momentos de reposo.

Pensad en Mí en los momentos de más Tribulación que tuve en esos tres años de Predicación, como cuando tenía más ataques de parte del Sanedrín, cuando tenía ataques del pueblo;

¡Tantos pasajes en los cuales, os podéis imaginar lo que sufrí! Yo, Siendo Dios, Siendo Bondad Absoluta, que NO tenía por qué sufrir, puesto que os traje puro Amor y aun así, la gente de ése tiempo NO Me entendía y NO aprovecharon todos, Mi Presencia Divina ante ellos.

Cuando nos enamoramos de Dios y decidimos bajarlo de la Cruz para Descansarlo a ÉL y nos crucificamos nosotros, para Donarnos a Su Voluntad. Es cuando Jesús nos ‘presta’ sus Joyas y empezamos a gozarnos con el dolor y el sufrimiento, que nos hace compartir también la Felicidad del Cielo…

Os pregunto, ¿Qué haríais vosotros, si Me presentara en estos momentos en el Mundo? Inmediatamente diríais que Me buscaríais y que aprovecharíais Mis Palabras, porque ahorita Me conocéis y sabéis Quién Soy, pero encontraríais hermanos vuestros, que harían exactamente lo mismo que hicieron aquellos en aquél tiempo, que terminaron MatándoMe en una Cruz.

Así es el Mal, así es el Pecado, así es Satanás. Os manipula para que eliminéis de vuestra vida, a vuestro Dios y Salvador.

Ciertamente, vosotros habéis tenido ésos mismos ataques de Satanás, que ha querido que Me hagáis a un lado de vuestra vida, pero os habéis mantenido. Me buscáis, os seguís reuniendo para saber de Mí y escuchar de Mí. Por eso os digo que el Resto Fiel es pequeño y que estaréis en Mi Nuevo Pueblo, porque sabéis apreciar el Amor, porque Lo buscáis, porque Me amáis, porque Me agradecéis.

Gracias pequeños, por lo que hacéis por vuestro Dios. Os amo, Mis pequeños.

Hijitos Míos, las rivalidades son una de las causas que siempre os ha puesto Satanás, con las que os ha ido separando desde generaciones anteriores. Él, además en su soberbia os va contagiando ésa Maldad, el ser soberbios y eso os lleva a la rivalidad. Igual pueden ser rivalidades tontas, infantiles, que rivalidades que os pueden conducir hasta el destruir a vuestro hermano con el asesinato.

La rivalidad, tiene mucho de soberbia y con eso os podéis dar perfectamente cuenta, de que Satanás está atrás de ella. Empezáis desde pequeñitos, empiezan las rivalidades, ya sea de fuerza, ya sea de capacidades, de juguetes, de calificaciones…

¡Tantas cosas en las que podéis caer! Que aparentemente algunas de ellas podríais decir, que NO son malas. Pero os vuelvo a repetir, la soberbia prácticamente, está atrás de todas ellas.

Todas las rivalidades os van a llevar a que vosotros busquéis a ser el mejor y esto es soberbia. Buscáis estar sobre los demás, porque vosotros tenéis o creéis tener más que los demás.

No os ponéis a pensar esto, Mis pequeños, ¿Acaso es tan importante? Porque la rivalidad os lleva a la destrucción del Amor que debe haber en cada uno de vosotros. La rivalidad os va a llevar al Odio, a la separación entre hermanos. Difícilmente, la rivalidad os va a unir y sí generalmente, os va a separar.

Podréis hacer una supuesta amistad con hermanos vuestros para competencias en diferentes campos, que serán rivales de otro grupo. Ciertamente, os uniréis para combatir al otro grupo. Como grupo, podréis decir que sois amigos y que os unís para vencer a vuestros hermanos del otro grupo.

Pero después de que les vencisteis, empieza la rivalidad entre los vencedores, preguntándoos quién fue el mejor. Como veis, la rivalidad, siempre os va a llevar a la separación y a la destrucción como hermanos y además, en la rivalidad NO buscáis el bien del hermano, buscáis su destrucción u opacarlo.

Debéis poner más empeño en vuestra vida y NO buscar nada más ser el mejor, para quedar más arriba de vuestros hermanos y haciéndoles ver menos que vosotros.

Yo, vuestro Hermano Jesucristo siendo Dios, vine a servir. Pude ponerMe en ésa posición de rival, destruyendo la Maldad y presumiendo al ser Dios. Pero fui Servidor de todos y lo sigo siendo, para todas las almas actuales.

Yo os sirvo, Yo busco por vuestro bien, NO trato de destruiros, busco vuestro perfeccionamiento y os he dicho que el alumno, tiene la obligación de ser como el Maestro.

En el “amaos los unos a los otros”, está intrínseca la humildad, la donación, el Amor. Busco lo mejor para vosotros y aquél que se da por sus hermanos, recibe infinidad de Bendiciones de parte Mía, en Mi Santísima Trinidad.

Servid a vuestros hermanos como Yo, vuestro Hermano Jesucristo, os serví y os sigo sirviendo. Y así aseguraréis vuestra entrada al Reino de los Cielos, pero una entrada triunfal. Porque aquél que busca al hermano y le ayuda como Yo hice por vosotros, se vuelve otro Cristo y Mi Padre lo recibirá como Me recibió a Mí, vuestro Dios, vuestro Salvador.

 Habéis entrado al tiempo de la criba, al tiempo de la siega, al tiempo de la separación de las cabras y las ovejas. La iniquidad ha tomado a su mando a toda la Tierra y vosotros, distraídos estáis tomando partidos humanos, sin daros cuenta de Mi Presencia atrás de cada vidente o profeta escogido para éstos tiempos.

Pleitos humanos, soberbia humana, partidos que sólo llevan a seguir descuartizando Mi Cuerpo Santo, Mi Cuerpo Místico. ¡Cuánta tontería, cuánta falsedad en vuestras palabras y discusiones! Palabras, palabras, palabras y vuestro actos, ¿Qué?

Habláis mucho, hacéis grupos, escogéis partidos como en la época posterior a Mi Muerte: “yo soy de Pablo, etc.”, seguís viendo al hombre, a los escogidos, a los instrumentos… Y a Mi que Soy vuestro Dios, Me seguís desconociendo. Satanás os sigue dividiendo y vuestra humanidad, escasa en Oración y  Donación, sigue cayendo en la confusión.

Yo, vuestro Dios estoy atrás de los Acontecimientos, atrás de las Enseñanzas ya dadas hace un poco más de 2000 años y NO van a ser cambiadas nunca, porque Soy vuestro Dios ahora y siempre y si di Mis Enseñanzas desde antiguo, éstas siguen vigentes ahora.

Dejad Mis pequeños de perder el tiempo en necedades humanas, necedades  faltas de caridad que realmente Me atacan a Mí, porque como os dije, Yo estoy atrás de Mis Profetas de éste tiempo.

VedMe a Mí y NO a vuestros hermanos profetas. Ellos valen tanto como vale cada uno de aquellos que Me han dado su “fiat”.

Todos vosotros, con Mis recordatorios a través de ellos, os están invitando a volver a una vida más espiritual, menos mundana, más cerca de Mi Corazón. Estáis perdiendo el tiempo, Mi tiempo, en ridículas contradicciones a donde os ha llevado Satanás y mientras él NO pierde el tiempo en atacaros, vosotros os quedáis discutiendo tonterías olvidando vuestra misión de Amor y Salvación para vuestros hermanos.

Se os ha dicho que pidierais el Don del Discernimiento para que NO cayerais en éstas discusiones vanas. Mi Madre la Siempre Virgen María, en Sus apariciones os repitió: “Oración, penitencia y ayuno” para protegeros del ataque de Satanás y para mayor crecimiento espiritual…

Y NI habéis pedido lo uno NI hecho lo otro, queréis “salvar al Mundo” comiendo palomitas de maíz frente a la televisión. O en discusiones de grupo que terminan en café y pastel... Por favor Mis pequeños, el Error ya os envuelve, vuestra vida espiritual es casi nula y aún así NO queréis dar más de vosotros mismos.

Los Acontecimientos de la Purificación YA ESTÁN SOBRE VOSOTROS, ¿Estáis preparados para un Combate Frontal con el Enemigo?

Yo Mismo Me preparé para Mi Misión por 40 días en el desierto en Oración y Ayuno. Preparé a Mis Apóstoles fuertemente para su misión y a lo largo de la historia, aquellos que van a tener un Combate Fuerte con el Enemigo, se han preparado con Oración, Penitencias, Sacrificios, Ayunos rigurosos y aún así sufren en la Lucha,

Ahora Os pregunto, ¿Cómo os habéis preparado para el Tiempo en el que ya estáis y que es solo el Principio de la Gran Tribulación? ¿Os quedarán ganas de seguir discutiendo tonterías vanas, cuando hayáis perdido todos vuestros bienes y quizá hasta vuestras familias?

Se os profetizó que se os iba a ir quitando poco a poco todo aquello en lo que el hombre confiaba plenamente y por ello, se Me hacía a un lado y entraba en la vida de vosotros en un segundo plano. ¿Estáis preparados para aceptar la Voluntad de Mi Padre sin inmutaros?

Si NO es así, Mis pequeños,  quiere decir que he perdido Mi Tiempo, Mi Sangre, Mis Sufrimientos por cada uno de vosotros. Porque aún ahora preferís seguir perdiendo el tiempo, Mi Tiempo, en vuestros intereses y NO en los de vuestro Dios y Señor.

Ésos dos o tres minutos que tomáis en hablar mal de alguien o en discutir si vuestro profeta es mejor que el que está en otro lado del Mundo. O en alguna otra discusión tonta humana, si los invirtierais en Orar, en una Penitencia o en rezar un Padre Nuestro por vuestros hermanos, servirían más que lo que ahora hacéis.

Yo he de proteger a los Míos en el tiempo de la Tribulación y de la Prueba, lo he prometido en las Escrituras y así será. Pero os pregunto, ¿Os consideráis de los Míos cuando vuestra vida, vuestras palabras y vuestras obras están diciendo lo contrario?

Satanás sigue avanzando, sigue separando grupos, os sigue llevando a la destrucción espiritual y vosotros, ¿Qué hacéis para contrarrestar todo ello?

Os vuelvo a repetir, os falta mucha preparación espiritual para resistir el Ataque Frontal, Mi madre os dio el Secreto para ello: Oración, Penitencia y Ayuno, ponéis muchos pretextos para safaros de ello. Yo ya cumplí, con Mis Enseñanzas y con Mi Vida de ejemplo sobre la Tierra,

Mis profetas y videntes han cumplido con recordaros todo esto. Si vosotros NO habéis querido tomar todo esto en serio, por vuestro libre albedrío os acarrearéis vuestros propios males. NO Soy Yo el Dios malo, es vuestra necedad la autora de vuestra desgracia.

SÍGUEME, PONIENDO TUS PIES, EN MIS HUELLAS ENSANGRENTADAS…

¡Dejaos YA de tonterías, enmendad el Camino!

¡Reparad el mal hecho, producid fruto abundante y preparaos para el Buen Tiempo que vendrá después de la Prueba!

Os amo, Mis pequeños, os amo. Mi Madre os protege, os guarda y os llena de Su Amor y de Sus Bendiciones.

Yo os Bendigo en el Santo Nombre de Mi Padre, en Mi Santo Nombre y en el Santo Nombre de Mi Espíritu y que aquellos que se acojan a la protección de Mi Madre Santísima, queden bajo Su Amparo Eterno.

http://diospadresemanifiesta.com/

P224 LA NOCHE DE LA JUSTICIA


ABRIL 04 2017 9: 10 A.M.

LLAMADO URGENTE DE YAHVEH SEBAOT, A LA HUMANIDAD

Mi Pueblo Fiel, Paz a vosotros.

Pueblo Mío, las élites Illuminatis al servicio del Príncipe de este Mundo, se encuentran sesionando y preparándose para dar comienzo a la desestabilización de la paz, la economía y la Iglesia de mi Hijo. ¡Ya NO hay marcha atrás! ¡Todo se cumplirá como está Escrito!…

Esta humanidad ingrata y pecadora, conocerá mi Justicia y sabrá de mi Existencia. ¡Qué tristeza siento al saber que Me conocerá a través de mi Justicia y NO de mi Misericordia!…

Ya están llegando los días en que todo será Desolación y Caos… La Humanidad en medio de su Purificación se acordará de mis Palabras, pero será ya muy tarde.

¡Qué tristeza que NO se hayan querido acoger a mi Misericordia y que tenga que ser mi Justicia la que los DESPIERTE de su Letargo…

¡Para que puedan Recapacitar y volver a Mí! TODO se está Consumando y en cualquier momento mi Justicia se desatará.

Los Acontecimientos se desatarán en cadena, uno seguirá al otro, haciendo que la humanidad NO alcance a levantarse. Habrá ayes y dolor por doquier y muchos desearán la muerte, pero ésta les será negada.

Humanidad ingrata y pecadora, una vez más os digo: ¡Volved a MÍ, antes de qué llegue la Noche de Mi Justicia! Os estaré esperando hasta agotar las últimas milésimas de segundo, porque NO quiero vuestra muerte, sino que viváis eternamente.

Atended al llamado que os estamos haciendo a través de nuestros profetas de estos Últimos Tiempos. NO hagáis caso omiso de nuestros mensajes, porque son las instrucciones que debéis acatar para salvar vuestra vida. Mis Palabras son Palabras de Vida Eterna, escuchadlas y ponedlas en práctica y os aseguro que viviréis.

Hijos míos, ninguna tecnología humana podrá detener el Fuego de Mi Justicia. ¡Hombres de ciencia de este Mundo, NO seáis necios e insensatos, pensando que podéis detener el Paso de Mi Justicia!

Por más que queráis desviar mis instrumentos de justicia con vuestra tecnología, lo que haréis será acelerar su caída y atraer más Fuego del Cielo sobre la Tierra.

Os digo esto, porque muy pronto Lloverá fuego del Cielo, con el cual castigaré a las naciones impías, borrando de mi Creación toda la Maldad y el Pecado.

¡Naciones pecadoras, Soy Yahveh Sebaot, Señor de los Ejércitos y la Justicia y vengo a pediros cuentas de todas vuestras detestables acciones con las cuales habéis maltratado mi Creación y mis criaturas!

El Fuego de Mi Justicia muy pronto caerá sobre vosotras y NO dejará recuerdo alguno de vuestra existencia. Os hago mis últimos Llamados naciones pecadoras, para que volváis a Mí. Y NO tengáis que conocer el RIGOR de Mi Justicia.

Le pido a mi Pueblo fiel, que habita en alguna de estas naciones, para que las abandonen; así como lo hizo Lot con su familia, porque muy pronto voy a descargar el peso de Mi Justicia sobre ellas.

Mirad que os aviso con anticipación, para que os preparéis y salgáis lo más pronto posible de estas naciones pecadoras. Porque se está acercando la hora en que Ángel de Mi Justicia las visitará y Fuego del Cielo les caerá.

¡Habitantes de la Tierra, preparaos porque los días de Mi Justicia están por comenzar!

Vuestro Padre, Yahveh Sebaot, Señor de los Ejércitos y la Justicia

Dad a conocer mis mensajes en todos los confines de la tierra

http://www.mensajesdelbuenpastorenoc.org/mensajesrecientes.html

Abril 07 de 2017

Hijitos Míos, ciertamente Mi Misericordia es Infinita, os he regalado un mar de Misericordia durante muchos años, pero ahora es tiempo de que entréis en la fase de la Purificación donde se mostrará también Mi Santa Justicia, a la cual tengo derecho a mostrar a todos vosotros y que se realice en vuestra vida.

Ciertamente, aquellos que han actuado según lo que Yo os pedí, que han sabido llevar Mis Reglas, Mis Mandamientos, Mis Palabras, que han realizado obras de acuerdo a lo que Yo os he pedido, NO DEBÉIS TEMER,  aunque escuchéis que Mi Justicia se ha de dar entre vosotros.

En una familia, los hijos obedientes saben que tienen el apoyo de los padres, porque los conocen y ellos han hecho lo que ellos les pedían y NO viven con el temor a qué pueda pasar, puesto que han obedecido lo que se les ha pedido.

Estos son tiempos en los cuales, los hijos buenos tendrán su premio. Yo como Padre, os daré grandes regalos, os llenaré de Bendiciones, sabréis que Yo os consiento, porque vosotros actuasteis de acuerdo a lo que Yo os pedí.

Los que han de temer… Y de ahí se derivan todas las situaciones de temor que veis a vuestro alrededor, son  aquellos que NO han hecho Mi Voluntad, que vivieron en el Pecado, que vivieron en el Mal. Pero sobre todo, que NO quisieron a hacer caso a lo que Yo les pedía, según Mi Voluntad. Ellos, SÍ deben de temer.

Vosotros los que estáis Conmigo, veréis todas Mis Promesas de Bien, realizadas ante vosotros: Cielos Nuevos, Tierras Nuevas, Bendiciones, cuidados amorosos.

Aún a pesar de que tengáis Desastres a vuestro alrededor, Persecución o lo que vayáis a tener en lo particular, cada quien… Mi Mano Poderosa siempre va a estar sobre vosotros, cuidándoos…

Y así, gozaréis como aquellos judíos que saqué de Egipto, que vieron Mi Mano Amorosa y Poderosa y se alegraban de que Yo estuviera cuidándolos. Apreciaréis Mi Amor sobre vosotros, os daréis cuenta lo que Mi Poder de Dios puede hacer sobre la Maldad de Satanás y os alegraréis inmensamente.

Mucho bien tendréis vosotros, los que habéis actuado en el Bien. Mi Justicia, Mi Santa Justicia es la que hace temblar a los que NO han actuado en el Bien. Interiormente, Mi Santo Espíritu les indica que han vivido en el error y en la desobediencia sobre todo.

Y ahora que se acerca el tiempo de la cosecha, se dan cuenta de que todo lo que se les pedía, NO lo realizaron e interiormente saben que van a tener un encuentro pronto Conmigo. Por eso vosotros, sentís a vuestro alrededor ésa inquietud de ésos hermanos vuestros.

Mis pequeños, los que estáis Conmigo, Mis hijos obedientes, Yo estaré con vosotros. Y os pido sigáis intercediendo por vuestros hermanos, porque necesitan de vuestra Oración, por su salvación. NO dejéis a un lado vuestro buen corazón, tenéis el Ejemplo de Mi Hijo Jesucristo, seguidlo, porque muchas almas necesitan de vuestra Oración.

Mis pequeños, hace varios años al empezar con ésta serie de Mensajes, os dije que NO les dierais tanta importancia a los momentos de la Purificación que se tiene que venir, para que NO os atemorizarais, porque sois muy dados a vivir más en el temor que en el Amor.

Esto os lo digo, Mis pequeños, porque vuestra principal finalidad, es la de amar y crecer cada vez más en el Amor.

Esta situación de Purificación que se tiene que dar, que pase por vuestra vida como algo secundario, porque habéis tomado ya el camino correcto. Tomasteis y preferisteis lo mejor para vuestra vida, que Soy Yo, vuestro Dios. Que ciertamente seréis purificados así será, pero será todavía para un mejor perfeccionamiento.

Esto os lo puedo ejemplificar como cuando vosotros vais a la escuela. Ciertamente la gran mayoría de vosotros, en cierta forma, sufrís al estar en la escuela por las obligaciones que tenéis; pero al final gozáis cuando recibís vuestro título, cuando recibís vuestras calificaciones.

Os esforzasteis y obtuvisteis lo que vosotros queríais, crecer en conocimiento y que además, que con vuestras calificaciones vosotros fuerais reconocidos por vuestros hermanos.

Los momentos difíciles, que tuvisteis que pasar para alcanzar ésa calificación, los olvidáis o quedan en segundo plano, porque estáis gozando ahora lo que obtuvisteis, porque eso es lo que ven vuestros hermanos, vuestro engrandecimiento intelectual.

Ahora va a suceder algo similar en lo espiritual. Habéis querido crecer y os habéis comprometido con vosotros mismos, a crecer espiritualmente. Buscasteis de diferentes formas, yendo a recibir los Sacramentos, en la Sagrada Eucaristía, en la Iglesia.

En el conocimiento que os puedan dar Mis ministros y guías de la Iglesia, a través de las lecturas escogidas que Yo os voy poniendo en vuestro corazón para que busquéis, porque cada uno de vosotros es diferente y a cada quien os toca de forma diferente Mi Gracia, pero ésta es para el mismo fin, vuestra santificación.

Algunos leeréis ejemplos de santos, otros leeréis la Santa Biblia, así escogeréis lecturas que os sigan ayudando a crecer espiritualmente, porque os he dicho que hay muchos caminos para llegar a Mí y alcanzar vuestra santidad de vida.

Lo único que os pido Mis pequeños, es que os dejéis mover por Mí. Que NO os llenéis de temores a pesar de que todo a vuestro alrededor sea un Caos.

Os he dicho que Yo os voy a proteger, porque escogisteis la mejor parte y como os llenasteis de lo Mío, seréis protegidos, porque lo Mío es un tesoro para el alma y ése tesoro después lo vais a compartir con vuestros hermanos.

Que estos momentos malos que pasaréis, que sean como ésas dificultades en las que tuvisteis que pasar horas y horas trabajando en la escuela para obtener una buena calificación.

Realmente sufristeis, porque a lo mejor os quedasteis algunas noches enteras sin descansar, pero al final obtuvisteis la buena calificación que buscasteis.

Por eso os pido que os mantengáis en ese deseo grande de seguir creciendo espiritualmente.

Vais a ver pasar los Acontecimientos, pero NO os afectarán gran cosa a los que estáis Conmigo, pero sí Orad por aquellos que sufrirán grandemente, porque aún a pesar de que pudieron haberMe buscado o buscar lo Mío, NO quisieron hacerlo.

Seguid pues Mis pequeños, en ése proceso de crecimiento que os va a llevar a la santidad de vida; porque por vuestro esfuerzo, gozaréis lo que tanto os he prometido.

Yo Soy vuestro Padre y vuestro Dios, debéis aprender a tenerMe plena confianza en lo que Yo permita en vuestra vida. Os la pasáis elucubrando en lo que pueda suceder y vosotros perdéis el tiempo en ésas elucubraciones.

NO está en vosotros estar pensando qué es lo que va a suceder, porque cada uno de vosotros requiere diferente tipo de Purificación. Cada pueblo, nación, gobierno, todos necesitan diferente tipo de Purificación de acuerdo a los méritos particulares, así que lo que vaya a tener algún hermano vuestro va a ser muy diferente a lo que pasaréis vosotros.

También, dependiendo de cuánto Me dejasteis actuar en vuestra vida ¿Viví en vuestro corazón o Me arrojasteis de él? ¿Me dejasteis compartir vuestros sentimientos? ¿Me dejasteis compartir vuestros logros?, ¿Me dejasteis compartir vuestros aciertos, triunfos; pero también, vuestros errores?

Yo os pedí que Me tuvierais en todo momento en vuestra vida, en lo bueno, en lo malo, en vuestros problemas y logros.

Yo Soy vuestro Padre, vosotros pertenecéis a Mi Familia, ¿Por qué Me hacéis a un lado? Os he pedido la Unión total e íntima Conmigo.

Los niños pequeños van conociendo a sus padres poco a poco. Así como van creciendo, los padres también deben pasar bastante tiempo con los hijos para que también, los conozcan a ellos y se vaya creando un vínculo amoroso.

Cuando los padres e hijos NO llegan a lograr ése vínculo, la Familia no está unida, los padres NO conocen a los hijos y viceversa, NO hay confianza, NO se abren de par en par, NO tienen confianza de mostrar su corazón.

Y así hay infinidad de familias en donde realmente, NO se puede hablar de familia. Sois individuos que viven bajo un mismo techo, pero NO se comportan como familia.

Ciertamente podrán respetarse, podrán amarse, se pueden cuidar entre ellos, pero NO llegan a lo íntimo, porque NO se tienen confianza, NO se puede dar un consejo que vaya de corazón a corazón, porque NO se conocen cómo pueden reaccionar.

Cuando Yo Vivo plenamente en el corazón de los individuos de un hogar, se vive en forma diferente, se aman en lo profundo, se conocen, se respetan. Pero el respeto va más en lo profundo, porque Me están viendo a Mí, vuestro Dios. Respetan a la persona de la familia, porque es a Mí a quien están cuidando en la persona del hermano, del padre, del hijo pequeño.

Mis pequeños, es el amor profundo, el amor de corazón a corazón lo que une a una familia. Es Mi Hijo el que os pidió esto, que os amarais los unos a los otros como Él os amó y os sigue amando y Yo como Padre, os sigo amando también.

Pero ¿Qué habéis hecho con éste Amor? ¿Qué habéis hecho con éste pedimento de Mi Hijo? NO lo habéis seguido y es así como os vais separando unos de otros en la sociedad, en las naciones. NO sois, todavía ése Cuerpo Místico de Mi Hijo que Yo quiero ver Unido.

Cada quien actúa de acuerdo a sus intereses o convicciones, NO vivís de acuerdo a lo que Yo os he pedido y a las necesidades propias que tenéis cada uno de vosotros, en vuestra familia y después en la sociedad.

Todo esto que Yo voy a Permitir en el mundo entero, en vuestro Mundo y en el Universo entero, será para que empecéis a amaros los unos a los otros.

Cuando os veis necesitados, cuando veis Desastre a vuestro alrededor, nace en vosotros ése cuidado, ése sentimiento de cuidar al hermano, aunque sea desconocido, pero en ése momento lo veis como hermano y os dais por el hermano necesitado…

Y así, empezaréis a cuidaros los unos a los otros, empezaréis a amaros, como debisteis haberos amado con toda la Evangelización que os enseñó Mi Hijo.

Es el Amor os repito, el que os va a Unir y os va a mantener unidos en Mi Voluntad y en Mi Amor Divino.

Manteneos, pues, unidos, buscando el bien del hermano, pero sobre todo, el bien espiritual. Porque si vosotros amáis desde lo profundo, vuestros actos se muestran en lo exterior… Y así, vuestro amor será verdadero y NO será un amor hipócrita, como cuando “amáis” de conveniencia, ése NO es un amor verdadero.

Os pido os améis los unos a los otros, pero desde lo más profundo de vuestro corazón, donde Yo habito.

 ¡Oh!, Mis pequeños. NO os imagináis a las bellezas a donde os voy a llevar. NO os imagináis Mis pequeños, lo que significa la sublimación espiritual de las almas. ¡Oh! Mis pequeños, los que estáis Conmigo, los que creéis en Mí y Me amáis de corazón…

NO os imagináis el premio que recibiréis por vuestra Fe y por haber luchado contra el Mundo, por mantenerMe siempre en vuestro corazón, a pesar de que tanto os atacó Satanás para desviaros del camino recto y verdadero, que Soy Yo, vuestro Dios.

Mi Amor os cubrirá, Mi Amor os perfeccionará, Mi Amor os limpiará de todo aquello de lo que ahora, cuando veis vuestro pasado, os arrepentís de lo hecho y asco os da ver ahora vuestros pecados pasados.

Sí, Mis pequeños, tanto recibiréis de Mí, que cuando estéis en ésos momentos de Transformación espiritual, que va a ser paulatina, se os irá dando ésa visión antigua de vuestras personas y lloraréis ése pasado, os arrepentiréis de corazón lo que Me hicisteis con vuestras malas acciones o simplemente por NO haberMe tomado en cuenta en vuestra vida y en vuestros actos.

Vosotros mismos desearéis ésa Purificación para que quedéis felices ante Mis Ojos y cuando termine ésa purificación, gozaréis y Me agradeceréis de corazón que Yo haya permitido en vuestra vida, ésa purificación y ése Dolor de vuestros pecados, porque seréis renovados…

Y además, porque gozaréis grandemente Mi Amor, al cual antes NO apreciabais como realmente es y como se os daba.

Oh!, Mis pequeños, cuánto os Amo y Yo también estoy esperando ésos momentos en que regresaréis corriendo hacia Mí, Me agradeceréis y estaréis felices ante Mí, con muestras de cariño y con un nuevo amor que brotará de vuestro corazón…

Porque ya será el amor renovado, el cual ahora NO conocéis, por la suciedad que tenéis en vuestra alma y en vuestro corazón

PedidMe pues ya Mis pequeños, que se os dé ésa renovación para que gocéis infinitamente las bellezas que se os darán. Ciertamente siempre habéis estado rodeados de Mis bellezas, pero NO habéis visto en ellas lo que pronto veréis.

NO habéis escuchado lo que escucharais, NO habéis sentido lo que pronto sentiréis, los aromas de Mi Reino, pronto los apreciaréis como es debido. Con esto os quiero decir que veréis con otros ojos, escucharéis con otros oídos, sentiréis con un nuevo tacto.

Vuestros sentidos se purificarán, además de que la Naturaleza cambiará. TODO se renovará en el Amor, vosotros y lo creado que fue afectado por Satanás. NO os imagináis Mis pequeños lo que gozaréis, nuevos colores, nuevas sensaciones, nuevos aromas, nuevas bellezas, que aún no conocéis y que están esperando vuestra transformación.

Y es que vuestra transformación será para llevaros a la santidad, Mis pequeños. Es cuando entrairés a los éxtasis de Amor que Yo quiero con la creatura. Os quiero así, extasiados siempre de Mi Amor, porque así es como seréis consentidos por Mí, vuestro Dios.

AgradecedMe pues desde ahora Mis pequeños, todo esto y más que os tengo preparado, si os mantenéis en Mí. SI buscáis Mi Amor, si desecháis realmente de vuestra vida el Pecado y la Maldad con que os ha contaminado Satanás a lo largo de vuestra vida.

Trabajad por vuestra perfección, que Yo os daré el Premio Final.

Hijitos Míos, os pido que tengáis siempre una gran disponibilidad hacia Mí. Vosotros, los que ya habéis tenido una Instrucción Especial, se puede decir hace un tiempo que Me conocéis mejor. Y además, conocéis la problemática Mundial mucho mejor que muchos de vuestros hermanos…

Porque habéis sido enseñados también, a conocer la problemática a nivel espiritual, cuando la gran mayoría de vuestros hermanos solamente lo ven a nivel material. A vosotros os pido ésa disponibilidad, para que podáis ser tomados por Mí, en el momento en el que Yo lo desee.

Quizá os pida en algún momento del día o de la noche, que os levantéis para que Oréis, porque a través de vuestra Oración unida a la del Cielo, pueda ayudar a muchas almas en su salvación, pero necesito la disponibilidad del alma en la que Yo he depositado grandes Bendiciones.

Os podréis preguntar el por qué vosotros. Y así lo he hecho a lo largo de la historia. Y lo podéis ver en las Escrituras, cómo Yo a veces escogía solamente a una persona y a través de ella Yo podía derramar Mis Bendiciones a pueblos enteros, así lo he hecho a lo largo de la historia de la humanidad.

Hay almas a las que quizá NI siquiera conozcáis, a las que he escogido y vosotros a través de ella, habéis recibido Mis Bendiciones por las Oraciones de éstas almas escogidas. Ahora quiero que vosotros seáis ésas almas escogidas.

SÍ, así lo deseo para que muchos, miles o millones de vuestros hermanos, puedan recibir Mis Bendiciones a través de vuestra Docilidad, a través de vuestra entrega, a través de vuestro amor hacia Mí y hacia ellos. Pero os necesito, sois Mis instrumentos…

Y ciertamente aunque seáis pequeñitos, Yo puedo hacer grandes obras a través de aquellos que son dóciles y que Me dejan trabajar a través de ellos.

Manteneos siempre pequeñitos, aún a pesar de que Yo haga grandes obras a través de vosotros. Manteneos así pequeñitos, insignificantes, pero totalmente donados a Mí, vuestro Dios.

Vosotros gozaréis lo que Yo daré a vuestros hermanos y ellos también gozarán por lo que recibirán por vuestra Intercesión y por vuestra Docilidad.

Actuando así seréis dignos hijos del Rey.

Os amo, Mis pequeños príncipes y os bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo Jesús y en el del Espíritu Creador y Consolador

Yo os bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo y en el del Santo Espíritu de Amor. Mí Hija, la Siempre Virgen María, os lleva en Su Corazón y os protege bajo Su manto.

Yo os bendigo ahora y por siempre, en MÍ Santo Nombre, en el de Mí Hijo,
Salvador vuestro y en el del Espírítu de Amor y Vivificador.

http://diospadresemanifiesta.com/

N182 CRISTOS VIVIENTES


Sí, Mis pequeños, LA ORACIÓN ES AMOR. Imaginad que vosotros sois los que necesitáis fuertemente, de la Oración. Que estáis atrapados en la Tierra en el pecado y en los ataques de Satanás. O que estáis en el Purgatorio y ya lleváis mucho tiempo ahí. O que necesitáis la Fuerza de Dios para venceros en lo particular, para NO volver a pecar o NO pecar en el grado, en el que normalmente pecáis.

Mis pequeños, con la Oración vosotros crecéis en Caridad, crecéis en Amor. Porque cuando vosotros Oráis o escucháis por lo que otros piden; vuestro corazón se mueve hacia el Amor, hacia la necesidad del hermano; crecéis y por eso os lo he pedido, Mis pequeños.

Debéis crecer en el Amor, debéis crecer en la Humildad, en la Sencillez, pero sobre todo el ver por el Bien del hermano necesitado. Cuando vosotros Oráis,  el Cielo entero se mueve, el Cielo entero responde a vuestras intenciones de Amor.

¿Cuándo entenderéis, Mis pequeños, que es Amor lo que Yo necesito de vosotros? Habéis sido preparados por muchos años, para que fuerais comprendiendo lo que significa Amor entre vosotros.

Todo es Amor, todo fue creado en el Amor, vivís de Mi Amor, todos necesitáis de una vida de Amor. Entonces, ¿Por qué negársela a aquellos que NO lo tienen? Vosotros os sentís llenos de Mi Amor. Pero hay tantos, tantos de vuestros hermanos que quisieran tener una pizca del Amor que vosotros ya tenéis en vuestro corazón. Pensad más en vuestros hermanos.

La Evangelización de Mi Hijo sobre la Tierra, fue para enseñaros lo que es el Amor, cómo se tiene que repartir.

Yo voy preparando almas alrededor del Mundo, para que al ser como Mi Hijo, podáis compartir del Amor que Yo pongo en vuestro corazón. Entended que hay almas que NO producen Amor. Que les es difícil producir Amor, porque vivieron una vida de dolor, de incomprensión, de ataque, de grosería y están llenos de Odio, de Maldad.

A estas almas les es difícil producir Amor y son muchas. Por eso, cuando vosotros pedís, les compartís de Mi Amor a vuestros hermanos y especialmente a éstos, que están sedientos de Amor.

Vosotros debierais vivir en Oración y ya os lo he dicho muchas veces, que NO es un momento en el día, ES todo el día en el que debierais vivir en Oración. 

Porque tanto como vosotros que necesitáis de Mí, también hermanos vuestros necesitan de Mí y NO hay quién los acerque a Mi Corazón.

Vuestra Oración los acerca a Mi Corazón. Ahora NO os dais cuenta del resultado de vuestra Oración hacia los demás. Llegará un momento en que conoceréis lo que vuestra Oración hizo por vuestros hermanos.

EL CELULAR CELESTIAL, PODEMOS MANTENERLO CONECTADO LAS 24 HORAS… INTERCEDIENDO POR TODO LO QUE VEMOS Y NOS ENTERAMOS ALREDEDOR NUESTRO….

Por un lado, os alegraréis; por otro lado, vergüenza os dará porque NO disteis más y pudisteis haberlo hecho.

Yo Soy vuestro Dios y Soy Todo Amor, las creaturas que vengan a Mí, tienen que ser también Amor, porque el Cielo es el Reino del Amor. O acaso ¿Se os hace excesivo Mi Amor en vosotros?

Mis pequeños, entended la necesidad de las almas. Yo como vuestro Padre y vuestro Dios, os he tratado de enseñar esto: que todos sois hermanos, pero NO TODOS tenéis la espiritualidad que Yo quisiera que todas las almas tuvieran.

¡Hay tantos que Me rechazan! ¡Hay tantos que NO quieren saber de Mí!, Pero una Oración hecha, desde lo más profundo de vuestro corazón y pidiendo con Amor por vuestros hermanos, puede darles entrada a esas almas difíciles de amar y pueden cambiar.

Si Yo os he levantado de donde estabais, si Yo he vivido para vosotros y he procurado que Me conozcáis más, para que gocéis más Mi Presencia en vosotros, para que Me améis más, para que gocéis vuestra estancia en la Tierra al tener ya, Mi Amor en vosotros…

Lo menos que podéis hacer, es darMe gusto transmitiendo ese Amor que Yo os he dado gratuitamente y que vosotros también, lo deis gratuitamente a vuestros hermanos.

Vuestro triunfo para ganar el Reino de los Cielos estriba en ello, en que vosotros os améis los unos a los otros, como Yo os he amado. NO podéis rechazar el vivir en el Amor y TRANSMITIR Mi Amor, porque es una necesidad de aquellos que Yo he escogido.

Os he dicho que el Amor es dinámico y NO lo podéis detener. Entonces, ¿Por qué lo detenéis? ¿Estáis Conmigo o estáis en contra Mía? ¿O vivís para el Amor o Me estáis traicionando al NO compartirlo con vuestros hermanos?

No hay que tener miedo a los Carismas del Espíritu Santo… ESCUCHAR A DIOS, sólo nos hace absolutamente felices y conscientes del mundo sobrenatural que nos rodea….

Ciertamente, son Palabras fuertes, son Palabras duras, pero Mi Amor es excesivo. Mi Amor es inmenso por vosotros, por Mis creaturitas y lo sabéis, Mis pequeños. Entonces ¿Por qué detener una acción de Amor, en donde podéis salvar a un alma? En donde le podéis recuperar el Amor que ya perdió o que nunca ha tenido.

Las almas viven de Amor, ¿Por qué NO las alimentáis, como es debido? Mientras más pedís por vuestros hermanos, por todos aquellos que necesitan de Mi Amor, vosotros recibís Bendiciones inmensas de parte Mía.

Vosotros dais de lo que tenéis y vosotros recibís de Mí, de lo que Yo tengo. ¿Quién sale ganando?

Sabéis que vuestra tarea en la Tierra, se reduce a eso, a transmitir Mi Amor para salvar almas y estáis deteniendo esa tarea.

Tenéis a Mi Hijo Jesucristo de Ejemplo, ÉL NO se detenía en transmitir Mi Amor y Mis Enseñanzas a todos los que Él veía en ese tiempo.

A todos los necesitados y aún a pesar de aquellos que Le iban a traicionar, también, a ellos los bendijo y recibieron grandes regalos de Mi Hijo.

Vuestra obligación es dar de lo que ya gratuitamente habéis recibido, NO detengáis Mi Obra de Amor. Yo he derramado grandes Bendiciones sobre vosotros y sois como una cascada. Sois ese río que está recibiendo un caudal inmenso de Amor que Soy Yo… Y vosotros como esa cascada, debéis derramar todo ese potencial de Amor que Yo voy poniendo en vosotros.

Humanamente NO podéis detener tal Fuerza de Amor. Pero ciertamente hay almas que detienen toda esa Gracia que Yo envío a la Tierra, por medio de vosotros e infinidad de almas se quedan sin recibirlas. NO reciben Mis Bendiciones, NO reciben Mi Amor, porque las almas que tienen que darla, lo evitan.

Y eso será Juzgado severamente, Mis pequeños. NO seáis de ellos, NO seáis de esas almas que detengan Mi Obra de Amor y de Salvación.

Vosotros fuisteis escogidos para una misión de Amor, para una misión grande y transformación de almas. No detengáis Mi Obra, os he dado mucho y, todavía, tendréis más, siempre y cuando seáis Míos.

Mi Amor es inmenso, Mi Amor da Vida, Mi Amor transforma, Mi Amor salva, Mi Amor convierte a los pecadores hasta en grandes santos. Vosotros NO sois nada sin Mi Gracia, sin Mi Apoyo, sin Mi Amor. Vosotros sois instrumentos y debéis de mantener esa mentalidad, fuertemente arraigada a vuestra Misión:

EL INSTRUMENTO HACE LO QUE EL AMO LE PIDE.  

NO detengáis pues Mi Obra, que es la de Mi Hijo, entendedlo. SÓIS CORREDENTORES  y eso os debiera llenar de gran alegría y Él, en ningún momento,detuvo Mi Obra NI se opuso a ella; aún en el momento en el que Me pidió que apartara el Cáliz de Su Pasión, reaccionó y aceptó que prosiguiera Mi Obra en Él.

 ¿Quiénes, pues, sois vosotros, para detener Mi Obra de salvación hacia vuestros hermanos necesitados? Sois INSTRUMENTOS, eso nunca lo olvidéis.

Preparaos pues a amar, como Yo os he amado y como Mi Hijo os amó… A tal grado de que se dio plenamente por cada uno de vosotros. NO busquéis el vivir sin obligaciones y sin preocupaciones, ya estáis ligados plenamente a Mí.

Podéis rechazar la Misión que os he confiado, SOIS LIBRES, tenéis vuestro libre albedrío y podéis rechazarMe.

Pero si vais a estar Conmigo, debéis acatar Mis Órdenes, Mis Órdenes de Amor:

Orad por vuestro bien y por el de vuestros hermanos.

Hijitos Míos, os he venido anunciando y previniéndoos del ataque de Satanás, que cada vez es más fuerte, porque el hombre se ha apartado de la espiritualidad y de la vida en la Gracia. Ya NO llevan prácticamente la gran mayoría de vuestros hermanos, vida Sacramental y menos aún, de Oración.

De ahí que se ha aprovechado Satanás, para ir llevando su Maldad por todas partes del Mundo y también, del Universo entero.

El hombre se ha dejado seducir por Satanás. Ciertamente él se os presenta como algo atractivo, pero prohibido y aun así, vosotros lo aceptáis. Sabiendo que lo que os está ofreciendo es malo, es impuro y os va a llevar posiblemente, a la Condenación Eterna.

Y así es el hombre, hasta de lo bueno se llega a acostumbrar y ya NO le dais, a las cosas Santas, la importancia y el respeto grande que les debéis darPorque todo lo que tenéis de extraordinario que os va a dejar siempre un bien, viene de Mí.

¡TENÉIS MIEDO DE ENFRENTAR LA REALIDAD!

La Maldad ha cubierto ya prácticamente, toda la Tierra y a vosotros mismos. Y la gran mayoría de vosotros, NO os queréis dar cuenta de la realidad espiritual que estáis viviendo, NI tampoco queréis en cierta forma, abandonar.

Tenéis que prepararos Mis pequeños, todavía más fuerte en la Oración, en los Sacramentos, en la lectura de las Sagradas Escrituras; para que podáis estar atentos a los ERRORES a donde os quieren llevar, de parte de Mi misma Iglesia.

Satanás ha afectado TODO y de eso debéis estar conscientes, Mis pequeños. Deberéis estar perfectamente Unidos a Mí, para que podáis reconocer cuándo os está atacando Satanás y en ese momento, Me podáis pedir ayuda, para que os rescate.

 Ya os he dicho que TODOS estáis llamados a la santidad, pero NO a todos os interesa llegar a ella.

La santidad como ya os he explicado se logra haciendo Mi Voluntad… Y para ello, se necesita tener un desprendimiento total de uno mismo, para que Yo pueda Vivir plenamente en vosotros.

Cuando os he pedido ese desprendimiento. Es como si os vaciarais de vosotros mismos, que quedara hueco vuestro interior y Yo, después vendré a llenar todo ese hueco, que es vuestro ser. ¿Qué mayor ganancia, podéis tener, Mis pequeños, que el que Yo Viva en vosotros?

Es lo más grande que puede tener el hombre. Su Dios, viviendo en su interior, acompañándoos en todo momento.  Guiándoos en las buenas y en las malas. Instruyéndoos, para que vosotros alcancéis ese grado de perfección al que estáis llamados.

Sed sencillos y humildes, para que Yo pueda trabajar en vosotros. Necesito almas donadas a Mí. Almas que acaten Mi Voluntad, para que Yo pueda Vivir plenamente en ellas y pueda Yo, ir rehaciendo lo que Satanás, está destruyendo.

Es tanta su Maldad y su don de convencimiento, que vosotros NI cuenta os dais de cómo os va llevando poco a poco, hacia la perdición de vuestra alma. Os horrorizaríais la mayoría de vosotros, si pudierais ver vuestro interior. Pero NO como lo veis vosotros, sino cómo lo veo Yo, en una profundidad mayor.

¡Cuánta Maldad a vuestro alrededor y vosotros NO reaccionáis, seguís vuestra vida como si nada pasara!

Momentos difíciles se han de venir para que os acerquéis a Mí. Y es desgraciadamente en estos momentos, que vosotros os acercáis y os acordáis de Mí, vuestro Dios.

Y eso también Me duele, Mis pequeños. Porque os acercáis a Mí, por conveniencia y no por amor. Ciertamente sois pequeñitos y NO sabéis cómo os debéis comportar… Y por eso estoy ahí con vosotros, como lo hace un padre o una madre de la Tierra, al respaldar a los hijos en su primer cita con alguien de mayor edad y que NO saben cómo responder, cómo actuar educadamente con gente de edad más avanzada.

Mi Madre, la Siempre Virgen María, siempre estará junto a vosotros también, acompañándoos. Como una madre de la Tierra. Llevándoos, por esos caminos en los que debéis vosotros aprender cómo actuar de la mejor forma.

Soy vuestro Dios y ciertamente, también exijo un respeto y un trato muy especial hacia Mí. Es por ello que tenéis a Mi Hija, la Siempre Virgen María, al Señor San José; para que así en Familia os vayáis acercando cada vez más a Mí, que Soy el Cielo y podáis estar Conmigo Eternamente.

Os debéis preparar fuertemente Mis pequeños, para los momentos difíciles. Pero sobre todo pedidMe ayuda, para que vosotros sepáis GUIAR a vuestros hermanos que ahora están muy apartados de Mis Leyes y de Mi Amor. 

Muchos se van a desesperar, NO sabrán qué hacer. Irán de un lado a otro, sin saber a dónde ir. Ya os he dicho que a los que estáis Conmigo, Mi Santo Espíritu os dará primeramente la Paz y tendréis Su Sabiduría y la calma que solamente Mi Presencia en vosotros os puede dar, para que la podáis transmitir a vuestros hermanos.

PedidMe durante el día continuamente, que Mi Hijo regrese YA a la Tierra. Muchas almas, todavía se pueden perder por los ataques de Satanás. Por eso insistidMe para que ya venga ese Cambio tan necesario para todos vosotros. Y sobre todo, para las almas que todavía pueden ser tentadas por Satanás y que las puede destruir espiritualmente.

Vosotros llevaréis Mi Luz. Estaréis seguros de vosotros mismos, porque sabréis perfectamente que Yo estoy con vosotros. Os habéis ganado, estos cuidados especiales que os daré, con vuestra perseverancia en buscarMe.

Pero sobre todo, por apreciar Mi Amor. El que busca encuentra y vosotros Me encontrasteis y debéis ayudar a vuestros hermanos que Me encuentren también, para su Salvación Eterna.

Alegraos, Mis pequeños, porque el Triunfo se acerca. Así como una mujer a la hora de parir sufre, pero luego viene la alegría, al tener a su bebé en sus brazos; vosotros tendréis este PARTO ESPIRITUAL que os dará una gran alegría.

Es necesario ya Mis pequeños, que se venga este Cambio, porque muchas almas buenas están padeciendo. Pero sobre todo, están siendo ya muy atacadas por Satanás. Satanás quiere destruir especialmente, todo aquello que venga de Mí, que hable de Mí, que Me pertenezca…

Y vosotros los que estáis Conmigo, que Me habéis buscado siempre, que estáis luchando por manteneros a flote en la espiritualidad a la que os he llevado, OS QUIERE DESTRUIR, os quiere ahogar, os quiere llevar a una destrucción total, porque NO quiere que en sus Dominios, se viva y se hable de Mí.

Soy vuestro Dios y Soy el Amor Pleno y esto NO lo soporta Satanás. NO soporta a las almas como las vuestras, que os habéis llenado de Mi Amor. Ciertamente estáis llenos también de defectos y vuestros actos dejan mucho qué desear; pero estoy en vuestro corazón. 

Caéis, OS LEVANTÁIS, pero siempre buscándoMe y esto es lo que vale inmensamente en las almas que Me buscan, que quieren estar Conmigo.

NO os preocupéis, Mis pequeños. Vosotros los que habéis luchado prácticamente toda vuestra vida, por manteneros en el Bien, Yo estaré con vosotros en esos momentos más difíciles. Satanás NO os podrá tocar.

Yo guio a las almas escogidas de entre vosotros, para el Reino de los Cielos. Pero hay almas que serán las que poblarán los Cielos Nuevos y las Tierras Nuevas. Almas que he elegido para iniciar una nueva Humanidad.

NO os dejéis vencer por las Tentaciones de Satanás. Ya por el hecho de que os he Escogido, debéis estar inmensamente contentos.

Ayudad pues a vuestros hermanos, que todavía dudan. Que pecan en una forma muy grave, que atacan a sus propios hermanos, muchas veces desde el vientre de la madre causando abortos.

J V. dice: Ayúdales, Mi Señor Dios Espíritu Santo, para que entiendan el Error en el que viven. Te lo pedimos de corazón, Mi Señor Dios Espíritu Santo.

Vivid pues Mis pequeños, en esos deseos que Yo pongo en vuestro corazón. Vosotros sois almas que os dejáis mover por Mí. Manteneos así, Mis pequeños. Manteneos sencillos y totalmente donados a Mi Voluntad, dóciles a Mis Designios y sencillos, para que podáis gozar todo lo que Yo tengo preparado para vosotros.

 NO hay nada más bello y más grande, que vivir en la santidad de vida. Cuando vosotros alcanzáis ese estado de santidad, estáis viviendo el Cielo en la Tierra. Mi Hijo os trajo el Cielo a la Tierra.

Él, el Santo de los Santos, seguía Viviendo esa Santidad Divina y la contagió a los que Lo rodeaban, por eso Le seguían las multitudes, porque era como un imán. Sus Palabras, Su Ejemplo, atraían a las multitudes porque el Alma está buscando su Alimento y qué mejor alimento que Dios Mismo.

Mi Hijo bajó a la Tierra a eso, a vivir el Cielo en la Tierra. Para que aprendiera el hombre que hay algo más, después de vuestra misión en la Tierra. Satanás os engaña y os lleva a creer que vuestra vida NO trasciende. Que morís totalmente en vuestra muerte física y NO hay trascendencia espiritual…

Y esto es un gran error. Y lo hace así Mis pequeños, para que vosotros viváis despreocupados, dejando que vuestra vida se dé según vuestras pasiones humanas y luego éstas, os lleven la Perdición Eterna.

En cambio, aquellos que seguros están de una vida extraordinaria y bellísima después de ésta vida, en la cual estáis cumpliendo una misión… La misma espiritualidad que buscáis, frena vuestras pasiones y os lleva a obtener esa santidad que os enseñó Mi Hijo.

Esa fue la principal razón de que viniera a la Tierra a estar entre los hombres. Ciertamente vino a reparar el daño del Pecado Original; pero a la vez, a mostraros lo que hay después de vuestra vida terrena.

Grandes bellezas os esperan Mis pequeños, los que queréis estar Conmigo. Yo, como vuestro Padre, os he dado Leyes y Preceptos que debéis seguir, que debéis respetar, que debéis amar. Así como Soy Bondadoso en extremo, Soy Misericordioso, al grado de perdonar los pecados más graves, si hay un arrepentimiento de corazón…

También Soy exigente al pediros que respetéis estas Leyes y Preceptos que os doy.

Los ataques de Satanás son muy fuertes y os llevan a apartaros de los Mandamientos que os he dado y se empieza a enfriar vuestra espiritualidad.

Empezáis a ser permisivos o a cambiar los conceptos, según vuestras conveniencias humanas y Mis Leyes, NO SON MUTABLES, NO son obsoletas, NO cambian. El que cambia es el hombre. 

Yo Soy vuestro Dios y conozco la Naturaleza Humana. La naturaleza humana cambia, es como veleta; se mueve hacia donde le conviene. Son pocas las almas que se mantienen siempre en la misma dirección, NO importando los ataques de Satanás…

Que son ésos vientos que os atacan de Era en Era. A lo largo de la existencia del hombre, éste ha sido atacado por Satanás para iros alejando de lo que debéis cumplir… Para que os perdáis el Reino de los Cielos y os dejéis envolver por sus Mentiras.

Y como os dije, así como Soy Misericordioso y Bondadoso en extremo; también Soy exigente en lo que os he pedido… Y el que falle en ello, NO ALCANZARÁ el Reino de los Cielos.  

Así pues Mis pequeños, si queréis llegar a Mí y gozar eternamente, CUMPLID  con lo que Yo os he pedido. Vivid en la santidad, a la cual estáis llamados y SED LOS CRISTOS que Yo quiero que seáis en la Tierra; para que mováis almas hacia la salvación, como Mi Hijo atraía con Su Presencia, a tantas almas a su alrededor.

Recordad Mis pequeños, que lo que a Mí Me interesa más es el estado de vuestra alma. NO PERDÁIS la Pureza, la Santidad y el gran Amor que viene de Mí.

Os Bendigo, Mis pequeños, y os pido que en ningún momento os apartéis de Mí.

Actuando así seréis dignos hijos del Rey.

Os amo, Mis pequeños príncipes y os Bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo Jesús y en el del Espíritu Creador y Consolador

Yo os Bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo y en el del Santo Espíritu de Amor. Mí Hija, la Siempre Virgen María, os lleva en Su Corazón y os protege bajo Su manto.

Yo os Bendigo ahora y por siempre, en MÍ Santo Nombre, en el de Mí Hijo,
Salvador vuestro y en el del Espírítu de Amor y Vivificador.

http://diospadresemanifiesta.com/

R107 SÓIS MI CALCAÑAR



23 de abril de 2017

Hijitos Míos, vosotros sois Mi Calcañar. Vosotros Mis pequeños, habéis sido escogidos, por medio del Padre, de Mi Hijo y de Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor, para luchar contra las Fuerzas de Satanás.

Alrededor del Mundo hay almas escogidas para la Gran Lucha, vosotros sabéis en vuestro corazón quiénes seréis los soldados de este tiempo para luchar contra las fuerzas de Satanás.

Habéis sido preparados por años, pero necesitáis todavía una transformación en cuerpo y en alma, para la Gran Lucha, para la Gran Purificación.

Os he pedido Mis pequeños, Mis hijitos, estar preparados espiritualmente, para el momento de la Iluminación que os dará Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor.

Vivid totalmente sueltos a la Voluntad de Nuestro Dios, en Su Santísima Trinidad. Vivid en Humildad y con un amor inmenso, en agradecimiento a vuestro Dios, por lo que ha hecho por vosotros.

Soy vuestra Madre, la Siempre Virgen María y estoy cuidando al Rebaño de Mi Hijo. Pero especialmente en estos Tiempos a los que sois Mi Calcañar, a los que Defenderéis la Fe y el Amor de Nuestro Dios.

Mis pequeños, grandes momentos se acercan, vivid pues en gran y estrecha armonía con el Amor de Nuestro Dios. Estando envueltos en el Amor de Nuestro Dios y en Mi Amor Mis pequeños, NO tenéis nada qué temer.

La Fortaleza y las Virtudes necesarias para vencer a Satanás, os las dará Mi Esposo el Santo Espíritu de Amor. Dejaos mover por Él, poned toda vuestra voluntad a los Pies de Mi Señor, para que haga con vosotros lo que Él quiera; que será grande, que será bello y que será lo mejor para vosotros y para vuestros hermanos.

Inmensamente agradecidos estaréis de haber sido escogidos para la Misión que llevaréis a cabo.

Nuestro Dios y Señor, nunca se equivoca. Y lo que os pida, será lo mejor para vosotros. Obedeced en todo momento y NO actuéis bajo vuestros propios impulsos. Dejaos mover por su Sabiduría Divina.

Yo también estaré con vosotros Mis pequeños, en todo momento. La victoria es de Nuestro Dios y Mía y vosotros, seréis copartícipes de esta Alegría Santa, de esta Alegría Celestial, que tendrá el Universo entero y el Cielo mismo.

¡Alabado sea Nuestro Dios! Estos son los momentos del gran cambio, esperados desde muchos siglos antes, en donde las Fuerzas de Satanás, serán vencidas.

Mi Pie detendrá la fuerza de Satanás, lo vencerá.  La Humildad, siempre vencerá a la soberbia, el Amor, nunca será vencido por el Mal.

Seguid adelante Mis pequeños, sois Mi Calcañar.

Hijitos Míos, Me presento ahora en Mi Advocación de Nuestra Señora del Carmen, porque quiero enseñaros a Mi Hijo. Él vino la primera vez a través Mío, fui escogida por el Padre en Su Santísima Trinidad, para que Yo fuera el conducto entre el Cielo y la Tierra…

Para que pudiera venir Mi Hijo a reparar vuestros pecados y para traeros la Salvación; siempre y cuando cumplierais con los Mandamientos y los requisitos, para que vuestros pecados fueran perdonados.

Ahora, en Mi Advocación de Nuestra Señora del Carmen, os estoy mostrando a Mi Hijo nuevamente. Y digo nuevamente porque el Tiempo se acerca ya, para Su Segunda Venida. Ahorita que os Lo muestro, os estoy anunciando esta Segunda Venida y así está Escrito…

Que en Su Segunda Venida, Yo también Seré medio y he de AnunciarLo al Mundo, al Universo entero. Mi Hijo está con vosotros, pero si antes vino como Redentor, AHORA VIENE A JUZGAR.

Qué tristeza Me da Mis pequeños, Ser portadora del Divino Amor. Porque Yo como Madre de todo el Género Humano, quisiera estar orgullosa de anunciarLe a Mi Hijo que Su Familia que sois vosotros, porque sois hermanos de Mi Hijo; que Su familia es buena y siguió los Mandamientos y aprendió, con Su Donación…

Y es todo lo contrario. Me da vergüenza enseñarLe a Mi Hijo este Mundo, Me da vergüenza enseñarle a sus hermanos, que en lugar de seguir lo que Él vino a traerles para que fuerais santos; escogisteis otro camino, el camino del Mal, el camino del Traidor…

Lloro, Mis pequeños. Y lloro ante Mi Hijo, porque vosotros NO habéis querido aprovechar el Camino que os trazó Mi Hijo para que alcanzarais la santidad de vida. ¡Cuánto Dolor Le causáis a Mi Hijo, cuánto Dolor Me causáis a Mí, Mis pequeños!

NO sois lo mejor con lo que una madre puede presumir a sus amistades. Sois tan pocos los que entendisteis la Misión de Mi Hijo, que os enamorasteis de Su Amor y que agradecéis de corazón todo lo que Él hizo por vosotros. ¡Sois tan pocos!

Mi Hijo Se dio totalmente por vosotros. ¿Qué sentiríais cada uno de vosotros, si alguno de vuestros hijos hiciera un sacrificio grande por el bien de vuestra familia o por el bien de una comunidad y que en lugar de agradecer ese bien, siguierais vuestra vida como si nada hubiera pasado y además, sin agradecer el bien que vuestro hijo hubiera hecho a toda esa comunidad?

Poneos en Mi lugar Mis pequeños, Yo Soy Madre de vuestro Salvador y Soy Madre vuestra también, porque así Me lo pidió Mi Hijo en la Cruz.

Una madre se alegra con las buenas obras de un hijo y se avergüenza ante la gente, cuando alguno de sus hijos se porta mal o causa problemas graves en la comunidad o más, si es en una ciudad o en el Mundo.

Me siento avergonzada ante Mi Dios, porque sois tan pocos los que habéis entendido y aprovechado la Donación de Mi Hijo por cada uno de vosotros. Sois tan pocos los que os mantenéis Conmigo a pesar de los ataques hacia vuestra persona, hacia vuestros ideales, hacia vuestra forma de pensar en lo religioso.

Os atacan por ser buenos, por CREER en Mi Hijo, por amarLo y respetar lo que Él os vino a Enseñar.

Ciertamente, aquellas almas que atacan a las almas buenas, a las almas que se llenan de Mi Dios, están satanizadas, porque, solamente, satanás Lo odia en la forma en cómo vuestros hermanos os atacan, porque lleváis a Mi Hijo en vuestro corazón.

Tenéis que aprender a ver la realidad espiritual que os rodea, Mis pequeños. Hay un Bien y hay un Mal. Si en vuestro corazón anida el Bien, es que Nuestro Dios está en vosotros. Nuestro Padre, Mi Hijo, Mi Esposo el Santo Espíritu de Amor y Ellos contentos están, porque vosotros transmitís lo que Ellos han permitido que vosotros aprendáis y viváis.

Y hay un Mal, que es el que Satanás produce. Y ese Mal ataca y trata de destruir todo lo que venga de Mi Hijo, todo lo que venga de la Santísima Trinidad Divina. Éstas almas, ciertamente le han abierto su corazón a Satanás, porque por ellos mismos, NO atacarían a Nuestro Dios y Señor.

Al menos Lo respetarían, porque el alma reconoce a su Creador. Pero cuando ya un alma Ataca, Blasfema, Destruye todo lo que es de Nuestro Dios, esa alma se ha dejado poseer por Satanás y debéis tener cuidado, Mis pequeños. Porque Mi Hijo os dijo: “Sois de Dios o sois de Satanás, NO hay medianías. O amáis u odiáis.”

Y es una desgracia que haya tantas y tantas almas alrededor del Mundo, que se han dejado arrastrar por Satanás, NO quieren saber nada de Nuestro Dios y Señor. NO quieren saber nada de Mi Hijo, NI lo que Él sufrió para daros Vida para poder entrar nuevamente, al Reino de los Cielos.

Cómo van a pedir Misericordia estas almas, si NO la conocen. Porque si Satanás habita en su corazón, es hipocresía hablar de Misericordia, hablar de Amor. Exigir que Nuestro Dios les conceda un Bien ya sea material o espiritual, cuando ellos odian, blasfeman, atacan Al que Es Fuente de Vida, Al que Es Providencia Divina, Al que Es Todo Amor.

Dice J. V.: En este momento la Santísima Virgen del Carmen, cargando al Niñito Jesús y alargando Sus brazos, me muestra a Su Hijito.

Aquí les muestro a Mi Hijo, vuestro Dios y Salvador. Es Todo Un Dios, a pesar de Su edad, Pequeñito, un Bebé. Y Es vuestro Dios y bajó para serviros, bajó para amaros, bajó para daros una Nueva Vida, aprendiendo lo que Él Enseñó.

Antes de que Él bajara y enseñara aquí en la Tierra, el hombre vivía en la Obscuridad, vivía en la Maldad, vivía en el Error, vivían en la manipulación de aquellos que se decían los sacerdotes del Templo, los transmisores de la Verdad.

Y Mi Hijo os trajo la Luz, puso en evidencia a esos sacerdotes del Templo, a los escribas y fariseos; mostrándolos al pueblo como lo que realmente eran: ladrones, blasfemos, pecadores y por eso Lo Mataron.

Vuestro Dios, vuestro Salvador, fue Asesinado por aquellos que se decían los Guías del pueblo, los que solamente podían leer las Escrituras y enseñarlas al pueblo. ¡Cuánto Error y cuánta Falsedad ha sufrido la humanidad!

El pueblo escogido Le dio la espalda a su Mesías y se propuso llenar de mentiras a la humanidad y lo ha hecho. Y la Mentira es de Satanás.

Mi Hijo Es la Luz, la Verdad, la Vida; pero pocos son los que han querido vivir en esa Verdad, dejarse guiar por ella, vivirla, amarla, transmitirla. Los que Le siguen, son muy amados por nuestro Dios y Señor y son muy odiados por el Enemigo.

 Vosotros NO vinisteis a servir al Enemigo, vinisteis a servir a Nuestro Dios. Vinisteis a servir a Mi Hijo y ser como Él, vivir como Él; Transmitiendo palabras de Vida, Haciendo milagros, porque debéis hacerlo, porque Mi Hijo está en vosotros, convirtiendo a vuestros hermanos con las mismas Palabras con que Mi Hijo os convirtió.

Tenéis una tarea Bellísima, Suprema, ser otro Cristo, salvar almas. Destruir la Maldad de Satanás a través del Amor que debéis vosotros primeramente vivir y luego, Transmitir.

Sois los Escogidos del Señor, sois las Ovejas del Rebaño. Muchos, MUCHOS fueron los llamados y muy pocos serán los escogidos y Yo como Madre vuestra, Me duelo con vuestro actuar, Me duelo con vuestra Respuesta de haber despreciado el Amor de Mi Hijo, que sólo vino a amaros.

Que sólo vino a levantaros hacia la Vida, la Verdadera Vida que debéis seguir aquí en la Tierra. Empezar a amar aquí, para cuando terminéis vuestra vida, vuestra misión aquí en la Tierra, sigáis viviendo y creciendo en Amor, en el Reino de los Cielos.

Aquí empezáis a amar, porque estáis siguiendo a vuestro Dios. Estáis siguiendo Sus Enseñanzas, pero ciertamente el Pecado Original, NO os permite avanzar como quisierais. NO os permite vivir el Amor como éste se os dará después, en el Reino de los Cielos.

Vuestro amor y vuestra Fe hacia vuestro Dios, hacia Mi Hijo, ES lo que os va a dar la salvación que tanto perseguís vosotros, los que entendéis por obra de Mi Santo Espíritu, Mi Esposo; que aquí NO será vuestro Hogar Eterno, sino el Reino de los Cielos será vuestro Hogar y que allá, avanzaréis inmensamente en el Amor que buscasteis y seguisteis primeramente, aquí en la Tierra.

El Amor de vuestro Dios, es vuestro y ES muy Poderoso. Pero vosotros debéis ser como Mi Hijo, Humildes en todo momento. HUMILDES y si os permite hacer un Milagro o grandes cosas…

Grandes Portentos, para mostrar a vuestros hermanos que Dios trabaja y Vive en vosotros; la Humildad os mantendrá seguros de que NO caigáis en la Soberbia y perdáis los Bienes de Nuestro Dios.

En todo momento humildad, Mis pequeños. Y sencillez, sabiendo que NO sois vosotros los que tenéis el Amor de Mi Hijo nada más por tenerlo, sino que lo Vivís, porque fuisteis escogidos, disteis vuestro “fiat” y Nuestro Dios, se congratuló con vosotros y os llenó de Su Vida.

Os habéis ganado la Vida de Dios en vosotros porque Lo amáis, porque Lo buscáis, porque queréis vivir Eternamente, en el Reino de los Cielo… Después de haber Trabajado como Mi Hijo aquí en la Tierra, para ayudar a vuestros hermanos, que NO entendieron la Lección, pero que Necesitan de vosotros para su salvación.  

LA INTERCESIÓN DE UN ALMA VÍCTIMA, ES LA MAS PODEROSA DEL UNIVERSO

Entended Mis pequeños, la Misión tan grande y tan bella que tenéis, la de ser otros Cristos para SALVAR a Infinidad de almas que tienen esa posibilidad de salvarse. Pero NO tienen las capacidades, porque NO hay Quién les enseñe o que entiendan las Verdades que Mi Hijo enseñó.

Dejaos pues Mis pequeños, mover por Mi Santo Espíritu. PedidLe continuamente el ser otros Cristos y así, seréis reconocidos en el Reino de los Cielos. Si realmente cumplís vuestra misión de ser otros Cristos, se os conocerá como hermanos de Mi Hijo, verdaderos hermanos del Salvador.

Dejaos pues mover por Él. ÉL va ir trabajando en vosotros, empezaréis a olvidar vuestra vida pasada… Y se os abrirá un nuevo Camino, una nueva vida, bella y llena de alegrías por servir a Nuestro Dios.

NO hagáis elucubraciones, porque NO estáis capacitados para conocer y aún para imaginar la Obra de un Dios. Sois creaturas muy pequeñas e incapaces de entender las Grandezas de Todo un Dios.

NO elucubréis. Simplemente, dejaos mover por vuestro Dios. Sed sencillos, así como cuando erais pequeños en la escuela. Ibais a ella, para que os enseñaran cosas nuevas. Vosotros NO os podíais NI siquiera imaginar, que lo que antes sentíais difícil, ahorita se os hace sencillo.

Os enseñaron las primeras letras, los primeros números cuando erais pequeñitos. Y gozabais cuando ibais a aprender. NO os podéis imaginar lo que la Potencia de Todo un Dios puede hacer con vosotros. NO tenéis NI idea de Sus Potencias y lo que haréis, por el Reino de los Cielos.

Os vuelvo a repetir: Sencillez, humildad y mucho amor, para dejaros mover por el Maestro, Mi Hijo y por Su Amor.

Ciertamente Mi Esposo, el Espíritu Santo envolverá a cada alma escogida en Su Sabiduría, en Su Amor y os Transformará. Ahí empezaréis a sentir y a vivir las Potencias Divinas trabajando en vosotros.  

Ciertamente al reconocer este cambio en vosotros, si realmente amáis y respetáis a Nuestro Dios, caeréis de rodillas… AgradeciéndoLe Sus Bondades, Su Misericordia, Su Amor Infinito.

Imaginaos en un salón inmenso, vosotros arrodillados y una Gran Luz. Una Inmensa Luz, llenando todo el recinto, en donde vosotros os veis tan pequeños como una hormiguita. No estáis asustados, estáis anonadados y preguntándoos cómo es posible…

Que Todo un Dios en Sus Potencias Infinitas, os haya escogido a vosotros tan pequeños, siendo una nada; para poseeros, para regalaros las Potencias Divinas y para trabajar para el Cielo, como gustosamente lo hacen los santos y los Ángeles.

Estáis arrodillados, estáis poseídos por el Divino Amor. Es inmenso el lugar y estáis solos, en Presencia de vuestro Dios que ciertamente NO lo veis, pero vuestros sentidos Lo perciben tal como Es. ¡Cuánto Amor! ¡Cuánta Sabiduría! ¡Cuánto Conocimiento!

Y todo esto nuevo para vosotros. Y esto os lo ganasteis, porque fuisteis fieles a las Promesas de Mi Hijo, porque Le amasteis, porque Lo vivisteis, porque Lo transmitisteis.

Vosotros NO os imagináis la forma en que Nuestro Dios y Señor en Su Santísima Trinidad, paga a las almas fieles, paga a las almas amorosas, paga a las almas abandonadas de sí mismas, porque escogisteis el servirLe, porque Él es vuestro Dios.

Porque Él es Creador de todo lo visible y lo invisible, porque creísteis por Fe y amasteis de corazón, sin nunca haberLe visto antes. Ese es el Verdadero Amor que llegó a vosotros, Le abristeis vuestro corazón a vuestro Dios y anidó en él.

Sois odiados por el Mundo, sois odiados por Satanás, porque tendréis lo que él perdió. Perdió a su Creador, a su Dios, Lo sacó de su corazón y se llenó de soberbia.

Vosotros en cambio, aceptasteis vuestra pequeñez, Le amasteis con un corazón totalmente donado a Su Voluntad. Creísteis en Él por Sus Obras y porque la misma Fe os dice que Se dio en lo Personal por vosotros. Le amáis, Le respetáis, Le agradecéis, porque Él se dio por vuestra salvación,

¡Es tanto el Amor que tiene por las creaturas! Pero especialmente por aquellas que se han vuelto otros Cristos.

El ser otro Cristo, es ser un alma llena de amor, que NO importa que se le ataque, que se le blasfeme, que se le haga a un lado o que se le mate. Cuando un alma ama de verdad, alma convertida en otro Cristo amará a sus hermanos, NO importando lo que de ellos llegue.

Las almas Crísticas, se convierten en salvadoras. Y a pesar de recibir un daño, de ellas sólo salen las frases de Mi Hijo: “Padre, perdónalos, porque NO saben lo que hacen”.

Las almas Crísticas aman. Aman inmensamente a las almas que se han llenado de la Maldad de Satanás, conocen que son pequeñas, que NO han crecido y NO por eso las deben despreciar. Al contrario, se abajan para que comprendan el Amor Verdadero.

Se abajan, para convencerlas de que hay un Dios que las ama a pesar de sus pecados, de sus faltas, de sus errores, de su Maldad. Las almas Crísticas, solamente quieren la salvación de las demás almas, porque eso es lo que aprendieron de Mi Hijo. Se dio por todos, por todas las almas, en todos los tiempos, sin excepción.

Sed pues Mis pequeños, esas almas envueltas del Amor de Mi Hijo. Almas Crísticas, almas Divinas, almas en las cuales Mi Hijo vuelve a Renacer para mostrarse ante el Mundo. Por eso ciertamente Mis pequeños, los escogidos estáis en el Mundo, pero NO sois del Mundo.

Porque Mi Hijo fue así. Vino al Mundo, pero NO aceptó la Maldad del Mundo, NO aceptó su Pecado y lo atacó, lo destruyó con Su Amor, con Su Evangelización y con Su Resurrección.

Sois Mis hijos, sois Mis Cristos, nuevamente. Y os voy a cuidar Mis pequeños. Yo estaré con vosotros, Mi Hijo os estará llevando a donde Él os quiera llevar, porque Él vivirá plenamente en vosotros. Sois los nuevos Cristos, dejaos mover por Su Amor Divino y por Su Amor Infinito.

Amad, amad a vuestros hermanos aún a pesar de la Maldad con la que os puedan atacar, como atacaron a Mi Hijo. Dejad que Mi Esposo, el Santo Espíritu de Amor os transforme, os llene de esa Nueva Vida que gozaréis inmensamente.

Para que podáis empezar a ayudar a vuestros hermanos que quedarán después de la Purificación, a crear el Nuevo Mundo, un Nuevo de Vida, de Vida Espiritual, de Vida en Dios, de Vida en Perfección.

Os amo, Mis pequeños, NO TEMÁIS a los cambios que vengan. Todo será para vuestro Bien. Amad a vuestro Dios por todo el Bien que ha hecho y hará con vosotros. Os amo, Mis pequeños, llevadMe siempre en vuestro corazón. Os Bendigo y os Bendigo con la Palabra de Mi Hijo, vuestro Salvador.

Mí Dios y Señor, Padre de todo lo creado, os Bendiga. Que Mí Hijo, Bendición de Mí Dios y Señor a Mí Corazón y a Mí Vientre Virginal, os Bendiga y que Mí Esposo, el Santo Espíritu del Amor, la Sabiduría, la Palabra, el Amor, también os Bendiga.

Y recibíd también de Mí, Vuestra Madre Celestial, Mis Bendiciones y Mí Ternura. Y preparád vuestra voluntad a una libre donación para ser guiados al Triunfo de la Verdad y del Amor.

http://diospadresemanifiesta.com/

E18 INSTRUMENTOS DE CALIDAD


cristorey-vitral1Hijitos Míos, os quiero decir que si el mundo está como está y vosotros estáis como estáis, es porque NO os habéis hecho Uno Conmigo. Sí, Mis pequeños. El Pecado cunde por todos lados porque vuestro corazón se ha vaciado casi de toda virtud, las cuales debieran existir en vosotros, por el hecho de llevarMe en vuestro corazón.

Sí, Yo existo realmente en cada corazón. Pero vuestro libre albedrío me acalla, NO me deja obrar, NO me deja aconsejaros, NO me deja guíaros, NO me deja ser Uno con vosotros.

El Mundo quiere paz, quiere abundancia, quiere amor, pero NO hace nada para lograrlo. Se quiere Paz, pero NO la buscáis primero en vosotros mismos. NO limitáis NI atacáis vuestro mal carácter. NO actuáis como Yo os enseñé.

Respondéis a la Maldición que recibís, con maldición. Respondéis con agresión, a la Agresión que recibís. Respondéis con mal, al Mal que se os hace.

NO habéis aprendido a perdonar el mal proceder de vuestros hermanos y esto es lo que provoca guerras entre pueblos, guerras entre los habitantes de un mismo pueblo, guerras entre hermanos de una misma familia, guerra contra vuestro Dios.

Yo os enseñé a poner la otra mejilla al que os golpeara y ahora decís que eso es una tontería. NO usáis las Armas de la Fé y del Amor.

Quizá a vuestro ojos y a vuestra forma de pensar sea una tontería el poner la otra mejilla. Pero os aseguro que aquel que diera un segundo golpe al que maltrata, recibirá una Gracia salida de Mi Corazón, para su conversión.

Aquel que es manso y humilde de corazón, cree en esta mansedumbre y la vive. Da más ejemplo y salva más almas que aquel que regresa el golpe recibido.

Seguís siendo el pueblo terco que saqué de Egipto. Seguís siendo el pueblo infiel que se aparta de su Dios tan pronto se le presentan las tentaciones. Seguís siendo el pueblo que tengo que castigar, para que entienda que su Dios los quiere mucho, pero que se han OLVIDADO de Sus Leyes.

Seguís siendo el pueblo de corazón duro que permite que la soberbia, en vez de la humildad, reine en su corazón. Hijitos Míos, el Mal cunde por la Tierra porque le ayudáis vosotros mismos a destruir Mí Obra de Amor.

El Demonio es Dolor, es Destrucción, es Muerte, es Desesperación, es Envidia, es Mentira, es Guerra, es Inmoralidad, es Impureza y muchas otras cosas más. Cosas que vosotros mismos vivís, aceptáis y utilizáis para atacar a vuestros propios hermanos.

Seguís siendo el pueblo que se aprovecha aun de sus propios hermanos, al alterar la balanza del producto que vende. Seguís siendo el pueblo que adora al becerro de oro y se ha olvidado de su Dios.

Seguís siendo el pueblo que NO defiende Mí Ley y fácilmente cae en otras creencias, las hace propias y las propaga. Seguís siendo el pueblo infiel que tuvo que ser castigado por mucho tiempo, antes de que pudiera entrar en la Tierra Prometida.

Hijitos Míos, porque os amo a pesar de vuestra Maldad y de vuestra Traición, debéis volver a pasar por otra Purificación, para que se os puedan dar los Cielos Nuevos y la Tierra Nueva.

¿Quién podrá ser aquel que tenga ahora un corazón limpio y una mirada pura y que me pueda llamar Mí Señor, con toda sinceridad?

¿Cuántos de vosotros podríais entrar ahora a Mí Nuevo Reino en la Tierra en donde el Amor Divino de vuestro Dios envolverá todo y a todos? ¿Cuántos de vosotros, ahora, podríais lanzar la primera piedra, porque os pudieráis sentir sin falta?

El que esté Libre de Pecado…

 NO HAY prácticamente alguien sobre la Tierra, libre de pecado o de falta, en estos tiempos. Lo que SÍ existen son almas fieles, que a pesar de caer en la Tentación se levantan, piden perdón de corazón y con la confianza de saber que serán perdonados, regresan a Mí arrepentidos, buscando ayuda para NO volver a caer.

Por ellos, por los que aún son fieles y amantes hijos, por ellos aminoro los castigos… Pero tendréis que padecerlos por vuestro bien.

Cuando aprendáis a ser Uno Conmigo, entonces podréis vencer toda Tentación, todo Mal que os ataque y siempre pagando con un Bien. De esta forma, fácilmente podréis construir el Reino de la Paz y del Amor Conmigo.

Debéis ser Instrumentos de Calidad y esto lo lograréis cuando Me permitáis vivir plenamente en vuestro corazón.

A los primeros cristianos se les reconocía por ese espíritu de Bien. Me aceptaron, Me vivían y hasta morían por Mí y por sus hermanos. Esa es una verdadera Familia y eso es lo que ahora quiero hacer con cada uno de vosotros. Hacer Mí Nueva Familia terrena en donde Yo sea vuestro Dios y vosotros Mí Pueblo Escogido.

Hijitos Míos, os quiero invitar a que meditéis sobre el vivir en la Verdad. Imagináos que entráis cuando sois pequeñitos, a una nueva escuela. NO conocéis el edificio, NO conocéis a vuestros compañeros NI a los que ya estaban ahí estudiando. Os sentís raros, inseguros,

NO sabéis cómo piensan NI que camino tomaréis para llegar a vuestro salón de clase. Os falta investigar y así van pasando los días, las semanas y los meses…

Y poco a poco os vais familiarizando con todo vuestro entorno, hasta que paulatinamente ya os comunicáis de la misma forma, como se comunican vuestros compañeros en esa nueva escuela.

Vais creciendo y lo mismo os sucede cuando sois jóvenes o adultos, cuando vais a empezar una nueva etapa de vuestra vida. Si empezáis en el trabajo, lo mismo sucederá. Os sentís inseguros hasta que gradualmente, ya  que vais conociendo vuestro entorno, vais tomando confianza y ya camináis igual que como van los demás.

En la vida espiritual Mis pequeños, sucede lo mismo. Cuando vosotros empezais a tratarMe, cuando aquéllos que NO han tenido ésa vida espiritual desde pequeñitos empiezan de nuevo, empiezan a crecer en Mi Amor y en obligaciones…

Se les hace todo nuevo, diferente, extraño, a pesar de que Mi Amor es quien os guía. Pero poco a poco vais conociéndoMe, vais aprendiendo a pensar como Yo, a hablar como Yo, a vivir como Yo, empezais a vivir en el Amor.

Cuando esto sucede Mis pequeños, es cuando ya entráis en el Camino de la Verdad y así es como deberéis moveros en el Mundo, en Mi Verdad. NO el la verdad humana, sino en Mi Verdad. Y cuando estáis ya en éste Camino de la Verdad os sentís más seguros, porque entonces sabréis lo que los corazones necesitan…

Porque esta necesidad de ADORACIÓN ABSOLUTA, solamente Dios PUEDE SATISFACERLA… TANTO EN EL AMAR, COMO EN EL SER AMADOS

Y realmente lo que necesitan, es el Amor.

Todas, todas las almas en el Mundo, aun las que aparentan ser muy malas, necesitan Amor, responden al Amor, responden al buen trato, responden al respeto… Y eso es lo que Yo necesito que seáis vosotros: hijos Míos amorosos que estén llevando Mi Presencia a todos vuestros hermanos.

Yo estuve entre vosotros, os enseñé cómo debierais comportaros, a buenos y a malos. Respeté y traté de darles alguna palabra de aliento. Aún a aquéllos que Me buscaban para hacerMe un mal, les iba dando alguna palabra para que recapacitaran y se arrepintieran,

Pero cuando el alma está satanizada, NO quiere recibir Amor, NO quiere dejar entrar Amor en su corazón, NO quieren ser transformados en el Amor.

Pero aún por ellas necesito que Oréis, para que pueda haber alguna Transformación. Debe haber el suficiente Amor en vuestro corazón para que podáis convertirlas a través de la Oración y del Ejemplo.

Mi Verdad, la Verdad que Yo os vine a enseñar, que es la de Mi Padre, es la Vida en el Amor; NO hay otra Verdad, Mis pequeños. El Amor os va a traer Sabiduría, os va a traer Paz, os va a traer Confianza, os podréis mover libremente en cualquier lugar que estéis, porque el Amor es respetuoso y al Amor se le respeta.

Vivid pues en Mi Verdad, para que podáis así estar seguros de que entraréis con la frente en alto en el Reino del Amor, al final de vuestros días en la Tierra.

Porque todos vosotros seréis juzgados en cuanto a la vida, a la vida propia y a la vida que deis a los demás. Vuestra vida, ¿Cómo la habéis tomado? ¿Cómo la habéis desarrollado? ¿Cómo habéis crecido?, ¿Cuánto Amor disteis a los demás? ¿Cuánta ayuda espiritual proporcionasteis a vuestros hermanos?

¿Qué enseñasteis en lo personal? ¿Cómo vosotros mismos os mejorasteis, para llegar a ésa santidad a la que Yo os he pedido? Y también muy importante, ¿Cómo fue la vida que vosotros transmitisteis hacia todos vuestros hermanos con los que entrasteis en contacto a lo largo de vuestra existencia?.

Yo, vuestro Hermano Cristo Jesús siendo Dios, Mi Vida era Divina, ES Divina. Me mostré entre los hombres así, como Dios, con Mis Milagros, con Mi manera de actuar, con Mis Virtudes, pero lo más importante fue la Vida que Yo les transmití.

Yo Me mostré ante vuestros hermanos de ése tiempo, como un Maestro. Un Maestro Divino que os vino a enseñar lo que le aprendí a Mi Padre. Os vine a enseñar las enseñanzas del Cielo, la Vida del Cielo, la Vida que tendréis en lo futuro y Eternamente, si os mantenéis Conmigo en la Gracia y en el Amor.

Esa Vida es la que va dando más Vida, ésa Vida que Yo os enseñé, es la que ha dado vuelta al Mundo, ésa Vida es la que habéis tomado vosotros y NO debéis detenerla, sino que la debéis dar a vuestros hermanos.

Como os dije, por ésas dos Vidas seréis juzgados. Qué hicisteis en vosotros mismos y qué hicisteis para los demás. Ciertamente lo que hagáis para los demás os va a dar más méritos, os va a dar más regalos, os va aumentar la Gracia en vuestro ser. Vuestra alma será más premiada cuanto más Amor hayáis dado a vuestros hermanos, cuantas más almas hayáis atraído hacia Mi Corazón.

Meditad en esto Mis pequeños, porque muchos, muchos hermanos vuestros llevan una vida pasiva, hablan de que respetan a los demás, que NO se meten con nadie, que NO entran en contacto con nadie, creyendo que con esto están cumpliendo.

Dicen NO hacer daño y NO tratan de ayudar a vuestros hermanos de ninguna forma. Ellos están fallando realmente. NO es virtud lo que están haciendo, NO están transmitiendo Mi Vida, NO los están ayudando en lo absoluto para vuestro crecimiento espiritual.

Yo Cristo Jesús que estaba entre vosotros, entre vuestros hermanos, Mi Misión de Amor la llevé a todos. Yo iba invitando almas para que se unieran a Mí, para que siguieran la Palabra, para que la hicieran suya, para que vivieran en el Amor… Pero ya os lo dicen las Escrituras “muchos son los llamados, pocos los escogidos”.

¿Por qué dudáis, Mis pequeños, cuando recibís ése llamado Mío, de vuestro Dios? ¿Por qué dudáis, Mis pequeños y creéis que os pueda Yo pedir más allá de vuestras capacidades? ¿Por qué dudáis Mis pequeños y creéis que Yo os pueda traer maldad a vuestra vida, cuando al estar Conmigo y aceptarMe en vuestro corazón todo será, todo se volverá bendición?

Muchos son los llamados, pocos los escogidos, porque os falta Fe, os falta confianza en Mí, vuestro Dios y os falta emparentaros a Mi Amor. NO habéis dejado entrar plenamente Mi Amor en vuestro corazón, para que podáis vivir plenamente Mi Amor con vuestro pequeño amor.

Tomaos el riesgo amoroso y veréis que NO os defraudaré. El Amor NO defrauda al amado, venid en Mi búsqueda y os colmaré. Cuando vosotros Me llamáis, que pedís que Me haga Presente, Yo ya estoy entre vosotros, Mis pequeños. Y comparto con vosotros, gozo con vosotros, platico con vosotros y a través de vosotros mismos.

Os voy dando Conocimiento, os voy dando Sabiduría. Y todo esto, para que vosotros Me vayáis conociendo cada vez más, porque en el Conocimiento, vosotros os vais enamorando.

SOLO DANDO EL PASO DE FE, ¡APRENDEMOS A VOLAR!

Cuando vosotros tratáis a una persona y la vais conociendo más profundamente, es como van creciendo ésos lazos de afectividad, ésos lazos de amor y así quiero que estéis Conmigo, Mis pequeños. Compartiendo Conmigo en todo momento. NO os imagináis, Mis pequeños, cómo quiero ya estar con vosotros.

Ciertamente estoy entre vosotros. Pero quiero ya estar Personalmente con vosotros, que vosotros podáis verMe, compartir Conmigo, lo mismo que estáis haciendo ahora, pero ya con Mi Presencia visible entre vosotros y se va a dar, Mis pequeños,

Se va a dar, porque esa es Mi Promesa y deseo Yo hacerlo, porque Soy vuestro Hermano y quiero compartir con vosotros también Mis momentos bellos. Y quiero llevar a Mi Rebaño hacia la plenitud del Amor y de la Sabiduría Divina.

Aquellos que perseveran, que realmente Me buscan, tarde o temprano Me encuentran. Yo estoy en vosotros, pero ahora voy a estar fuera de vosotros y gozaréis, Mis pequeños, gozaréis Mi Presencia. ¡Cuánto Amor quiero derramar a todos vosotros, a toda la humanidad, a todos aquellos que Me buscan

Mi pequeño Me lo pide y así será. Poco a poco Me iréis sintiendo, iréis sintiendo Mi Presencia real en vuestra vida cada vez más, así como el tiempo pase.

Mi Presencia estará ante vosotros en algunos momentos, hasta Me dejaré ver por vosotros, porque se está uniendo ya el Cielo con la Tierra y especialmente para vosotros, que estáis orando para ello. Son Mis regalos de Amor, Mis pequeños, los regalos de todo un Dios para aquellas almas escogidas, pero que perseveraron y buscaron el tenerMe en su corazón y vivir junto Conmigo.

Hijitos Míos, con la vida de vuestro hermano Francisco de Asís, se dio lo que tanto os he pedido, el ser otro Cristos aquí en la Tierra. Yo os decía, “aquél que quiera venir en pos de Mí, tome su cruz y sígame”.

Mis pequeños, la vida en la Tierra es un continuo luchar por la Fe, por la Virtud, por el Amor. Cuando estáis Conmigo podéis ver claramente lo que se necesita a vuestro alrededor. Cuando estáis Conmigo veis la realidad de la vida humana, veis la realidad del pecado a vuestro alrededor, porque vosotros NO os enlodáis.

Si sois otros Cristos, pensaréis y viviréis en la Gracia, en la santidad. La buscaréis porque ése es vuestro alimento, alimento de vida para el que es Mi seguidor, porque Yo Soy el Santo de los Santos y aquél que Me siga tendrá que seguir los Pasos del Santo de los Santos que Soy Yo, el Hijo del Dios Verdadero.

Os he dicho también que el Mundo está en contra de aquellos que Me siguen. Que sí, ciertamente tendréis una vida difícil porque Satanás os estará acechando mucho más que a aquellos de vuestros hermanos que NO están Conmigo. Vosotros los que Me seguís, estáis luchando contra las fuerzas satánicas, contra todo aquello que está tratando de destruir Mi obra sobre la Tierra.

Mis pequeños, Mis hermanos, Mis hijos, tenéis que seguir luchando para que se vaya dando el Reino sobre la Tierra. El Reino de Mi Padre, el Reino que debe de llevar todo lo que Yo os enseñé, que debéis vivirlo para que seáis ejemplo de vida ante vuestros hermanos, como lo fue Francisco.

Sí, es difícil, os vuelvo a repetir. Pero al ser otros Cristos, también tendréis ésas prerrogativas: haréis grandes cosas, vuestro nombre será ensalzado en los Cielos y en la Tierra, porque el ser otro Cristo para vuestros hermanos, lleva también pago inmenso del Cielo, sois ejemplo vivo nuevamente sobre la Tierra.

Grandes bendiciones se derraman sobre las almas que son otros Cristos, pero sobre todo, lo que más haréis, será la salvación de muchas almas por vuestro ejemplo, por vuestra donación, por la vida que dais a vuestros hermanos y que ellos al tomaros como ejemplo, cambiarán.

Recordad, entre los hijos de Dios NO cabe el egoísmo, por eso los hijos de Dios piden continuamente por la salvación de sus hermanos. En el Reino hay cabida para todos, NO seáis parcos en vuestra Oración, en vuestra Intercesión por la salvación de vuestros hermanos.

Haced que vuestra Oración llegue a todos los confines de la Tierra. Son pocos, pocos los que ya oran con el corazón. PedidMe ésa Gracia de Orar con vuestro corazón por la salvación de vuestros hermanos.

Hijitos Míos, buscad siempre lo sencillo y lo sencillo os llevará a lo extraordinario. Si buscáis directamente lo extraordinario NO estaréis capacitados para poderlo soportar NI engrandecer, porque NO tenéis las capacidades. Empezad por lo sencillo.

Yo, vuestro Dios Cristo Jesús, siendo todo un Dios, os quise dar ésa lección, empecé por lo sencillo, quise ser uno como vosotros, Nacido de Mujer, pequeñito, humilde, sencillo, trabajador. Crecí entre todos, NO apartado de todos como la realeza, Me combiné con todos, os conocí a todos, desde el más grosero, hasta el más santo, desde el más pobre, hasta el más rico.

Soy vuestro Hermano y vuestro Dios y quiero la salvación de todos vosotros, porque Mi Sangre Preciosa os alcanza a todos, a todas las generaciones en todos los tiempos, pero antes del Fin del Mundo.

Estáis en momentos de un cambio tremendo, en el que muchas almas pueden perderse eternamente. Mi Sangre Preciosa está con vosotros, Mi Sangre Salvadora os acompaña en vuestras oraciones, tomadla, Mis pequeños. En vuestras oraciones, llevad Mi Sangre Salvadora a todos aquellos hermanos vuestros, en todos los países del Mundo, para que vaya purificando y salvando a tantas almas que necesitan de su salvación.

No desperdiciéis, Mis pequeños, el Poder de Mi Sangre, está a vuestro alcance y vosotros, que Me amáis, vosotros que debéis amar también a vuestros hermanos enfermos, a vuestros hermanos que se han apartado de Mi Amor.

Tomad Mi Sangre, vertedla sobre ellos por su purificación y ofrecedMe sus almas, para que Yo les dé Vida nueva, porque Yo vine a dar nueva Vida a toda la humanidad, desde aquél tiempo y tenéis ya Mi nueva Vida porque os la di, ya hace un poco más de dos mil años.

Ahora es vuestro tiempo Mis pequeños, de ser corredentores. Y sois corredentores tomando primeramente, Mi Corazón. Debéis hacerLo vuestro y así, llenándoos de Mi Amor, deberéis tomar también Mi Sangre Preciosa, Mi Sangre Purificadora y la deberéis repartir a vuestros hermanos que están enfermos por la maldad, por el error, por tantos pecados que apartan al hombre de Mí, vuestro Dios.

Así pues Mis pequeños, ved nuevamente Mis Llagas cómo están abiertas y acercad a ellas a todos aquellos hermanos vuestros que veáis que necesitan de su salvación para su salvación eterna. Soy la Luz del Mundo y os vine a enseñar cómo debíais transmitirla también vosotros. Os vine a regalar Mi Luz, para que vosotros también fuerais Luz en las Tinieblas que os rodean.

Por todos lados hay tinieblas, Mis pequeños, por todos lados hay maldad, pero Mi Luz, que es Mi Amor, que son Mis Gracias y Bendiciones, pueden acabar fácilmente con la maldad de satanás. Él ataca a todos los que están en la Luz, pero tarde o temprano la Luz se dará, porque él ya no podrá atacar tanta Luz, que irá quitándole poder. Es por eso, Mis pequeños, que os volváis Luz en estos tiempos.

Cuando uno se vuelve administrador de Mis Bienes y esto quiere decir Apóstol, ciertamente, será como Yo, que vine a dar las enseñanzas de Mi Padre, pero por otro lado, se es más atacado por las fuerzas del Mal y muchos de vuestros hermanos o quizá aún vosotros mismos, le teméis a esto. NO queréis ser atacados,

El Apóstol es ejemplo de vida, es ejemplo de Amor, enseña lo que Yo os di. Vivid pues como verdaderos apóstoles Míos, sufriréis ciertamente pero gozaréis eternamente.

Mis regalos de Amor están prestos para derramarse sobre todas las almas buenas y vosotros estáis en ése grupo. ¡Cuánto os amo, Mis pequeños!, seguid adelante, falta poco, soportad la Prueba y OfrecédMela, por el Dolor que Yo tuve por vosotros.

DadMe con gusto vuestros dolores, lo que os toque padecer, porque a través de ésa unión, va a empezar la unión eterna, vuestras almas con vuestro Dios. Os amo, Mis pequeños y recibid Mis Bendiciones. Yo os Bendigo en el Nombre de Mí Padre, en Mí Santo Nombre y en el Nombre del Amor de Mí Santo Espíritu.

http://diospadresemanifiesta.com/

N181 LAS ESCAMAS DEL PECADO


PADRE ETERNOEscribe hijito Mío, escribe sobre éste tema lleno de Mí Misericordia: la Santificación de todos los Pueblos.

Acto seguido a vuestra humilde y sincera entrega a Mí Corazón Paternal, vendrá la Glorificación y Santificación de TODOS los pueblos de la Tierra, en donde se llevará a cabo Mí Promesa: la Unidad en el Amor, la Unidad en Mí Pensamiento, la Unidad en el Amor Divino de vuestro Padre y Creador.

Será la excelsitud de Mí Corazón hacia vosotros, Mis pequeños hijitos.

El PUEBLO que quede después de la Purificación, será nuevamente Mí Pueblo y Yo seré vuestro Pastor. Conocerán Mí Gloria. Conocerán Mí Camino. Me Conocerán y podrán darse cuenta de la ingratitud antigua, tanto de vuestros ancestros, como de la vuestra.

El velo de sus ojos y de su mente caerá y verán las cosas tal cuál son, como Yo las creé. Como quise que fueran desde el Principio, cómo Yo había dispuesto todo a favor del Género Humano para su servicio y cómo fue Aniquilado TODO por el Pecado.

 Se darán cuenta de Mí Amor para con cada uno de vosotros. Cómo los guié, cómo los consentí, cómo los amé a pesar de vuestras miserias y necedades, a pesar de vuestras mentiras y de vuestras traiciones. Se les caerán las Escamas de los ojos y verán Mí Gloria…

La Gloria preexistente a vosotros mismos y que se os ha estado guardando como Premio final a vuestro esfuerzo espiritual por transmitir Mí Santo Nombre y Mí Santo Amor a todos lo vuestros. Conocerán el Verdadero Amor de Vuestro Dios.

TODOS se reconocerán nuevamente en Mí Amor. Todos los pueblos serán uno y todos Me buscarán a Mí vuestro Dios y Creador.

00consagracion

Vuestras alegrías, vuestras alabanzas, vuestros agradecimientos SERÁN ESCUCHADOS por Mí con gran alegría y beneplácito de Mí Corazón; puesto que ahora ya NO habrá mentira ni desconfianza hacia Mí, vuestro Dios. Y así, todas vuestras plegarias y agradecimientos saldrán de un corazón sincero y amoroso hacia Mí, vuestro Dios y Salvador.

La Santificación de los Pueblos se ha de dar y ha de venir, cuando vuestro corazón se santifique en Mí Amor.

Dichosos aquellos que alcancen el Triunfo de Mí Corazón Misericordioso al mantenerse fieles a la Fé a Mí Amor, al Triunfo Final de Mí Corazón. Vivíd desde ahora esa ENTREGA de vuestro corazón al Mío. Vivíd con la Esperanza firme de que vuestro Padre os está esperando y está preparando el Triunfo Final, para que lo gocéis por toda la Eternidad junto con Él.

Vivíd sumergidos en el Amor y en la ENTREGA A LA VOLUNTAD a vuestro Dios, para ser llevados en alas del Amor a vivir la plenitud de vuestro corazón en el Mío.

00corazon de jesus

Alegría inmensa habrá en aquél Día. Llantos de amor agradecerán a Mí Corazón tantas bondades derramadas sobre vosotros, Mis Hijos. Cantos de alabanza se unirán a los de Mis Ángeles, para alabar a Mí Santo Nombre, por tanto bien que habéis recibido y recibiréis por los siglos de los siglos. Por haber sido fieles a Mis Palabras y a Mí Amor.

Vuestra Fé y vuestra Esperanza, por fin se verán coronadas por haber Perseverado en Mí.

Vivíd ya desde ahora tanta hermosura que os tengo reservada, para aquellos que confiando en Mí, perseveren hasta el Final. No deberán temer a los Acontecimientos, porque vuestro Dios, Padre y Señor de todo lo creado visible e invisible, estará con vosotros en todo momento.

Benditos séais vosotros los que Perseveréis hasta el Final, porque de vosotros será el Reino de los Cielos. Os lo promete vuestro Padre, vuestro Dios, que Vive y Reina por los siglos de los siglos. Yo Soy el Alfa y la Omega y todo está bajo Mis Pies y vosotros estáis en Mí Corazón.

00embestida-satanás

Porque Mis pequeños, la Vida en la Gracia exige mucho trabajo en vuestra alma. La Vida en la Gracia ciertamente es difícil, porque estáis rodeados de ataques fuertes del Enemigo… ES una lucha continua el vivir en estado de Gracia. O sea, en una pulcritud espiritual. Teniendo a vuestro alrededor tanto ataque satánico, EXIGE mucho esfuerzo.

Os debéis cuidar por todos lados, Satanás es muy SUTIL… SI no os alimentáis con Mi Cuerpo, con Mi Sangre, con la Oración, con el ejemplo. Si no estáis viviendo la virtud y el Amor, fácilmente caéis en las redes de Satanás.

Pecados hay muchos, Mis pequeños; hay desde los pequeños que vosotros decís veniales, hasta los mortales que separan de Mi Gracia. El Pecado en sí es grave.

El decir “Pecar”: es decir “maldad”, es decir “traición”, es decir “falta de amor”, es decir “no te necesito ahora en Tu Gracia y en Tu Amor, Señor”. El pecado siempre os va a separar de Mí, porque por más pequeño que sea, hay una separación.

hijo rebelde

Sabéis que ésos pecados veniales se curan precisamente con actos de Amor, es la Oración profunda, es el asistir a la Sagrada Eucaristía, es hacer algún acto amoroso con vuestros hermanos como limosnas, ayudas personales, cosas buenas en general. Eso es Amor. El pecado, es separación del Amor.

El pecado mortal, es deliberadamente apartarse de Mí. Es el saber que Me estáis dañando fuertemente y lo queréis hacer así.

Para separarse totalmente de Mi Amor, es NO desear Mi Amor, es NO desear Mi Presencia en vuestra vida; es NO desear en ése momento que Yo esté con vosotros, NI Mi Gracia, NI Mi Misericordia, NI Mi Amor, nada hacia vosotros.

Y aún así, saber que Me haréis un daño grande con un acto deliberado vuestro.

hijos rebeldes

Eso es grave, Mis pequeños. Deberéis estar más pendientes de vuestra vida espiritual, evitar los olvidos que os llevan a ésos pequeños pecados, pero que son muy dolorosos para Mí.

Los que sois padres, sabéis más de esto. Os doléis cuando queréis ir con vuestros hijos de cualquier edad y ellos NO os hacen caso…

Estáis deseosos de amarlos, de jugar con ellos, de platicar con ellos y el hijo está metido en sus cosas, NO desea estar con vosotros. Desea estar con lo suyo, no os quiere hacer caso en ése momento.

Vosotros os apartáis de él, ya no insistís y os vais con el corazón destrozado. Vuestro corazón que quiere amar, NO recibió en reciprocidad el amor del hijo.

Eso es lo que Yo siento, pero en un grado mayor, Mis pequeños. Porque Yo Soy el Puro y el Santo y por eso Soy más sensible a ése Dolor.

hijo enojado

Tratad pues, Mis pequeños, de estar pendientes de Mi Amor, de Mi Presencia en vuestra vida, de cuando Yo os voy a buscar. DadMe, dadMe vuestro amor, dadMe unas palabritas.

Podríais alguna vez consentirMe dandoMe vuestro tiempo, que fueran dos o tres minutos de Oración o sea de plática Conmigo, con vuestro Dios.

 ¡Cómo Me gustaría que vosotros, Mis hijos, vinierais a buscarMe y Me dijerais cualquier cosa o Me pidierais algún consejo! ¡En pocas palabras, que Me dierais Mi lugar como Padre! No venir a Mí solamente para pedirMe o exigirMe vuestras necesidades.

¡Cómo quisiera poder tener a todos Mis hijos a Mi alrededor, platicar con todos vosotros! ¡Escuchar de vuestros logros, de vuestros problemitas, de lo que hacéis de bueno con los demás! ¡Escucharos, como se escuchan en una familia, las pláticas internas!

familia feliz

¡Cómo os agradecería Mis pequeños, ésos momentos íntimos, momentos amorosos, momentos de vida, de la vida que vosotros dais, con la vida que habéis recibido de Mí! Dadme si queréis, momentitos para agradarMe, para dialogar Conmigo y Yo os lo pagaré inmensamente con Mis derrames de Amor.

Porque Hijitos Míos, Mi Corazón Entristecido está. Son tantos de vuestros hermanos alrededor de la Tierra, apartados de Mí.

Muchos de ellos NO Me conocen, porque están en otras sectas, religiones. Nacieron en ellas, siguen en ellas, ciertamente han escuchado de Mí, de Mi Nombre, pero NO de Mi Evangelización.

Pero los que más Me mortifican, las almas que más dolor causan a Mi corazón, son aquellas Sí Me conocieron y que ahora Me han Traicionado, que se han alejado de Mí.

Todos aquellos que vivieron Mi Amor, que sintieron Mi Amor, sintieron cómo Yo los consentía, les di lo que Me pidieron y aún así Me dieron la espalda.

hedonismo apostasia

Mis pequeños, de ésos hay muchos, muchos de vuestros hermanos. Tuvieron una infancia llena de Mí, crecieron y después se alejaron. ¿Qué pasó ahí, Mis pequeños?

¿Se sintieron traicionados por Mí, por vuestro Dios, que Soy todo Amor, que Yo NO traiciono a las almas, sino que las consiento? ¿Qué fue lo que faltó ahí?

Es el hombre que por seguir las cosas del Mundo, los placeres, la materialidad, el evitar las obligaciones, el querer hacer su voluntad y tantas y tantas otras cosas; caen, se tropiezan y les duele. Sucede como con el hijo pródigo, se apartan de Mí, NO quieren ya saber de Mí.

 Pero a pesar de todo, los sigo consintiendo aunque ellos NO se den cuenta o NO quieran darse cuenta. Ciertamente NO tendrán todo Mi apoyo, porque ellos NO lo quieren así y por eso tropiezan, caen. Sufren, porque Me están traicionando.

33apostasía y tibieza

Orad, orad por esas almas Mis pequeños; vosotros los que a pesar de los ataques de Satanás en vuestras vidas, seguís adelante. Vosotros, los que sí aceptasteis Mi Palabra, la habéis puesto en práctica y os he dado un espíritu aguerrido…

Seguid adelante, Mis pequeños y pedid por ellos. Vosotros, los que os estáis manteniendo a pesar de los ataques en vuestra persona, seguid adelante Mis pequeños, que Yo estoy con vosotros.

He aumentando vuestras capacidades, he aumentado Mi Gracia sobre vosotros, porque los tiempos son difíciles y vosotros los que sois fieles, deberéis tener más protección.

Porque Satanás os atacará más y lo estáis viendo y sintiendo en vuestra vida.

Pero también os dais cuenta de que Yo estoy ahí, cosa que vuestros hermanos, a muchos de ellos NI siquiera les importa esto…

 NO les importa qué sucede a su alrededor, siempre y cuando, que lo que estén haciendo en puro egoísmo, se sientan bien en su vida.

Destrozan, maldicen, deshacen, pecan… Y eso para ellos es lo normal y se sienten bien, según ellos.

Ciertamente les hago sentir en su corazón el Mal que están provocando, el Mal que Me están provocando y el Mal que se están provocando a ellos mismos.

boomerang

Un alma NO se puede zafar a ése Juicio que van teniendo a lo largo de su vida, porque Yo os amo y os hago reflexionar sobre vuestra manera de vivir espiritualmente.

Sí, lo humano, vuestros actos os afectan espiritualmente hacia el Bien o hacia el Mal y vuestra espiritualidad, también.

Vuestra vida íntima, espiritual, también afecta vuestros actos, hacia lo Bueno o hacia lo malo. NO os podéis separar, Mis pequeños, de lo humano ni de lo espiritual…

Y Yo os voy ayudando con un Juicio interior, para que reflexionéis, sintáis Mi Presencia, os avergoncéis y con ello volváis a Mí.

¡Os amo, Mis pequeños! Y es vuestra alma la que está en juego, NO es Mi futuro, es vuestro futuro lo que está en juego.

00conciencia-

Por eso, os voy siguiendo continuamente para protegeros de los ataques satánicos, porque realmente vosotros os separáis de Mí, por escuchar al Enemigo.

Yo NO os puedo apartar de Mi Gracia, porque sois hechura Mía. Satanás, quiere destruir Mi Obra y vosotros sois Mi Obra de Perfección.

Entended esto Mis pequeños, entendedlo… Y así, cuando lo meditéis en profundidad, entonces encontraréis la Verdad de Mi Amor en vuestra vida.

 Estáis malamente acostumbrados a ver solamente lo negativo de lo que os sucede todos los días, de todo lo que os rodea, de todo lo que pasa en vuestra vida. Los acontecimientos que se dan cercanos a vosotros o en vuestra ciudad o en el Mundo entero.

LOS PECADORES LLEVAN EN SU ALMA UN CRISTO MUERTO, POR SUS PECADOS…  O AGONIZANTE POR SU TIBIEZA….

Os enfocáis principalmente hacia lo negativo y olvidáis tantas cosas buenas que os rodean y esto es Mi Presencia, Mi Gracia alrededor de vosotros y en vosotros.

Los que son tabernáculos vivientes y adoran a un CRISTO VIVO Y RESUCITADO, lo portan con sus almas vivas y adorantes del Dios Vivo ACTUANTE EN SU VOLUNTAD DIVINA…

Al NO ver lo positivo, al NO ver Mi Presencia en todas las cosas buenas que se suceden a vuestro alrededor y en el Mundo entero, NO Me estáis viendo a Mí…

Y así de ésta forma, NO podéis agradecerMe todo lo que Yo hago por vosotros. Os olvidáis de Mí o solamente daréis un “gracias”, mas por obligación que por un sentimiento profundo.

Si os acostumbrarais a ver lo positivo que se sucede a diario, todo lo bueno que Yo derramo sobre la Tierra y sobre vuestras personas.

TODO MI AMOR, todo lo bueno que os rodea, todo aquello que os cuida, que os alimenta, que os lleva hacia la perfección. Todo aquello que es bueno para vosotros, NO lo veis, Mis pequeños.

00malos pensamientos

PENSAMIENTOS Y SENTIMIENTOS           EL CAMPO DONDE PERDEMOS CON SATANÁS

Veis solamente el Mal. El mal que hacen otros, el mal que os hacen, todo lo malo que pasa en vuestra vida, eso sí lo tenéis muy pendiente. ES lo que contáis a vuestros hermanos, es vuestra plática de todos los días, ¿Por qué NO cambiáis, Mis pequeños y les hacéis ver que Yo estoy con vosotros?

 Hacedles ver Mi Presencia en lo que os rodea, todas Mis Bendiciones, Mi Providencia… Entonces sí vendría un cambio en la humanidad, NO se enfrascarían en la maldad que se estáis viviendo, que se está dando.

Apenas si os dierais cuenta que, si ésa maldad NO os aplasta, es precisamente porque Mi Bondad os está protegiendo, os está cuidando, está con vosotros.

Os pido por ello Mis pequeños, que tratéis de ahora en adelante ver Mi Bondad a vuestro alrededor, Mis cuidados Paternales, Mi Vida con vuestra vida…

Y ESO, es lo que deberéis contar a vuestros hermanos, todo el bien que recibís. Cómo os cuido, cómo os proveo, cómo todo os sale bien porque estáis Conmigo y de ésa forma NO le daréis por su lado al Mal.

Si vosotros habláis del Mal, los demás se fijarán solamente en eso. Si vosotros habláis de Mí, entonces Me encontrarán a Mí y Me agradecerán por todo lo que reciben. SON TAN  POCOS, tan pocos vuestros hermanos, los que Me agradecen a diario por lo que reciben.

Si vosotros habláis de Mí, Me Conocerán, Me agradecerán Yo estaré más con vosotros y ellos más Conmigo… Y así, entonces haremos una verdadera Familia y el Amor es cuando se verá ya patente entre los hombres.

Ésa es vuestra misión, hacer que Mi Amor sea patente, sea vida, que vosotros os deis cuenta de lo que está sucediendo a vuestro alrededor, porque Yo estoy con vosotros.

No hagáis patente al Mal. Vosotros NO vinisteis a trabajar para el Mal. Vinisteis a vivir en el Bien y a transmitir el Bien, Yo Soy el Bien Supremo, vinisteis a servirMe y NO a servir al Enemigo.

Porque una gran cantidad de vosotros Mis pequeños, sufrís de lo que podría decirse  una anemia espiritual o sea una debilidad espiritual. Dais lo mínimo necesario, dais tan poco, Mis pequeños.

Recibís tanto y dais muy poco, NO os alimentáis de lo que os puede haceros crecer espiritualmente y de ésa forma, como NO estáis fuertes en la Gracia, tampoco  podéis dar lo suficiente, porque NO sabéis ni siquiera cómo darlo.

NO queréis crecer. NO queréis vivir una vida espiritual más profunda, porque de ésa forma, ya NO podríais vivir lo que vuestros mismos hermanos a vuestro alrededor os obligan a hacer. Debéis cumplir ahora con patrones preestablecidos, patrones sociales que si os salís de ellos, os ven raros.

LIBRE DEL RESPETO HUMANO

NO os aceptan ya dentro de sus grupos sociales, porque sois diferentes. Sí, ciertamente estar Conmigo, cumplir con Mis Mandamientos, cumplir con una vida espiritual santa… SÍ, ya es difícil decir esta palabra.

Ahora entre vosotros “una vida espiritual santa”, en donde NO se permite el Pecado en vuestra vida, os hace ya raros ante los ojos de vuestros hermanos.

Sois los raros de la humanidad… Sois los diferentes. Sois aquellos a los cuales YA NO se os invita, porque NO les aceptáis tengan una vida Libertina.

Vosotros al estar ante ellos y ellos al ver vuestra pureza de corazón, se sienten incómodos…

Por eso os rechazan. Por eso al veros “raros”, NO QUIEREN teneros dentro de su grupo social. Ya NO sois Mis pequeños para ellos y eso os debe de agradar, porque Mi Hijo también fue Rechazado.

Dad gracias a la Gracia que vive en vosotros, porque ya NO estáis con el Mundo, ya sois Míos Mis pequeños.  SÍ,  ahora sois como Mi Hijo, que llevaba Santidad en Su Corazón.

Su Presencia irradiaba Santidad, Pureza, Amor. ES ahora vuestro turno Mis pequeños, ser Mis hijos. SER el ejemplo de vida para otros de vuestros hermanos, SER LOS CRISTOS DE ÉSTE TIEMPO…

Ya empezasteis a sentir lo que sintió Mi Hijo: el Rechazo. Después de ello seguirá lo que siguió a Mi Hijo, la Grosería, la Blasfemia y quizá hasta la Muerte…

Pero eso os vuelvo a repetir, os debe llenar de alegría, porque estáis haciendo verdaderamente lo que debéis hacer sobre la Tierra…

Ser vida en el Amor, ser virtud viviente entre vuestros hermanos, ser Mis servidores en la salvación de vuestros hermanos que NO quieren saber de lo que es ésa vida en la Gracia. El Pecado les ha puesto un velo sobre sus ojos, sobre su mente y sobre su corazón, lo normal ahora es vivir en el pecado.

NO se acercan a Mí porque para ellos, es lo Divertido.

¡Insensatos! ¡Insensatos!, ¡No se quieren dar cuenta de que están al borde de la muerte, Muerte Eterna! Orad por ellos Mis pequeños. Vosotros, los raros del mundo. Orad por ellos, como Mi Hijo oró y se dio por todos vosotros en Todos los Tiempos.

Sois Mis Cristos, sois Corredentores, seréis salvadores de muchas almas y os lo agradezco Mis pequeños, Mi Gracia está con vosotros, Mi Amor os cubre, os protege y os alimenta.

Hijitos Míos, vosotros sois muy parcos en el pedir. Sí, Yo Soy vuestro Dios. Lo que para vosotros es mucho o demasiado, para Mi es una insignificancia. Vosotros vivís en la Tierra, veis las cosas en ésa pequeñez.

Ciertamente hay cosas Inmensamente grandes para vosotros. Pero para Mí vuestro Dios, Creador del Universo entero, ¿Qué es vuestro pequeño planeta comparado con el Universo? ES UNA NADA.

Yo vuestro Dios, acostumbrado a las cosas inmensas inconmensurables, os puedo dar todo, Mis pequeños. Vosotros NO habéis llegado a comprender todavía Mis Potencias de Amor y por eso NO Me pedís lo que debierais pedirMe.

 Debéis llegar a pedir hasta el Milagro y esto es hablar de lo Imposible. De lo imposible para el hombre. Vosotros os limitáis, Me limitáis… Porque, Yo quisiera dar tanto a través de vosotros.

Yo he permitido a algunas almas, especialmente de aquellas que están Conmigo, que se den cuenta de los acontecimientos que les suceden a diario. Los acontecimientos mundiales, cómo se van desarrollando, que van afectando a vuestra vida y a la de muchos.

Vosotros estáis obligados a interceder por vuestros hermanos y a pedir hacia el Milagro. O sea, hacia lo imposible para vosotros, lo que ES necesario para vuestra subsistencia, para vuestro crecimiento espiritual, para vuestra salvación y para la recuperación del Reino perdido.

Sí, Mis pequeños. Deberéis estar Conmigo, NO con vuestras capacidades limitadas. Entrad en Mí, en MIS POTENCIAS y pedídMelo.

PedidMe, para que se os dé lo que es lo Imposible para vosotros. Cuando se habla de Mi Gracia en ríos caudalosos, es poco para Mí, Mis pequeños.

Para vosotros veis un río caudaloso… Ésa inmensidad de agua que se despliega a través de ése cause, lleva una fuerza tremenda, incontrolable… Sabéis que si entráis a ése río caudaloso, podréis perder vuestra vida y para vosotros eso es demasiado. Para Mí NO.

¡Si conocierais Mis Potencias!, Mis pequeños NO las soportaríais, es demasiado para vosotros. Pero por eso debéis en Fe, CREER lo que Yo os estoy diciendo…

Y debéis también estar seguros de obtener de Mí lo necesario. Yo puedo detener un río caudaloso. LO QUE VOSOTROS NO PODRÍAIS, YO LO PUEDO HACER…

Tenéis la prueba con Moisés Mi hijo, él pudo hacer cosas increíblemente grandes a los ojos de sus hermanos. Lo que era IMPOSIBLE, Fue posible en ésos momentos.

Y así se ha dado a lo largo de la historia de la humanidad. Grandes acontecimientos, que solamente estando Conmigo, se pueden dar.

Por eso os vuelvo a repetir, NO seáis parcos en el pedir, NO seáis parcos en el actuar. NO seáis parcos en el dar del Amor.

Que vosotros obtenéis de Mí a vuestros hermanos.

PedidMe MUCHO,  para que Yo os dé mucho y podáis repartir a manos llenas a través de Mi Gracia.

Os amo Mis pequeños Príncipes. Y os Bendigo en Mí Santo Nombre, en el de Mí Hijo Jesús y en el del Espíritu Creador y Consolador.

http://diospadresemanifiesta.com/

A60 AMOR, DESEOS Y MILAGROS


1CRISTO REYYo Soy vuestro Dios, el Dios Encarnado, el Dios al que se refieren las Escrituras y a quién muchos profetas se refirieron y esperaron.

Mi Misericordia se dio por fin, al Encarnarme y al realizarse todo lo que de Mí se dijo en la Antigüedad. Yo Me presenté al pueblo judío, al pueblo de Mi Heredad y NO Me respondió  como el hijo consentido debiera hacerlo, Me negó y Me Crucificó…

Pero gracias a ello, Mi Promesa y Mi Liberación llegó a TODOS los pueblos de la Tierra y a todo tipo de hombres. NO solo a los que pertenecían a Mi Pueblo Escogido, sino a todos los que posteriormente  escogieron Mis Enseñanzas dadas por Mis Apóstoles.

La Sangre Derramada fue la de vuestro Dios. Los dolores intensos fueron de vuestro Dios… Y la Salvación se logró por Mí vuestro Dios. Mis dolores, Mi Pasión, la Traición de los Míos, fue real y muy dolorosa. TODO lo dí por amor a vosotros, por vuestra salvación. Pero qué poco eco encuentro en vuestros corazones. ¡Cuánto menosprecio, cuánta infidelidad, cuánta falta de agradecimiento…!

Sí Hijitos Míos, la Sangre Preciosa de vuestro Dios Encarnado  se dio hasta Su última Gota y con la finalidad de salvaros a TODOS vosotros. Cuánto dolor hay en Mi Corazón porque veo en muchos corazones que todo lo que Yo hice NO sirvió para nada, YO NO Existo en muchos corazones.

El que Yo haya muerto por ellos no les afecta ni para bien ni para mal, simplemente NO EXISTO en su vida. Cuanta falta de amor y de agradecimiento existen en la mayoría de los corazones. NO alcanzáis a comprender lo que es éste Misterio. Que vuestro Dios se haya Encarnado y haya bajado a romper las Ataduras del Pecado con las que Satanás os tenía inmóviles.

Yo vine a daros Vda, a daros un respiro, a cumplir las Escrituras que prometían al Salvador. Me quise hacer hombre como vosotros, para que pudiera  acompañaros en vuestros Dolores, en vuestra Misión, en el Dolor que causa el Pecado por separarse de su Dios.

Yo, con Mi Vida y Enseñanzas os vine a dar la forma de vencer al Mal. Mal que todos vosotros padecéis, pero que los que Me pertenecen al  tomarlas para Sí, NO permiten que el Mal les venza y les evite gozar del Premio Eterno.

Mi Sangre Preciosa se dio por cada uno de vosotros. Bajé para que NO pudiérais decir: Tenemos un Dios Magnífico, pero estando allá arriba, nunca se  acuerda de nosotros. Ofrecí por vosotros Mis penas, dolores, persecuciones.

Fui uno más entre vosotros, por amor, pero NO Me manché con el Pecado, a  pesar de que el mismo Satanás me atacaba constantemente, al igual que a cada uno de vosotros ataca. ¡Yo los vencí y Os dejé Mis Enseñanzas para que vosotros también lo vencierais!

Yo os di hasta Mi última Gota de Sangre para que os alcanzara vuestra Salvación en todos los siglos, pasados y futuros. Yo NO Soy un Dios de un momento, Mi Pasión, Mis Enseñanzas, Mi Resurrección ES, fue y será para siempre.

Mi Sangre Preciosa sigue derramándose a diario en todos los pueblos de la Tierra, a través de cada Misa y es tan valedera como aquellos que Me vieron en el Gólgota.

Aunque ahora Mi Sacrificio es incruento, Yo, verdaderamente, estoy en cada Misa. ¡Yo aún estoy Vivo entre vosotros!

Por la falta de Fe y de Amor a vuestro Dios, NO alcanzáis a ver NI agradecer este Misterio tan grande y tan bello, puesto que con él YO sigo estando entre vosotros, levantando muertos a la Vida, curando enfermos, enseñando a través de Mis Palabras, compartiendo con vosotros alegrías y tristezas.

Yo NO me aparto de los Míos, Yo velo por Mi pueblo y Yo sigo suscitando salvación entre las almas, que con humildad reconocen su Pecado y se acercan a Mí, arrepentidos.

Llegaréis a comprender en breve, lo que Mi Regalo fue para vosotros. El haberMe dado por vosotros, es algo que NO comprenderéis bien, sino hasta que Mi Santo espíritu os lo explique.

A muy pocos se les ha dado a comprender y sentir Mi Sufrimiento y el gozo de Mi Pasión. Sí, realmente Sufría como Hombre, pero también Gozaba como Dios, porque con ello Yo estaba rompiendo las ataduras del Pecado que os agobiaba y os estaba dando la Luz a seguir.

Yo fui, para los que me aceptaron, Luz en su camino, Luz en su vida. Les di la dirección correcta a donde dirigirse, ya no iban a deambular en las sombras con las que el pecado los cubría. Yo vine a disipar esas tinieblas, ¡Mi Sangre poderosa lo logró! Con Mi Sangre Sellé el Pacto con vosotros para vuestra salvación.

Ya NO era una Promesa antigua, de palabra o sellada con sangre de animales, fue ahora con Mi propia Sangre, Sangre de un Dios que os ama como nadie os puede amar.

Yo os dije: “No hay mejor amigo que el que da su propia sangre por él”.

El verdadero amigo puede llegar a dar su propia vida para salvarlo de un peligro.

Yo os libré del peligro perenne que tenéis en la Tierra, Satanás.

Mi Sangre Preciosa lo venció y lo sigue venciendo…

Y lo sigue venciendo en todos aquellos que siguen a su Dios, a Mí, el Salvador.

Aquellos que se protegen y se revisten con Mi Sangre Preciosa NO pueden ser afectados por los poderes del Infierno. El Poder de Mi Sangre puede vencer TODO LO MALO con lo que el Demonio os pueda atacar…

Y así, para NO separarMe de vosotros, Me quise quedar entre vosotros, Os dejé la  Fuente de Vida para permitiros crecer, fortaleceros y protegeros de los ataques del Mal.

Me sigo dando a diario en la Santa Eucaristía y quien a Ella acude, se llena de Mi Vida, de Mi gozo, de Mi Salvación. NO hay mejor Alimento NI medicina para el alma, que el recibirMe en estado de Gracia en la Sagrada Eucaristía.

Mi Presencia en un alma lo es todo. No hay nada en el Universo entero que pueda darle más gozo a un alma que el estar con su Dios. La gran mayoría de vosotros NO le permitís al alma alcanzar este gozo eterno, este gozo infinito,  por estar tan embebidos en las cosas del Mundo.

Pronto sabréis el Regalo que tuvisteis y cómo lo desperdiciasteis y NO sólo con vuestra alma, sino también el bien que dejasteis de dar a vuestros hermanos.

Las almas que están Conmigo y en Mí, al recibirMe su gozo es tan grande que NO pueden contener todo Mi Poder de Amor. E inmediatamente lo empiezan a transmitir, primeramente con el deseo, pidiendo por todos sus hermanos de la Tierra y del Purgatorio y posteriormente con el ejemplo de vida.

Así las almas que están Conmigo, se vuelven administradoras de Mis Bienes, se vuelven almas ricas, deseosas de compartir su riqueza.

Cuando un alma actúa así, está haciendo que Mis Gracias y Bendiciones cubran a todas las almas del Cielo, del Purgatorio y de la Tierra completando Mi Obra de Redención.

¡Gracias, Mis almas agradecidas y compartidas, porque con vosotras muchas almas de hermanos vuestros están alcanzando su salvación, Gracias!

También Mis pequeños,  os quiero enseñar a uniros en un solo cuerpo y en un solo corazón.

Mis Enseñanzas siempre fueron de Amor con una total Donación. Donación plena, hasta dar todo lo que Yo tenía.

Mucha gente Me ayudaba económicamente y éso mismo se repartía entre los pobres. Os enseñé a NO atesorar con fines egoístas, con fines de avaricia terrena; sino os enseñé a atesorar, pero para fines eternos.

Os enseñé a dar al pobre y al necesitado de lo que teníais de sobra, pero también os enseñé que vale más cuando compartís de lo que NO os sobra.

Yo Me dí en totalidad por vosotros y os dí de lo más valioso que tenía, Mi Vida y Mi Amor de Dios, Mi Vida Misma y la de Mi Padre. Yo os transmití a Mi Padre. Yo os transmití los deseos de Mi Padre.

Yo os dejé ver en Mí a Mi Padre y ése es Mi deseo vehemente, que aquél que esté con Nosotros, Nos deje transmitirNos a través vuestro.

Yo también os dejé lo más valioso con lo que contáis sobre la Tierra, la Sagrada Eucaristía.

Os sigo compartiendo todo lo Mío, todo Mi Ser, todo Mi Poder.

Y así como Yo Me Doy a todos los Míos, Yo vuestro Dios Redentor, deseo que Me transmitáis a todos aquellos que NO pueden tomarMe en Ella.

Mi Redención fue para todas las almas, para todas las existentes en el Mundo, para las que Me iban a seguir y para las que NO Me iban a seguir.

Gracias Señor Jesús por Tu Amor tan excelso, al entrar en mí tómame como canal, para que nos sanes y nos salves a TODAS las almas que necesitamos de tu Gracia y tu Misericordia. Amén

Vosotros, los que os sentís Mis hijos y que recibís Mi Sacratísimo Cuerpo en la Sagrada Eucaristía, os pido que así como vosotros en acción Me tomáis y Me tenéis palpablemente, por deseo profundo de vuestro corazón Me transmitáis a todos vuestros hermanos, de todo el Mundo y a los vivos y difuntos.

Vosotros, al recibirMe en la Sagrada Eucaristía, estáis recibiendo todo Mi  Ser y ésto quiere decir también, que estáis compartiendo los deseos de vuestro Dios Redentor, los cuáles son de salvación para todas las almas.

Al tomarMe debéis por Amor, compartir las maravillas que vuestro Dios hace en vuestro ser y ésto debéis llevarlo a todas las almas.

Cuando alguno de vosotros recibe un regalo o un premio muy ostentoso, desea compartir ésa alegría con todos sus conocidos, se alegra en su regalo y se alegra al compartirlo. Así debe ser vuestra forma de actuar cuando Me recibís en la Sagrada Eucaristía.

Amadísimo Padre Celestial, permite que al recibir a N. S. Jesucristo en esta Sagrada Eucaristía, la reciban también todas las almas en el Círculo de la Perfección y en el Universo entero. Gracias por tu Bondad y por Fusionarnos en tu Amor Trino. Bendito y alabado Seas eternamente por todas tus creaturas. Amén

Os debéis de alegrar en la grandiosidad del Regalo que estáis recibiendo, sabiendo que NO hay nada sobre la Tierra que se le parezca a lo que vuestro Dios os está regalando. Y os debéis de alegrar al compartir Mi Ser ya en vosotros, a TODAS las almas, vivas y difuntas y de cualquier raza o credo.

Como os dije, Mi Redención fue para todos. Yo vine a salvar a todos, por lo tanto Mi Cuerpo, Sangre, Alma y Divinidad, FUE, ES Y SERÁ PARA TODOS. Pero esto debe llegar a través vuestro, a través del deseo amoroso de vuestro corazón. Vuestro deseo valdrá cuando éste sea sincero, cuando vuestro deseo salga de lo más profundo de vuestro corazón, en donde Yo habito.

Vuestro deseo debe unirse perfectamente, a Mi deseo de Salvación. Debéis ser otros Cristos. Debéis salir de vosotros mismos con el deseo de buscar almas por todo el Mundo, para alimentarlas con Mi Cuerpo, a alimentarlas con Mi Sangre, a fortalecerlas con Mis Palabras. ¡Podéis hacer tanto desde un rinconcito de vuestro hogar!

Yo os dí la capacidad de tener imaginación y el de poder hacerla volar por toda la Tierra y en todos los tiempos: pasado, presente y futuro.

A través de vuestra mente Yo puedo llegar a todas las almas y a todos los Pueblos. Yo os pido que a través de vuestros sinceros y amorosos deseos Me ayudéis a alimentar a todos vuestros hermanos.

Yo tomaré vuestros deseos como si fueran Míos e iré Personalmente, a llevar a cabo lo que estáis deseando de corazón para salvar, alimentar e instruir a las almas de vuestros hermanos. YO todo lo puedo hacer a través de vuestros deseos.

Así como alguna vez os dije que aquél que tuviera un mal deseo hacia alguien, estaba pecando realmente en su corazón; también ahora os digo que aquél que tenga un buen deseo en su corazón, será Bendecido.

Mientras más trabajéis con el amor de vuestros deseos, Yo más pronto cambiaré la faz de la Tierra. La Fé en vuestros deseos unirá a todos los pueblos de la Tierra.

Padre, por tu Infinita Bondad te ruego que les des pan para su cuerpo y para su alma, a mis hermanitos que lo están necesitando. Y dáselos junto con el Don del Espíritu Santo, para que se unan a nosotros en el Círculo de la Perfección. Amén.

El Amor NO tiene límites NI fronteras y los deseos sinceros y amorosos de vuestro corazón, tampoco. Usad de éste instrumento de amor que os doy para que Me ayudéis a levantar al género humano a la condición de hijos de Dios, para que todos como hermanos podáis, por fin, ser Mi Rebaño y Mi Pueblo Bendito.

Porque YO Jesucristo vuestro Salvador, he abierto Mis Carnes por vosotros, he donado Mi Corazón. Dí hasta la última Gota de Mi Sangre por vosotros. Me di por completo para que pudierais tener paso a la Gloria.

Mis pequeños, Me duele mucho el pecado del hombre, pero más, el Abandono en el que Me tenéis.

Mientras estuve sobre la Tierra, cada segundo era para vosotros, para vuestra salvación, para vuestra vida, para la misión de cada uno de vosotros. Mi Oración NO cesaba de día y noche, Mi Donación era completa por vosotros, Mi Vida, desde antes de venir, ya estaba donada a Mi Padre por vosotros.

Os conozco perfectamente a cada uno de vosotros, a cada uno de vuestros hermanos en todos los tiempos. Ya estabais en Mi Pensamiento, ya estabais en Mi Corazón en todo momento. Sabiendo Yo las necesidades del hombre, vuestras imperfecciones, vuestra pequeñez, vuestro pecado,

Me donaba en cada segundo de Mi Vida por vuestra salvación, pero sobre todo para que regresarais a Mí, que rompierais ése vínculo maligno en el cual vuestros Primeros Padres se introdujeron, al negar la Divina Voluntad de Mi Padre en su vida.

Ellos se alejaron de Él, NO quisieron obedecerle más, prefirieron otros caminos creyéndose autosuficientes, y cometieron el gran error de romper ésa relación Divina y cayeron.

Vosotros estáis padeciendo ése error humano y debéis regresar a ésa unión Divina con Mi Padre y para eso fui enviado Mis pequeños, para que aprendierais cómo hacerlo.

Os he dejado Mis Enseñanzas, las tenéis al alcance de vuestra mano, pero solamente debéis poner vuestra voluntad en buscar y en hacer lo que os he dejado, con amor y con mucho gusto, NO obligados.

Debéis poner vuestro empeño en apartaros de todo aquello que rompe el vínculo Divino con vuestro Dios.

Yo he venido a ayudaros a que os acerquéis a Mi Padre, que es vuestro Padre. Pero tenéis que poner todo vuestro empeño para apartar de vuestra vida todo aquello que daña ése acercamiento del hombre para con su Padre, que es vuestro Dios. NO os podéis acercar a Él con vuestras vestiduras rotas y sucias, que así es como os deja el Pecado.

Cuando ponéis de vuestra parte para luchar contra vuestro propio “yo”, que es vuestra propia maldad, negligencia, cobardía, flojera y tantos otros vicios y maldades que tenéis, a los cuales debéis eliminar de vuestra vida. Cuando empezáis a hacerlo y Me pedís ayuda para que lo logréis, ahí estaré Yo vuestro Hermano y vuestro Salvador.

Ciertamente NO podéis solos en ésta tarea tan fuerte que es la de eliminar lo malo de vuestra vida, porque Satanás continuamente os está acechando y quiere vuestra destrucción eterna.

Cuando ve un alma que trata de buscar la Luz, seguirla y NO dejarla, los ataques son más fuertes y por eso es que debéis pedir la Perseverancia, Virtud grande para aquellos que buscan la perfección.

No debéis claudicar en el camino, aún a pesar de los ataques de Satanás, que se verán acentuados cuando tratéis de buscar ésa Luz que os asegurará vuestro futuro Divino y el de muchos de vuestros hermanos. Estáis llamados a la Divinidad en el Reino de los Cielos.

NO sois Divinos, estáis buscando la Divinidad que os santificará. Estáis Conmigo, tenéis Mi Vida, tenéis Mi Ejemplo, tenéis Mi Fuerza para vencer los ataques de Satanás. NO os apartéis de Mí, NO os apartéis de Mi Madre, éstos son los momentos del Triunfo de los Sagrados Corazones, de la Verdadera Vida que se va a dar sobre la Tierra.

 Es el Amor de Mi Madre que tanto ha Intercedido por vosotros, que ha detenido Mi Mano Justiciera para que NO caiga ya sobre vosotros. Ella ha detenido el tiempo de la Gran Prueba agradecédselo, pero NO puede pasar más tiempo… HA LLEGADO el Instante en que Mi Mano Justiciera caerá sobre la Tierra…

Pero vosotros los que estáis Conmigo, que ya habéis logrado vencer en vosotros la maldad satánica, SERÉIS PROTEGIDOS. Eso tenedlo por seguro, NO se puede dejar de tomar en cuenta tanta lucha que hicisteis en lo particular, para salir adelante

Y además para ayudar a tantos hermanos vuestros que están en el Mal y que les ayudasteis con vuestra Oración, con vuestra Donación, sacrificios y penitencias, como Yo Mismo las llevé a cabo para ayudaros a vosotros en vuestra salvación.

Yo os lo dije: el que quiera venir en pos de Mí, que tome su cruz y tendrá que padecer lo mismo que Yo, vuestro Maestro, padecí por vosotros.

Ahora estáis ayudando a vuestros hermanos y estaréis sufriendo lo mismo, ciertamente en menor grado de lo que Yo sufrí, pero también tendréis el gozo de regresar al Padre, a vuestro Padre, a vuestro Dios y Creador.

Y ése será vuestro regalo y Me lo agradeceréis Mis pequeños, porque tomasteis Mis enseñanzas y las hicisteis vuestras.

Venid pues y caminaremos juntos. NO estáis solos, NO estáis abandonados, tenéis la Protección del Cielo en estos momentos fuertes de Tribulación. Haced lo que tenéis qué hacer, como Yo lo hice por vosotros.

 Yo os he dicho que aquél que quiera venir en pos de Mí, tome su cruz y Me siga. Sí, Mis pequeños, Yo el Hijo de Dios Eterno, Jesucristo el Salvador, tomé presencia humana para poder enseñaros todo lo que debías vosotros seguir.

Os dije que aquellos que vinieran en pos de Mí, sufrirían. Sufrirían porque NO sois del Mundo. Porque todos aquellos que son del Mundo, están con Satanás. Pero los que Me siguen NO son del Mundo, vienen a Mí y son atacados por el Mundo.

Ciertamente os volvéis raros, diferentes al pensamiento del Mundo, porque Me estáis viendo a Mí vuestro Dios. Porque estáis siguiendo Mis Enseñanzas, Mi Vida y esto NO le gusta al Mundo, NO le gusta a Satanás.

Tomaréis una cruz pesada. Pero estando Conmigo, YO os la voy aligerar. Sufriréis escarnios, blasfemias, ataques… Sufriréis por Mí, por vuestro Dios y por dejar Mi Amor, como Yo también lo dejé en la Tierra. Sufriréis por vuestros mismos hermanos que han preferido el Mundo o se han dejado tomar por Satanás.

Sufriréis porque sois buenos, porque sois ejemplo bueno para el Cielo y sois ejemplo vivo de que Yo Vivo en vosotros. Pero vuestra sola presencia moverá a otras almas a la conversión. Satanás NO quiere éstas almas en su Mundo, en su reino, porque él es el Príncipe de éste Mundo y ataca todo aquello y a TODOS aquellos que siguen Mi Doctrina y Mi Amor.

Cuando seáis atacados, cuando se os blasfeme en Mi Nombre, seréis benditos. Recibiréis lo mismo que Yo recibí, ataque, dolor, quizá hasta muerte, pero también recibiréis la Gloria Eterna y estad alegres por ello Mis pequeños, porque vosotros sí estaréis seguros de lo que recibiréis por el Dolor que estaréis recibiendo en el Mundo.

Recibiréis Mi Reino por el dolor tan grande de dejar Amor en la Tierra y así como Yo fui glorificado por Mi Padre, vosotros también seréis glorificados por Mí, vuestro Hermano y vuestro Dios.

ORAD, orad por aquellos que os atacan, por aquellos que NO quieren ver virtud y amor entre ellos, especialmente en vosotros y los que están con vosotros. Ellos viven en el Pecado y se sienten señalados por vuestra virtud y vuestro amor. Y por eso se sienten mal y os atacan y os quieren hacer a un lado.

Orad por ellos, porque ellos son los que realmente necesitan más de Mí, de vuestra Oración y de vuestra Donación. Vosotros estáis Conmigo, vosotros sois los hijos consentidos. Yo quiero que vosotros pidáis por ellos, que NO son todavía hijos consentidos.

Que NO son ésos hijos en los cuales Yo puedo confiar y que muchas veces son traidores a Mi causa, a la causa de la salvación de la humanidad.

Alegraos, Mis pequeños los que estáis Conmigo, porque grande será el premio en el Reino de los Cielos, pero os vuelvo a repetir: ORAD, ORAD, ORAD por vuestros hermanos que os atacan, porque todavía NO saben lo que es realmente vivir el verdadero Amor que Yo os he enseñado. Gracias, Mis pequeños. Yo os Bendigo y os pido que llevéis Mí Amor a todos los vuestros.

Yo os Bendigo, como Padre, como Hermano, como Amor y Vida y os dejo Mi Paz y Fé profundas en vuestro corazón

Yo os amo infinitamente y os Bendigo, en el Nombre de Mí Padre Eterno, en Mí Nombre, Vuestro Salvador Glorioso y en el del Amor Derramado y Purificador del Espíritu Santo.

http://diospadresemanifiesta.com/

P222 CRISTOS VIVIENTES


O3  de MARZO, del 2017 

Amado Pueblo Mío:

¡Cuánto Amor Divino por Mi Pueblo Fiel!

¡Con cuánto Anhelo espero a la nueva criatura mía que deja los harapos de la antigua vida, al haberse decidido a ser parte de Mi Pueblo que Camina!

He venido continuamente a Disciplinarles y se han negado a escucharMe, sumergiéndose más y más en un Caos de toda índole.

Niegan la Maldad que les rodea, la Irreverencia hacia los Mandatos de Mi Padre y a Nuestra Voluntad Divina; para estos Instantes Desoladores hacia los que se encaminan con mayor rapidez…

PUEBLO MÍO, PERMANECE ALERTA ANTE LA PROGRESIVA INCURSIÓN DE LA FUERZA DE LA MASONERÍA

DENTRO DE MI IGLESIA,

EN MI RECINTO,

CONTRASTANDO CON MI SANTIDAD

La Masonería mantiene el objetivo de alejar a Mi Pueblo de Nuestra Ley Divina y sumergir a la Humanidad en la basura de las novedades del anticristo, anteponiendo la novedad del anticristo a Mi Verdad.

Pueblo Mío, les llamo enfáticamente a continuar renovando el compromiso de ser cada Instante un Testimonio de Mi Amor, VIVO Y PALPITANTE…

En medio de las criaturas humanas que en este Instante DESCONOCEN Mi Palabra.

Y ante esa Ignorancia, se sumergen en la inhóspita calle de las falsas y atractivas pero desviadas ideologías, en las que desaparece el Hijo de Dios y emerge el Hijo del Mal, con todo el Libertinaje existente…

Para transformar, como lo hace en este Instante, la Tierra de Bendición en tierra de perdición para el alma.  

Amado Pueblo Mío, ¡Cuántos de los que dicen amarMe y llevar Mi Palabra a sus hermanos, ANHELAN el reconocimiento de los hombres y se toman la atribución de enjuiciar a su antojo a quienes desean alejar de su entorno! (Cfr. Gal. 1,14.)

¡Cuántos de los que escriben sobre Mí, emitiendo opiniones sobre los acontecimientos venideros, mantienen un verdadero y escondido interés para continuar ejerciendo influencia dentro de Mis hijos y sectorizar y dividir a Mi Pueblo! ¡Y con este comportamiento, aventajarse para mantener un estatus dentro de la IGNORANCIA de Mi Pueblo!

Los seguidores de quienes en este Instante aventajan a Mis hijos con la elocuencia con que escriben o publican grandes y afamados libros sobre Mi Madre y sobre Mi Voluntad, se sujetan a la mala interpretación de Mi Verdad y del Despertar en que nuestra Casa desea mantener al Pueblo Fiel, para que logre salvarse de las garras de Satanás.

Sobreabundan los libros, pero pocos son los que plasman la Verdad de la Palabra Divina, de Nuestra Voluntad y de la TRANSPARENCIA con que Mi Madre en todo Instante, ha hablado a mis hijos e hijos de Ella.  

¡Cuántos son coronados con grandes títulos intelectuales y ante Nuestra Palabra se enardecen y la niegan!

Pueblo Mío, se encuentran en el Instante en que escucharán a sus hermanos decir:

Escribo esto, hablo de esto por celo a la Casa del Padre, escondiendo la verdad de sus intereses, beneficios personales que se resumen en la soberbia. (Cfr. Flp. 3,6.)

Este Instante NO es diferente.

“…SI ALGUNO QUIERE VENIR EN POS DE MÍ

NIÉGUESE A SÍ MISMO, TOME SU CRUZ Y SÍGAME.

PORQUE TODO EL QUE QUIERA SALVAR SU VIDA, LA PERDERÁ…

Y TODO EL QUE PIERDA SU VIDA POR MI CAUSA, LA HALLARÁ.” (Mt. 16,24-25)

El que de ustedes me siga, NO haga acepción de personas, Cargue su Cruz y Sígame.

Ninguna criatura humana sobre la Tierra, puede proclamar que tiene la Verdad absoluta sobre todas las cosas…
Ninguna criatura humana sobre la Tierra, puede seguirMe sin negarse a sí misma, sin transformar su vida en un constante cumplimiento de Nuestra Palabra Divina…
Ninguna criatura humana en la Tierra que mencione Mi Verdad y sea elegida como Mi Instrumento, puede Anunciar que conoce Mi Verdad, Mi Juicio, Mi Tiempo; porque si fuese esto cierto, NO viviría en la Tierra…

Anatema es quien se proclame a sí mismo omnipotente.

El hombre, hombre es y Dios, Dios ES.

En este Instante la Humanidad mantiene tanta violencia en su corazón, porque ha cedido a sus debilidades y el Astuto Demonio se las presenta instante a instante, para que caigan. Me duelo por ustedes hijos Míos, Me duelo ante el rumbo que tomaron y que NO DESEAN dejar de lado.

El Pecado es cómodo, la Salvación es incómoda para ustedes; porque les llama a dejar lo que les gusta, a negarse a lo que les gusta, a dar lo que les incomoda dar.

Les incomoda ofrecer lo que NO poseen: Mi Amor, ya que continúan prefiriendo el Error.

Me Lamento al mirar cómo se corrompen unos a otros. Preparando más a quienes se encuentran lejos de Mí, han decidido llevar consigo a Mis hijos a la Perdición.

Hijos, como en el pasado, son libres y dentro de esa Libertad, han acogido el Libertinaje, que ustedes mismos han bebido de la Copa de la Corrupción en manos del Enemigo del alma.

No pueden ocultar la permanencia del Anticristo dentro de la Humanidad girando órdenes a su séquito. Cada Negación de Mis hijos, es un reconocimiento que ofrecen al Anticristo y su élite, que será la misma que les oprime y les llevará a dolerse hasta desear la muerte.

Pueblo Mío: Te Llamo, te busco y encuentro tan pocas respuestas a mi Llamado

¡Son tan pocos los que Me reconocen! Mi Dolor es grande, Mi Pueblo Me mantiene en una gaveta, NO de un mueble sino en la Gaveta del Olvido de la Desobediencia, de la Deshonestidad, de la Degeneración, de la Infidelidad, de la Corrupción, de la Negación, de la Injusticia, de la Muerte de la virtud de la Pureza…

¡Poseo tan pocos siervos fieles que Me den Gozo!… (CfrMt. 25,23.)

La Locura del Mal se desborda a raudales sobre la Humanidad.

Unos caminan de un lado para otro. Otros NO escuchan sino deambulan… ¡Tantos son los que NO utilizan el pensamiento y han cerrado el corazón a Mi Palabra y la adulteran! ¡Cuántos los que se han anulado a sí mismos, para seguir a hombres que les conducen por el mal camino!

Pueblo Mío, profundiza en Mi Palabra. Ámense como hermanos, NO desprecien nuestra Ley Divina.

La Oscuridad ha nublado a hombres que se llamaban a sí mismos espirituales y les ha llevado a ser seguidores del Principio del Mal:

a amarse a sí mismos, a amar su bienestar y amar la codicia. A guiar a los hombres hacia ellos y su aparente poder, para alejarles de Mí y con ellos llevar almas hacia las garras del Mal.

El pensamiento del hombre NO se mantiene en lo Divino sino en lo terreno. Han olvidado que el atesorar en la Tierra hace del hombre esclavo de sus pasiones, mezquino y le lleva a dar el primer lugar a lo que NO Soy Yo.

PUEBLO MÍO, SI EN ESTE INSTANTE TE LLAMARA Y TE PIDIERA QUE DEJES TODO PARA SEGUIRME…

¿CUÁNTOS DE LOS QUE DICEN SEGUIRME ME SEGUIRÍAN?

NO A HOMBRES, SINO A MÍ

Y Yo Soy la Voluntad Divina que se encuentra en la Escritura, en la Ley Divina, en las Bienaventuranzas, en el Sacramento del Amor Divino.

La Conversión NO es asunto de palabra sino de ¡YA! El hombre que espera para convertirse NO sabe si vivirá ese instante para convertirse. Yo Soy Misericordia y el hombre Me relega a su tiempo, a su querer, Me pospone.

NO ESPEREN, NO ME RELEGUEN.

¡EXISTE TANTO QUE YO LES EXPLICITARÉ POR AMOR A USTEDES QUE SON MIS HIJOS!

Oren hijos Míos, la profundidad de la Tierra se ha abierto y de ella emanará lo que el hombre de esta generación NO ha probado: PURIFICACIÓN.

Oren hijos Míos, oren la crueldad continúa causando estragos por toda la Tierra, asombrando a los que se mantienen en Mí.

Oren hijos, oren, beberán del Dolor. Mi Pueblo llegará a Mí, severamente purificado por las hordas del Mal que el mismo hombre ha levantado y de lo cual algunos se arrepentirán.

Oren hijos Míos, la Tierra estremece al hombre para que reaccione. El Agua se levantará y el Fuego continuará azotando con dureza.

Oren hijos Míos, oren por Mi Segunda Venida junto a Mis Legiones y a Mis Bienaventurados y la Creación que Me reconoce, emitirá su voz, la que el hombre jamás ha escuchado.

Oren hijos Míos, oren por Argentina.

Mi Madre les ha llamado a mantenerse alerta ante el COMUNISMO sigiloso y ustedes hacen caso omiso, creen saberlo todo y NO saben nada. El Comunismo reúne poder, aliados… Y ustedes serán sorprendidos.

Los que les llaman a ustedes hacia Mí y permanecen aliados al Comunismo, son ignorantes a los que NO deben seguir. El Comunismo es uno de los grandes Flagelos de la Humanidad. No sean necios, obstinados, “Yo Soy el que Soy” (EX. 3,14).

Hijos, NO continúen apegados a lo que es terreno, remonten las alturas del que vive en Mí, permítanse ser criaturas de Dios y NO de la carne, de Dios y NO de lo mundano.

Vengan a Mí, adéntrense en Mi Amor, cumplan Mi Voluntad y amen el silencio PARA QUE EN EL SILENCIO ESCUCHEN MI VOZ, la voz del silencio de Mi Amor.

Quien acoge a uno de los míos, Me acoge a Mí. Ustedes Pueblo Mío, son el orgullo de Mi Casa.

Les Bendigo y Mi Bendición se expande a sus seres amados por los que interceden ustedes y por los que aún no conocen y son Mis hijos.

Su Jesús.

Comentario del Instrumento

Hermanos:

En este instante nuestro amado Señor nos lleva a dar un gran recorrido por el estado espiritual de cada uno de nosotros.  Puedo palpar el deseo de Cristo para llevarnos a una confrontación libre, de cada uno de nosotros hacia nosotros mismos, mediante varias preguntas que solo tienen respuesta en nuestra conciencia y con nuestros sentidos espirituales, a la luz del Espíritu Santo.

Nos dice que algunos hombres escriben de Él pero con intereses contrarios a ser una guía apegada a la Voluntad de Dios, sino para alimentar el ego humano mediante la fama y el reconocimiento del mundo. A la vez, nos deja ver claramente que estos aspectos del ‘yo’ humano pueden llegar a tener más peso en el obrar y actuar cristiano que en lo que verdaderamente se necesita para acercarse más a Dios. En realidad hermanos, estas alternativas humanas llegan a ser para el hijo de Dios algo obsoleto ante la Verdad del Mensaje de Cristo.

Tenemos que amar a Dios para que la transformación de cada uno de nosotros nos lleve a potenciar las virtudes que poseemos y a saber llevarlas hacia Cristo y hacia Nuestra Madre, para que las empleemos correctamente al servicio del Reino de Dios. Todo tiene que ser para la Gloria Divina, nada para la gloria de los hombres. Amén.

http://www.revelacionesmarianas.com/

Marzo 14 de 2017

Hijitos Míos, cuando vosotros escucháis que Yo Me di por cada uno de vosotros, Me di por vuestra purificación; cada pecado que vosotros cometéis, Me daña.

Tomé todos los pecados del Mundo, del Universo entero, los presentes, pasados y futuros en ese momento y Me hice Pecado por vosotros y así Me vio Mi Padre, como un pecador; porque tomé todos vuestros pecados para purificarlos con Mi Divinidad.

Poco os acordáis Mis pequeños, de reparar el daño que Me hicisteis y Me hacéis, todavía. Ciertamente en aquél momento, tomé los pecados que hoy mismo cometisteis, que cometisteis en vuestro pasado, que cometeréis mañana y pasado y los demás días de vuestra existencia.

En aquél momento Yo los tomé todos, pero esto no quiere decir que ya estáis libres de pecado, que estáis purificados.

Con esto os quiero decir que con Mi Donación, abrí las Puertas del Cielo para que pudierais entrar, siempre y cuando, vosotros os arrepintierais de esos pecados cometidos y que Me han dañado a Mí, en una forma tremenda.

Reparación os pido, Mis pequeños. Yo, el Santo de los Santos, NO tenía por qué sufrir por vuestros pecados. Yo que NO Soy pecado tomé los vuestros, para que con Mi Divinidad pudieran ser perdonados, siempre y cuando vosotros os arrepintierais de ellos.

 Sí, Yo os abrí las Puertas del Cielo. Pero NO podéis pasar a través de ellas, si NO OS ARREPENTÍS primero, de vuestro mal proceder.

Yo Me di, para que pudierais vivir eternamente en el Reino de los Cielos. Con Mi Muerte, os he dado Vida. Pero vosotros mismos podéis escoger el seguir viviendo por Mí… O morir, al seguir pecando y NO tomar en cuenta NI agradecer, lo que Yo hice por vosotros.

El hombre tiene que arrepentirse de su mal proceder. NO se os puede obligar a entrar al Reino de los Cielos, si vosotros NO lo queréis. Suena raro esto, pero hay almas que prefieren vivir en la maldad, que prefieren seguir dándoMe la espalda y prefieren seguir a Satanás y vivir con él.

Parece una locura, para los que estáis Conmigo y sabéis distinguir entre el Bien y el Mal. Pero es así Mis pequeños, hay almas que buscan el Mal y que quieren vivir eternamente, en el Mal.

Cada quien tiene su libre albedrío, cada quien cuida su alma, como mejor le parece. Ciertamente viven en el error, porque NO tienen idea de lo que la Palabra ‘ETERNAMENTE’ significa. Cuando ellos escogen vivir eternamente fuera de Mi Amor, de Mi Gracia, de Mis Bendiciones, NO hay vuelta atrás. Vivirán sufriendo y padeciendo su error, eternamente.

Reparad pues Mis pequeños, por vuestras faltas y por la de muchos de vuestros hermanos, que NO se acuerdan de Mí. Ciertamente a vosotras las almas escogidas, os pido más y Me aprovecho de vuestro amor, para que reparéis por los dolores que Me causáis vosotros y los que Me causan muchos hermanos vuestros.

Prácticamente todas las almas Me causan dolor, en mayor o en menor grado. Pero también hay muchas que Me producen Alivio y quiero que vosotros seáis de ésas almas. Que Me ofrezcáis vuestros dolores, vuestras penas. Pero sobre todo, que Me ofrezcáis vuestro amor.

Habéis sido guiados por muchos años ya, para que entendáis mejor lo que la palabra “Amor” significa.

PedidMe que sea Mi Amor el que viva en vosotros y así Me podáis ofrecer Mi Mismo Amor, para quitarMe todos estos dolores y penas que a diario Me provocan vuestros actos negativos y pecaminosos.

Me dais gran alivio, cuando vosotros pensáis en Mí, cuando Me amáis, cuando Me agradecéis, cuando Me Bendecís.

Mi Amor es grande por vosotros y os cuido más, porque sois almas que Me producís bienestar y Me hacéis descansar de tanto Dolor, de tanta Maldad, de tantas Blasfemias.

AmadMe Mis pequeños, con Mi Amor. AmadMe, desde lo más profundo de vuestro corazón. OfrecedMe vuestros grandes dolores o pequeños dolores, pero NO desperdiciéis nada. Lo que quiero es vuestra compañía, lo que quiero es vuestro amor, lo que quiero es vuestra comprensión.

Que entendáis el ‘cómo y el por qué’ Me di por vosotros, por vuestra salvación. Y sobre todo, para levantaros de la situación de la que estabais antes de que Yo viniera a salvaros.

Llegará un tiempo en que os daréis cuenta de ello, cómo estaban las almas antes de que Yo viniera a la Tierra y cómo quedaron después de Mi Resurrección. Veréis palpablemente la obscuridad, antes de que Yo llegara, y la Luz, después de Mi Donación.

Soy Luz para cada uno de vosotros, Soy Luz para las naciones, Soy Luz, para el Universo entero. Mantened en vosotros la Luz que os dio la salvación y ofrecedMe esa Luz, que es Mía, por la salvación de vuestros hermanos. La necesitan, Mis pequeños, la necesitan.

J V. dice: Papá Dios me deja ver infinidad de almas que van subiendo al Cielo, pero me causa rareza que algunas de ellas, de estas almas que van subiendo, están clavadas a una cruz. Las otras suben libremente, pero estas suben con su cruz.

Hijitos Míos, cada uno de vosotros lleváis una misión que cumplir. Venís a la Tierra a servirMe, para servir a vuestros hermanos siendo otros Cristos para la salvación de sus almas y de la propia vuestra.

Esas almas que viste subiendo libremente, son almas buenas que se han ganado el Reino de los Cielos. Pero esas almas, que has visto clavadas todavía en una Cruz, son las que más se han parecido a Mí.

 Son las almas que van a tener un distintivo especial en el Reino de los Cielos. Son las almas a las que se les puede decir hijas de Dios, Cristos vivientes en la Tierra. Son las almas que abrieron su corazón, se humillaron, pero hubo Sabiduría en ellas y Me permitieron Vivir en ellas, a Mí, vuestro Salvador, Cristo Jesús.

Estas almas llevarán un distintivo especial, eternamente, en el Reino de los Cielos. Serán almas que brillen más entre todas las almas, son almas que se distinguen por su amor y por su donación.

Son almas que primero vieron por el bien de sus hermanos, antes que por su propio bien. Son almas que se han santificado y que fueron acrisoladas y aceptaron ese acrisolamiento con paciencia, con amor, con abnegación. Y  siempre, aceptando Mi Voluntad.

Os he pedido tanto que seáis como Yo Mis pequeños, ser otros Cristos. Os hace brillar, os hace tener una dulzura especial en el Reino de los Cielos, porque ellos tuvieron esa dulzura para con sus hermanos aquí en la Tierra.

Recordad lo que os he dicho, que lo que le hagáis a uno de vuestros hermanos aquí en la Tierra, Me lo estáis haciendo a Mí, vuestro Dios. Si disteis amor, dulzura, cariño, cuidados a vuestros hermanos aquí en la Tierra, lo tendréis multiplicado al ciento por uno en el Reino de los Cielos.

Y por eso brillaréis más y llevaréis ese distintivo porque os lo ganasteis. Vuestro dolor, vuestra donación, se vuelve un Amor Divino hacia vosotros en el Reino de los Cielos y gozaréis también mucho más, que la gran mayoría de las almas salvadas.

Por eso Mis pequeños, cuanto más os pida en vuestra vida en dolores, en pruebas, en vuestro acrisolamiento, en vuestra donación hacia vuestros hermanos, agradecédMelo.

 Quizá NO lo entendáis en el momento, pero os digo, seréis almas muy especiales en el Reino de los Cielos, porque quisisteis ser otro Cristo. Os disteis por vuestros hermanos, como Yo Me di por vosotros… Y NO puedo menos, que regalaros Mi Reino, pero en una forma especial y mejor, que para la gran mayoría de vuestros hermanos, que NO quisieron aceptar ese acrisolamiento. Y porque NO quisieron darse tanto, como vosotros lo hicisteis.

Recordad que Yo lo veo todo, lo sé todo y hasta lo más mínimo que hayáis hecho por alguno de vuestros hermanos, quedará recompensando grandemente en el Reino de los Cielos.

Soy vuestro Dios y sé pagar Mis pequeños, sé pagar el amor que vosotros deis aquí en la Tierra a vuestros hermanos y el que Me hayáis dado también a Mí vuestro Dios, al reparar por vuestros pecados, por los pecados del Mundo, por los Dolores que Yo voy cargando y que todos vosotros Me causáis.

Hijitos Míos, tened una gran devoción por las Benditas Almas del Purgatorio, en estos tiempos muy necesitadas están, porque NO hay suficientes Misas y oraciones para poderlas sacar del Purgatorio lo más pronto posible… Y sufren, SUFREN MUCHO…

Que vuestras oraciones, vuestras Misas, el rezo del Santo Rosario y todo lo que podáis hacer por ellas, les alcance un alivio pronto en el Reino de los Cielos, para que puedan salir rápidamente, porque su sufrimiento es muy grande.

Ciertamente un alma en el Purgatorio, saldrá en un determinado tiempo, pero también, dependiendo del nivel en el que se encuentre. Hay niveles muy bajos y dolorosos, todavía cercanos al Infierno, en donde el alma sufre mucho. Porque está también atormentada, no por demonios, pero sí por su propio Dolor.

El Purgatorio es un lugar de purificación y arrepentimiento. Un tiempo de meditación en el cual, el alma se da cuenta de todo el mal que sus pecados causaron. Hay pecados que pueden hacer solamente daño a la persona que los comete. Pero hay pecados que causan mucho mal, porque muchas almas los toman como propios y los repiten.

Por eso, cuando os he pedido ser otros Cristos, debéis ser almas de ejemplo, para que otras almas tomen el buen ejemplo que vosotros deis y ese buen ejemplo les alcance su salvación eterna. Pero si sois almas malas, que en lugar de dar un buen ejemplo, dais un mal ejemplo, vais a causar mucho daño en muchos de vuestros hermanos.

Por eso, hay almas que pasan tanto tiempo en el Purgatorio, porque afectaron a muchas almas que las vieron hacer tal o cual cosa que era pecaminosa y que ellos repitieron, causándoles quizá hasta una muerte eterna o causándoles también, una estancia larga en el Purgatorio.

Tenéis que pensar en vuestro futuro Mis pequeños, pero en vuestro futuro eterno, porque debéis cuidar vuestros actos, vuestras palabras, el ejemplo que deis a los demás. Porque tendréis que pagar también por lo malo que hagan otras almas, por el mal ejemplo que disteis y que tomaron como propio y repitieron y que dañaron a otros y quizá a muchos más.

Mientras estéis en la Tierra, reparad. Haced penitencias, ayunos, por el bien de vuestra alma. Porque si por algún tiempo en vuestra vida disteis mal ejemplo y muchos os vieron y repitieron ese mal ejemplo, tendréis que padecer por vuestros propios pecados y por el mal que hicieron esas almas por causa vuestra.

En cambio, os ganaréis más Gloria, más Amor, más cuidados Divinos, cuando vuestros actos o vuestras palabras, fueron buenos, disteis un buen ejemplo y ese buen ejemplo fue tomado también por hermanos vuestros y lo repitieron y a la vez, otras y muchas almas más lo volvieron a repetir.

Tendréis una corona de Gloria, porque fuisteis verdaderos Cristos, enseñando el Bien. Fuisteis apóstoles Míos, porque eso es ser un apóstol, es ser otra imagen Mía entre vuestros hermanos. Seréis muy recompensados por todo ese bien que causáis en otras almas.

Tened pues cuidado Mis pequeños, con lo que decís y hacéis, que puede ser bueno o malo, para las almas que estén a vuestro alrededor. Todo será Juzgado, nada se escapa a Mis Ojos. Os repito, cuidad vuestro futuro eterno.

Yo, el Hijo del Hombre y vosotros, Mis pequeños, Mis hermanos, os Bendigo: que la Luz del Espíritu Santo, descienda sobre vosotros, os transforme y os lleve a la Perfección de Mi Padre, a la que estáis llamados todos vosotros.

Gracias, Mis pequeños.

http://diospadresemanifiesta.com/

F70 EL DECÁLOGO


Hijitos Míos, ¿Hasta dónde queréis llegar? ¿Cuánto Daño queréis hacerle más a Mi Corazón? ¿Acaso NO os dais cuenta hasta donde os ha llevado el Enemigo, Satanás? ¿Realmente le llamáis verdadera vida a lo que estáis viviendo?

¡No os hagáis tontos, Mis pequeños! Lo que estáis viviendo NO se puede llamar vida verdadera, porque NO estáis viviendo según Mis Mandamientos, según Mis Planes de Salvación, según Mis deseos para que alcancéis vuestra Purificación y perfección espiritual.

El Demonio os ha llevado a través de su Mentira, a una depravación moral y espiritual. Y el amor del que os habla a través de los medios de comunicación, es un amor puramente carnal, enfermo, sin vida, sin futuro, pasional, irracional.

Ha logrado conquistar las altas esferas de la sociedad y os envenena desde ahí. Y vosotros por conveniencia pecaminosa, habéis tomado todo lo malo que os enseña a través del cine, televisión, revistas, etc.

Os di el placer sexual, como premio al acto de Procreación y así gozando, Me regalaríais con muchos bebés para que a través de ellos Mi Amor, que debiera existir en vuestro corazón, se siguiera difundiendo entre los hombres y de ésa forma se fuera combatiendo al Mal, sembrado en el Mundo por Mi Enemigo, Satanás.

Pero en lugar de atacarlo con la vida en la virtud y en el Amor verdaderos, os dejasteis morder por él… Y su Ponzoña os ha envilecido, os ha rebajado peores que a bestias.

Os habéis vuelto irresponsables con vuestra vida y con vuestros actos. Ahora vivís para vosotros mismos, para llenar vuestras necesidades sexuales y vuestros deseos desenfrenados.

 Me habéis apartado de vuestra vida y tratáis de acallar vuestra conciencia con drogas y vicios. NO tenéis ya un deseo sano para un futuro digno. Vuestra vida se ha vuelto una porquería…

El primer burdel de muñecas sexuales de Europa abre sus puertas en Barcelona
Publicado: 02 mar 2017 07:11 GMT | Última actualización: 15 mar 2017 13:53 GMT

Katy, Leiza, Lily y Aki no son mujeres reales, pero prometen hacer realidad todas las fantasías de sus clientes.

Sed honestos y analizad vuestra vida actual. Empecemos con vuestra vida espiritual. Fuisteis creados a imagen y semejanza Mía, ¡DE TODO UN DIOS! Y eso conlleva un compromiso: ¡Comportarse con la Dignidad de un hijo de Dios!

Y esto es, vivir una vida virtuosa y plena en Mi Amor. Una vida virtuosa significa principalmente, el ver por el bienestar del hermano en lo físico, en lo material y en lo espiritual. ¿Estáis viviendo de acuerdo a esto?

Un cadáver es un cuerpo sin vida, ¿No es así? Por lo tanto tenemos dos entidades, el cuerpo y la vida. Si NO hay ésa vida, NO se mueve el cuerpo…

Entonces, de aquí se desprende  que hay algo más que cuerpo en cada uno de vosotros y eso es la vida, o sea el Alma. Un cuerpo sin alma NO VIVE y vuestra alma fue creada a Imagen y Semejanza Mía…

Y el alma vive por el Amor y para el Amor… Y YO SOY EL AMOR. Así que si NO estáis viviendo en Mí y para Mí, NO estáis cumpliendo vuestra función como seres humanos.

El Demonio os ha llevado a ver en vuestros hermanos solamente el cuerpo, ‘la envoltura’, el cadáver que se va a quedar en la Tierra cuando vuestra alma sea llamada por Mí, a regresar de donde partisteis y a dar cuenta de vuestros actos.

Esto es una realidad que nadie puede negar… Y aunque quieran rechazar ésta Verdad, NO podrán, porque éste es Mi Plan Divino y NI el mismo Satanás con su poder limitado, lo puede alterar.

Él mismo os ha hecho creer que vuestro gozo está en la Tierra, que NO HAY una vida posterior, que NO hay un Juicio de las almas, que NO EXISTO YO, vuestro Dios.

EL MOMENTO GLORIOSO Y TERRIBLE DE NUESTRO ENFRENTAMIENTO CON ÉL…

Meditad con sabiduría, Mis pequeños. Aún por más malo o más perverso aparente ser un hombre, SIEMPRE habrá algo de Bondad en su corazón.

Yo habito en todos los corazones de los hombres. Cuando el Maligno os aconseja vivir en el Error y con el Pecado… Y le hacéis caso, os vais sintiendo poco a poco como en un callejón sin salida, porque la Maldad que estáis obrando os va encarcelando, os va quitando libertad.

Aún por más goce que tengáis, “sin compromiso” de ambas partes, como decís. Viviendo en un Libertinaje total, llega un momento en que os sentís agobiados por la carga… Y sabéis que estáis obrando Mal, porque estáis tratando a vuestra “pareja” como una cosa más… Sin ver sus sentimientos. Sin recapacitar en lo que siente su corazón.

Al llegar a éste Callejón sin Salida, entonces entro Yo en acción. Desde vuestro interior os instruyo, os proveo de alguna luz que os indique un camino bueno que debéis seguir. Os ayudo a que encontréis una salida digna a vuestros problemas y os llamo amorosamente para que regreséis a Mí, vuestro Padre y vuestro Dios.

tocando fondo

¿Por qué NO escucháis Mi llamado sino hasta que ya se os hace indigno vuestro caminar y vuestro estar sobre la Tierra?

Cómo el hombre por su naturaleza afectada por el Pecado original, tiende a vivir en la bajeza y en la suciedad espiritual, Yo os di los Mandamientos y NO PARA LIMITAROS, NO para esclavizaros, ni para coartar vuestra libertad…

Sino que para que al seguirlos y hacerlos vida, os perfeccionarais. Yo, conociendo al Demonio y sus ardides, os di en los Mandamientos los puntos clave para protegeros. Meditad los Mandamientos y meditad los Pecados que el hombre ha cometido a lo largo de la Historia…

Y veréis claramente como, cuando ha habido algo grave que ha afectado a pueblos y naciones o a familias y sociedades, fue causado por haber fallado en uno o en varios de los Mandamientos de Mi Ley Divina.

En cambio aquellos que han sido virtuosos, hombres y mujeres de bien a lo largo de la Historia, supieron vivir en la virtud, dejándose guiar por la Sabiduría Divina que Yo puse en los Mandamientos.

Cuando estáis Conmigo cumpliendo Mi Ley, obtenéis una Fuerza Descomunal. Ciertamente mucho ataque de parte del Enemigo tendréis, porque NO le gusta que su reino que es éste Mundo, se vea afectado por la vida en la virtud y en el amor que transmita el hombre.

Por eso, mientras más vida de Pecado tengáis y más alejados estéis de Mis Leyes y de Mi Amor, menos ataque tendréis, porque ya no lo necesitáis. Ya NO necesitáis el ser atacados por vuestro Enemigo, puesto que ya os venció.

Pero su Maldad no queda ahí. Como os dije antes, en lugar de agradeceros ser parte de él, de su Pecado, de su Maldad… Os hunde, se burla de vosotros, os hace revolveros en el Fango y os deja ahí acabados, sin buenos deseos, sin futuro, haciéndoos creer que ya NO obtendréis de ninguna forma, Mi Perdón.

¡Alegraos, Mis pequeños, ALEGRAOS! Porque Yo siempre velo por cada uno de vosotros y os doy la oportunidad de levantaros y volver a ésa dignidad en la que fuisteis creados, con un sencillo arrepentimiento de corazón, con un deseo profundo de regresar a la perfección, al tomar para vuestra vida Mis Mandamientos de Amor.

NO esperéis caer en la Desesperación a la que os lleva Satanás. NO esperéis sentiros en un callejón sin salida, llenos de problemas aparentemente sin solución y que os lleve quizá, hasta atentar contra vuestra propia vida…

 ¡Regresad a Mí! Yo habito en vuestro corazón. PlaticadMe con confianza vuestro problema, el mal en el que estáis. PedidMe de corazón Mi ayuda, prometiéndoMe vuestro cambio de vida hacia el Verdadero Amor virtuoso y estad seguros que obtendréis Mi ayuda inmediata.

¿Acaso podríais pasar junto a alguien que se esté ahogando y NO haríais algo por él?, Os estáis ahogando, Mis pequeños. Estáis a momentos de morir y Yo voy pasando… ¡PedidMe ayuda por favor, que NO os la voy a negar!

Os amo y os quiero a TODOS de regreso al Reino al cual pertenecéis. NO dejéis más que Satanás siga jugando con vuestra vida. Burlándose de vuestra desgracia a la que os lleva al vivir en el Pecado y en la Depravación. Tenéis una Dignidad Real, más alta que la que él tiene y por eso os Envidia. NO quiere que recuperéis lo que él perdió eternamente.

Hijitos Míos, ¿Qué es hacer Mi Voluntad? Mis pequeños, vosotros habéis nacido cada uno en una familia. Ciertamente hay algunos que NO han tenido ésa bendición. Pero aquellos que habéis nacido en una familia, tenéis las reglas de familia, la educación que vuestros padres os han dado.

Ellos han puesto sus reglas que ciertamente, todas debieran estar basadas en el Amor. Pero en sí, la voluntad en una familia, primeramente la ponen los padres y ésta se derrama sobre los hijos. Vosotros habéis absorbido la voluntad de vuestros padres, sus reglas, su educación, sus enseñanzas…

Eso va marcando vuestra vida para mantener en paz, en armonía vuestro hogar. Vosotros aceptasteis la voluntad de vuestros padres. Cuando se rompe ésa armonía, ésa paz; es cuando queréis hacer vuestra voluntad e introducís dentro de vuestro hogar, otras enseñanzas que son adversas a lo que vuestros padres quieren en él.

Vosotros, aunque habéis nacido en un hogar terreno, pertenecéis a Mi Familia, la Familia Celestial.

Yo, vuestro Padre y vuestro Dios, os he dado también Mis Reglas, para que podáis seguir Mi Voluntad y éstas están basadas en los Diez Mandamientos que le di a vuestro hermano Moisés.

Luego Mi Hijo os dio las Enseñanzas que se viven en Mi Hogar. Vosotros, al seguir éstas Reglas y Enseñanzas en el Amor, estáis haciendo Mi Voluntad si las siguierais y SI NO estuvierais amando, estaríais haciendo Mi Voluntad, pero Yo que Soy todo Amor, Yo NO os he impuesto algo que vaya en contra del Amor.

Mis Reglas, Mis Decretos, las Enseñanzas de Mi Hijo… TODO ESTÁ ENVUELTO EN EL AMOR. Vuestro Hogar Celestial se rige en el Amor. Ciertamente aquí en el Cielo ya NO se vivirá según los Diez Mandamientos, TODO se rige en el Amor, en el respeto, en la virtud. El Amor lo abarca todo.

Si vosotros empezáis a vivir en el Amor, ya NO necesitaréis los Diez Mandamientos, porque ellos os deben llevar hacia el Amor.

Todo lo que Yo os he dado es Amor, Mis pequeños. Todo lo que os pido es Amor. Si realmente en vuestro corazón pensarais en el Amor, vivierais en vuestra vida el Amor, transmitierais el Amor, ya sería un Cielo tanto para vosotros, como para aquellos que os rodearan. Eso es lo que necesito de cada uno de vosotros, que viváis el Amor para hacer Mi Voluntad.

Todos estáis llamados a ello. NO es obligación, ES UNA NECESIDAD IMPERIOSA para que podáis vivir Mi Hogar. Mis Leyes y Decretos aquí en la Tierra, para que podáis regresar triunfantes y en familia aquí, a vuestra Familia Celestial.
Mis pequeños, Mi Hijo bajó a la Tierra a aceptar Mi Voluntad y a dejarla en vosotros, pero Él también bajó como Médico de cuerpos y almas.

Sí, en las Sagradas Escrituras vosotros podéis leer tantas y tantas curaciones que hizo en el cuerpo, pero siempre deseando que ésas curaciones también afectaran al alma. Pero a muchos de ellos NO llegó ésa curación al alma. Muchos de los que gritaron ¡Crucifícale! habían recibido curación de cuerpo, pero NO QUISIERON  aceptar una curación de alma.

Pedid Mis pequeños, para que vuestros hermanos los que conocéis y los que NO conocéis, pero que necesitan curación de alma; se abran a ésa necesidad, que en humildad puedan ellos acercarse a Mi Hijo, que se acerquen a Mí, que se acerquen al Cielo a pedir ésa curación de alma que todos necesitáis para poder salvaros.

Mis pequeños, ¡Cuán distraídos estáis en el Mundo, que buscáis solamente las cosas del Mundo! Y NO buscáis la sanación de vuestra alma. Hay tantas almas enfermas y de tantas enfermedades: Envidia, Mentira, Lujuria, Desamor …

Y tantas, tantas otras causas que hace que vuestra alma se enferme y que NO crezca, que dé fruto, que NO viva en el Verdadero Amor. Para todas ésas almas Mis pequeños ORAD, pedidMe de corazón.

Son tantos los vicios, son tantos los pecados que pueden afectar al alma, que si vosotros NO estáis atentos, podéis caer en cualquier enfermedad. Pero LA PEOR DE TODAS Mis pequeños, es la SOBERBIA.

 Porque podéis sentiros grandes, os podéis sentir que ya estáis prácticamente salvados, porque estáis Conmigo, porque oráis, porque venís a Misa… Por tantas situaciones que en vuestra devoción creéis que ya estáis salvados y Mis pequeños debéis tener cuidado…

Porque si vuestras obras NO están llenas de Amor y si realmente NO estáis siguiendo lo que se os ha enseñado, en humildad y con amor; podéis caer fácilmente en la Soberbia y de NADA sirve vuestra vida de devoción, si todo NO está envuelto en el Amor y en la Donación, Mis pequeños.

Orad. Orad, para que todas las enfermedades del alma NO lleguen a vosotros NI a vuestros hermanos. Pedidle al Médico de cuerpos y almas que es Mi Hijo, que os asista en todo momento. Pedid continuamente por vuestros hermanos alrededor de la Tierra, porque la enfermedad es mucha y vosotros NO pedís por vuestra curación.

La sabiduría masónica en acción… Porque NO RESPETÓ a la Iglesia Católica…

Hijitos Míos, el respeto es importantísimo en la vida del cristiano. Si Yo Mismo os he respetado en vuestra individualidad, vosotros debéis hacer lo vuestro con vuestros hermanos.

Sí, con respeto y con libertad, se tienen que dar las reglas dentro de la familia. Se tienen que respetar, porque en la imposición siempre va a haber lucha. Se deben de respetar, porque eso trae paz y armonía en el hogar, pero todo se debe de explicar a los hijos.

Así como en el hogar se explica y se trata de mantener ésa vida íntima con cada uno de los miembros de la familia, también Yo trato de tener una vida íntima con cada uno de Mis hijos, que sois todos vosotros.

Con respeto os voy guiando, os voy dando hasta en exceso se podría decir. Desperdiciáis mucho, pero con paciencia y con amor os voy llevando hacia vuestro crecimiento espiritual.

Ciertamente llegará un día en que vosotros seréis tomados por Mi Santo Espíritu de Amor. Se os abrirán vuestras capacidades intelectivas y espirituales y entonces se os dará mucho de lo que habéis estado recibiendo en exceso. Lo apreciaréis y lo tomaréis…

Y vuestro crecimiento será grande, será excelso, sabréis apreciar lo que viene de Mí vuestro Dios y lo tomaréis con mucho amor y con más deseos de crecer.

El pobre, cuando está necesitado y de repente tiene alguna fuente de riqueza, quiere más y quiere más… Porque NO lo ha tenido. Así será con vosotros en lo espiritual. Sois pobres espiritualmente, porque NO os habéis dado a Mí. Porque NO habéis abierto vuestro corazón de par en par, a lo que Yo quiero de cada uno de vosotros.

Pero cuando os deis a Mí, cuando Mi Santo Espíritu os dé ésa capacidad y vosotros en humildad os reconozcáis pobres y necesitados, entonces Me pediréis más, más y más. Porque conoceréis las riquezas de Mi Corazón y os querréis llenar de todas ellas…

Y Yo os las daré también con medida, hasta que vea que realmente vosotros estáis dispuestos a recibir los Caudales de Mi Corazón.

Tenéis que iros preparando Mis pequeños, porque quiero derramar grandes Bendiciones sobre cada uno de vosotros. NO estáis preparados, porque el Amor NO queréis recibirlo en plenitud. PedídMelo, pedídMelo, Mis pequeños, porque las riquezas ahí están, son infinitas y las quiero para cada uno de vosotros.

Os tenéis que preparar en pureza y en santidad, para que podáis recibir ésas capacidades santas de Mi Corazón, que os van a hacer grandes a Mis Ojos y a los de vuestros hermanos.

Porque Yo como Padre vuestro que Soy, os voy tratando de guiar siempre en el Amor.

Os pedimos Mis hijos, que deis a vuestros hijos lo mejor de vosotros. Hay dos cosas que impactan al corazón del hombre: lo bueno, lo amoroso que va marcando la vida del hombre. Pero también lo malo, el Pecado y todo lo que ello conlleva.

Así como Yo deseo de vosotros lo mejor para que crezcáis en el amor y tengáis una vida placentera, aún a pesar de todo lo negativo que rodea a las almas durante su vida de misión en la Tierra, vosotros debéis hacer lo mismo con vuestros hijos.

Procurarles un ambiente de amor, de paz, de crecimiento espiritual, porque eso es lo que les va a dar seguridad en su estadía sobre la Tierra y lo que ellos van a poder transmitir a sus hermanos mediante su Evangelización con su propia vida.

El Mal siempre os va a estar acechando, el Mal siempre va a querer destruir la espiritualidad buena y santa que Yo quiero dejar en cada una de las almas. Vosotros debéis darles ése soporte espiritual, para que aún a pesar de las caídas, se puedan levantar.

Aquellos que NO tienen una espiritualidad buena, que se haya cultivado; que haya crecido a pesar de las luchas que hay en vuestro alrededor y que se han dejado vencer por los primeros ataques de Satanás, ésas almas están destinadas a perderse.

Luchad pues y dad lo mejor de vosotros a vuestros hijos, a vuestros hermanos, a todas aquellas almas que entran en contacto con vosotros. Debéis darles ése soporte, hacer que su alma tenga un gran soporte espiritual con el cual defenderse contra todas las asechanzas de Satanás durante la vida del hombre sobre la Tierra.

De vosotros dependen muchas almas. Llegad a ellas a través del Ejemplo, llegad a ellas a través de la Oración, llegad a ellas a través del buen deseo de mejora hacia ellas.

Sois hermanos todos vosotros, pero también tratadlas como padres, en ése amor que los padres tienen a los hijos.

Confiad en Mí, que Yo solo quiero vuestro bien.
Os amo, Yo, vuestro Padre y vuestro Dios.

No temáis y confiad plenamente en Mi Poder, el mismo Poder que hizo a Mi Hijo vencer y levantarse de la muerte y así como El no fue vencido por la muerte, tampoco lo serán aquellos que en Mí confíen.

Yo Soy el dueño de la vida y de la Muerte y Yo puedo dar la vida y vida en abundancia, a todo aquél que en Mi ponga su confianza.

Yo os Bendigo en Mi Santo y Poderoso Nombre, en el de Mi Hijo, ejemplo de Amor y donación a Mi Voluntad y en el de Mi Santo Espíritu, Luz y Vida en Mi Amor.

http://diospadresemanifiesta.com/

P221 LA JUSTICIA DE DIOS


27 de Marzo de 2017

Hoy hijitos Míos, os quiero prevenir sobre los falsos profetas.

Así como Yo vuestro Dios, he escogido a Mis Profetas a todo lo largo de vuestra historia y los seguiré escogiendo para guiar a Mi pueblo, hasta el Fin del Mundo, Mi Enemigo ha escogido a los suyos para poner a Mi Creación en contra de su Dios.

Si Yo pido Amor, él dirá Odio; Si Yo digo Vida, el promulgará Muerte. Si Yo pido Paz, el proveerá Guerra. El siempre irá en contra de Mis Leyes, en contra de Mi Amor, en contra de su Creador. El Me tuvo y Me perdió por su Soberbia y ahora NO desea que vosotros os salvéis.

El hace y ha hecho todo lo necesario para desviaros del Camino, camino de Amor que Yo he trazado para cada uno de vosotros y que he puesto en vuestro corazón.

La vida que Yo pido, es la vida que dí a vuestros Primeros Padres, vida de Presencia Viva y continua entre Mi, vuestro Dios y Su creatura.

Yo os creé para amaros, para compartir Mi Vida Espiritual la cuál materialicé, primeramente en el Paraíso para vuestros Primeros Padres, junto con toda la Creación Universal. Por causa del Pecado Original todo quedó coartado…

Pero luego, con Mi Hijo Jesucristo os devolví la Vida Espiritual, a través de la Sagrada Eucaristía. Su Cuerpo y Su Sangre Preciosos, para que a través de Ellos junto con los demás Sacramentos, pudiérais tener nuevamente vuestro Paraíso Terrenal.

Os lo he repetido innumerables veces: “Mi Reino NO es de éste Mundo”. Mi Reino es espiritual, es Mi Propia Vida en cada uno de vosotros, vida de Amor que poseéis por tener en vuestro interior a Mi Santo Espíritu.

Vuestra vida sobre la Tierra es una misión espiritual. Una misión de Amor, una Misión de Corredención, una misión de salvación de almas que actualmente están en la Lucha; así cómo de las que ya estuvieron en ella, pero que aún NO entran a Mi Reino Eterno porque les falta Purificación.

Mi Hijo os dio enseñanzas de Vida, de vida para vuestra alma. Os dio alimento para crecimiento espiritual y para que tuvierais Vida Eterna.

Vuestro paso por la Tierra es temporal, por ello es ilógico que busquéis afanosamente los bienes y placeres de éste Mundo, cuando ellos en la Tierra se quedarán y que además os pueden desviar del Camino verdadero, para vuestro buen regreso a la Casa Paterna.

Mi Hijo os avisó que tuvierais cuidado con los falsos profetas. Os lo dijo El Mismo y a través de Mis Profetas en la antigüedad. Os indicó que para el Fin de los Tiempos, gran cantidad de falsos profetas se presentarían por toda la Tierra.        

¿Quién sería entonces un falso profeta? Ya os he dicho que si Yo digo Vida, el Mal os va a decir Muerte. Si Yo os digo Paz, él os dirá Guerra. Si Yo os digo Vida Espiritual, él os dirá vida carnal. Si Yo os digo Amor, él os dirá Odio. Si Yo os digo unión, él os dirá Separación.

Si Yo os digo “Amarás al Señor, tú Dios”, él os dirá, ámate a ti mismo. Con esto podríais sacar vuestras propias conclusiones, pero os lo indicaré con más precisión.

Las Escrituras os dicen: Cuando se os diga, el Mesías está aquí o allá, NO VAYÁIS. Muchas “nuevas culturas religiosas” os invitan a un crecimiento personal, a un crecimiento de vuestras propias facultades, tanto conocidas como desconocidas, “de las que no habéis aún aprovechado”.

Os proponen el daros a conocer el “Conocimiento” y los “Poderes” ocultos de vuestro interior. Os proponen “Potencializar” vuestras facultades mentales, vuestros poderes “Dormidos”. En una palabra, os proponen “ser como dioses”, llevándoos a prescindir de vuestro Dios, de Mi, vuestro Padre.

Mi Hijo siendo Dios, NO os vino a enseñar “técnicas de meditación” para encontrarMe.

El os dijo: “Buscad en vuestro interior, el Reino de Dios habita en vosotros”. Son muy claras y sencillas Sus Palabras, son dos entidades diferentes, vosotros mismos y Mi Reino que habita en vosotros en la Presencia Divina de Mi Santo Espíritu.

El ES la Vida que mueve vuestra alma. El es la Esencia Divina de Mi Ser, El os habita. La Divinidad os habita. La Divinidad  NO SÓIS vosotros NI la Seréis, puesto que vosotros sólo la TRANSPORTÁIS.

La dejaréis que Obre en vosotros si se lo permitís y para ello sólo necesita vuestra libre aceptación, unida a la vida en la Gracia y ayudada con la recepción de Mis Sacramentos.

SÓLO DIOS ELEVA HASTA SÍ MISMO… A TRAVÉS DEL MISTERIO DE LA CRUCIFIXIÓN

NINGUNA, oídlo bien, NINGUNA secta o doctrina extraña os llevará a vivir ésa Divinidad y menos aún, os hará divinos.

Divino sólo Yo vuestro Dios, porque la Divinidad es Pura, es Santa, es Inigualable y TODOS vosotros sois creaturas, creadas por Mi Poder de Amor. Y por causa del Pecado Original, nunca podríais ser puros y menos santos, si NO os acercarais a Mi, vuestro Dios.

El simple hecho de querer alcanzar una Divinidad que NO os corresponde ya os está quitando la posible santidad, puesto que estáis cayendo en una profunda Soberbia.

Cuando NO dependéis de vuestro Dios y Señor, flaqueáis. Os debilitáis en la Gracia y fácilmente sois presa del pecado de la carne y anuláis la vida de Mi Espíritu. Coartáis Su Acción en vosotros al depender de vuestras propias fuerzas y NO en la Fuerza Divina que viene de vuestro Dios.

TODO aquello que os lleve a hacer una entidad separada e INDEPENDIENTE de vuestro Dios, termina por sucumbir. Si NO buscáis tener Alimento por la vía de Mi Santo Espíritu y de los Sacramentos que Mi Hijo instituyó, pronto tendréis muerte en vuestra alma.

Mi Hijo os dijo también: Por sus frutos los conoceréis. Cualquier hijo Mío que pertenezca a diferente religión, Mi Santo Espíritu puede vivir plenamente en él, siempre y cuando se proponga producir AMOR.

Aquéllos hijos Míos que produzcan amor espiritual, unión, vida familiar y de los pueblos, ésos son Mis hijos y están Conmigo. Cuando se vive en íntima unión con Mi Vida Espiritual en vuestro interior, por consecuencia se vive y se transmite Mi Esencia Divina que es la del Amor y la de la Paz de las que tanto os habló y a lo que vino Mi Hijo a la Tierra.

Si os estáis “entrenando” para buscarMe mediante prácticas puramente humanas y si vuestras Obras NO os están llevando a ésa transmisión y vivencia en el Verdadero Amor y Vida Espiritual, NO ESTÁIS VIVIENDO EN LA VERDAD…

Los Falsos Profetas de éste vuestro Tiempo, os llevarán a envaneceros. A crearos una vida propia basados en el conocimiento de vuestro yo interior, basados en el potencializar y ejercitar vuestras propias capacidades y en él de haceros vivir en el amor superfluo, CARNAL, el cuál sólo os dará placer efímero, placer que terminará por hastiaros…

Ya que lo que es de la carne pronto se acaba, pronto aburre por más bello que sea, porque lo estarán separando de lo espiritual, de lo que es Mío y que todo lo vivifica, que todo lo hace eterno, que todo lo hace santo.

Buscáis vuestra propia vida, vida que se vuelve egoísta porque impedís se desarrolle más vida por la Procreación que limitáis. Nuevamente coartáis la transmisión de Mi Amor a través de las almas que Yo envío a la Tierra en cada uno de los hijos que tenéis.

¿Cómo podéis decir que vuestras creencias y doctrinas sean doctrinas de vida y de amor, si estáis limitando a vuestro Dios?

Los Falsos Profetas os hablan de vida, de amor y de paz… Y por debajo están provocando Guerra, Muerte, Destrucción, tanto individual como en los pueblos del Mundo.

Yo Soy Vida, Yo Soy el Camino para obtener la Verdadera Sabiduría… Y para alcanzarla se necesita de mucha HUMILDAD, virtud de la que carece Mi Enemigo y los que lo siguen. “Por sus frutos los conoceréis”, éstos falsos profetas de vuestro tiempo, os llevan al Goce del Mundo…

A los Vicios, a la Depravación de los pueblos, a la Muerte espiritual dada por la ausencia de la vida en la Gracia y de la permisibilidad de todos los actos…

De la aceptación y publicación de todo tipo de pornografía y literatura que os lleve a Gozar “plenamente” de vuestra CARNALIDAD.

 Pero evitando todo tipo de responsabilidad, como es el de llevar una familia bien constituida y procreando, para cumplir con Mis Leyes y Preceptos de Amor.

 Cuánta frialdad existe ahora en vuestro corazón cómo para permitirMe vivir en él. Cuánta vida efímera habéis escogido, en vez de la Vida Eterna que os está esperando Conmigo.

Cuánta falsedad aceptáis tan fácilmente en vuestra mente y en vuestro corazón, porque conviene a vuestra carnalidad y a vuestra escasa espiritualidad.

Cuánto Mal producís, porque YA NO dejáis actuar el Bien que os habita…

Cuánta Soberbia domina vuestro ser, porque NO queréis vivir en la libertad que os da la Humildad. Cuántos desengaños sufrís, por seguir falsas expectativas, porque NO os acercáis a la Fuente Divina de la Palabra que Mi Hijo os heredó.

Buscáis “tesoros ocultos”, poderes NO potencializados de vuestras escasas capacidades humanas. Os “guían” falsos maestros de lo desconocido, a daros a conocer lo que NO alcanzáis a ver, cuando aún ellos mismos viven ciegos a la realidad espiritual que se debe de vivir Conmigo.

Ya os lo dicen las Escrituras, cuando un ciego guía a otro ciego, sólo os puede llevar a tener un accidente; el cuál en muchos casos, puede resultar hasta fatal. En éste caso, FATAL para vuestra alma.

OS ESTÁIS SEPARANDO DE MÍ, DE MI VIDA, DE MI LEY y de Mis Enseñanzas, ¿Qué obtendréis de todo ello, si estáis prescindiendo de lo que os puede salvar eternamente?

Los falsos profetas os invitan a tener experiencias sobrenaturales. Os invitan a tener vida de milagro, os invitan a lograr producir actos sobrehumanos que NO cualquiera puede llegar a tener…  En pocas palabras, os invitan a crecer en Soberbia.

Pecado primero que provocó la Caída de los ángeles del Principio y que provocó la Caída de vuestros Primeros Padres. Lo que NO venga de Mi, está en contra de Mi. Lo que NO salga de Mi Sabiduría, vive en la mentira. Lo que NO busca la Luz de Mi Verdad, camina por la Obscuridad y termina en la Desesperación.

Los Falsos Profetas provocan Incertidumbre; mientras que Mi Vida Espiritual produce Seguridad y Paz interior. Ellos nunca os podrán dar las experiencias espirituales, las experiencias de Dios”, que Yo os puedo dar.

Podréis tenervisiones y sueños” por las vías que ellos os enseñan, pero nunca os dejarán enseñanzas claras y bellas, además de la seguridad del saber que estáis actuando para vuestro Dios.

ANHELO DE INMORTALIDAD ALMA

Ellos os podrán llevar a ésas experiencias a través de drogas o autohipnotismo, pero nunca serán lo bello como Yo regalo a los que son Míos, a los que Me buscan…

A los que buscan agradarMe al tratar de vivir en Mi Vida de Gracia y Conmigo, a pesar de las múltiples Tentaciones que éstos falsos profetas os puedan prometer.

Permaneced hijitos Míos en la vida de la Gracia, Produciendo AMOR a los vuestros, con vida humilde y donada a vuestros semejantes y así Me encontraréis fácilmente y NO TEMÁIS  a lo que os digan y prometan.

Confiad en vuestro Dios, que El os regalará la Verdadera Vida Espiritual y la Vida Eterna.

Hijitos Míos, estos son tiempos de Gran Tribulación espiritual. Satanás os quiere Destruir, pero antes quiere destruir Mi Presencia entre vosotros.

Vosotros Mis pequeños, los que estáis Conmigo, los que Me habéis dado vuestro “fiat”, podéis reconocer en estos tiempos, el actuar de Satanás.

Vosotros os dais cuenta lo que está haciendo dentro de la Iglesia, lo que está haciendo en los gobiernos de la Tierra, lo que está haciendo en la sociedad, en la familia. Vosotros lo podéis detectar, porque Mi Santo Espíritu habita en vosotros y vosotros Le habéis abierto vuestro corazón.

Y Él os va guiando, os va indicando los peligros que hay a vuestro alrededor, porque hay innumerables almas que NO se percatan de estos hechos, que para vosotros son claros, como el cristal.

Los que coquetean con Satanás a través del Ocultismo y el Esoterismo, NO imaginan lo peligrosísimo que es jugar con los supuestos poderes que  les proporcionan sus ‘espíritus guías’ pues TODO EL PLACER POR SENTIRSE PODEROSOS, LO PAGARÁN MUY CARO E EL INFIERNO…

Pero ellos NO saben reconocerlos, porque NO hay sintonía con su forma de ser de su espiritualidad, para Conmigo, vuestro Dios.

Por eso vosotros, tenéis gran dificultad de hablar de estos temas con vuestros hermanos, porque NO todos os entienden, porque NO están Conmigo. La gran mayoría de vuestros hermanos, buscan solamente el Mundo y lo que de él viene…

Y Satanás, os conoce perfectamente, sabe cómo atraeros hacia las cosas del Mundo… O sea hacia el Pecado y hacia el Olvido de todo lo que venga de Mí, vuestro Dios.

Por eso os he dicho que el Rebaño Fiel es muy pequeño y es por esto precisamente Mis pequeños, porque NO están en una sintonía espiritual Conmigo.

Cada quien ha buscado su vida y también como ellos dicen, hasta su propia espiritualidad. Pero ésta, dista de la Verdad y la Verdad Soy Yo, vuestro Dios.

Gran tribulación espiritual se vendrá en toda la Tierra y aquellos que NO estén preparados, fácilmente serán presa de Satanás y con ello, su Condenación Eterna.

Os he venido advirtiendo de esto por mucho tiempo atrás. Pero hay mucha gente, gran cantidad de hermanos vuestros que NO quieren y otros, que NO pueden ver esta realidad. Y por ellos pido que vosotros oréis, por su salvación.

Son tantas y tantas las almas que buscan vivir el Bien que ellos han escogido. Pero ese bien, en la gran mayoría de los casos, para Mí es pecaminoso. Ellos NO lo aceptan así, lo toman como un bien, porque les trae placer. Y esto en lugar de llevaros hacia vuestra santificación, os lleva hacia la Muerte espiritual.

Satanás es muy hábil para Engañar a las almas y este tiempo de gran cambio, lo está utilizando para eso. Os está presentando como un bien, lo que es gravemente pecaminoso; porque se Me está atacando fuertemente, aún dentro de Mi propia Iglesia.

Tened pues cuidado, Mis pequeños. Lo que escucháis, lo que veis, lo que os cuentan y después, DISCERNID. No os dejéis llevar por las noticias tal y como os las dicen, estos son tiempos de gran mentira, por parte de Satanás y de sus secuaces.

Y deberéis utilizar el Discernimiento Santo. El cual muchas veces, os he dicho que pidáis a Mi Santo Espíritu.

Vivid pues junto a Mí, para que NO tengáis problema en pasar estos Tiempos de Prueba y de Tribulación espiritual. Caminando Conmigo, aseguraréis vuestro éxito. Si os salís del Camino en el cual Yo os voy a cuidar y buscáis el caminar solos o el caminar siguiendo a alguien diferente a Mí, CUIDADO. Podréis sucumbir eternamente.

Tened mucho cuidado Mis pequeños por dónde vais, qué decís, a quién señaláis…

PORQUE TAMBIÉN SON TIEMPOS DE TRAICIÓN Y DE MALDAD.  

 Anunciado estaba de que en estos tiempos, falsos mesías aparecerían.

Por eso os he dicho que pidáis insistentemente la Luz de Mi Santo Espíritu, para que NO caigáis en todas estas Trampas de Satanás.

Dice J. V.: “Te pido, Padre Santo, por estos hermanos nuestros, que viven engañando a nuestros hermanos”

Mis pequeños, Mi Luz es Única… Todo lo que venga de Mí Mis pequeños, siempre os dejará Paz, Alegría en vuestro corazón y un deseo grande de servirMe y de estar Conmigo. 

Todo aquello que NO viene de Mí, NO os permite vivir en Paz.

 Mi Santo Espíritu os hace sentir el Error que os están enseñando estos hermanos vuestros. Ellos se encuentran alrededor del Mundo. Así como también los que vienen de Mí, se reúnen en Mi Nombre alrededor del Mundo.

Todo lo que venga de Mí, os dará Paz, Armonía, crecimiento espiritual. Vida profunda de Oración y un Deseo grande de NO separarse de Mí.

Hay mucha Mentira a vuestro alrededor Y Mis Mismas Palabras se utilizan para Bien y para Mal. Se manipulan las Sagradas Escrituras, para ENGAÑAR engañar a vuestros hermanos…

Y arrebatarles sus Bienes, prometiéndoles a Cambio bienes Celestiales. Los cuales NUNCA llegarán. Porque NO ESTÁN aquellos que supuestamente os Guían, Y Os están llevando por el “Camino correcto”.

Os he dicho muchas veces que las Mentiras de Satanás, son muy sutiles… Y vosotros solos UNA, que lo que viene de Mí; tiene que ser guiado por Mi Santo Espíritu.

Vosotros debéis ser guiados por Mi Santo Espíritu en estos momentos de Gran Tribulación. 

Entended Mis pequeños, que estáis caminando entre sombras, todo ya es Obscuridad. TODO es Maldad: Pero los que NO estáis Conmigo,  todo lo veis normal… Y hasta se atreven a decir que siempre ha sido así.

La Maldad os acecha, la Maldad os quiere destruir, vosotros sois Luz. Vosotros, los que habéis escogido Mi Caminar. El Mundo está padeciendo YA su Purificación y la padeceréis en donde más os Duele.

Porque ya os había dicho que cada uno de vosotros iba a padecer en forma individual su purificación y que también tendríais una Purificación general.

Para Mí, cada uno de vosotros sois diferentes a vuestros hermanos, porque cada uno de vosotros, lleváis una misión qué cumplir diferente… Y así, tanto vuestra purificación como vuestros premios para el Reino de los Cielos, serán diferentes para cada individuo.

Padeceréis primeramente, esta purificación personal y luego se vendrá la general. Y esto lo hago Mis pequeños, para que muchas almas se salven. Para que entendáis primeramente, cómo es que NO cumplisteis vuestra misión personal o cómo SÍ la cumplisteis y que también tendréis un premio.

Y al hacer así vuestro escrutinio espiritual, muy personal, tendréis tiempo del arrepentimiento y de cambio, para estar preparados para la Gran Purificación y podáis salvaros. Aunque NO necesariamente, quedaréis para los Cielos Nuevos y para las Tierras Nuevas.

Mucho tiempo he invertido en cada uno de vosotros. Y no quiero que ese tiempo y ese Amor que puse en vosotros, se desperdicie y se pierdan vuestras almas. Os amo infinitamente a cada uno de vosotros. Y por eso, quiero hacer esta Purificación Personal primero, para que entendáis vuestros errores y os arrepintáis.

Los que estáis Conmigo y seréis purificados para luego entrar a los Cielos Nuevos y a las Tierras Nuevas, también tendréis vuestra purificación, pero más leve.

Habéis estado Conmigo, os habéis sentado a la mesa Conmigo, habéis partido el Pan junto Conmigo y Me habréis tomado muchas veces, porque ése Alimento Divino que es mi Cuerpo, os ha llevado a un crecimiento espiritual mayor que a aquellos que NO QUISIERON aprovechar la Cena.

LA COMUNIÓN EN LA MANO ES UN SACRILEGIO

Todos tuvisteis la Oportunidad, pero NO todos la aprovechasteis. Por eso, al buen hijo se le da mejor trato, porque saben Obedecer, porque saben responder al Amor, porque se parecen a  Su Maestro y SE DAN, como su Maestro se dio por su salvación.

Sois almas envueltas en Mi Amor y Yo NO puedo castigar severamente a estas almas que son ejemplo para las almas del Cielo y de la Tierra. Por eso recibirán mejor trato y mayores cuidados durante la Purificación tanto personal, como general.

SOY JUSTO y AQUÍ es donde conoceréis Mi Justicia, Mis pequeños.

Yo os Bendigo y os pido confiar plenamente en Mí, en Mi Amor, en Mi Misericordia Infinita. Porque daré a cada quien, lo que su alma haya ganado.

Pedid la Luz de Mi Santo Espíritu, Quién os habita. PedídLe con humildad, el DON DEL DISCERNIMIENTO, para que os Guíe por el Camino de la Verdad. Y NO TEMÁIS, que “Yo estaré con vosotros hasta el Fin del Mundo”.

Yo os Bendigo y os protejo con Mi Amor de Padre, por medio de Mi Hijo y con el Amor de Mi Santo Espíritu.

http://diospadresemanifiesta.com/